#Política

Era más fácil ser oposición

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

En los últimos tiempos he escuchado recurrentemente la frase  “era más fácil ser oposición”, de boca de mis conocidos aliancistas, y también de uno que otro familiar momio de tomo y lomo, de auténtica cepa del siglo pasado.

Es interesante entender qué pasó y qué está pasando en Chile. ¿Porqué un Gobierno que tenía todo a su favor, está haciendo agua de esta manera?

Volvamos la máquina del tiempo hacia atrás e imaginemos al equipo de Gobierno haciendo un análisis de Fortalezas y Oportunidades (análisis FODA en jerga de gestión) en Marzo del 2010, recién ganada la elección. Partamos enumerando las oportunidades que imagino, visualizaban:

·         Un país cansado de una coalición de Gobierno  que se había repetido el plato por 20 años. Aunque en cifras globales muchos coinciden en que fue  una período exitoso de nuestra historia, el desgaste de los partidos y dirigentes y  la enervante  incapacidad de reinventarse en relatos y rostros, tenía muy cansada a la población.  En un sistema binominal, la única opción de reemplazo  es el bloque opositor, es decir,  la Derecha, que por primera vez, después de 50 años, accedía  al Gobierno por la vía Democrática. A la nueva Coalición se le abría la histórica oportunidad de legitimar su proyecto político, implantado por la fuerza en los ’70 y ’80 y marcar la diferencia  en los temas en los cuales había enfocado sus críticas hacia  la Concertación (“eficiencia”, “tecnocracia”, “combate a la delincuencia”, “corrupción” entre otros)

·         Un Gobierno que se instala con un nivel de concentración del poder que jamás había sido  visto en democracia: el poder político, el poder financiero, el poder de una prensa  obsecuente hasta niveles vergonzosos, incluso el poder religioso (a lo cual posteriormente se sumó la toma de poder del fútbol), todos respondiendo a los mismos intereses, bailando la misma música  y  concentrados en una sola mano.

·         Condiciones de entorno muy favorables: la crisis económica había sido bien sorteada en Chile, con el tejido de una red de protección social que había funcionado relativamente bien, la economía local estaba sana  y la  economía global se encontraba en franca  recuperación. Bastaba con  poner piloto automático y la economía iba a crecer a tasas superiores al 6%, tal como lo reconoció recientemente e hidalgamente el  Sr. Somerville, príncipe de lo banqueros “Si a la Bachelet se hubiera quedado un año más, la economía habría crecido lo mismo que ahora”

·         A lo anterior se sumaron dos eventos coyunturales (terremoto y derrumbe de la mina San José), eventos cuyos costos fueron pagados por el  Gobierno anterior, y el nuevo  Gobierno sólo podía sacar dividendos de una reconstrucción eficiente y del rescate de los mineros.

Puedo imaginar que en el listado de  fortalezas figuraban:

·         Una coalición que, después de 20 años de ser oposición,  ansiaba Gobernar  “con los mejores”, decían, y con “sentido de unidad nacional” agregaban. La mística estaba altísima y la confianza era ilimitada.

·         Tres mil  talentosos profesionales formados en el extranjero,  agrupados al alero de los grupos Tantauco, se habían preparado para  el asalto del poder. Pero ¿sabían estos señores cuánto ganaba un funcionario público? ¿Estaban dispuestos no sólo a pensar el país sino que también a construirlo? ¿Se prepararon para  trabajar en el Estado, estudiaron las normativas, planificaron lo que iban a hacer?

·         Un sistema político y una Constitución aún llenos de cortapisas, que daban la sensación de estabilidad y permitían gobernar de manera más o menos tranquila, sin grandes sobresaltos.

En otras palabras, en jerga futbolística, era chutear y marcar el gol. Sin embargo, estas oportunidades fueron malogradas de manera tan brutal como lo fueron los penales de Brasil en la última copa América. Este desperdicio  se expresó en:

·         Un Gobierno que no logró nunca marcar la diferencia y que se sigue pareciendo más a un Gobierno de continuidad, una mala copia del anterior, que a un gobierno reformador, dispuesto a marcar su sello (“si es por mantener lo que había, mejor seguir con los dueños de la partitura” dicen algunos).

·         Las mismas prácticas y vicios (silla musical, corrupción etc..) observadas en los últimos años de los Gobiernos de la Concertación, empezaron a aparecer en la nueva forma de gobernar muy temprano, antes del fin del primer tiempo. Al parecer las ansias por meter las manos eran demasiado grandes. Los conflictos de interés del Presidente no se resolvieron a tiempo y esta fue una pésima señal para sus subordinados. En cuanto a las sillas musicales, el último cambio de Gabinete fue tal vez el  momento cúlmine de  esta Opera, en dónde parlamentarios y ministros se intercambiaron sillones de manera descarada.

·         Un Gobierno que no ha logrado desplegar sus talentos como gestor eficiente, probablemente porque gobernar no es lo mismo que gerentear empresas, requiere de habilidades complementarias bastante sofisticadas. Pero también, hay que reconocerlo, esto es consecuencia de un Estado anacrónico, lleno de leyes, trabas y controles estúpidos, un monstruo de seis cabezas  que la propia Derecha contribuyó a crear, y que a todas luces no permite gobernar con la eficiencia, rapidez y flexibilidad requeridas en los tiempos actuales (ni a éste ni a cualquier otro Gobierno que lo suceda). ¿Porqué la modernización del Estado no fue prioridad e esta administración? Nadie lo sabe.

·         Las debilidades en gestión se expresan en la baja e Ejecución presupuestaria, producto de una notable  incapacidad de planificar y luego  implementar los planes de acción, algo comprensible el primer año de Gobierno, pero imperdonable  el segundo.

·         Un Gobierno en que la feroz concentración de poder se le empieza a volver en contra, en parte como consecuencia del creciente  protagonismo del único medio que no controla: Internet y las redes sociales.

·         Finalmente, un Presidente que poco a poco va aceptando su derrota frente a las  batallas que se había propuesto ganar, reconoce por ejemplo que va a ser incapaz de derrotar a la  delincuencia (¿alguien lo creyó alguna vez?), eje fundamental de su campaña. Los indicadores indican que vamos de mal en peor, y que la estrategia dura del sheriff Hinzpeter no ha dado resultados.

Lo anterior, sumado  a otras causas  explican  el debilitamiento del apoyo popular al Gobierno, pero  no dan cuenta a cabalidad de lo que está sucediendo actualmente en la sociedad chilena, y quedarnos sólo con ese análisis nos lleva a conclusiones erradas. Tal como lo señalara  hace un par de días Carolina Tohá,  la situación de efervescencia social  habría ocurrido también en el Gobierno de Bachelet o en cualquier otro (probablemente mejor manejada).

Lo que parece estar  aconteciendo en Chile y en muchos otros países es algo más profundo, un despertar ciudadano, que requiere ser analizado con ojos más agudos. Hoy por ejemplo, despertamos con la inesperada noticia de  la mayor manifestación de los últimos tiempos en Israel, en que 300.000 indignados se reunieron en Tel Aviv a pedir justicia social, situación que se suma y conecta con  la ola de protestas en el mundo.   Da la impresión de que lo que se está expresando es una bronca acumulada por años contra un sistema que endiosó el mercado y lo transformó en amo absoluto de la humanidad, único asignador de recursos. Toda la actividad del ser humano  se evalúa en base a su costo alternativo, rentabilidad,  retornos sobre la inversión, nada se hace sin vouchers, comprobantes contables etc.. Desaparecieron los ciudadanos y sin darnos cuenta, éramos todos consumidores. Se impuso ésta como la única visión aceptable, y los que no la entendían o compartían tenían que reeducarse o simplemente exiliarse. Y todos nos pusimos a bailar esta música como mansos borregos.

Pero transcurrido ya un tiempo prudente, empezamos a caer en razón y a comprobar que las leyes del mercado, de la  oferta y demanda,  tan defendidas por nuestros estados neoliberales, están lejos de haber logrado una mejor asignación social de los recursos y cada  día crece el número de pobres en el mundo; más aún,  han logrado la desintegración casi total de una  forma de vida humanista que ahora está siendo sustituida por una nueva, marcada por un desmedido afán de comprar compulsivamente como una forma de llenar los vacíos existenciales.

También, empezamos a reconocer signos de  cansancio por tanto abuso del que somos víctimas a diario, hastío frente a  la brutal inequidad  amparada en la tiranía del mercado, desconfianza de la capacidad y voluntad del Estado de fiscalizar a los poderosos y equilibrar la balanza, incluso de hacer cumplir una  ley nacida al alero del modelo, y que no hace otra cosa que consagrarlo y legitimar la injusticia y el abuso.

Lo que pareciera estar ocurriendo, tras las marchas de los indignados en España, Egipto, Italia, Israel, Túnez y Chile, es mucho más parecido a una ola de rebelión contra el neoliberalismo como lo hemos conocido en estos años, que una descontento pasajero.

 Yo apuesto a que este es el comienzo de un gran cambio, y me sumo con alegría a esta ola. Es cierto que existe incertidumbre acerca de la dirección que tomará esto, y de cómo interpretar lo que está pasando, pero la incertidumbre es inherente a todo proceso de cambio y yo creo que el cambio que viene es necesario.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

08 de agosto

A mí me parece que tu análisis de fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas, no describe fielmente la realidad y que de hecho llamarlo FODA suena un tanto presuntuoso a la luz de lo dicho y ello sin el ánimo de menospreciar tus comentarios, ya que sólo pretendo decir que tu análisis está, cuando menos, incompleto y carece de rigor en cuanto a la aplicación de la citada metodología…

El Gobierno, antes de comenzar su período de continuismo de opresión e injusticia al pueblo chileno, que tanto usufructuó la ex Concertación, tenía varias debilidades y amenazas de importancia muy considerables y si no se colocaron los parches adecuados antes de que se evidenciaran las heridas, significa que su análisis no fue el adecuado, o bien no se implementaron las medidas necesarias de prevención a tiempo, aunque se entiende que algunas de ellas no se implementarían de todas formas porque constituyen el núcleo del sistema político y económico con el que se mantiene esclavizado al pueblo-cliente, al que mayoritariamente, bajo en análisis de lupa, se le concibe como quien es capaz de hacer una raya en un voto y comprar a crédito…

kjhdf

08 de agosto

Estimad@:
Efectivamente no fue mi idea realizar un FODA del Gobierno, mi precio para ello habría sido otro. Sólo quise levantar algunos aspectos que, haciendo ciencia ficción, imagino estuvieron cargados en los primeros pen-drives entregados a los MInistros. De todas formas, estaría muy agradecido si pudieses contribuir con algunas oportunidades/debilidades adicionales.
Coincido también que si hubiese existido una mejor planificación, el Gobierno podría haber implementado estrategias defensivas o alternativas. Yo creo que no la hubo y que éste ha sido un Gobierno oportunista.
Pero mi punto es otro, yo creo que este estallido social es más profundo que un simple descontento con un mal Gobierno. El Gobierno ha exacerbado ese descontento, pero evidentemente fue una mala decisión/país instalar a la Alianza a la cabeza de un Gobierno, justo cuando lo que está haciendo crisis es precisamente el modelo neoliberal. Por ende, su capacidad de buscar respuestas es NULA, deberían hacer algo así como una inmolación en la plaza pública de su ideario, un suicidio colectivo de sus fetiches, cosa que no van a hacer nunca.

09 de agosto

No sé si valga la pena procurar profundizar en posibles debilidades y amenazas que debió previsualizar el Gobierno cuando era oportuno, pero, pienso que creyó que siguiendo el método de las listitas enumerables con pequeños cambios que tanto utilizó el Gobierno de la Sra. Bachelet, podría tener un éxito similar a la aprobación que la Presidenta logró, sin embargo, como el Gobierno anterior no satisfizo una enorme lista de demandas sociales que eran conocidas por Piñera, debió preveer como potenciales amenazas un estallido social post la crisis económica y la inflación que instauró el Gobierno de Bachelet, luego de no manejar a tiempo y con racionalidad los impuestos a los combustibles, todo en un marco internacional de escacez de alimentos por los efectos del cambio climático, lo que a su vez se constituía en una debilidad del siguiente Gobierno, si no tenía contempladas medidas paliativas para satisfacer las medidas del caso, si llegase el momento de aplicarlas, lo que constituía una nueva amenaza para el Gobierno, ya que éste pensaba que podría ser Gobierno el siguiente período presidencial, pero, hasta aquí aún no se da por enterado que no satisfacer las demandas del pueblo le pasará la factura a la siguiente pretensión presidencial de la ultra derecha, ya que no hay que olvidar que alguno de los gobiernos de la ex Concertación declaró, postumamente, que el único objetivo de quién llega a ser Gobierno, es seguir gobernando… Así, lo que hagan por satisfacer alguna demanda específica del pueblo, es un necesario accidente en su carrera para seguir manteniendo el poder, ya que en realidad no les interesa el pueblo, a menos que se acerque el momento en que los esclavos del sistema político una vez más tengan que hacer una raya frente a algún nombre de alguno de los candidatos de sus partidos…

kjhjkh

08 de agosto

Yo creo que es un muy buen intento de sintetizar el camino andado por la alizanza en el gobierno, es probable que esten ausentes temas vitales como hydroaisen, los mapuches, la estafa finnciera institucionalizada y otros, aun asi, queda de manifiesto que puntos mas, puntos menos, los resultados desde la persperctiva de la gestion de gobierno y la sensacion de la generalidad de la ciudadania no es buena, no estamos bien, la situacion es dificil, dura, compleja, estamos lejos de las espectativas que se hicieron con el nuevo gobierno y claro, nadie lo esperaba, por lo que nadie se planteo el plan B, y a falta de plan B, se ve como un precipicio, el abismo negro de la catastrofe. eso en un escenario muy pesimista que nadie se atreve a develar, pero seguro no es el unico escenario posible, nadie quiere ni el caos ni el enfrentamiento, que es el fantasma que ronda y del que tampoco nadie quiere hablar, aun asi, podemos como siempre replicar experiencias ajenas, como la de Islandia, asamblea constituyente para crear una nueva constitucion todo por Facebook….no sera mucha modernidad y nuestras conciencias subdesarrolladas no permitirian tal muestra de civilidad y evolucion en nuestra vilipendiada especie.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Con la escasa información y poca congruencia que aún se tiene de los programas de los candidato(a) s a la presidencia y de cara a los resultados a obtener a marzo del 2022 así: ¿No sería lo mismo el ca ...
+VER MÁS
#Política

¡Atención electores de Chile!

Esto no se trata de quién gana y quién pierde, se trata de devolver la vida al boxeo, en general como historiador escribo columnas sobre la época dorada del boxeo entre 1930-1960 cuando el boxeo llevaba ...
+VER MÁS
#Deporte

La vuelta del público al boxeo

Entonces les enseñamos a los niños que si quieren ganar un partido deben dar directo al hueso para dejar deshabilitado al contrincante. Ese directo al hueso se refleja en las famosas planchas, (cuando ent ...
+VER MÁS
#Internacional

En el fútbol, como en la vida misma

Los embarazos en niñas y adolescentes menores de 14 años no son producto de una violación aislada, sino por lo general se producen por abuso sexual reiterado. Su enorme incidencia ya no permite continuar ...
+VER MÁS
#Internacional

Ese cuerpo no te pertenece

Popular

Sí a su equipo le faltó coraje, valentía, decisión, arrojo, valor, ánimo, esfuerzo o ímpetu, no se complique, dígalo con algunas de esas palabras, no con los anodinos "faltó huevos" o &quo ...
+VER MÁS
#Sociedad

Eufemismos... ¡Cuánto mal hacen!

Lamentablemente, la Mecánica Cuántica en vez de llegar a la cultura popular por sus logros científicos y tecnológicos, lo hizo con versiones extravagantes, engañosas y en algunos casos hasta ridículas ...
+VER MÁS
#Ciencia

El erróneo uso del término Cuántico por las pseudociencias

Sólo nos quedará ver que pasa en la segunda vuelta, con los mismos actores que conocemos desde la vuelta de la democracia, que aunque las reglas han cambiado y nuevos actores han entrado, siguen siendo lo ...
+VER MÁS
#Política

Segunda Vuelta: La antesala de una crónica anunciada

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena