#Política

¿En qué anda el PC?

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El PC, ha repetido que primero el programa y después el apoyo presidencial. En rigor, esta cuestión está casi resuelta. Falta el abanderado: ¿a quién apoyará en la primaria opositora? ¿Gómez o Bachelet?, ¿formará parte del gobierno de la post-concertación?

Los comunistas han sido un actor social, político y cultural relevante en la historia política de Chile durante los últimos cien años. Su rol en la actual coyuntura no es la excepción. ¿En qué están los comunistas hoy?

Durante los últimos cuatro años han experimentado una especie de renacer que los posiciona en el espacio público como una fuerza política importante. De la política popular de rebelión de masas a sus coqueteos con la Concertación han pasado treinta años.  Este tránsito se puede entender como el paso de la exclusión y el aislamiento a la inclusión y la negociación; de la no institucionalidad a la institucionalidad; del proyecto unitario al proyecto colectivo; de la izquierda extra parlamentaria a la izquierda parlamentaria; dela no Concertación a la Concertación y de la oposición permanente a La Moneda. Ha sido un largo camino en el que los comunistas han sufrido en las distintas coyunturas que se fueron sucediendo -desde los ochentas- derrotas en el plano militar, en el político y en el electoral.

A mi entender, esas sucesivas derrotas se deben a que los análisis políticos de la coyuntura que hicieron sus dirigentes e intelectuales están dominados por la ideología, el deseo, el dolor  y el voluntarismo. Quizás no estuvieron dispuestos a entrar al juego del pragmatismo y del realismo político; como tampoco, legitimar un orden social, económico y político que consideraban –y consideran- espurio.

Las condiciones políticas han cambiado y la necesidad de impulsar reformas sociales y políticas en el país es urgente. Y con ello, la conformación de una mayoría política y social que no sólo las lidere, sino también que haga posible que las fuerzas de centro-izquierdas se instalen nuevamente en La Moneda. El PC, por tanto, es una de las fuerzas políticas dispuestas y disponibles para integrar esa nueva mayoría. Es más, en octubre del 2011 la propia Concertación acordó avanzar hacia ese escenario.

Este movimiento se viene desarrollando desde los apoyos–implícitos y explícitos- que le daba a la Concertación en las segundas vueltas presidenciales con Lagos, Bachelet y Frei. Luego, para la municipal del 2008 se acuerda con la Concertación un pacto por omisión que se ratifico para las parlamentarias del 2009. Esta estrategia de institucionalización logro instalara tres diputados comunistas en el parlamento. Un triunfo político a costa de una derrota electoral.

Este hecho, ha contribuido a fortalecer los acercamientos con la Concertación no sólo porque ambos son oposición, sino también porque han debido realizar el trabajo legislativo en complicidad con todas las fuerzas opositoras. Las distancias se siguen reduciendo cuando se re-edita el pacto por omisión en materia de alcaldes y hay unidad opositora en este plano. Sin embargo, a los pocos días se hace público el acuerdo que los comunistas logran con la izquierda de la Concertación –radicales y PPD- para conformar una lista conjunta en materia de Concejales que ha transitado del acuerdo electoral al pacto político.

Este hecho cambió la dinámica política y la correlación de fuerzas internas de la Concertación. Se habló, insistentemente –sobre todo desde la DC- de que el pacto de centro-izquierda llegaba a su fin. Sin embargo, los acercamientos han seguido produciéndose. Así lo grafica el acto unitario para celebrar el triunfo del No, el apoyo de figuras concertacionistas a los candidatos a alcalde del PC, la incorporación –junto a la Izquierda Ciudadana-a la reunión de los lunes que retomaron los partidos de la Concertación y la posibilidad de conocer los resultados de las municipales de manera unitaria.

El pacto con el PPD y los radicales, por tanto, ha ido generando las condiciones para que se constituya de manera definitiva la tan ansiada y comentada unidad opositora. De hecho, el post municipales estará marcado entre otros por la profundización de las negociaciones para ampliar y reformular la Concertación. Sin embargo, en ese camino hay cuatro hitos fundamentales a dilucidar;  los resultados municipales, la relación con la DC, la conformación de una lista parlamentaria y el tema presidencial.

Respecto del tema municipal, el PC se conforma con mantener las posiciones que logró en las municipales pasadas. Cifras preliminares –surgidas de encuestas- muestran que los comunistas no tendrán un avance importante a nivel de alcaldes. Su aporte  se verá en las cifras que logre la Concertación y su eventual triunfo sobre la derecha. Queda analizar lo que ocurra a nivel de Concejales y el contrapeso que se pueda lograr frente al eje PS-DC.

La DC se siente amenazada con la conformación de un “bloque de izquierda”. Su potencial aislamiento y la fuga de su electorado son dos aspectos que le preocupan. Las negociaciones al interior de la DC -nueva directiva y junta nacional- y con la DC en el marco del conglomerado serán complejas y decisivas. Todo esto estará vinculado a lo que ocurra en materia parlamentaria y presidencial.

En el plano parlamentario, la conformación de una lista unitaria y competitiva será de difícil resolución, sobre todo porque se dará en el marco del binominal y la demanda por cupos –en una coalición más amplia- es mayor que la oferta. El uso del mecanismo de primarias puede contribuir a resolver esta tensión. En este nuevo escenario la DC necesita y exigirá recompensas. Ya insinúo, en los últimos días su aspiración de llevar candidatos en todos los distritos y circunscripciones. El PC, en el plano parlamentario aspira a subir su representación. Se verá, en los próximos meses como se resuelve la tensión interna entre los dos ejes de la post-concertación: PS-DC v/s “bloque de izquierda”.

La negociación por la plantilla parlamentaria no sólo es crucial para la unidad de la coalición, sino también para tener una mayoría legislativa que haga posible impulsar desde el ejecutivo el programa de cambio que el Chile de hoy exige.

La posibilidad de volver a La Moneda es un elemento de tal gravitación que va terminar por facilitar todas las negociaciones. En esa dirección, el PC debe resolver el programa y el abanderado. El primer punto lo tiene relativamente resuelto con el documento programático que firmo junto a los radicales, el PPD y la Izquierda Ciudadana. De hecho, no será complejo consensuar un programa y un proyecto de cambio con la DC y los socialistas ya que –sin considerar la Asamblea Constituyente como medio- hay amplias coincidencias.

El PC, ha repetido que primero el programa y después el apoyo presidencial. En rigor, esta cuestión está casi resuelta. Falta  el abanderado: ¿a quién apoyará en la primaria opositora? ¿Gómez o Bachelet?, ¿formará parte del gobierno de la post-concertación? son preguntas que debe resolver a corto plazo. Sin embargo, el largo tránsito de la política de rebelión popular de masas a La Moneda con la post-concertación, implica, que esas preguntas ya han sido resultas. Es cosa de tiempo. Por ahora, a esperar las municipales del próximo domingo.

——

Fuente de fotografía

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Este domingo nos jugamos algo importante, no estamos hablando de una elección universitaria, de centro de estudiantes, o de un tongo cuasi salfatiano.
+VER MÁS
#Política

El idealismo ético, como lastre político

Pero sí tenemos la oportunidad de intentar otra ecualización. Una donde el otro no sea, de entrada, mi enemigo sino alguien compañero, merecedor de vivir en dignidad. Donde lo que me pertenece no sea a c ...
+VER MÁS
#Política

Ecualización valórica de nuestra sociedad -en modo presidencial-

Una acción clara para hacer realidad esto, es la creación de una Empresa Nacional del Litio, que quizás no va a ser competitiva al comienzo de su ciclo de vida, pero puede volverse competitiva con el tie ...
+VER MÁS
#Energía

Litio, la última oportunidad

La tesis de una temprana degeneración concertacionista es un fantasma que, innegablemente, siempre se puede encontrar presente frente a los ojos de aquellos que depositaron sus esperanzas en el FA.
+VER MÁS
#Política

¿La temprana degeneración concertacionista del Frente Amplio?

Popular

Hoy la esclavitud no está legitimada, pero se calcula que existen unos 38 millones de esclavos en el mundo, por ejemplo en India es una realidad que se oculta y allí hay unos 16 millones esclavos.
+VER MÁS
#Economía

Lo que oculta la globalización ¿Comprarías cosas hechas por esclavos?

Mi conclusión es que Sebastián Piñera en materia de educación defenderá los intereses de los nodos principales de su red: sostenedores privados y Ues privadas.
+VER MÁS
#Educación

Red de Piñera en educación: sostenedores privados, Elige Educar y Ues privadas

Lo que antes era una carrera ganada para el expresidente, hoy es la madre de todas batallas y el resultado ahora más que nunca es incierto.
+VER MÁS
#Política

La segunda vuelta, la madre de todas las batallas para la derecha

Imagínese no sólo no ser reconocido como trabajador por su empleador, sino que, además, se le obliga a usted a cumplir con obligaciones que le corresponden a él. Así, usted se enfrenta a la posibilidad ...
+VER MÁS
#Política

La última oportunidad de ser consecuentes