#Política

Eligiendo líderes: bienvenid@s tod@s

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

En estos días hemos escuchado a algunos opinólogos disfrazados de chamanes políticos que le quieren entregar un certificado de defunción a la Presidenta Michelle Bachelet a espaldas de la gente y, sobre todo en la línea contraria a lo que piensa la inmensa mayoría de los ciudadanos.

Con la absurda pretensión de manipular los acontecimientos del futuro, estos sepultureros tienen la fantasía de que aún pueden influir en sus cada vez más pequeños círculos. Para ello, cuentan con la ayuda de algunos medios de comunicación que les dan cobertura para agitar conflictos o diferencias en la oposición.

El tema de fondo es cómo se articula una oposición que sea capaz de ofrecer a Chile un proyecto que recoja lo mejor de los gobiernos de la Concertación y rectifique los errores cometidos en estos 20 años, que son muchos.

Es evidente que la Concertación hoy no representa a la mayoría social que se necesita para recuperar el gobierno en manos de la derecha. Por tanto, es de sentido común que la coalición amplíe su arco de influencia hacia el centro y hacia la izquierda.

Sin abdicar de valores y principios rectores, se debe concordar en una alianza política, amplia en su composición, velando por la consistencia de los partidos que la compongan y el rol que deben ocupar dentro de la sociedad. Todo ello, en una diversidad que sea capaz de rescatar las coincidencias por sobre las diferencias.

Ningún partido, por sí mismo, es capaz de imponer a la sociedad su proyecto particular. Los partidos que no quieran un país gobernado por la derecha con sus visiones conservadores, individualistas, integristas, autoritarias y discriminadoras, tienen la obligación de ponerse de acuerdo. Todos y cada uno se necesitan para ofrecer a los chilenos un futuro mejor. 

Una vez puestos de acuerdo, concordado un proyecto común realista, recuperada la consecuencia política -tan escasa en los últimos tiempos- no cabe más que dar muestra ante la gente de consistencia entre discurso y acción.

Cumplidas estas etapas previas y necesarias, que vengan todos los líderes posibles a competir para ser abanderados de esta nueva coalición. Bienvenidos todos, el liderazgo no se concede, se gana en la lucha, con trabajo y más trabajo.

La renovación no es un asunto de edad, menos en la política, como está majaderamente demostrado. La verdadera renovación, el cambio con responsabilidad, la ética en la práctica política está en la formación de colectivos con vocación y capacidad de ejercer el poder para los ciudadanos y no para beneficio personal o de grupos. 

Todas las coaliciones han enfrentado siempre la competencia por la primera magistratura de la nación con quien está mejor posicionado en el electorado. Desde luego, nadie compite con el segundo.

Esta vez no será diferente. La oposición debe ofrecer a la ciudadanía alternativas que se ganen la simpatía ciudadana en la calle, la población, las organizaciones sociales, culturales y políticas, no en las oficinas, los comandos o los salones de la clase política.

Dicho esto: bienvenida la reconocida, aceptada y querida Michelle Bachelet sin competencia hasta el momento; bienvenido el liderazgo maduro de Ricardo Lagos; bienvenidas las aspiraciones de José Antonio Gómez, Carolina Toha, Claudio Orrego, Osvaldo Andrade, Guido Girardi y todas aquellas y aquellos que tengan ganas, ambición, fuerza, empatía, templanza, mesura, madures, consecuencia, historia, visión, claridad, audacia, consistencia y vocación de poder.

Los que van a elegir al abanderado de la oposición, finalmente, no serán estos políticos desfasados, ni las cúpulas clasistas, sino el pueblo, la gente.
 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

"Lo que se espera en la propuesta política en estas presidenciales, es que tenga muy presente que la nobleza y dignidad de un país no se calcula sólo en el volumen de su PIB, ni en las cifras macroe ...
+VER MÁS
#Política

Chile Vamos: ¿a dónde?

La primera vuelta de las elecciones presidenciales desmintieron rotundamente a las encuestas que con un claro sesgo ideológico y serios límites metodológicas instalaron, durante meses, la victoria ineluc ...
+VER MÁS
#Política

El progresismo es mayoría política y electoral

El mensaje es, la población con salir a votar estuvo a punto de generar un gran cambio que hizo asustarse a muchos analistas en un primer momento, y que dejó como gran triunfante al Frente Amplio, que har ...
+VER MÁS
#Política

El Frente Amplio, una gran lección para todos

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Para nosotros los psicólogos, cuando la química (no racional) te impide dar tu 100% con un paciente estás obligado a derivarlo a otro, luego, si eres responsable, tienes que analizar porque no toleraste ...
+VER MÁS
#Política

Cero tolerancia al Rincón que mata en mala

Ahora bien, en estas elecciones no da lo mismo quien gobierne los próximos años, lo que está en juego es decidir el país que soñamos.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Porque no da lo mismo quien gobierne

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?