#Política

El poder siempre impune

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La mayoría de las veces, los buenos actos, los beneficios, los aciertos, son atribuidos a la capacidad de quienes tienen poder, autoridad o mando. Los malos actos, los errores, las fallas, son desligados de los mismos y atribuidos a terceros, personas o circunstancias. El poder siempre es irresponsable.

Hay un sabio dicho: El hilo siempre se corta por lo más delgado. Ese refrán se aplica muy bien al poder en sus más diversas escalas. Todos lo sabemos por experiencia.

La mayoría de las veces, los buenos actos, los beneficios, los aciertos, son atribuidos a la capacidad de quienes tienen poder, autoridad o mando. Los malos actos, los errores, las fallas, son desligados de los mismos y atribuidos a terceros, personas o circunstancias. El poder siempre es irresponsable.

Está lógica de la impunidad del poder -y su apelación- la vemos en distintos ámbitos, la vemos en la discusión con respecto las responsabilidades que llevaron a la crisis institucional de 1973, la represión criminal posterior; lo vemos también en las responsabilidad en cuanto al actuar ante una emergencia como un terremoto y tsunami. También lo hemos visto en cuanto a casos de corrupción, pagos indebidos, la incitación a la guerra, los campos de concentración, los gulags, desastres, y un largo etc. El poder siempre es irresponsable.

La impunidad del poder es una vieja lógica ligada al poder mismo. Es parte de su naturaleza. No es una práctica nueva o exclusiva de algunos, sino que es milenaria. Quien tiene poder, puede ser insensato y torpe. Gobernantes muy irresponsables e ineptos han existido siempre, gracias a ello Incitatus, un caballo, llegó a ser senador.

Un viejo adagio decía: “Un rey no puede hacer mal”. El rey como soberano absoluto, era impune, lo que daba paso a la autocracia, el voluntarismo personal y el arbitrio, que son finalmente, fuentes de abuso de poder. La Democracia Moderna, entre otras cosas, intentaba romper con esa vieja lógica monárquica, y con la históricamente potencial irresponsabilidad o ineptitud de algunos gobernantes, planteando como elementos esencial del nuevo régimen la responsabilidad pública de éstos, ante su soberano, los ciudadanos.

¿Cómo? Fomentando contrapesos institucionales diversos al poder de los gobernantes, donde hay uno muy esencial, la igualdad ante la ley. El problema actual, es que la impunidad del poder, que es un ataque directo a la igualdad ante la ley, es sustentada, fomentada y defendida por los propios dominados, gobernados, ciudadanos. Siempre con una salvedad, la impunidad e irresponsabilidad sólo es aceptable para el caudillo. Entonces surgen frases casi de molde como: “el líder x no sabía qué pasaba eso…”; “el caudillo x nunca tuvo esa intención…”, “el problema fueron los subalternos…”, “estás acusaciones son una infamia…”. Lo irónico es que esos mismos ciudadanos, que permiten, obvian o pasan por alto la exigencia de responsabilidad para sus líderes y caudillos, luego se extrañan, se quejan, o sufren con la irresponsabilidad de otros gobernantes. Exigen el rigor de la ley, que no obstante, ya han horadado con sus propias ambigüedades previas frente al poder y acción de sus cabecillas.

Todas las discusiones del debate público actual –lo del terremoto del 27F, lo del golpe de 1973, los desaparecidos de la dictadura militar- giran en torno a este dilema, donde unos y otros desligan de responsabilidad a sus héroes. En otras palabras, no les exigen coherencia ética, ni responsabilidad en su actuar. El deber ser político, el ideal como tal ligado al poder ejercido de manera responsable, sólo se exige a los otros.

El poder entonces, y con ello los gobernantes, siempre siguen teniendo la posibilidad de ser nuevamente irresponsables.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Pedro Muñoz P

31 de mayo

Muy interesante y lógico el articulo en el se refleja la verdad, solo me permito agregar que el mando se delega y no la responsabilidad, as´que a convertirse en responsables atte

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La Agenda 2030, si no involucra al poder económico, representado por las Grandes Empresas y Grandes Inversionistas, tiene poco que hacer convirtiéndola en una declaración de buenas intenciones, pero sin ...
+VER MÁS
#Chile 2030

Agenda 2030: falta un actor importante

Se requiere un Consejo Nacional de Inteligencia que esté por encima de las figuras enclenques y populistas de políticos que no se atreven a hacer cambios porque no son capaces de pronosticar los resultado ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Educación, vacaciones y lluvia

Las luchas anteriores por la filiación, el divorcio y la píldora fueron apenas el comienzo de nuevas luchas. El aborto en 3 causales, el matrimonio igualitario y la identidad de género son las banderas d ...
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

La militancia joven y los cambios que vienen

El fenómeno de la migración ha ido en aumento en la última década y es consecuencia propia de la realidad de Sudamérica, de sus procesos políticos, su desarrollo económico y de la globalización. Ant ...
+VER MÁS
#Sociedad

Inmigración en Chile: la Norma vigente y su enfoque de seguridad nacional

Popular

El tema de fondo es cómo no se desperdicia la oportunidad histórica de conquistar una sentida demanda del magisterio, por más que hoy se desdibuje por la conducción actual del Colegio.
+VER MÁS
#Educación

La desmunicipalización y la postura errática del Colegio de Profesores

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

Así que, mis queridos contertulios, si realmente están interesados en opinar de política, participen e involúcrense, porque si ya resulta difícil conseguir que los chilenos vayan a votar por algún pol ...
+VER MÁS
#Política

El joven Giorgio Jackson

Enarbolar la pureza como un objetivo a conseguir, debe ser tal vez la gran evidencia de la carencia de un real proyecto transformador.
+VER MÁS
#Política

La impura política de los puros