#Política

El placebo y la reconstrucción

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

“Podremos asumir esta tragedia como una oportunidad”, dijo Sebastián Piñera en su discurso en alusión al desafío de la reconstrucción, ante lo cual surge entonces la pregunta: ¿efectivamente el gobierno ha aprovechado la tragedia del terremoto como una oportunidad? 

Tomando como referencia lo hecho hasta ahora por el Ejecutivo y lo anunciado en el Discurso Presidencial, en general, pareciera que la emergencia, el terremoto y el eje de la reconstrucción han incomodado la gestión programática del gobierno. No han asumido este tema como su principal bandera de lucha. Las empresas y ONGs han brillado más que el Ejecutivo en esta materia, las múltiples réplicas y las lluvias no le han permitido al Gobierno dominar la agenda pública y lo somete a la “reacción” sin dar cancha para la “proactividad”.

Hemos visto como en distintas ocasiones el Presidente y sus ministros han hecho lo posible por convencer a la opinión pública que la emergencia ha terminado y dar vuelta la página para comenzar con las medidas de su programa, pero la emergencia y las consecuencias del terremoto vuelven con la fuerza de la realidad para no permitir soluciones a medias. Da la sensación que el terremoto se ha transformado en una piedra en el zapato del gobierno que más que sacarla rápido hay que dejarla en un lugar que no incomode.

Dentro de esta ambivalencia ha llegado este 21 de Mayo, ante la indefinición del propio Gobierno acerca de cómo asumir el terremoto es que aparece el mensaje presidencial.

¿Cómo afectó lo anterior al discurso? De la misma manera en que ha afectado en otras ocasiones el mensaje ante la opinión pública del mismo gobierno, es decir, queriendo dar por solucionada la reconstrucción, pero de manera fallida. Acomodando la piedra, pero no sacándola ni enfrentándola, lo que irremediablemente la hará volver.

El mensaje le dedicó palabras a la reconstrucción en su comienzo, pero el argumento fue el programa, tratando de tomar el paraje de la catástrofe como un paréntesis e intentando ligar por sobre este paréntesis las promesas de campaña con los cuatros años que se vienen. El inconveniente es que aún no se percibe un gobierno resuelto a hacer de la reconstrucción un eje central de su actuar.

Es verdad, Sebastián Piñera asumió que la emergencia no ha sido superada en su discurso, sin embargo, la prioridad del mismo discurso no fue la reconstrucción, lo que genera más que empatía, desorientación.

¿Cuál habría sido la alternativa? Justamente hacer lo contrario, no disociar terremoto de programa, sino mostrar vinculados el terremoto con el programa.

¿Cómo? Asumiendo verdaderamente la tragedia como una oportunidad. Si así lo hubiera hecho realmente el gobierno, se hubiera aprovechado el gran desafío de la reconstrucción – complejo, multisectorial, urgente e importante – como la proyección y el reflejo de la forma en que queremos construir un país. Hacer de la gestión de la reconstrucción la oportunidad propicia para mostrar “la nueva forma de gobernar”. En otras palabras, haber utilizado toda la potencia que tiene la contingencia de la catástrofe para, desde ahí, mostrar las directrices que sustentan a un gobierno y su propuesta para construir un país. Aprovechar la instancia de reconstrucción de ciudades, para mostrar el proyecto de construcción de nación.

Claro, para hacer esto se requiere ante todo tener una hoja de ruta clara, íntegra y potente, sin embargo, todos los anuncios y planes en esta materia aún son precarios.   

Este, a mi juicio, ha sido el problema exógeno que más duro ha cuestionado al Gobierno y la forma que han tenido de solucionarlo ha sido, al mismo tiempo, el mayor problema endógeno que ha quedado demostrado.

El gobierno actual no se ha hecho cargo de la reconstrucción de una manera íntegra. Desordenadamente ha externalizado responsabilidades en el sector privado y el tercer sector, evitando el rol de liderazgo cohesionador que a un gobierno le recae cuando hablamos de problemas ciudadanos. Producto de esta omisión de liderazgo y pautas a seguir, el Ejecutivo pareciera decidido a hacer del terremoto un evento más en su mandato, no su eje central, y así lo ha adoptado en su manejo comunicacional.

El discurso presidencial, con todas las cosas buenas que tuvo, ha sido también síntoma de la enfermedad que hemos explicado, y la medicina propuesta, ha planteado guardar la enfermedad bajo la alfombra y convencer a la opinión pública que el problema pasó. Sin embargo hay una mala noticia: el terremoto, la emergencia y la reconstrucción no se solucionan con placebo.        

(Esta es la primera de siete entradas que compartiré en los próximos días para analizar el Mensaje del 21 de mayo del Presidente Piñera).

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

25 de mayo

tu no vives en conce, ni cerca creo. solo te dire que lo que la gente quiere es estar en paz, sentirse normales a pesar de todo. en el fondo levantarse. lo que tu buscas con tus comentarios, es que las personas asumamos uuna actitud de dolor permanente por lo ocurrido, y no es asi.
por lo demas, todo esta avanzando, hay reconstruccion, hay avance, y por sobre todo, no hay tanto robo e ineficiencia como hace pokito…
nuevamente ruego, que tus criticas sean aporte, no solo quejas, porque para mi que vivo aca, veo limpieza, veo caras de esfuerzo, veo apoyo de autoridades, veo presencia de todos, como nunca la hubo… NUNCA.
no me parece correcto lo que hizo el gobierno con las 3 grandes cadenas ferreteras, pero es solo una parte de todo, y el todo ha sido progreso, avance y si esperabas que a 2 meses todas las victimas tuvieran casa nueva, de material solido, y los puentes mal construidos estuvieran reparados o simplemente cambiados, o los edificios en el suelo con otros nuevos como proyecto… es porque estas ciego…

11 de septiembre

Estamos a 11 de septiembre de 2010. Aún veo calles destrozadas con desviaciones en variados sectrores de la capital penquista, aún veo el famoso símbolo del terremoto Alto del río en el suelo, al igual que edificios gravemente dañados, con paupérrimas medidas de seguridad para los peatones.
No creo que la gente quiera estar en paz, lo que la gente desea es soluciones a sus problemas.
Estamos a 16 días de cumplir siete meses de aquella fatídica noche del 27 de febrero. ¿Dónde está el progreso?

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La Agenda 2030, si no involucra al poder económico, representado por las Grandes Empresas y Grandes Inversionistas, tiene poco que hacer convirtiéndola en una declaración de buenas intenciones, pero sin ...
+VER MÁS
#Chile 2030

Agenda 2030: falta un actor importante

Se requiere un Consejo Nacional de Inteligencia que esté por encima de las figuras enclenques y populistas de políticos que no se atreven a hacer cambios porque no son capaces de pronosticar los resultado ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Educación, vacaciones y lluvia

Las luchas anteriores por la filiación, el divorcio y la píldora fueron apenas el comienzo de nuevas luchas. El aborto en 3 causales, el matrimonio igualitario y la identidad de género son las banderas d ...
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

La militancia joven y los cambios que vienen

El fenómeno de la migración ha ido en aumento en la última década y es consecuencia propia de la realidad de Sudamérica, de sus procesos políticos, su desarrollo económico y de la globalización. Ant ...
+VER MÁS
#Sociedad

Inmigración en Chile: la Norma vigente y su enfoque de seguridad nacional

Popular

El tema de fondo es cómo no se desperdicia la oportunidad histórica de conquistar una sentida demanda del magisterio, por más que hoy se desdibuje por la conducción actual del Colegio.
+VER MÁS
#Educación

La desmunicipalización y la postura errática del Colegio de Profesores

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

Así que, mis queridos contertulios, si realmente están interesados en opinar de política, participen e involúcrense, porque si ya resulta difícil conseguir que los chilenos vayan a votar por algún pol ...
+VER MÁS
#Política

El joven Giorgio Jackson

Enarbolar la pureza como un objetivo a conseguir, debe ser tal vez la gran evidencia de la carencia de un real proyecto transformador.
+VER MÁS
#Política

La impura política de los puros