#Política

El no votar, es votar por ellos

7 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

No votar es votar por ellos. Para contextualizar este planteamiento con pretensiones de entablar un debate, que rechace el absolutismo o fanatismo inconducente y sólo con intención de poder alcanzar la necesaria unidad de quienes creemos firmemente que la Constitución y su sistema de elección son perversos, se señala que durante 25 años en el congreso sus dos coaliciones, las rebautizadas Nueva Mayoría y Chile Vamos, no son más que una asociación ilícita de los partidos polticos establecidos.


Las agrupaciones sociales han ido emergiendo y tomándose el protagonismo con fuerza. Para estas elecciones municipales existen candidatos mapuche y movimientos colectivos que se han organizado para postular sus candidatos con propuestas-país, avaladas con un trabajo de calle permanente.

Sin entrar en detalles de público conocimiento como lo ilegítimo de la Constitución, el financiamiento, los acuerdos a espaldas de los votantes, la repartición de cuotas de poder en el parlamento de estas coaliciones y sus partidos integrantes, sólo se indica que todas las leyes relevantes y otras de menor cobertura mediática, tienen como beneficiarios a privados y que la ciudadanía queda relegada sólo a pagar los costos y pérdidas. Estos asociados para defraudarnos han sido elegidos como parlamentarios con un promedio de votantes del 35% .

Desglosados en un insignificante 15% que, sobándose las manos y la cara llena de risa, son militantes cupulares que ya son propietarios de un escaño o que esperan obtener uno y familiares o amigos que esperan un trocito de la torta de un Estado tan generoso con la plata nuestra. Y el otro 20% vota eligiendo “al menos corrupto” entre esos mismos corruptos, es decir hacen lo mismo que el anterior 15% pero con cara de asco. Como ejemplo Coloma Jr. fue elegido por 276 personas de 2.800 que votaron o los senadores Orpis y Rossi fueron electos por sólo 28.000, que terminaron decidiendo el destino del recurso pesquero de todo el país. Esto indica que el sistema sigue funcionando, no intenta ni quiere dejar de ser ilegal e impedirá todo atisbo de cambio.

Pero en las últimas elecciones presidenciales y parlamentarias la ciudadanía empezó, aunque tímidamente, hacer notar su voz. Nueve candidatos se presentaron para presidentes, algo que nunca se había visto en la historia electoral de Chile. De ellos, tres, un ambientalista, una pobladora y un bancario se identificaron independientes y contrarios a los partidos dominantes. Y en las parlamentarias, un hecho inaudito para el sistema binominal: un candidato opositor a estas dos coaliciones, sin su apoyo tácito ni de hecho, con un modesto finaciamiento de campaña, fue elegido por una mayoría extraordinaria de gente que estuvo dispuesta y fue a votar masivamente por él en su zona.

Las agrupaciones sociales han ido emergiendo y tomándose el protagonismo con fuerza. Para estas elecciones municipales existen candidatos mapuche y movimientos colectivos que se han organizado para postular sus candidatos con propuestas-país, avaladas con un trabajo de calle permanente. Su triunfo será el  germen disidente de los habitantes del país  para las próximas parlamentarias. A eso le temen los partidos políticos entronizados, porque intuyen su imparable fin.

La pregunta del debate: el votar en este sistema corrompido por quienes tienen propuestas para acabar con la infamia constitucional, trayectoria que los avala y no pertenecen a los partidos políticos coludidos para quedarse con el poder ¿legitimiza esta putrefacta constitución?

El NO votar con la posibilidad de cambiar este sistema, su Constitución, alcaldías y parlamento, recalcalcando su largo plazo ¿a quién favorece? Los envilizados por el poder llaman a votar masivamente, ¿Una estrategia retorcida donde, si los corruptos dicen que algo es bueno es para que crean que es malo y la gente no vote?

TAGS: #Corrupción #EleccionesMunicipales Sistema electoral

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Servallas

18 de febrero

En principio concuerdo con el argumento de la poca representatividad de la clase política,  es así, algunos sólo representan a grupúsculos, y otros dependen que  los partidos políticos más fuertes les cedan su  “cupo” con cargo a su voto ” duro”, es decir al voto del tonto útil, el que contra viento y marea votará por izquierdas o derechas no importa quién sea el candidato. El drama es que no hay alternativas, no existe el bien intencionado ciudadano que se despierta un día, vence su temor para hablar en público y se lanza a la carrera, lo que hay son descolgados, gente no bien tratada al interior de la cosa nostra, ya sea por peligroso y porque hace sombra a las figuras, o por anarquista, el típico individuo que sueña con volarlo todo y construir una utopía edénica diseñada en su afiebrado y envidioso cerebro,  o por el afiebrado y envidioso cerebro de su guru.

19 de febrero

Servallas
Un gusto que vuelvas a leerme y comentar.
Hoy existe una fuerza importante de ciudadanos sencillos pero concientes, movimientos de pueblos étnicos, movimientos sociales, agrupaciones sindicales, ambientales,escuelas para Asambleas Constituyentes, movimientos apoliticos, disidentes o díscolos dentro de estos mismos partidos.
Ellos están (modestamente estamos) bregando para reconstruir un pais donde la diversidad en todo su extenso significado cohabite con los mismos derechos y deberes a tabla rasa.
Esta fuerza está dispuesta a votar. Pero nunca más lo hará principalmente por el que se repostula, tiene más recursos marketeros pero sin ser consecuente, votar por el “menos inmoral” o votar por miedo a una multa o pérdida de un beneficio que en su pobreza es parte importante de sus ingresos.También tenemos claro que la tarea no esa corto plazo e implica años.
He visto desde mi modesto trabajo, perdona mi arrogancia pero me siento orgulloso de eso, como la gente de transversales ideologías y recursos económicos, los que serían los puntos más sensibles a una disposición de cambio, abiertos a replantear(se) una nueva mirada. ¿La cifra? Desde el 2013 a la fecha, estimo según mi trabajo de campo alrededor de, afirmate, DOS MILLONES Y MEDIO de Chilenos, Mapuche y Aymaras.
Amigo Servallas y el que lea esto, no estás solo si piensas en que hay que cambiar las cosas.

Saludos Constituyentes

19 de febrero

Intersante artículo. El gran ausentismo en las urnas no es propio de Chile, se dá en muchas partes. El que no vota simplemente deja que los que sí votan decidan o participen por él y eso también puede tomarse como una opción. Hay algo contradictorio en el artículo: supuestamente se pretende una institucionalidad mas diversa y tolerante pero reafirma una y otra vez lo putrefacto e ilegítimo de la constitución vigente. Quizá una mínima demostración de tolerancia es aceptar que muchos pensamos que la constitución es tan o mas legítima que todas las que han habido y por lo demás nadie ha mostrado otra para poder compararla y decidir entre todos cual es la mejor para darle mas legitimidad. Es contradictorio decir “quiero que en este país se acepten todas las formas de pensar siempre y cuando sean igual a la mía”.

Saludos

19 de febrero

Hola José Luis
Gracias por tu comentario.También gracias por el nivel y tono con que lo has redactado.
Los artículos de la constitución que nos rige fueron planteados, corregidos y revisados por un grupo de personas específicas con grandes conocimiento y capacidades no cabe duda, pero sin recoger las inquietudes de la gran mayoría ciudadana. Por lo que su estructura completa fueron inquietudes, anhelos y proyectos-pais de este grupo por mucho que creyeran representar a la mayoria, no fue la mayoría.
Se llamó a consulta ciudadana a sólo 30 dias de la votación para su aprobación. Plazo que hacía imposible revisarlo para objetar o aprobar en cabal conocimiento. El recuento oficial de votos pudo haber sido uno, mil o millones.Es decir no se tenía la cifra exacta de cuantos votos deberían ser emitidos porque no existía registro de electores.No es que no se acepte por ideologia es ilegítima por lo mencionado.Esta o cualquiera que se instale de esa forma.
Y si la ciudadanía votara por mantenerla con tiempo, conocimiento y debates en cabildos y asambleas. Con los mecanismos de registro y fiscalización electoral existentes, sería una constitución donde la mayoría expresó su opinión por lo que debería ser respetada también por sus detractores.
Nosotros no planteamos una constitucion porque ésta debe salir desde todos en un consenso amplio, participativo y diverso.Sólo propugnamos el instalar una Asamblea para construir una Constitucion. O sea una Asamblea Constituyente
SLDS

23 de febrero

Agradezco atender mi comentario. En realidad tenemos visiones muy distintas de la constitución vigente, para ti y quizá para la mayoría fue así, pero yo no lo comparto porque el gobierno de turno llamó a todos los sectores reiteradamente para participar en una nueva constitución, para redactarla y aprobarla de cara a la ciudadanía, lo que ocurrió es que solo algunos, los menos, acudieron.

Obviamente la constitución se hizo bajo la “especial” institucionalidad de ese momento y a la pinta de quienes colaboraron para hacerla, imposible hacerla a la pinta de quienes rehusaron en colaborar en hacerla, imposible hacerla bajo una institucionalidad que no teníamos. Seguro que hubieron buenas razones para no hacerse parte, pero me parece inconsistente la actitud de rehusar participar en algo y después alegar que lo dejaron afuera.

Pero en fin, hay que dejar esta odiosidad atrás en algún momento, asumir que tenemos visiones distintas. En lugar de buscar acuerdo en deslegitimar la constitución antigua, mejor buscar acuerdos para aprobar una nueva constitución, buscar ese consenso amplio, participativo y diverso, tal como usted lo señala, pero difícil encontrarlo si nadie plantea una constitución que podamos leer donde lograr ese consenso. No se me ocurre como lograr un consenso sobre lo que no se conoce.

Saludos

25 de febrero

Concuerdo con el 80% de lo que indicas (hay corruptos, hay flojera, nos falta movilización más permanente de nuestra gente). Ha pesado mucho que el tejido social se haya hecho pedazos desde los tiempos de la dictadura (sindicatos, cooperativas, juntas vecinales), se salvaron sólo los estudiantes.

Hoy no se trata de ir a votar por cualquier candidato. Vivo en el distrito 27, comuna de Las Condes, Región Metropolitana y no ha habido ningún candidato ( a alcalde, concejal, diputado, senador o presidente) que nos haya llenado el gusto. En nuestro caso, realmente vale más la pena NO VOTAR, a menos que aparezca un candidato (a) con formación y experiencia en las luchas sociales. Si es un profesional titulado mejor, pero si es una honrada dueña de casa, dirigente vecinal o estudiante que mantenga en alto sus banderas, por ese SI VOTARÍA.

Igualmente, para avanzar en una nueva Constitución habrá que avanzar en todo tipo de encuentros, especialmente en la comunas pijes (donde no hay actividades productivas, sino sólo residentes). En las comunas de trabajadores (donde por ejemplo, están surgiendo las farmacias populares) posiblemente haya menos pérdida de tiempo y se avance más rápido en cabildos, consultas y demáses.

Nos veremos.

26 de febrero

Un bloque político alternativo levantando un programa claro de refundación de la República tocando al menos a siete cuestiones cruciales que deberían incorporarse a una nueva Constitución ( gestión territorial y transformación federal del Estado, sistema político y equilibrio de poderes, cuestión cultural, cuestión Mapuche, cuestión local, cuestión de las desigualdades y cuestión ecológica) estoy seguro que podría desencadenar de nuevo, en el contexto actual de morosidad ambiente, el entusiasmo por la política (en el sentido del buen gobierno de la polis ) y la renovada confianza en la democracia. Se puede imaginar que hay importantes fuerzas sociales para sostener tal proyecto y que hay liderazgos diversos en distintos movimientos En primer lugar hay los lideres de las listas periféricas participantes en las últimas elecciones municipales. El presidente del Partido Humanista decía recientemente que habia la posibilidad de llegar a la formación de una coalición para enfrentar las próximas elecciones municipales buscando el diálogo con otras fuerzas políticas y sociales entre las cuales la Izquierda Autónoma (IA), el Partido Ecologista Verde (PEV), el Partido Liberal (PL), el Partido Progresista (PRO) y otros, dejando la puerta abierta para Revolución Democrática y otras fuerzas minoritarias que componen la “bancada independiente” en el Parlamento y quisieran abandonar su colaboración con la Nueva Mayoría. Porqué no imaginar que todas esas fuerzas se proponen la creación de u

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La propuesta de un mecanismo de justicia transicional es la genuina alternativa a la propuesta de "Paz para la Araucanía" que recoge el Plan Araucanía del gobierno, la cual reitera las propuest ...
+VER MÁS
#Política

Justicia transicional sin mano dura en Araucanía: la solución política

"Es claro que un candidato a las primarias presidenciales pudiera en segunda instancia, solicitar una prioridad con razones y argumentos válidos sobre un territorio."
+VER MÁS
#Política

Frente Amplio: una crisis, una prueba

La poca o nula conciliación entre un Chile del pasado más bárbaro de su historia, coronado en su Constitución con un TC politizado y una propuesta de modernidad democrática, representado en las reforma ...
+VER MÁS
#Política

Constitucionalidad: un desencuentro lleno de futuro

Con este raciocinio, el atropello en Barcelona sería no solo responsabilidad del grupo terrorista islámico que se lo adjudicó, sino que también de “muchos lados”. Entre esos muchos lados podríamos ...
+VER MÁS
#Internacional

Trump y el atentado en Barcelona

Popular

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

El tema de fondo es cómo no se desperdicia la oportunidad histórica de conquistar una sentida demanda del magisterio, por más que hoy se desdibuje por la conducción actual del Colegio.
+VER MÁS
#Educación

La desmunicipalización y la postura errática del Colegio de Profesores

La broma de Piñera daña, estigmatiza y, lo que es peor aún, podría afectar la vida de un niño, niña o adolescente que está en espera de una familia que lo acoja. ¿Quién podría sonreír al drama qu ...
+VER MÁS
#Política

Los chistes de Piñera

Porque no hay que olvidar que nuestro enemigo es el capitalismo y no sólo hay que cambiar la forma en que producimos y distribuimos los alimentos, sino que también todos los productos que consumimos a dia ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un año de vegetarianismo, un año de aprendizaje