#Política

El Mito de la Clase Media

15 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

No es descabellado decir que el 80% de las familias chilenas gana menos de $ 1.8 millones por mes. Al menos, digamos que la prueba en contrario debería ser contundente y académicamente intachable para convencer a cualquiera de que no vivimos en un mundo como el éste.

Datos preliminares. El ingreso por habitante de Chile se acerca a los US$ 20.000. Esto es, una familia promedio de 4 personas tiene un ingreso anual de US$ 80.000, lo que, en términos simples, significa ingresos familiares mensuales de $ 3.600.000 (TC: 1 US$ = $540).

He aquí la primera sorpresa:¡El ingreso de la familia promedio de Chile es de $ 3.6 millones mensuales! Una primera conclusión podría ser: ¡Viva el mercado, viva la estabilidad económica, viva el sistema!

Y esto es lo que nos quieren hacer gritar muchos grupos interesados. Esta es la conclusión que sacan para ellos mismos; se convencen de ella y la pregonan al foro mundial. Somos ejemplo para el mundo, ejemplo para el barrio. Un logro que no debemos poner en riesgo.

¿Cuántos estamos ahí?

En un primer análisis podríamos hacer una clasificación simple entre ricos y pobres: los que ganan más de $3.6 millones por mes y los que ganan menos que eso. Y la verdad es que, muy probablemente, no más del 10% de las familias chilenas tengan ingresos mensuales de esa magnitud o superior. En consecuencia, de acuerdo a esta primera clasificación, el 90% seríamos pobres.

Pero es evidente que no es lo mismo ganar $ 3.5 millones que $ 400 mil, así como no es lo mismo ganar $ 3.7 millones que $ 300 millones por mes. Con $3.5 millones no se es tan pobre y con $ 3.7 millones no se es tan rico. La costumbre es tratar de dividir el segmento de ingresos en por lo menos tres grupos: ricos, medios y pobres. Y ahí surge el mentado concepto de la clase media.

Hagamos el ejercicio poniéndonos como cotas el 50% por encima y por debajo del promedio de ingreso familiar y definamos en concreto a la clase media.

Si como cota mínima usamos el 50% del ingreso promedio, estamos hablando de $ 1.8 millones y en el otro extremo, de $ 5.4 millones. Habremos construido una definición de clase media en relación al ingreso familiar mensual. Y esta definición parece ser razonable en términos de ingresos.

No es descabellado decir que el 80% de las familias chilenas gana menos de $ 1.8 millones por mes. Al menos, digamos que la prueba en contrario debería ser contundente y académicamente intachable para convencer a cualquiera de que no vivimos en un mundo como el éste.

Si esto es así, el 80% de los chilenos está en la categoría de pobres. La tan bullada clase media, compuesta de profesionales, comerciantes independientes y burócratas con mando en la administración pública, existe, pero no debe alcanzar a más de un 15 a 18% de la población. Y, por supuesto, los ricos, y los verdaderos ricos, entre el 2 y el 5% restante (que conste que estamos considerando rica a la familia que gana más de $ 5.4 millones).

Lo que pretenden hacernos creer con esto de la clase media es que la distribución de la población por tramos de ingreso es del tipo normal (curva celeste), con una concentración de la población en torno a la media de ingresos mensuales por familia ($ 3.6 millones).

Una representación más aproximada a nuestra realidad distributiva (curva anaranjada) nos muestra sin embargo que  la tan mentada clase media no es significatva desde el punto de vista político (numérico).
Con esto, ¿todo el discurso de protección a la clase media es vacío e inútil?. Por cierto, no tiene eco en la gente común, entre la gran mayoría de la población –pobre-. Pero, aunque numéricamente muy exigua, esta clase media sí tiene voz social en tanto se trata del segmento de jefes, gerentes, profesionales, burócratas y empresarios medios que tienen roles sociales importantes en el manteniemiento del sistema.

Si no, acordémonos del 73. Esta pequeña burguesía tiene dientes, tiene armas, tiene voz. Pero no nos confundamos. No son más que el 15 al 18% de la pobación.

Y cuando se trata de políticas redistributivas, estos sectores se van a alinear con sus patrones, con los que les garantizan el estatus de clases medias. El resto somos pobres. Sí, pobres, porque ganamos menos del 50% del ingreso promedio de los habitantes de Chile. Y eso, aquí y en la quebrada del ají, es ser pobre.

Pero somos más. Recordemos que en este país el 33% es igual al 50%, todo esto para reducir la tarea e la derecha a que el 80% sea menos que el 66%. Si la distribución del ingreso fuera normal y la clase media fuera efectivamente mayoritaria, entonces este tipo de artimañas no habría sido necesario.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
jose-luis-silva

20 de junio

Su antojadiza calificación de pobres a los que ganan menos del 50% del promedio no es el criterio de calificación que usa la gente preparada para tomar decisiones ni cabe en la descripción del término “pobres” en ningún diccionario ni menos en el razonamiento de una persona con bastante menos del 50% del promedio intelectual porque Implicaría que en Somalia el que gana mas de 11 Lucas al mes es clase media y si gana 16 es rico. Aunque bajo su criterio es un país mas “justo” porque se distribuyen mejor los ingresos.

Saludos

20 de junio

Estimado José Luis:

El propósito de este artículo es caracterizar tres estratos en NUESTRA SOCIEDAD desde el punto de vista de la distribución de los ingresos y destacar que a los verdaderos ingresos “medios” accede menos gente que la que nos gustaría. La famosa CLASE MEDIA no es la mayoría de la gente como se nos acostumbra a predicar.

La pobreza no es sólo una medida de ingresos monetarios. Y por cierto, hay que agregar las transferencias no monetarias (por ejemplo la gratuidad de la salud, la gratuidad de la educación, la gratuidad de la defensa, etc. que se financian con los impuestos de los más ricos).

La pobreza es un concepto relativo al medio social e histórico en que se mide. Respecto de la pobreza intelectual, las categorías y conceptos -como la pobreza- en la discusión económica y social, no se buscan en los diccionarios sino que se construyen y sus contenidos se discuten y se conversan.

Es cierto que nuestros pobres no son tan pobres como los de Somalía, ni nuestros ricos tan ricos como los más ricos de Estados Unidos. Pero es probable también que nuestros pobres sean más pobres que los pobres de Dinamarca.

Tan solo recuerda que en este último país, el salario mínimo es del orden de los US$ 4,000 ¿Cuántos chilenos, de los que se dicen orgullosamente CLASE MEDIA tienen un salario como ese?

Alfredo

20 de junio

Si poh Cristian, “no seas antojadizo” como dice JL Silva , lo tuyo no “es el criterio de calificación que usa la gente preparada para tomar decisiones.”
La gente preparada compara Chile con Somalia. Bajando así el listón se nota claramente que Chile es la raja y no hay que modificar nada.
Y fíjate que si se estudia seriamente el desarrollo de Somalia, y con la caricatura racista de JL Silva, hasta Somalia puede llegar a superar a Chile en Distribución de la riqueza.
Aquí un link con datos de Somalia para “gente preparada”
http://www.libremercado.com/2011-06-19/somalia-crece-y-se-desarrolla-en-medio-de-la-anarquia-1276426962/

20 de junio

Buen aporte el de Somalia

21 de junio

Los 20.000 de ingreso per capita se logran usando dolares PPP, que no son equivalentes al valor de cambio del dolar. La familia promedio en Chile son menos de 4 personas (3.3 si mal no me equivoco). Y por cierto los 20.000 de ingresos es dividir el PGB total por el numero de habitantes, que es distinto del ingreso disponible de las familias (incluye por ejemplo lo que gasta el Estado). Y así uno puede continuar. Lo que se tiende a usar en estas comparaciones para definir clase media es el 50% de la mediana de ingresos, no de la media (dado que la distribución de ingresos no es simétrica). El caso es que para usar cifras hay que tener siempre mucho cuidado.

cocoperro

21 de junio

pero cristian

asumes que los 20.000 usd son para el bolsillo

y donde dejas el capital de trabajo

el ingreso promedio “ideal” debería calcularlo sumando todos los sueldos y retiros de utilidades y dividiendolo por el numero de adultos.

Me extraña

22 de junio

pero coopero

Los 20.000 no son para el bolsillo. Eso es lo triste. El bolsillo no estudia ni educa a sus hijos, el bolsillo no come, el bolsillo no demanda salud, el bolsillo no jubila. ¿Qué tiene que ver el “capital de trabajo”? Creo que es darse demasiadas vueltas para no enfrentar el problema.

Date cuenta que si, como propones, sólo consideramos la remuneración del trabajo (sueldos) y la del capital (utilidades), lo tenemos todo. No hay nada más que agregar.

Creo que es injusto dividirlo solo por le número de adultos, porque los niños y los ancianos también comen y, lo que es peor, no trabajan, pero es un problema real y del que tenemos que hacernos cargo como sociedad.

Tu ingreso “ideal” difiere del el ingreso per cápita del que estamos hablando tan solo en que incluye a todos (per cápita es por cabeza -todas las cabezas, a menos que creamos que todavía nos diferenciamos entre humanos y humanoides-). Sí, también podríamos excluir a los homosexuales, a los aborígenes, a las mujeres, a los comunistas y a muchos otros, pero el problema no cambia: seguimos siendo un país con una mayoría pobre.

21 de junio

El ingreso per capita no es lo mismo que lo que se recibe. Asi, tambien, una persona que gana 3.6 millones, tiene que pagar 500.000 de impuesto al estado. Pero, en suma, la renta per capita es la division del PIB por la cantidad de personas; pero el PIB es la cantidad de bienes y servicios que se producen en un pais en un año, sin descontar impuestos, inversion, ahorro, bienes intermedios, bienes de capital, etc.
Lo que pasa aca es que se busca un indicador para provocar….pero con una base técnica bastante pobre.

22 de junio

Parece que hay quienes creen que la plata de los impuestos se quema y desaparece. No. Vuelve a la economía como gasto. Vuelve como ingreso de las personas. Lo mismo el ahorro, vuelve como inversión. Es posible que las personas sean distintas, pero siguen siendo ingresos. Concedo que pueden transformarse en ingresos de extranjeros, pero también hay ingresos de chilenos que provienen del exterior (tenemos más inversión chilena en el exterior que exportaciones).

22 de junio

Gracias por la calificación de “provocador”. Eso es justamente lo que he pretendido: provocar una discusión.

Y hasta ahora, nadie ha demostrado lo contrario. Nadie ha hecho el cálculo con los ajustes que proponen porque probablemente el resultado va a ser peor que el de la hipótesis.

Hay un punto en relación a los impuestos. Si bien salen de unas manos, si el estado las destina como gasto a manos distintas, se puede hacer algo para transformar esta realidad. Y por ello avanzar en la gratuidad de la educación, la salud y en mejorar el sistema de pensiones puede significar un mejoramiento real de los ingresos de los más pobres.

Lo que es hoy, la distribución antes de impuestos y después de impuestos es casi igual, lo que quiere decir que las transferencias netas se compensan y no tienen efecto redistributivo.

Margarita Doren

23 de agosto

Excelente tu artículo, Cuti. Te recomiendo leer el informe de la UNCTAD sobre la lucha contra la desigualdad entre los países y dentro de ellos, que se va a incluir entre los Objetivos de Desarrollo del Milenio para después de 2015. Un poco tarde se pegan la cachá, pero en fin. Chile se cuenta entre entre los países más desiguales del mundo, con un coeficiente de Gini muy cercano al de los Estados Unidos. Hasta China está preocupada porque su coeficiente de desigualdad ha subido en 1 punto porcentual. Y mejor no hablar de los países de la ex-Unión Soviética, que ostentaban el récord de igualdad. Las medidas que recomienda la UNCTAD son, entre otras muchas, la intervención el Estado en la modificación sustancial de la distribución funcional de los ingresos mediante la implantación de regímenes tributarios progresivos libres de exenciones y resquicios, el fomento de la inversión productiva generadora de empleo, el fomento de una educación incluyente de calidad para promover la la movilidad social, la regulación de los mercados financieros que distorsionan el producto real y la consiguiente distribución y el abandono de la idea de que el crecimiento supone el sacrificio social.

claudio campos

23 de octubre

bueno mi opinion es mas que nada complementar lo ya expuesto, me parece acertado llevarlo desde un ingreso percapita , me llamo la atencion en su momento la encuesta adimark en donde me situaba en un privilegiado C2 , entonces aplicando un poco los metodos expuestos encontre que tan solo me encontraba en el D.

Adimark considera que la clase media es de un casi 40% (c2+c3) de la poblacion , los cuales generan ingresos entre los 400.000-1.200.000 por hogar y de un 50% de la poblacion segun la OCDE , pero llevando a cabo los US$ 20.000 percapita como referencia tenemos que , a un valor dolar de $600 pesos , el ingreso percapita por habitante asciende a un $1.000.000 y considerando tan solo 2 integrantes por hogar tendriamos 2 millones de pesos al mes como valor piso para entrar a ser clase media , lo que para la encuesta adimark representa a un segmento compuesto por un 7,2% de la poblacion. o sea que la clase media no alcanzaria a ser mayor a ese porcentaje si ademas restamos los abc1, ………y aun asi tengo mis dudas!!! , porque hay algunos entendidos que dicen que en chile no existe la clase media sino la pobreza ascendente. Y pensar que la gente tiene un nivel de percepcion de ser parte de la clase media constituyendo un 85% de la poblacion.

Freddy vivanco

25 de enero

Excelente artículo!! .Algún día abriremos nuestros ojos para observar lo que vemos pero no queremos asumir . Muy Agradecido .

Freddy Vivanco

25 de enero

Ninguno de nosotros queremos asumir que somos pobres, y luchamos y nos esclavizamos financieramente por aparentar lo contrario.

Juan

24 de diciembre

Concuerdo con el artículo escrito por Cristian Nielsen, pero en torno al tema hay afirmaciones que son provocadoramente insultantes, como por ejemplo esta: “En Chile la clase media es el 80% de la población y el único sector que le puede dar desarrollo es la centroderecha”, ¿quien dijo esta salvajada? el inefable Joaquín Lavín Infante. Después de esto todavía hay algunos que se extrañan de que en la ciudadanía hayan muchos que reaccionen enojados ante estas señales de que los consideran tontos, ignorantes, alcoholizados (Fernando Villegas).
Da pena la falta de inteligencia de Lavín al basarse en el principio nazi de “miente, miente que algo queda”. Él al igual que Sergio Melnick, Sergio Hirane, Cecilia Pérez, Pilar Molina, Evelyn Matthei son opinólogos de Radio Agricultura y su misión es inculcar a sus oyentes que tienen que aceptar su realidad no más…. ¿Cual ea esa realidad? Axel Kaiser lo explica muy claramente… no deben haber políticas sociales…. siguiendo a su maestro Friedrich Hayek pregona “si ves un pordiosero tirado en la calle dejalo morir no más pues él ya eligió esa opción”.
Es cierto que el segundo gobierno de Michelle Bachelet ha mostrado que los políticos de izquierda no saben gestionar las promesas que hicieron en elecciones, pero al menos lo intentan y golpe por golpe lo sacarán adelante a pesar de la crisis económica aumentada por la derecha corrupta y su club de empresarios financistas delincuentes, pero la derecha solo trabaja para su propio bienestar

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Si el debate electoral pasado se había centrado en el cuestionamiento al modelo económico y político, en éste no apareció como principal temática durante la campaña. Sin embargo, con la votación con ...
+VER MÁS
#Política

Elecciones 2017: de vuelta a la política

Las izquierdas, en general, debieran poner todo el peso de su voluntad para escapar de la permanente exaltación de los elementos contradictorios y abocarse, a la vez, a la formulación de la síntesis que ...
+VER MÁS
#Política

Atomización de la política (o como naufragar eternamente)

Movilizarse hoy en este paro de advertencia, será preferentemente una acción que llevará agua a los molinos de la campaña de engaños y argumentos oportunistas de una derecha neoliberal que lucha por to ...
+VER MÁS
#Política

El paro del sector público y el sentido común

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

¿Cuál debiese ser la preocupación esencial? Primero que todo, brindarle al INE, de una vez por todas, la autonomía que requiere. De esa forma, se evitan suspicacias sin bases o gustos políticos como el ...
+VER MÁS
#Economía

Censo 2017 ¿Un déjà vu? ¿Problema del INE, del gobierno o del Estado?