#Política

El gobernante ideal. Ojo con ese espejismo

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

A 42 años del golpe y ante una nueva CEP, ¿existe el gobernante ideal?, ¿importa realmente quién salga electo?, ¿tiene alguna importancia quién gobierne?, ¿a quién le echamos la culpa de la baja aprobación, o peor, a quién le pasamos la factura por los miedos que tenemos en altísimos porcentajes los chilenos, según la encuesta CEP?


Increíble. Ningún chileno se siente seguro frente a la realidad que vive, en la cual la salud, la educación y la seguridad social son precisamente las áreas que este modelo neoliberal supuestamente “resuelve” a través de la oferta privada.

Hace un par de días leía una editorial de Patricio Fernández que me hizo muchísimo sentido, abordaba los errores que se han cometido en estos meses de instalación de un gobierno que se planteó altísimas exigencias en cuanto a reformas, proyectos de ley y nuevas propuestas según el plan de gobierno apoyado por el 60% de los chilenos que fueron a votar. “Es cierto, las cosas se han hecho de manera desprolija, pero este gobierno deficiente es el único en las últimas décadas que se atrevió a patear con fuerza, y quizás con los ojos cerrados, la pelota al arco de la comunidad”, dice en uno de sus párrafos con los que concuerdo.

Y la pregunta que se hacen muchos es, ¿y si este gobierno se ha propuesto tanto cambio, por qué le va tan mal en las encuestas? La contra pregunta sería, ¿a un gobernante le va bien o mal según las encuestas?, sólo ayer Piñera cosechaba altísimos rechazos en la misma CEP (62%, 2011) y hoy goza de un 38% de evaluación positiva según la misma encuesta, la que destaca a MEO (42%), Isabel Allende (41%), y Giorgio Jackson (40%) -líder que se ubica detrás de Ricardo Lagos con un 41% de evaluación positiva-.

Para quienes les gusta destacar nombres, ya salieron las portadas de rigor levantando posibles candidatos. El tema es ¿tiene alguna relevancia tener ya un posible candidato a la presidencia? La derecha ha salido ya a relevar el 22% de aprobación de la Presidenta, versus el 61% de rechazo y lo ligan directamente a la aplicación de las reformas. Frente a esta observación, sigamos viendo lo que dice esa misma encuesta.

Los miedos de los chilenos. De ocho situaciones medidas las que probablemente preocuparían a los chilenos, todas se encuentran sobre el 50%. Un 88% le teme a no poder pagar por la educación de sus hijos, un 84% le teme a ser asaltado, un 83% a no poder pagar por la salud en casos de urgencia y un 82% a no tener una buena pensión para jubilarse. Increíble. Ningún chileno se siente seguro frente a la realidad que vive, en la cual la salud, la educación y la seguridad social son precisamente las áreas que este modelo neoliberal supuestamente “resuelve” a través de la oferta privada.

La despolitización y la falta de credibilidad en las instituciones. Según la encuesta, cerca del 15% de quienes responden la encuesta saben de política, participan o conversan de temas políticos con otras personas o sus círculos cercanos. Además, los partidos políticos gozan de un 3% de credibilidad, versus un 6% de credibilidad en el Congreso o un 7% en los tribunales de justicia. Esto en la misma gráfica donde quienes son más creíbles se encuentran carabineros (57%), la PDI (51%) y las FF.AA. (50%). En este ítem me permito citar aquí una encuesta de Garretón realizada para Flacso el invierno de 1988, unos meses previos al plebiscito, en la cual queda de manifiesto la despolitización por un lado (61% no participa en política), la falta de credibilidad y de confianza en los diversos actores políticos -para mayor detalle revisar: Manuel Antonio Garretón, Sergio Contreras. Propuestas Políticas y aspiraciones de la población. Encuesta; “De la transición a la democracia“, 1988-.

La situación económica no cambiará. En una de las preguntas, se analiza si la situación económica del país mejorará, empeorará o no cambiará, y desde Lagos, la respuesta generalizada se mantiene estancada, ganando aquella de que no cambiará. La misma respuesta se observa en la pregunta si el país está estancado, mejorando o empeorando. Para algunos esta sensación de que a pesar de lo que se diga o lo que se proponga exista una invariabilidad en cómo cada persona lee la situación general, creo que explica una visión pesimista de cómo se enfrenta el día a día.

La bipolaridad: yo estoy bien, pero ustedes muy mal. Una de las preguntas aborda la satisfacción personal versus la colectiva. Y en la personal, la satisfacción es alta e incluso aumenta desde noviembre de 2014, mientras que la lectura colectiva, o el cómo creo que los demás están es muy pesimista.

Una de las hipótesis que uno podría plantearse es que tantos miedos generan inseguridad, insatisfacción y que -como dicen los psicólogos- uno proyecta en los demás lo que cree de sí mismo. Otra, que mientras esos miedos o preocupaciones -diariamente alentados por los medios de comunicación, por ejemplo- estén presentes, difícilmente su visión de país y de mundo mejorará.

Habría que ver si la gratuidad planteada por el gobierno en los colegios particular subvencionados, reducirán esas preocupaciones. Lo mismo, si la idea de la nueva constitución y la discusión que se vendrá acerca del rol que le compete al Estado en garantizar salud y pensiones dignas, apunte a reducir esas inseguridades. Lo cierto es que el sistema privado de salud, educación y pensiones, al menos, no logran brindar seguridad a nadie por la vía del pago y el buen servicio. Y que al menos, es la actual gobernante la que se ha planteado cambiar estas lógicas.

TAGS: Ciudadanía Educación Politicos

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
servallas

14 de septiembre

Hola, según mi modesto pensamiento, quizás bipolar como dices y también sin compromiso político porque no creo en esas visiones – tienen algo de religiosas, es cierto, hay que tener cuidado con los espejismos, de alguna forma nos hemos vuelto gobierno-dependiente, en ese escenario las izquierdas y derechas juegan sus juegos e intereses, unos direccionando hacia el estado como el gran proveedor de bienes y servicios y con la lógica intrínseca de alcanzar a poner cientos, sino miles de sus partidarios en puestos bien pagados, olvidando los concursos serios para capturar gente preparada porque se prefiere el tongo, se le da la pasada al amigo, al camarada, al socio, los otros apuntan a la empresa privada haciendo acciones para jibarizar el estado, porque allí afuera de él se encuentran sus territorios de caza, pero ambos tienen serios problemas, serios. El estado es claramente incapaz, es un deficiente administrador y no puede controlar los múltiples sistemas que implica entregar los bienes y servicios que cacarea, sus encargados tienden a relajarse, a corromperse, a despreocuparse por los objetivos y por la calidad, así, quien paga por eso, la vaca lechera de siempre, normalmente obtiene poco y malo, por otra parte, el mundo privado mejora eso, y lo hace con fuerza, pero se hace pagar, y con ello cae en el abuso, en la ceguera de la colusión y en la usura con facilidad, es decir, le da paso a la ambición sin control, cada gerente recibe en su meta anual la orden de que los ingresos suban y suban sin tope. ¿De dónde vendrán los recursos?, de la misma vaca lechera. Quizás la solución la tenga una mente estadista o un grupo que piense como estadista, la figura que mira el camino del medio, que es capaz de mirar en perspectiva y diseñar objetivos para todos y no para un sector en particular, lo cual en nuestro medio político, que me parece que cae como en todo el mundo en un dualismo irreconciliable, se ve bastante difícil.

Jose Luis SIlva Larrain

15 de septiembre

Interesante articulo. No recuerdo cuando el chileno se ha sentido seguro de sus sistemas educación, salud, seguridad, legislación, constitución política, economía, empleo, previsión, etc… etc… Tampoco recuerdo muchos gobernantes que tengan aprobación ciudadana creciente en su gestión. Una buena excepción fue el primero período de Michel, quizá no tanto por su gestión sino por su personalidad carismática. Ahora la amplia mayoría ciudadana pedía cambios sustanciales, y teniendo las dos cámaras y la carismática Michel en el gobierno para conseguirlos, pero hace rato las encuestas dicen que esas preocupaciones quedaron atrás. Casi podemos firmar que el próximo gobierno sea quien sea partirá con índices buenos y terminará desastroso porque casi siempre es así.

Si a alguien le parece que la ciudadanía nunca está conforme con nada no se preocupe porque está en lo cierto. Pareciera que una columna así se podría escribir casi en cualquier gobierno, período o circunstancia. ¿Cuando estamos mejor y cuando estamos peor entonces?

A Maslow se le ocurrió acertádamente que las necesidades son dinámicas, cíclicas y sobre todo Jerárquicas, algo así como: Si alguien esta preocupado donde dormir es porque ya tiene que comer, si esta preocupado de su seguridad es porque tiene donde dormir, si está preocupado de cuestiones afectivas es porque ya se siente seguro y si se preocupa por cuestiones sociales… etc.. etc.. El hombre esta mejor cuando está preocupado de necesidades superiores. Entonces ¿Cuándo estamos peor o mejor? Simple: Si ya la mayoría no le preocupa tanto de “los orígenes de la constitución” sino de la seguridad ciudadana, ni la reforma educacional como la estabilidad laboral, etc..etc.. bueno, que quieren que les diga, obviamente la mayoría ya no está en la mejor parte del ciclo.

Saludos

15 de septiembre

1. ¿existe el gobernante ideal?
No pal caso. El caso es que tenemos un mal sistema de apoyo al gobernante. Un sistema con exigencias mínimas a la preparación del programa de gobierno del gobernante. Así, empujan dos coaliciones y una tiene que ganar. No se les exige preparación. Les basta con saber amasar la pomada y venderla. Se puede solucionar todo esto, pero, se requiere a gente comprometida para hacerlo y no existe. La mayoría de las personas hacen circo. Preguntan las mismas cosas cien veces. No quieren una solución. Sólo les interesa ser parte del circo. Solapadamente, podemos estar hablando con quien menos lo esperamos y como el sistema no va a ningún lado con un cambio, mientras de más cosas se hable, más bien el sistema se mantiene con menos interesados en mejorarlo, porque es totalmente amorfo. Totalmente ajeno a las preocupaciones de la gente. Los gobernantes han surgido para mantener intereses y gobernar idealmente, por parte de un gobierno ideal, mismo que puede ser ideal para algunos, probablemente muy pocos, pero, insuficiente para otros.
2. ¿importa realmente quién salga electo?
No pal caso… El caso es tal que la ciudadanía no logra poner sus intereses en la agenda porque no tiene una herramienta institucional democrática donde se pueda hacer el diagnóstico de la situación. Y hablamos de un diagnóstico que sea realista y no sensacionalista. Que detalle intereses de la gente por comunas y no sólo que se preocupe de algunos temas específicos de Santiago. Que la contaminación, que su delincuencia, que sus ladrones disfrazados de policías, que su colusión política, que sus fraudes políticos, que su máquina para construir más santiago, etc.. El plan de desarrollo es chancletita. Concentrado en pocas manos que deciden muchos dineros estatales. Así cualquiera se interesa por construir en el á. metropolitana, ya que el gobierno reparte dineros del estado según quien gobierne. Luego, la diferencia de quien gobierna, sólo estriba en qué sector político se lleva los laureles de las distribuciones de los dineros del estado y a quiénes esa distribución favorece.
3. ¿tiene alguna importancia quién gobierne?
No pal caso y sí pal caso. Sí, porque según qué coalición, ella reparte dineros y puestos de trabajo de administración a sus más fieles engrupusculados. Y no, porque para la gente no hay diferencia. La colusión que llegue al poder, repartirá cobre tanto como pueda. Eso es lo que hacen los gobiernos y sus personeros, según está comprobado. Eso, y cien mil cosas más que no hacen. Por ej. ellos deben organizar al pueblo para que seamos una mejor nación y para que a todos les vaya mejor, pero, no cambian el sistema económico. A la gente la joden con la tasa de interés. La parten, la endeudan, la estrujan, la lechan, la sanguijuelean, la torturan, la maltratan, la asaltan, le roban, etcétera… Si el pueblo no se torna el principal dueño soberano de los recursos del país, el sistema será siempre imperfecto. Lo mismo para el caso político. Si el pueblo no gobierna, lo hará una de las dos colusiones, o coaliciones, entonces, no habrá la suficiente democracia para que el pueblo sea dueño de los recursos del país y, de sus capitales, el más grande inversore de las empresas del país. Aún se busca inversión extranjera. Si los chilenos invirtiéramos en el país, como una especie de cooperativa o sociedad, el país tendría los recursos para hacer los cambios que necesitase. Tanto más si fuéramos dueños soberanos del cobre y su procesamiento. etc he cece tete ra
4. ¿a quién le echamos la culpa de la baja aprobación, o peor, a quién le pasamos la factura por los miedos que tenemos en altísimos porcentajes los chilenos, según la encuesta CEP?
A los políticos no se puede. Por favor. Sería como echarle la culpa al gato porque devora lo que hay en la carnicería. Hay que entender que esa es la naturaleza del gatocat, lo mismo que las dos colusiones que llegan al poder. Llegan para joderse a los del otro lado. Similar a las dos riveras “de los negros” y “de los chinos” en el film “romeo debe morir”. Siempre hay una ribera que quiere las dos riberas.
Si a los políticos no se puede echarle la culpa, se la echamos a los chilenitos flojos pu’e… A todos aquellos que pontificamos preguntas para llevar temas a algún lado y que nunca buscaremos la luz de las respuestas que pudieran provenir de algún lugar… Qué nos interesa?… Sólo chacharear…
; Se la echamos a toda esta clase media que algo tiene y se conforma con lo que tiene y que le atribuye al Estado, por medio de la administración de las colusiones reinantes, que le resuelvan los problemas, pero, no comprendiendo que no se los resuelven, tampoco están dispuestos a resolverlos por si mismos con algo de organización y eventualmente humildad… Tal vez cariño por los demás, o por los intereses de su familia… Como sea. Si la culpa no es del chancho porque se come el afrecho, entonces es de las personas y los personos que alimentan al chancho con rayas en un voto, creyendo que son perlas, que como sabemos los chanchos no valoran más que las papas o las mentiras…

_______
Postadata. Lo único que importa para nosotros, es el grado de responsabilidad que como ciudadanos estemos dispuestos a materializar. Si sólo queremos rayar votos, por favor no se queje. Si las naciones tienen los gobernantes que se merecen, no espere que la extrema derecha o la derecha de izquierda le solucionen sus problemas, porque ellos llegan al poder para solucionar sus problemas y los de quienes les pagan los mejores cuetos. No lo suyos. Sus problemas, y me refiero a un 80% de la población, se resuelven principalmente con dinero y descanso en islas paradisiacas. Esto implica que si el pueblo articula protesta como gestión, o callejeo, o cacerolas, por favor, si hasta los monos podrían hacer lo mismo. Si lo hicieran, a todos los encerrarían en el circo, para que dejen de fregar y allí es dónde literalmente estamos. En el circo. No en la mesa de la planificación de las soluciones que necesitamos. Entonces, si usted rinde esfuerzos que merecen reprobación, no sea tan inconsecuente o iluso or ilusa esperando que los gobiernos ideales le resuelvan los problemas. Si usted quiere un gobierno ideal, debe tener democracia y sólo puede tener democracia si utiliza una cámara ciudadana digital para ejercerla. Y esto no es polémica. Es tecnología. No es cantinfleo o populismo. Es un medio de organización de ideas y operaciones utilizando metodologías acorde al resultado que usted quiere lograr… Si quiere circo y alta desaprobación política e inseguridad o inconformidad ciudadana, raye votos. Si quiere algo mejor, piense en cómo debe el pueblo organizarse, qué espera lograr, y cómo lo consigue, luego actúe en consecuencia… Caso contrario, terminará usted en un manicomio asignado post su actuación. El diagnóstico será “soñador”. Quiere un gobierno ideal, pero, utilizando sistemas imperfectos… De locos… Quiere democracia, pero, le deja su derecho a ejercerla o las dos coaliciones que se la niegan… De raros… Quiere despreocupaciones, pero, no se ocupa trabajando colectivamente para conseguirlas… De flojos… Quiere resultados, pero, sólo mira como otros se llevan lo que le pertenece al pueblo y eso a cada uno por igual por el simple hecho de ser chileno… De pavos… Quiere perfección, pero, con sistemas que no está dispuesto a perfeccionar… De estudiantes y profesionales con mala educación… Luego, el país que tenemos no es el de políticos y encuestas, sino el que nosotros no estamos dispuestos a mejorar porque somos un pueblo tecnológicamente atrasado en metodologías organizacionales… De pobres a los que les estrujan intereses usureros…

_________
posdata de la posdata. Si la gente se queja de inseguridad, pobreza, educación, salud, vivienda, condiciones d trabajo, de jubilación, transporte, o lo que sea, la mayoría de esas cosas se pueden solucionar si tuvieran dinero. Entonces, pueden hacer dos cosas. Enriquecerse colectivamente actuando en contra de la colusión de las dos coaliciones y enriquecer al país con capitales propios y mejores sistemas que involucren mejores operaciones. Para ambos casos necesitan una herramienta de organización. Si el pueblo no es capaz de crearla por sí mismo, qué sentido pudiera tener esperar esto del resultado del gobierno o del gobernante de una de las dos colusiones que llegarán al poder o que ya lo han tenido ?… Le repito. En las familias de tipo grrr-layon primero come el macho dominante y si acaso queda, las hembras de la familia de los partidos y si acaso aún queda, el pueblo…..

cachorritosunidosesea.cl

holi

24 de septiembre

en verdad no leí nada, supongo que es algo interesante pero pasaba por acá pa decirle que su hermana tiene el menso poto

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Ante estos trágicos datos creo que es una prioridad nacional repensar la calidad de la democracia y los mecanismos de participación más allá del voto.
+VER MÁS
#Educación

Ganó la no participación: ¿Baja calidad de la democracia en Chile?

Chile hoy comienza a debatir ideas y sueños que son más transversales de lo que parecen, y a la hora de votar esa oferta también los electores han comenzado a fijar la atención en quien podría hacerl ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Después de la elección ¿existen las derechas e izquierdas?

El futuro gobierno del Presidente Piñera tiene que dar confianza y esperanza a la ciudadanía, porque Chile es de todos y se construye con todos y para todos.
+VER MÁS
#Política

Tiempos mejores para todos y con todos

Que dos mandatarios se traspasen el cargo entre ellos, sin que nadie se sorprenda, habla muy mal de la salud de la democracia. Aunque es legal y legítimo, no deja ser extraño.
+VER MÁS
#Política

BAPI BAPI: la hiperalternancia chilena

Popular

Una acción clara para hacer realidad esto, es la creación de una Empresa Nacional del Litio, que quizás no va a ser competitiva al comienzo de su ciclo de vida, pero puede volverse competitiva con el tie ...
+VER MÁS
#Energía

Litio, la última oportunidad

La eclosión de este nuevo candidato metamorfoseado producto final de su desesperación por llegar al poder, más que ser admirable o asombroso, lo ha transformado en el hazmerreír induciendo en él compo ...
+VER MÁS
#Política

Piñera metamorfoseado por Kafka

En la actualidad, con las nuevas técnicas de administración, publicidad y manejo de datos, que crecen exponencialmente, en cuatro años se puede hacer tanto daño, (o tanto bien, según sea el propósito) ...
+VER MÁS
#Política

Lo que el Frente Amplio no ve, y otros tampoco

Piñera tuvo la falta de ética de designar como director de Gendarmería de Chile a Iván Andrusco, quien fuera miembro de los aparatos represivos de la dictadura en un organismo conocido como la Dicomcar ...
+VER MÁS
#Política

La lista de la desvergüenza de Piñera: Derechos Humanos y Codelco