#Política

El esfuerzo de Matthei

19 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El problema de Chile no es que la gente no se esfuerza. El problema es que por el mismo esfuerzo/trabajo, X seguirá siendo pobre (pero con algunos beneficios sociales), mientras que Y multiplicará su fortuna.

Hace algunos minutos, ha terminado el debate presidencial de ARCHI. Evelyn Matthei mencionó la palabra “esfuerzo” al menos en 20 oportunidades. Se refería a él como la forma en la que el Estado debe priorizar la entrega de sus recursos. “Basta de darle todo siempre a los mismos”, dijo. “Debemos premiar a los que verdaderamente se esfuerzan trabajando”.

Cuando quien afirma esto pertenece al estrato más rico del país, esta famosa cantinela protestante se transforma en un insulto. Lo que está diciendo entre líneas es que entre los grupos más vulnerables campea la flojera. ¿Cómo se puede llegar a una conclusión tan humillante como esta sin nombrarla? La trampa es igualar “trabajo” a “esfuerzo”. De acuerdo a su discurso, sólo se esfuerza quien trabaja, y el esfuerzo sólo tiene sentido cuando se enfoca en obtener más recursos para el bienestar individual. La astucia y el egoísmo son valores esenciales en ese plan, porque para poder lograrlo estaremos siempre compitiendo con otros. Así, de contrabando, a partir de una cosa tan neutra como “el esfuerzo” entra por el rabillo del ojo la competencia, la recompensa individual y la comercialización de los derechos sociales.

Lo dice además en uno de los países más desiguales del mundo, en el que la familia de dónde vienes marca más fuertemente tu desenvolvimiento económico en el futuro. Conozco a montones de hijos de ricos que han viajado y carreteado que da gusto, y que actualmente ganan decenas de veces por sobre el sueldo mínimo sin haber hecho (aparentemente) más esfuerzo que terminar a patadas una carrera en una universidad cualquiera. Proponer que es el esfuerzo el que te va a llevar a la riqueza, además de ser una utopía reduccionista, es derechamente falso. Aquí no hay sueño americano. Es cosa de ver los colegios de donde salieron los gerentes y ministros que nos dirigen. Yo veo, en las páginas sociales de los diarios, montones de regatas, travesías y subidas de Everest que deben de consumir mucho del tiempo dedicado al esfuerzo laboral, y no son los asalariados del país quienes participan de ellas.

Pero lo más discutible es la igualación de “esfuerzo” a “emprendimiento”. La candidata Matthei no valora el esfuerzo de participar en un partido político o una junta de vecinos, ni que decir del esfuerzo de marchar en la calle por una educación gratuita y de calidad. El esfuerzo de Nelson Mandela, que incluyó en su momento la lucha armada, no es el que se busca premiar en su eventual gobierno. Desde luego esa noción de esfuerzo no es extensible a quien se desvela por tocar un instrumento, leer un libro de ficción o ser un buen vecino. Menos se refiere a los que nos gustaría no esforzarnos tanto para poder dedicar más tiempo a la amistad y al ocio, y creemos que esa opción es políticamente relevante. Su “esfuerzo” supone que todos queremos tener cuotas cada vez más altas de bienestar, infinitamente multiplicables en el tiempo. Excluye la posibilidad de quien cuestione esta idea de desarrollo, o quien no vea en la riqueza material un ideal atractivo.

El problema de Chile no es que la gente no se esfuerza. El problema es que por el mismo esfuerzo/trabajo, X seguirá siendo pobre (pero con algunos beneficios sociales), mientras que Y multiplicará su fortuna. Y, aunque eso se solucionara, si el contenido de ese esfuerzo va a ir a parar a una AFP que va a terminar invirtiendo en La Polar, sería más recomendable no esforzarse ni un poco.

———-

Foto: Radio Cooperativa

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Milton gutcovsky

06 de diciembre

Muy de acuerdo. Creo que es lamentable como hoy en día el discurso se basa en que el éxito viene por el lado económico. El único valor hoy por hoy es la plata. Como si la humildad o austeridad o las pequeñas cosas por disfrutar fueran caminos imcomprendidos.
Saludos.

Carolina Correa

06 de diciembre

Totalmente de acuerdo.
Chapeau! Patricio!

Rodrigo Molina

06 de diciembre

Una gran reflexión Patricio, muchas veces olvidamos que nuestros esfuerzos deben estar enfocados en buscar nuestro mayor desarrollo personal, el que por cierto no va por el lado del dinero como único objetivo.

francisco vallejo

06 de diciembre

Estimado Patricio

Sepa usted que la pobreza si trae consigo un poco de conformismo, esto proviene de una natural sensacion que las cosas no cambiaran aun cuando se ponga esfuerzo. Puedo decir con responsabilidad y porque lo viví, que en este pais las oportunidades si existen, que el conformismo es el peor enemigo de la pobreza junto con la flojera, el pensar que el estado es quien debe darlo todo y que debe ser paternalista el la peor invención de un socialismo degradado. Uno si puede salir adelante con esfuerzo e inteligencia, las oportunidades estan, es solo saber aprovecharlas. Es por esto que te digo qque Evelin tiene razon, hay que poner esfuerzo, enseñarle a la gente que vive en la pobreza que con esfuerzo se puede, no solo hay que darle un un bono y letra A en salud, hay que darle herramientas de emprendimiento.

Vi a muchos quedarse atrás y que prefieren vivir en la pobreza, ya que hasta para la luz tiene subsidio, que esforzarse y salir adelante, a veces la flojera puede mas, y el castigo a la clase media es mayor para tener políticas de estado que van en favor de los pobres de este pais.

Pero la verdad es que yo vi mas pobres de mente que pobres socioeconómicamente..

06 de diciembre

Sr. Vallejos, respeto su comentario y opinión, pero no la comparto porque a mi juicio usted basa su análisis en una cuestión errada: la pobreza no es sólo un problema de índole económica. Si así fuera, bastaría darle bonos a las personas para resolver su situación. Pero, el mismo bono en manos de alguien con otra formación, con redes, con información oportuna, que tiene satisfechas necesidades básicas, posee medios de producción, etc., tendrá un rendimiento muy diferente.

Sus comentarios vuelven a homologar pobreza con flojera. Y la verdad es que nada tiene que ver esto último con la desesperanza aprendida o una socialización que sólo comprenden quienes viven las pobrezas.

Yo viví la pobreza por muchos años. Y es allí, en ese entorno, donde vi la gente menos floja que he conocido. Ahora bien, puede que lo que usted espera que esas personas hagan no sea lo que ellos deben o quieren hacer.

Le recomiendo muy humildemente leer “Empowerment”, y las bases del poder social, de John Friedman.

06 de diciembre

Don Francisco;
Lo que debe considerar antes de opinar es que el conformismo fue una de las herramientas que ocupó la dictadura para tener sosegado al pueblo, ellos empezaron con el reparto de ayudas de toda clase que no solucionaron el problema principal de aquella época, la cesantía y medio mundo muerto de hambre.
Como es habitual estas ayudas fueron desnaturalizándose y hasta ahora hay un pequeño grupo que sigue beneficiándose de este mal sistema de reparto solidario. y lo peor ocultos entre los que se la merecen.
La otra tranca es que a pesar de todo muchos compatriotas tratan de sobrevivir, trabajando honorablemente y por cualquier sueldo en lo que sea y otros aprovechando la debilidad de las leyes se han convertido en oportunista que aprovechan cualquier ocasión para su beneficio y me refiero a los robos hormigas, mecheras y similares, producto de este sistema ideológico.

Como ve no es cosa de flojera, las circunstancias son las que causan este drama.
Saludos.

PRISCILLA ALEJANDRA CHING MARIN

07 de diciembre

Muy de acuerdo con usted

Carolina Arce

06 de diciembre

Fui muy, muy pobre y lo que vi mientras crecía fue que toda la gente a mi alrededor se esforzaba, mucho, demasiado incluso y a fin de mes no recibía retribución a ese esfuerzo ¿gente floja?, recuerdo solo a uno y todos hablaban mal de él, era la verguenza del sector…… Los que hablan de que el esfuerzo es suficiente no tienen idea de lo que es ser pobre, no saben lo que es no tener oportunidades o no distinguirlas porque el día a día es asfixiante y la resignación está en todas partes. Yo logré surgir, pero muchos quedaron en el camino y siguen quedando a pesar de su infinito esfuerzo.

Maurico Reyes V

06 de diciembre

El dia que suban el impuesto a la renta por sobre el millon de pesos, voy acreer que quieren ayudar a la clase media.

Koni

06 de diciembre

Seamos realistas y reconozcamos … muchos de los pertenecientes al sector vulnerable son flojos( no es insulto, es realidad).
Es lo correcto apoyar a quien se esfuerza y no entregar bonos a quien pretende vivir de ellos de la caridad del estado.

Son mis impuestos y prefiero mil veces que éstos sean dirigidos a mejorar la calidad de vida a una persona que trabaja.

PRISCILLA ALEJANDRA CHING MARIN

07 de diciembre

Pienso de la misma forma, ya que son mis impuestos, también me gustaría que se canalice hacia personas de verdad imposibilitadas de trabajar y otros que se esfuerzan por estudiar.

06 de diciembre

Don Patricio:
Excelente columna, espero que sirva para que nuestros lectores, la lean sin pasión y verán como desde distintos ángulos nos tratan de desviar nuestra atención sobre lo principal, la justicia social en todo orden.
Lo demás es según dicen nuestros campesinos es “emborrachar la perdiz.”

Saludos.

06 de diciembre

Buena la columna don Patricio
Se acuerda de los terratenientes, “Gran Sr. y raja diablos”, derecho a la pernada”, “Subterra”.+-
Hoy son las oligarquías que nos han arrastrado a lo que somos.
Yo, las etnias y Ud. heredamos el maravilloso país que teníamos, el norte minero, el salitre, teníamos el cobre, el litio, nuestra era la mina de oro más grande del mundo, Pascua-Lama. El mar, “que tranquilo nos bañaba”. Hasta ayer creía que era nuestro.
En el sur, yo, las etnias y Ud. teníamos petróleo, ¿nos queda hielo?
La manipulación de las dinastías oligárquicas propietarias del saber, transformó nuestra CONSTITUCIÓN DEMOCRÁTICA para mercantilizar nuestros recursos naturales, todo lo que teníamos, además nuestra cultura, nos despojaron de lo nuestro y nos llenaron de espejuelos.
¿Para estos genios, progreso significa tener más Molls que todo los países desde el Río Bravo al Sur?, eso no es progreso, se llama pan y circo. Eso no es desarrollo y nos bancarizaron además.
Enriquecer con esfuerzo, está muy bien, pero cuando se habla de oligarquías se refiere a dinastías y eso está mal, Cuando nos referimos a la riqueza forjada dentro de la ética y la moral, también está bien, porque el dinero ganado así, dignifica al ser humano.
Pero cuando comentamos el “Saqueo de los grupos económicos al Estado Chileno”, nos estamos refiriendo al dinero cutre.
Los que se enriquecieron en “La Polar” ahora les pertenece un cerro de dinero sucio.
El enriquecimiento con las 700 empresas privatizadas que no se han esclarecido por completo, pues es dinero dudosamente ganado.
Sr. hay que preocuparse todo los días, para entender el pataleo de los que poco o nada tienen, solo juntan rabia. Hoy se está dando a conocer un nuevo saqueo de las empresas cascadas, se investiga la perdida de los cotizantes a las AFP de US$ 800 millones. O sea, si es así, los pobres serán más pobres todavía. ¡Y no es su culpa!
Antes, el que hablaba de redistribuir la riqueza, se le acusaba de comunista. Se morigeró la expresión por redistribuir el ingreso. Finalmente igualar las mismas oportunidades.
Es decir, tengo derecho a privatizar cualquier empresa estatal en plena producción, sin poner uno, solo mi linda cara para que digan qué esforzado es.
El único, que en este modelo, no ha perdido dinero es aquel “1%”, y aquel que no tiene nada.

07 de diciembre

Muchas gracias por la lectura, sigo con atención los comentarios. Entre los críticos, me llama mucho la atención la idea de que en las clases vulnerables hay flojera. Hace muchos años que no escuchaba ese argumento, probablemente porque quienes lo piensan se autocensuran de decirlo en público. No sólo es un argumento incomprobable, odioso, fácil y cándido. Lo más grave es suponer que la dignidad humana, o la parte de ella que se construye con el acceso a las prestaciones básicas, depende del esfuerzo que uno ponga en trabajar como asalariado. La dignidad es mucho más que eso, y el esfuerzo se puede poner en varias otras cosas. Esa idea, por lo que he leído, no ha sido tomada por Koni y Francisco.

PRISCILLA ALEJANDRA CHING MARIN

07 de diciembre

Me parece que es verdad que hay injusticia, pero esto no lo terminará ningún presidente. Pero también se ve envidia en muchos que por el solo hecho que otros tienen dinero desde pequeños, les da rabia!!. Pero hubo alguien en esa familia que sí en algún momento trabajó para esto. Lo que me parece trágico es como viven reclamando porque otros tienen. Pero hay casos y casos, ya que soy de las que se esforzaron y no tengo millones, pero tengo estudios, un buen trabajo y puedo contribuir a mi familia. En cambio veo mucha gente pobre que es floja, que pasan en huelgas, que destrozan todo a su paso, pero si quieren igualdad, debiesen partir por respetar a los que no queremos sus escándalos. EL CHILENO SÍ ES FLOJO EN SU MAYORÍA QUIEREN QUE TODO SE LO REGALEN O QUE SE DIVIDA EN PARTES IGUALES, LO QUE OTROS TRABAJAN!. PERO NO ESTOY DE ACUERDO. Y SÍ CREO QUE CON ESFUERZO PODEMOS LOGRAR MUCHAS COSAS.

07 de diciembre

Hola Priscilla.
¿Has pensado en la justicia de que una persona nazca rica porque “En esa familia en algún momento alguien trabajó para eso?
“Reclamar por lo que otros tienen” es reclamar por la desigualdad, un valor político digno de persecución desde hace siglos.
“El chileno es flojo” es una frase muy ofensiva, te sugeriría pensar bien en el alcance que tiene.
Gracias por la lectura.

Patricio Jerez

07 de diciembre

Buena columna,

comparto las siguientes ideas:

1.- el esfuerzo no es un “valor”.
2.- (por lo tanto) la flojera no es un “disvalor”.
3.- existen millones de “flojos” que son mucho más “felices” que otros millones de “esforzados”. Y viceversa.
4.- aquellos “flojos felices”, en ningún caso lo son ” a costa del Estado, o de los impuestos que pagan “los que pagamos impuestos”. Eso es falso.
5.- nadie que se pretenda buen líder político puede hablar de “flojera”.
6.- castigar la flojera es algo que se restringe sólo a tres ámbitos: en la disputa intrapsíquica de cada uno, en relaciones interpersonales afectivamente válidas y en la relación de trabajo no abusiva y transparente.
7.- ser “pobre”, sobre todo cuando los parámetros y los significados que lo definen son tan arbitrarios como diversos, no siempre es sinónimo de tragedia y flagelo. Como ser rico tampoco es sinónimo de solvencia y “felicidad”.

etc,

saludos!

07 de diciembre

Soy hijo de padres que fueron muy ricos, hoy puedo decir que formaron una de los primeros grupos económicos, en una sola hacienda de 400 trabajadores, aprendí a conocer la pobreza comentada en un pasaje de lo que viví:
Conocí la humildad de una casa campesina. Una mortecina luz parte desde los umbrales de una choza inquilinezca, rielando sobre humilde talanquera. Se nota muchedumbre dentro del rancho. Varias bestias ensilladas dormitan bajo el cobertizo inmediato. Me aproximo lentamente. Guenas noches patrón!, ¿puedo ser útil?.pregunto. Hay, patroncito, un compañero las hecha a mejol vía: Ño Ulogio. Le atrincaron un golpe zurdo, pase más ailante patrón, véale con sus propios ojos, descabalgo y entro al rancho. ¡nuestro rancho legendario!. Una sola palabra lo describe: Miseria.
Dios me conceda éxito y desaparecerán estas barbaridades.
Ño Ulogio, en efecto, yace semi-inconciente. Me cercioro de que una puñalada, más dolorosa que mortal manifiesta infección, le desangra un poco. Declaro a mis circundantes que no se trata de un lance extremo. ¿Sabe algo el patrón?. Juzgo necesario infundir ánimo. ¡Si! -contesto-. A estas palabras, una vieja rugosa, huesuda, de mirada onda, escrutadora, feroz, levanta una enorme nariz desde el brasero y se me encara con un pucho en la boca, voz ronca y apagada: Los sabios como Ud. ven las heridas del cuerpo, yo descifro lo invisible: descubro el destino -sentenció lentamente- al tiempo que revolvía las brazas.
¿Y qué ha descubierto, mi buena señora? -espeté-. Lo sabrá pronto -me dice-.y alzose vacilando, y en aquel momento sus miembros temblaron, pareció como que se iba a caer, todos mirábanle inmóviles: no se movieron en verdad, de pronto algo pasó sobre la frente de la bruja, no sé qué, pero una sonrisa que no era sonrisa humana contrajo sus labios.
Todos, entre tanto, guardamos profundo silencio.
El sordo ruido de las gotas que acompasadas caían era el único ruido que se oía.
Nos encontramos ante un vulgar acto ritual supersticioso hecho por medio del humo. Talvez nuestra bruja o saga practique la nosomántica, y si su magia marcha al unísono de su fealdad, todas las invenciones, en fin del demonio….
Nuevamente mis pensamientos a horcajadas en el tiempo.
¡Sencilla gente! ¿Hasta cuando os explotarán?.

Al despedirme, miro por última vez el cuarto, visión entre desquiciadora y desesperante. Los hombres y mujeres, seguían todavía reunidos en derredor del brasero humeante por algún leño. Los hombres con sus sombreros puestos, goteando agua sobre las ropas ya bastante mojadas de sus vecinos. Un olor entre húmedo y agrio me secaba la garganta y me hacía lagrimear los ojos. La alegría de los chicuelos se confundía con el cloquear de las gallinas y el ladrido del quiltro, persiguiendo al espantado gato. El mujeril lloraba y reía, acompañando sus risas con extraños movimientos convulsivos de cuerpos y brazos, que más parecía un baile ritual de algún rincón del averno. Solamente la bruja se mantenía tranquilamente sentada, sonriendo, mostrando las negras cavidades de su desdentada boca. Desde el fondo de sus hondas órbitas sus ojos de vez en cuando destellaban chispas de fuego lívido, su fría mirada, revelaba claramente su misteriosa conversación telepática con el mismo Belcebú.
Un chiquillo estaba acostado sobre un camastro en el rincón más obscuro de la pieza, envuelto en algunas plumas, éstas se habían escapado del colchón…a medio tapar, tiritando de frío, a veces el conjunto parecía extraño: sábanas, almohada, chiquillo, plumas y bacinica…ésta sobre el chicuelo con el objeto de coger una gotera que caía en el centro mismo del camastro.
Salgo de esa pieza, aplastado, un gran nudo aprieta mi garganta, conocer tanta miseria, me abruma, gruesas lágrimas, aumentadas por la lluvia rodaban por mis húmedas mejillas.

09 de diciembre

Srta. Priscila
¿Dijo flojera?
Hace un par de años atrás que apareció en los medios una noticia que a muchos le causo asombro, rezaba así “El CHILENO SUPERÓ A CHINA COMO LA PERSONA MÁS TRABAJADORA DEL MUNDO” más abajo de aquella noticia decía: “pero muy poco productivo”.
Ahora bien, no se debe juzgar al chileno por la foto de algunos que en nuestro entorno conocemos,
Podemos equivocarnos si nos encontramos con alguna enfermedad a saber: Autismo, Síndrome de Asperger, Fibromialgia, Fatiga crónica, Depresión, Distimia o Demencia.
Las personas que trabajan o se mueven, tienden a no malgastar energías si no hay un beneficio o falta de beneficio en relación al esfuerzo utilizado o falta de reconocimiento en el trabajo o actividad realizada, falta de preparación para realizar la tarea, Falta de motivación, hay monotonía laboral, no hay reconocimiento a la labor realizada o que sea una tarea que cause cualquier trastorno físico o mental, como dolor de espalda, dolor de cabeza o hastío.
Otras personas inteligentes, sobre todo los jóvenes, a veces parecen contradecir la máxima de no desperdiciar energía a causa, muchas veces, del salario precario que afecta su alimentación que solo les permite acumular energía para un par de horas de trabajo liviano.
Yo le diría Srta. Priscila, que al amanecer de un día cualquiera, digamos 5 de la mañana, tome su automóvil, deténgase en calle Independencia o Recoleta o cualquier otra que atraviese Santiago, verá cientos de obreras/os y administrativas/os con su mochila o bolsón al brazo “caminando” un par de horas para llegar a su trabajo, mismo trayecto al regreso a su casa hacia las 21 o media noche.
Para pensar cabezas de pescado no hay mejor que caminar, sin embargo al observar tal voluntad y sacrificio sabiendo que se trabaja como pobre, sigue pobre y muere pobre en una cripta pobre No hay escape o es por falta de oportunidades o porque nació estigmatizado por su familia o apellido etc.
Por todo esto yo respeto al pobre y muchísimo más al muy pobre, jamás me atrevería faltarles el respeto al “flojo” porque me puedo equivocar.
Un abrazo

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Reivindiquemos lo que fuimos capaces de afrontar como chilenos, y valoremos los aportes significativos que durante estos 25 años se han realizado para el esclarecimiento de la verdad y la justicia.
+VER MÁS
#Justicia

La confidencialidad de los testimonios en el Informe Valech

Cambiar la realidad que existe es tarea de todos, pero lo primero es aceptar la realidad, la verdad inconveniente que estamos perjudicando a nuestros niños, niñas y adolescentes con una cultura que no tie ...
+VER MÁS
#Educación

Espejos Rotos: La caja negra de la infancia en Chile

Es evidente la vulneración de la Constitución española por parte de Generalitat, por ende, no puede sorprender que un Estado de Derecho utilice los medios coercitivos para defenderse cuando se promueve u ...
+VER MÁS
#Internacional

El Intríngulis de Cataluña

"Los gritos atrajeron a José. Sabiendo cientos de personas en el lugar al mismo tiempo, aprovecha la ocasión; estando cerca de una mujer manifestante le ofrece una paleta"
+VER MÁS
#Internacional

José, hablando de lo dulce y lo amargo

Popular

Lean el Informe Valech: en este país, personas fueron violadas por perros, les metieron ratas y arañas en sus genitales, les extirparon a las mujeres hijos de sus vientres metiéndoles los brazos a travé ...
+VER MÁS
#Justicia

Reserva de identidad de la Comisión Valech

Pero esto es la típica actitud del nuevo progresismo: individualizar las problemáticas y no ver más allá. Tal vez le resulta más fácil no detenerse en que la dictadura es más que un panelista que dic ...
+VER MÁS
#Política

El problema no es Melnick

Muchos expertos asumen que las cosas se hacen bien, parece que no ven esta discusión como algo sobre lo cual haya que preocuparse y para que hablar de los medios de comunicación; éstos consumen cualquier ...
+VER MÁS
#Sociedad

En el país de los ciegos, el tuerto es rey: Encuestas de opinión en Chile

Así las cosas, el DOM de Santiago tendrá que aplicar el artículo 53º de la Ley Nº 19.880 para invalidar el mencionado permiso y en tal sentido le enviaremos esta columna por WhatsApp a Felipe Alessandr ...
+VER MÁS
#Municipales

Municipalidad de Santiago beneficia con ardides a cierta empresa