#Política

El engranaje fáctico

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Algunas visiones optimistas han querido ver en la compleja crisis por la que está atravesando la UDI al verse comprometida en la arista política del caso Penta, una posibilidad favorable para que de una vez por todas se separen aguas entre la Alianza y los empresarios.


En un proceso que comenzó con el nacimiento de un empresariado de derecha al alero del saqueo del Estado, el escándalo de Penta y sus diversas aristas está dejando al desnudo un perfecto engranaje fáctico en que los grupos económicos controlan a los políticos y parlamentarios, que en vez de deberse a la voluntad soberana del pueblo, ceden a las presiones de quienes los financian.

Así lo planteó el Rector de la Universidad Adolfo Ibáñez, Andrés Benítez, quien asegura que cualquier cosa que la derecha quiera construir a futuro debe partir de la base de cortar el “cordón umbilical” que la une con el mundo empresarial y que los empresarios no pueden actuar como “operadores políticos”.

Coincide en la apreciación Hernán Larraín Matte, Director de Horizontal, quien considera el caso Penta como una oportunidad de que la UDI se desvincule de lo que llamó “mundo fáctico” y se distancie de los gremios, reconociendo que actualmente hay una crisis de la ciudadanía con la élite, en todas sus dimensiones: élite política, empresarial, religiosa, con los medios.

Es justamente en esas aristas (a comienzos de la transición a la democracia se sumaba la militar), que la UDI no sólo tiene un vínculo con los poderes fácticos que siguen operando en mayor o menor medida hasta hoy, sino que ha sido el brazo político de dicho poder en las sombras. Siendo así, mal podría la UDI modernizarse y renovarse sin atentar contra su propia naturaleza fáctica fundante.

En la arena política, como es sabido, la Unión Demócrata Independiente ha sido el partido que más se ha beneficiado del régimen institucional creado por su fundador e ideólogo de la dictadura, Jaime Guzmán, para ponerle cerrojos institucionales a la democracia, permitiendo a través de la Constitución Política de 1980 que enarbola el derecho de propiedad, del sistema binominal, de quórums supramayoritarios para modificar leyes orgánicas y un Tribunal Constitucional que actúa en forma preventiva, que su sector mantuviera el control del modelo político.

Parafraseando a Guzmán, los adversarios de la dictadura –la Concertación, antes, y la Nueva Mayoría, ahora- aunque llegaron a gobernar, se vieron constreñidos a jugar en una cancha con un reducido margen de alternativas. Funcionaron bien los candados, tal como los diseñó Guzmán para que los gobiernos posteriores a Pinochet se vieran obligados a “seguir una acción no tan distinta a la que uno mismo anhelaría”.

¿Cómo podría, entonces, un partido político que cuenta con la mayor bancada en el Congreso gracias a la sobrerrepresentación que le ha permitido el binominal y que sin gobernar ha concentrado el poder para impedir los cambios que la profundización democrática requiere, romper el cordón umbilical con la estrategia fáctica que le ha permitido no sólo su mantención en el espectro partidario, sino su crecimiento hasta transformarse en el partido más poderoso? Sería como ir contra sí mismo.

Como ha quedado demostrado en el caso Penta, la derecha económica financia las campañas de la derecha política, particularmente a la UDI, que cuenta con el mayor porcentaje de aportes reservados. A cambio, los financistas, a través de sus financiados (los parlamentarios) intervienen y bloquean los proyectos de ley que atenten contra sus intereses, como lo evidenció el mail de uno de los controladores del grupo, Carlos Eugenio Lavín, al Presidente de la UDI y parlamentario, Ernesto Silva, solicitándole hacer gestiones en relación a la Ley de Isapres.

En la dimensión económica de los poderes fácticos a los cuales está directamente vinculada la UDI, nuevamente se repite y se mantiene la estrategia ideada en dictadura de conservar, en este caso, el poder económico una vez terminado el gobierno de Pinochet, tal como ocurrió con el poder político gracias a la institucionalidad de Guzmán.
Como señala María Olivia Monckeberg en su libro “El saqueo de los grupos económicos al Estado de Chile”, el proceso privatizador fue una estrategia política destinada a mantener el poder de ciertos grupos, aún después del término de la dictadura militar. Mientras la derecha gobernante vendía, la derecha económica compraba. Los mismos que desde los ministerios, asesorías o el interior de las empresas del Estado impulsaban el proceso privatizador -en que el Estado se deshizo de 30 empresas públicas entre 1985 y 1989-, gozaron de sus resultados y configuraron un mapa del poder afín al proyecto de largo plazo de la UDI, sostiene la autora. Muchas de las empresas privadas que hoy tiene la derecha económica, fueron las empresas públicas más estratégicas y con mayor rentabilidad económica (eléctricas, de telecomunicaciones, petroquímicas y siderúrgicas), que privatizaron y compraron a precio de huevo.

Al explicar cómo opera el brazo del grupo Penta, la periodista señala que sus fundadores -los hoy formalizados Carlos Alberto “Choclo” Délano y Carlos Eugenio Lavín- comenzaron el grupo con las privatizaciones en el sector seguros y se enriquecieron en dictadura. Agrega que estos grupos que generaron rápida riqueza en desmedro del Estado de Chile están, poco a poco, cayendo en desgracia y señala el caso del Grupo Cruzat-Larraín, José Yuraseck con el caso Chispas o Julio Ponce Lerou con el caso Cascadas.

En un proceso que comenzó con el nacimiento de un empresariado de derecha al alero del saqueo del Estado, el escándalo de Penta y sus diversas aristas está dejando al desnudo un perfecto engranaje fáctico en que los grupos económicos controlan a los políticos y parlamentarios, que en vez de deberse a la voluntad soberana del pueblo, ceden a las presiones de quienes los financian.

La UDI es el partido político que hasta ahora sirvió como bisagra entre el poder de la derecha económica y el de la derecha política, pero que evidenciada su estrategia irregular de financiamiento, además de su desfase ideológico y sus permanentes bloqueos a los cambios que el modelo político y económico heredado de Pinochet requieren, difícilmente podrá seguir manteniendo aceitado el engranaje fáctico que ha limitado nuestra democracia por 25 años.

TAGS: #CasoPenta UDI

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

15 de enero

El caso Penta que nos escandaliza a todos, donde nadie puede permanecer indiferente por la gravedad de lo sucedido, nos obliga como trabajadores a tomar plena conciencia de lo que pasa en nuestro país, de la inmoralidad que encierra la relación entre el dinero, la política y la religión, tres ámbitos que constituyen los principales pilares sobre los que se funda y sostiene el partido ideológicamente más representativo de este sistema político, a saber: la UDI.

El gremialismo es el hijo predilecto de la dictadura. De hecho, nace para salvaguardar la “obra” de Pinochet que fue el ejecutor de las políticas neoliberales que con su libertinaje del mercado saquearon Chile, lo convirtieron en un país profundamente desigual, violento, segregacionista, racista, explotador a más no poder, antidemocrático, increíblemente autoritario, soberbio y también prepotente. Todo eso es la UDI y la clase política que nos gobierna desde hace más de cuatro décadas.

16 de enero

¿Difícilmente?…

Alguien que le dé una agüita de algo a Marisol. Necesita algo de ánimo y un poquito más de reflexión, porque, ¿se le podría hacer difícil a la UDI mantener el poder que ha tenido?… Yo no los subestimaría… Ellos han sido capaces de crear innumerables triquiñuelas para controlar las acciones del poder. ¿Podríamos decir que de pronto dejaron de ser los chicos pillos de esta latitud geográfica y se les acabaron las ideas para maquinar nuevos trucos sólo porque se les cayó un pelito del buey al aire?…

Su “engranaje fáctico” se ha monumentalizado durante cuarenta años. Tiene una experiencia enorme, un tamaño descomunal, fondos sin límite, la mejor tecnología e instalaciones y brazos que son como venas de los sistemas nacionales, por la gran profundidad de su penetración. Aunque fuera borrada del mapa la UDI, otra cosa hará lo mismo que represente a aquellos intereses creados en la solidez de algunos grupos que se beneficiaron con las privatizaciones.

Estos personajes se asemejan a una transnacional. A un ejército que llega a dominar un territorio, con generales y operaciones con nombre y objetivos. Esto está registrado en la historia. Qué se hizo, cuándo y dónde; por quiénes y en qué clase de montos. ¿Ellos son culpables de algo ilícito que afecte o haya afectado los intereses del Estado, la República o los ciudadanos chilenos?… Si es así, si al menos existe la duda de ello, esto debe ser investigado y como en todos los casos en que hay culpables, los mismos, enjuiciados…

Para mejorar todo esto, si acaso es lo que la gente quiere, el rrial pueblo debe tomar el poder, tal como están “sus reglas y leyes”, pero, bloggeando y organizándose porque, luego de bloggear la ciudadanía y de organizarse sólo estaría a una rayita de todos los cambios que quisiera implementar…

Mientras el pueblo no se decida a crear un plan para tomar el poder, así como un programa de operaciones que indiquen los parámetros y variables bajo las que se ha de gobernar, .. no sé, yo sugeriría a toda la gente lecturera que relaje la vena… Los tipos aquellos se sabe lo que hacen; se sabe cómo duele, así es que, ¿por qué no comprar palomitas de maíz y disfrutar de los chistes que dicen en la televisión cuando intentan engañar al pueblo?… Yo al menos paso de ello. Cada vez que los veo en la televisión, simplemente los evito, porque se expresan con mentiras, con razonamientos de engañadores e historial de estafadores…

…. Nuestro punto de preocupación
No es lo que hagan ellos,
sino lo que nosotros debiéramos hacer…

¿Quién dice que este no es un artículo de la derecha fáctica para mantener bien racionado de maní a los monos?… Esto es circo, compañeros… Si alguien quiere más maní, que pida no más, o que lo invente con otro artículo y otros comentarios…

jose ariel

16 de enero

falta un actor super importante en este caso que pienso seria capaz de poner las cosas en su lugar, ya que la justicia chilena ni la clase politica no dan el ancho para frenar todas estas tropelias ya conocidas y las que falta aun por conocer. Este actor no es mas ni menos que EL PUEBLO MOVILIZADO EN LAS CALLES. Asi de simple y sencillo.

18 de enero

El pueblo no necesita ir a la calle. Necesita ir a un lugar digital, donde pueda organizarse. Donde él se fije los objetivos y planifique las formas de lograrlo. Así de distinto, respecto a lo que ha hecho, y así de simple también…

Este comentario debiera terminar aquí, pero, se pueden decir más cosas. Por ejemplo, que el pueblo movilizado en la calle ya estuvo hace poco tiempo. Pedía mejoras en la educación, una reforma tributaria y una Asamblea Constituyente. Llego una persona que lo prometió, pero, ¿el pueblo está conforme?… A mí me parece que no… La mafia política sigue haciendo lo que quiere y muestra de ello, lo que cuenta el artículo. Entonces, el camino sigue siendo alcanzar el poder de una forma organizada y con objetivos que se planteen cambios sensatos, que mantengan la estabilidad del país, pero, que al mismo tiempo le permitan al pueblo llegar a dominar el mercado nacional en algunas décadas y a los territorios un mejor grado de desarrollo, en donde se provea a las personas oportunidades locales donde hacer su vida, frenando la migración al Área Metropolitana, ya que este hecho conlleva innumerables situaciones problemáticas para la población, que van desde delincuencia a escasez; de aumentar el poder de pocos a corrupción; de polución a enfermedad, etcétera…

También se puede decir que la movilización en la calle es un desorden. Un griterío. Algo que se presta para desmanes, que conlleva irresponsabilidad de parte de quienes convocan al pueblo a marchar. Muchas personas terminan apedreados, mojados, detenidos y para qué decir ahumados y decepcionados, aparte de todo lo que se destroza y saquea… Hay que ser más inteligente que eso…

Quienes llaman al pueblo a marchar son la mafia social. Gente de la mafia cuyos objetivos no conoce el verdadero pueblo y muestra de ello es en lo que se convirtió, en ese ya citado reciente tiempo, la mesa social, en forma digital… En una mafia, que no conversaba con nadie, que no recibía opiniones ni comentarios, que no atendía las solicitudes, que no publicaba otra cosa que sólo la información que a ellos les interesaba y que partía por un inútil altar a Allende…

El pueblo no debe ser manipulado por esa mafia social. El pueblo debe ser independiente de todas las mafias de los partidos políticos y de todas las mafias sociales. Debe ser un ente que privilegia la razón colectiva, la inversión pública en desarrollo territorial, políticas abiertas y transparentes que acepten discusión y nuevas ideas, pasando por crear mecanismos de inversión asociativos que creen nuevas empresas en las comunas con menos desarrollo del país, para que la gente aumente su poder adquisitivo y pueda acceder a mejores bienes y servicios, lo mismo que a mejores oportunidades de realización, todo esto apoyado con las operaciones de centros técnicos al servicio del Estado y de las personas…

Lo que digo no necesita mucha interpretación, pero, en sí es una forma distinta de ver el problema del pueblo, ya que siempre se piensa que éste debe ir a parar a la calle, pero, cada vez que esto se hace, el pueblo es manipulado, decepcionado, maltratado y humillado…

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Con la escasa información y poca congruencia que aún se tiene de los programas de los candidato(a) s a la presidencia y de cara a los resultados a obtener a marzo del 2022 así: ¿No sería lo mismo el ca ...
+VER MÁS
#Política

¡Atención electores de Chile!

Esto no se trata de quién gana y quién pierde, se trata de devolver la vida al boxeo, en general como historiador escribo columnas sobre la época dorada del boxeo entre 1930-1960 cuando el boxeo llevaba ...
+VER MÁS
#Deporte

La vuelta del público al boxeo

Entonces les enseñamos a los niños que si quieren ganar un partido deben dar directo al hueso para dejar deshabilitado al contrincante. Ese directo al hueso se refleja en las famosas planchas, (cuando ent ...
+VER MÁS
#Internacional

En el fútbol, como en la vida misma

Los embarazos en niñas y adolescentes menores de 14 años no son producto de una violación aislada, sino por lo general se producen por abuso sexual reiterado. Su enorme incidencia ya no permite continuar ...
+VER MÁS
#Internacional

Ese cuerpo no te pertenece

Popular

Lamentablemente, la Mecánica Cuántica en vez de llegar a la cultura popular por sus logros científicos y tecnológicos, lo hizo con versiones extravagantes, engañosas y en algunos casos hasta ridículas ...
+VER MÁS
#Ciencia

El erróneo uso del término Cuántico por las pseudociencias

Sí a su equipo le faltó coraje, valentía, decisión, arrojo, valor, ánimo, esfuerzo o ímpetu, no se complique, dígalo con algunas de esas palabras, no con los anodinos "faltó huevos" o &quo ...
+VER MÁS
#Sociedad

Eufemismos... ¡Cuánto mal hacen!

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena

Sólo nos quedará ver que pasa en la segunda vuelta, con los mismos actores que conocemos desde la vuelta de la democracia, que aunque las reglas han cambiado y nuevos actores han entrado, siguen siendo lo ...
+VER MÁS
#Política

Segunda Vuelta: La antesala de una crónica anunciada