#Política

El dilema del Monito Reo

13 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Enzo Abbagliati publica una entrada respecto al proyecto de monitoreo de redes sociales anunciado -con una ya no tan sorprendente torpeza comunicacional- por el gobierno. Comparto con Enzo el argumento medular: los medios sociales -a menos que un candado puesto por el titular de la cuenta lo impida- son de naturaleza  pública en sus alcances, y  no solo es legítimo, sino que deseable, que las autoridades presten atención a lo que allí sucede para entender el estado de ánimo  de la ciudadanía: es  parte de su pega.

Soy poco dado a las teorías conspirativas y panópticas, y no me parece mal que un gobierno use información disponible dentro de la legalidad para mejorar su gestión. Dicho esto, me surgen algunas diferencias respecto a lo que Enzo plantea (o creo que plantea), en al menos tres dimensiones: el poder, la representatividad y la confianza. 

Se sugiere que –al menos potencialmente- los medios sociales permiten igualar a sujetos con distinta ubicación en la sociedad, incorporándolos a todos a la formación de opinión pública, permitiéndoles participar y fortaleciendo la democracia. Es de política que hablamos, es decir de poder e influencia,  los que por naturaleza no se distribuyen  equitativamente. Es cierto que los medios sociales “corren el cerco” de la esfera pública, incorporan más gente al debate, pueden poner más presión en la rendición pública de cuentas (accountability). Pero la conformación de la opinión pública efectiva, aquella que orienta el quehacer de los que toman decisiones, sigue siendo eminentemente inequitativa y se basa en brechas sociales, cognitivas, discursivas y de capital que pre-existen y subsisten a los medios sociales. Para que la potencia de las redes sociales no se transforme en una nueva quimera, creo que es importante entender no solo su potencial, sino también sus limitaciones y los mecanismos específicos a través de los cuáles esta se hace efectiva. Asumir a priori un efecto benéfico para la democracia es bueno desde la perspectiva activista que se supone que tenga una iniciativa como elquintopoder.cl, pero no suficiente, desde mi perspectiva de investigador.

Mi segundo bemol es metodológico. Yo esperaría que el gobierno, o cualquier tomador de decisiones, que decide mirar Twitter para “entender la opinión pública” y afinar sus respuestas a ella, sea particularmente prudente al  atribuirle “representatividad”. Inferencias estadísticas basadas en distribuciones muestrales probabilísticas bien hechas en el conjunto de la población (es decir encuestas cara a cara) siguen siendo una herramienta importante y necesaria. Pretender remplazarlas por twitpolls (como gustan hacer algunos prestigiados analistas políticos de la plaza) o análisis de nubes de tags  es como hacer una encuesta a la salida de Los Braseros de Lucifer  y concluir que la opinión pública tiene una mala imagen de los vegetarianos. Ante un gobierno atolondrado y una oposición mediocre como los que tenemos, me parece peligroso que la lectura simplista de lo que se discute en Twitter guíe, por sí sola, el debate público.

Y finalmente, el tema de fondo y ausente para mi gusto en este debate: la confianza. Enzo plantea, erróneamente a mi parecer,  que el debate que se ha planteado es artificial. Creo que es desinformado, torpe e ideologizado, pero no artificial. El debate no es artificial porque la duda, fundada o no, existe de manera innegable  en una parte de la población. Y esa duda ha servido, quizá por primera vez, y seguramente de manera oportunista, para que algunos dirigentes políticos saquen la voz por cuestiones vinculadas a la protección de la privacidad en las redes.

El problema no solo es que la palabra “monitoreo” fue un pésimo concepto para presentar la idea (yo le habría puesto “escucha ciudadana” o algún chamullo por el estilo), doblado por un discurso pretencioso respecto a unas capacidades de geolocalización que son bastante limitadas en realidad.

El problema es que  la desconfianza de una parte de  la ciudadanía tiene un asidero no totalmente injustificado a pesar de su pobre articulación: la pérdida de confianza en el gobierno, y particularmente en su capacidad de respetar el disenso y las manifestaciones de descontento ciudadano. Existe una duda razonable de que monitorearan de manera ética, justa, protegiendo la privacidad de los ciudadanos, descartando cualquier represalia o abuso.

Y cómo no pensarlo, cuando el Presidente y su Ministro del Interior gustan de intimidar a los que expresan  descontento ciudadano. Cuando se gobierna bajo amenazas (“se acabó la fiesta”), cuando se designa al ex- fiscal  Peña a monitorear conflictos sociales, cuando hasta un poster de Axl Rose califica como prueba de terrorismo organizado, cuando se asimila “manifestante” a “ delincuente violentista”, cuando a los propios ministros se los reta en público por usar Twitter.

Porque, a diferencia de un privado haciendo estudios de tendencia en Twitter cuando quiera y como quiera, los gobiernos necesitan someterse  la confianza pública para validar su accionar. El problema es que esta administración ha dilapidado velozmente  esa confianza, y pareciera no contar con  el piso requerido para hacerlo con legitimidad social.  

—————

Foto: Jailed – tgrahamLicencia CC
 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
enzo-abbagliati

23 de junio

Por alusiones, Florencio, no me queda otra que comentar tus alcances (lo que, por cierto, hago con gusto y agradezco hayas tomado el guante, ya que permite profundizar en un debate necesario).

Sobre el primer punto (el poder), estoy en completo acuerdo. Usé el “potencialmente” en la columna precisamente para (quizá de manera equivocada) cubrir todas las limitaciones que las redes tienen para cambiar una de las características básicas de la naturaleza del poder: su desigual distribución. Esta columna fue publicada en La Tercera y el límite de los caracteres era draconiano.

Respecto del segundo punto (la representatividad), también de acuerdo. Siempre recuerdo que si hubiera sido por mi timeline en Twitter, en las últimas elecciones presidenciales hubiera ganado en primera vuelta Marco Enríquez-Ominami. El resultado real ya sabemos cuál fue. Falta aún para que el análisis de redes adquiera el mismo grado de representatividad que encuestas y sondeos construidos científicamente, pero creo que se está avanzado hacía allá, aportando miradas que quizá herramientas más tradicionales no pueden hacer con la misma celeridad y/o calidad. Recomiendo leer esta columna publicada hoy en El Mostrador:

http://www.elmostrador.cl/opinion/2011/06/23/alguien-te-mira/

Es en tu tercer punto (confianza) donde tengo diferencias contigo (aparentemente). Creo mezclas dos cosas: por un lado, el derecho a la privacidad de las personas en las redes y, por otro, cómo un gobierno del que se desconfía crecientemente lo salvaguardará. Sobre este segundo aspecto, sé de al menos una consulta ya realizada vía Ley de Transparencia que ayudará (si obtiene respuesta) a dilucidar la interrogante. Mientras tanto, hay que ceñirse a lo dicho en la documentación ya conocida y en eso el gobierno estará haciendo algo para lo que -en estricto rigor- no hubiera requerido contratar servicios externos.

Respecto de la privacidad de las personas en las redes, estamos ante un escenario que requiere, por lo menos, nos volvamos a realizar las preguntas sobre lo que implica el concepto. Recomiendo leer a J. Palfrey y U. Grasser en Born Digital y sus capítulos dedicados a la identidad digital (que construimos voluntariamente en las redes) y el dossier digital (toda la información que circula en las redes de nosotros y sobre la cuál no tenemos control). ¿Se puede aplicar el concepto de privacidad del mundo analógico al mundo digital? No tengo postura definida al respecto, pero sí creo necesario dos cosas: abrir el debate y, sobre todo, que cada uno de nosotros tenga más presente que en las redes -en caso de mantenerse invariable el concepto- requiere de nosotros una mayor conciencia y un ejercicio cotidiano. Muchos de los usuarios de las redes son los primeros en vulnerar su propio derecho a la privacidad (aunque suene contradictorio).

24 de junio

Enzo, parece que estamos de acuerdo entonces en casi casi todo.
En cuanto a lo de la privacidad, un par de comentarios.
No creo que pueda desacoplar el derecho a la privacidad de la capacidad del Estado de salvaguardarlo. Los derechos siempre van acompañados de las garantías para ejercerlos.
Ahora, es cierto que la privacidad no se rige por los mismos parámetros en el mundo digital. Pero esto no quiere decir que no haya una frontera (distinta) entre lo que es y lo que no es legítimo en materia de privacidad en el mundo digital. Si lo piensas, las principales controversias en materia de web, tiene que ver con eso, desde Google Street al reconocimiento visual en Facebook.
Como digo en mi columna, a priori el gobierno no ha roto eso, es solo que no tiene capacidad de convencer a mucha gente, que por lo demás son unos cuaticos, porque al menos en twitter, el 90% se llama Cachupito, Chirolita o PT987B. Irreconocibles.

25 de junio

Que las autoridades deban prestar atención a lo que sucede en la red porque ello es parte de su pega, me dice a mí que no están haciendo bien su pega en cuanto a esto y que su pega no es precisamente esa… Dado lo que se desea, es decir, monitorear lo que sucede en la red, pienso que hacer su pega sería crear un sitio donde se dialogue con la ciudadanía, identificando a ésta con su nombre y su R.U.T..

Si tal sitio existiera, que bien podría ser más que sólo eso y ser una instancia mayor de diálogo con incluso carácter institucional, como lo podría ser una Cámara Ciudadana Digital, no tendría el Gobierno que salir en una caza de brujas a encontrar qué cuchichean individuos de raros nombres y usualmente pocas propuestas… Además, serviría para que el Gobierno no tuviera que interpretar qué cosa quiere la ciudadanía y en qué medida proporcional, sino que le bastaría leerlo e interpretarlo…

¿No les parece a ustedes, Enzo y Florencio?…

fskdjfksdjlf

26 de junio

Hola Peón, gracias por el comentario. En realidad no me parece. La politica tiene que ver con interpretar lo que la gente quiere. El que lo hace mejor, gana. Las encuestas, los analisis electorales, los focus group, los analisis de prensa, y el seguimiento de temas en redes sociales, son herramientas validas para hacerlo. No veon porqué sería caza de brujas.
Desconfío por otra parte en crear sitios que son como universos paralelos, oficiales, donde debatir, si el debate ya está instalado en estas redes. Además, exigir el RUT si que sería amedrentar.
Lo que sí es importante tener en cuenta es que CHile es desde el punto de vista de las instancias de participacion democratica, el pais peor ranqueado de america latina. Aparate de las elecciones, que por lo demas son pocas (no elegimos intendentes, ni jueces) no existe ningun espacio institucional de participacion y consulta ciudadana (asambleas, plebiscitos, etc). Eso me parece necesario, pero es harina de otro costal.

26 de junio

Que cantidad de contradicciones Florencio…

“Lo que la gente quiere” es algo que bien se puede manifestar y debatir en un sitio institucionalizado como una Cámara Ciudadana…

Respecto de quién gana en la política, esa es la mentalidad que debemos evitar, porque el que debe ganar es el país y la ciudadanía, no grupos políticos… Es decir, si la política debe interpretar a la gente, entonces no consiste en quién gana una elección y el problema acá es que la política no está al servicio de la gente, porque si lo estuviera, muchas cosas ya serían diferentes…

Las redes sociales cacarean acerca de muchos temas, algunos sin ninguna importancia y que no pasan de ser cuchicheos, además, repiten los análisis y conclusiones una y otra vez, sin embargo, nuestra realidad sigue tal cual en muchos aspectos, sobre todo en aquellos que son más importantes para la ciudadanía, por lo tanto, las redes sociales no han logrado los cambios necesarios, no se visualiza que los hayan de lograr, motivo por el que no son la instancia de reunión de diálogo o debate que requiere la ciudadanía, ya que para ello se debe incluir al Gobierno y a los políticos, mismos que hasta ahora juegan su papel lejos de la gente, por lo tanto, estás equivocado si piensas que ya tenemos un debate con un buen nivel de significancia en las redes sociales, ya que este no nos lleva a ninguna parte…

Por otro lado, exigir el R.U.T. en un sitio institucional no es motivo de ninguna clase de amedrentamiento, sino que prejuicio, ya que si le escribes a la Presidencia, por ejemplo, simplemente no lo puedes hacer sin tu R.U.T.. Distinto es el caso de un sitio pichiruchi que te pide el R.U.T. para participar en el, o te pide ingresar con tu cuenta de correo y clave…

Además de lo dicho, que tú menciones que somos una democracia mal rankeada porque NO tenemos un espacio institucional donde participar, confirma mi punto de vista acerca de lo importante que sería crear ese sitio institucional y otorgarle mayores concesiones que sólo ser un sitio donde participar, ya que necesitamos un sitio para construir el país que deseamos y para ello se requiere de participación transversal, debate, representación ante el Gobierno, ministerios, Senado y Congreso, y mecanismos que aseguren la canalización de los consensos que se logren en un sitio como una Cámara Ciudadana…

Por último, una Asamblea Constituyente y el desarrollo de plebiscitos perfectamente se pueden desarrollar en la Cámara Ciudadana, porque participaría mucha más gente y se podrían incluir más y mejores ideas, así es que no es ninguna harina de otro costal, sino que parte de la misma situación, motivo por el que nuevamente estás equivocado, según mi apreciación…

fjdsfkjhds

28 de junio

Peón

No voy a decir que estas equivocado, ni que te contradices. Simplemente, veo las cosas desde otra perspectiva y no te descalificaré a ti por eso.

• A mí eso de que gana el país y la ciudadanía, y no los grupos políticos, o que no importa quién gana las elecciones, me suena parecido al discurso apolitico que le gusta a La Ena (tranqui, no digo que tu seas La Ena). La política es oposición entre sectores que tratan de interpretar a la gallada y ajustar sus doctrinas y propuestas a ello. No es malo. Es de hecho una garantía de la democracia.

• No he dicho que las redes sociales en la web tengan que realizar los cambios. Lo que digo es que la gente se junta dónde quiere a conversar, no donde la autoridad dice. Esto es como cuando la intendencia quisiera que los pingüinos marchen en círculo en el Parque O’ Higgins en vez de marchar por la Alameda. Tampoco creo que sea correcto deslegitimar una conversación que existe porque no discuten lo que algunos consideran esencial.

A mi esa característica que solo he visto en Chile de andar pidiendo el RUT hasta para comprar un chicle es lo más amedrentador y autoritario que hay. Tienes claro que eso no se hace en casi ningún país democrático, no? Y que muchos ni siquiera tienen RUT? Por qué no podría escribir a la presidencia sin presentar RUT?

• Creo que los espacios de participación y deliberación democrática que Chile necesita son off line, para poder integrar a los más marginales, aquellos que no tienen cuenta en twitter. Puede haber un espacio on-line también, y aspiro a que lo haya, pero no me parece lo esencial. En parte porque la gran falencia de participación es local, no nacional, y es del 50% más pobre, no del 50% más rico.

• Aunque trabajo justamente en temas de tecnología, desarrollo y participación política, soy un conservador en cuanto a elecciones. Desconfió de las votaciones vinculantes por internet (adivina quienes son los que menos votan ahí? Si: los pobres, las mujeres, los indígenas, los ancianos, en definitiva, los marginalizados). Eso no quiere decir que internet no tenga un lugar que ocupar. Fíjate por ejemplo que tanto Islandia como Túnez están ahora usando la web para debatir, párrafo por párrafo, sus reformas constitucionales.

Eso
Saludos

28 de junio

Florencio… Que diga que aprecio que estás equivocado y que te contradices, no es una descalificación, sino que una observación que a mi criterio me parece realista, aunque no te resulte muy amistosa…

Yo no dije que gana el país y la ciudadanía con las elecciones, sino que dije que debiera ganar, pero, no lo hace, ya que no tenemos una democracia tal como tú supones que la tenemos…

Yo no dije que tú hayas dicho que las redes sociales deban realizar los cambios… Es obvio que la gente se junta a conversar donde quiere, pero, si hubiera un sitio institucional donde hacerlo, mucha gente se reuniría allí… Yo lo haría y si tú no quisieras, mi apreciación es que nadie te obligaría a hacerlo… Tampoco le he quitado legitimidad a todo lo que se diga en las redes sociales, sólo digo que los análisis y la farándula se repiten y las propuestas son pocas y no hay autoridad con quien debatirlas, lo que es bastante distinto a lo que tú has dicho…

Al menos a mí nunca me ha sucedido que cuando compro un chicle el vendedor me pida el R.U.T., pero, cada vez que le escribo a la Presidencia, el Formulario de Contacto me lo pide…

Los espacios de participación “offline” que piensas que pudieran integrar a los marginales, creo que nadie los va a conceder, ya que cuando un Gobierno asume, se reúne con los empresarios, no con los pobres, lo que demuestra el espíritu de sus intenciones… En cuanto a un espacio de participación online, a mí se me hace fundamental para poder expresar ideas y debatirlas con quien corresponda y las pueda atender como se debe, lo que es muy distinto a conversarlas con algunos usuarios en la red que no se pueden hacer responsables de lo que se les pide o sugiere… Además, la falencia de participación que tiene el país es a nivel nacional…

Me temo que tendré que decirte que si trabajas en tecnología, desarrollo y participación política, dado lo que dices, el pueblo no tendrá esperanzas de que el fruto de tu trabajo les brinde un mejor nivel de participación… Además, que Islandia, o Túnez o el país que sea, esté reconstruyendo su Constitución política usando la web, no dice más que la web tiene inmensas posibilidades para mejorar la vida de la gente en su país, si hay voluntad política para su empleo, considerando la participación ciudadana…

glkfdjgkljdf

28 de junio

Peon
No creo que nuestra democracia sea de buena calidad. Tampoco creo que la ciudadanía no haya ganado nada de los últimos 20 anos. No todo lo que yo quisiera, pero algo ha ganado.
Supuse que cuando dijiste “nuestra realidad sigue tal cual en muchos aspectos, sobre todo en aquellos que son más importantes para la ciudadanía, por lo tanto, las redes sociales no han logrado los cambios necesarios, no se visualiza que los hayan de lograr, motivo por el que no son la instancia de reunión de diálogo o debate que requiere la ciudadanía” estabas diciendo que las redes sociales eran un espacio ineficiente y desfocalizado de debate, porque no han logrado los cambios requeridos. Yo creo que no se puede pedir eso a las redes.
Yo creo que los espacios institucionales en la red alejan más gente la que incluyen, pues sin que haya reformas profundas (constitucionales) que garanticen mayor participación ciudadana, y mas vinculación entre el debate y las políticas, esos espacios parecen tongo. Mira esto: http://www.tunisie-constitution.org/. Tú crees que un espacio “oficial” habría logrado ese nivel de participación? Que quede claro: yo no descarto que en el marco de una gran reforma de participación ciudadana (que insisto, pienso que es sobre todo local lo que no se opone a que sea nacional) pueda haber un espacio institucional en la red, pero sin reformas, habar de sitio oficial para que los ciudadanos opinen es pura cosmética y una receta infalible para mayor exclusión.
Lo del chicle es una exageración, supongo que lo entiendes. Que pidan el rut para opinar, igual me parece un exceso.
Respecto a los espacios de participación ciudadana en la base, y l a mala calidad de la democracia chilena te recomiendo leer esto. http://www.iep.org.pe/publicacion/003776/desafios-de-la-gobernabilidad-democratica-reformas-politico-institucionales-y-movimientos-sociales-en-la-region-andina/ El titulo es un poco árido, pero la evidencia presentada es bastante buena. Estoy seguro que el libro está en la biblioteca de FLACSO, por ejemplo, si es que quieres revisarlos. Hay buenos ejemplos de instancias de debate y participación en la base, sobre todo en sectores rurales.
Supongo que decir que mi trabajo no entrega esperanzas tampoco es descalificación… en fin, puedo vivir con eso.
Saludos
Florencio

27 de junio

Florencio,
Estoy de acuerdo en lo que mencionas del tema de “representatividad” y la “confianza”. Coincidimos y me preocupa el tema tambien, por ello escribi en mi blog sobre este mismos tema desde otro angulo (muy cercano por cierto). Creo que el tema da para mas y seria buenisimo instalar un debate mas amplio. Aqui el link para mi opinion …aunque el titulo debio haberse llamado “la ventana indiscreta”.

http://elkable.com/2011/06/26/%C2%BFes-twitter-el-fiel-reflejo-de-lo-que-piensa-la-ciudadania/

Saludos,
Maria Ines Salamanca

28 de junio

Que tenga que escribir uno todo un posteo para enterarse de que la Mane tiene un blog… Y despues dicen que estamos en una sociedad hipercomunicada 😀

30 de junio

Florencio!
Si, de hecho soy un Monito mas con blog. Espero no ser Monito Reo 😀

30 de junio

Es obvio, Florencio, que la institucionalización de un espacio de participación ciudadana en la red, tal como una Cámara Ciudadana Digital, que tenga representación directa en el Congreso y en el Senado, requiere modificaciones constitucionales y te apostaría mi cabeza a qué si se creara la Institución que te comento, mucha gente participaría en ella, a pesar de que tú no lo creas así, ya que la creciente participación de la gente en las redes sociales en torno a temas políticos es un reflejo de lo que sucede en nuestra sociedad y si observas lo que se dice, se piden una serie de reformas fundamentales relativas a la democracia y a nuestro sistema económico y ambas, así como otras reformas, se podrían desarrollar en la Cámara Ciudadana…

En cuanto a los resultados de tu trabajo, dado lo que dices, lo que digo no me parece descalificación, sino que un análisis realista, motivo por el me permito sugerirte un poquito más de autocrítica, la que por supuesto siempre es necesaria para todas las personas, a cuya regla yo no soy una excepción…

Respecto de los links que me has dejado, no me parecen significativos en torno a lo que hemos conversado, pero, agradezco que me los hayas dejado…

flkdjlsk

30 de junio

OK

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

"Lo que se espera en la propuesta política en estas presidenciales, es que tenga muy presente que la nobleza y dignidad de un país no se calcula sólo en el volumen de su PIB, ni en las cifras macroe ...
+VER MÁS
#Política

Chile Vamos: ¿a dónde?

La primera vuelta de las elecciones presidenciales desmintieron rotundamente a las encuestas que con un claro sesgo ideológico y serios límites metodológicas instalaron, durante meses, la victoria ineluc ...
+VER MÁS
#Política

El progresismo es mayoría política y electoral

El mensaje es, la población con salir a votar estuvo a punto de generar un gran cambio que hizo asustarse a muchos analistas en un primer momento, y que dejó como gran triunfante al Frente Amplio, que har ...
+VER MÁS
#Política

El Frente Amplio, una gran lección para todos

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Para nosotros los psicólogos, cuando la química (no racional) te impide dar tu 100% con un paciente estás obligado a derivarlo a otro, luego, si eres responsable, tienes que analizar porque no toleraste ...
+VER MÁS
#Política

Cero tolerancia al Rincón que mata en mala

Ahora bien, en estas elecciones no da lo mismo quien gobierne los próximos años, lo que está en juego es decidir el país que soñamos.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Porque no da lo mismo quien gobierne

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?