#Política

¿El despertar de las masas?

16 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP
La historia nos ha mostrado con rigurosa lucidez, que llegan momentos en los cuales existe un quiebre de los paradigmas, que en ese entonces entendemos por tradicionales, instaurándose otros que toman su lugar y se disponen a desplegar su movimiento en todos los sentidos hasta que nuevamente sea desbancada por otra , ello de manera dialéctica ha sido constantemente así.
 
Desde una perspectiva marxista, podemos agregar que dicha situación siempre ha puesto a una clase sobre otra, a unos dominadores sobre unos dominados en función de su lugar en la estructura de producción de las sociedades que estemos observando. Y otros podrán decir que los sistemas se organizan ante los nuevos eventos, ante la nueva información que hace que dicho sistema cambie y vuelva al equilibrio. Sin embargo cuando estamos en la vorágine, en la construcción del proceso de cambio, urge responder a las preguntas más obvias: ¿por qué ha sucedido? ¿A qué dará lugar? ¿Realmente cambiará algo? 
 
Quienes estamos en el oficio de las ciencias sociales, o simplemente en el trabajo de pensar nuestra sociedad, tenemos la responsabilidad de hacernos las preguntas, éstas y otras cuantas más, y dar cierta aproximación a la realidad, que es lo que podemos ofrecer.
 
Dicho trabajo intelectual requiere el ejercicio metodológico de crear conceptos, un lenguaje apropiado para dar sentido, reflexionar ante los hechos concretos y las estructuras que se encuentran invisibles pero históricamente presentes, y finalmente generar una síntesis inteligible que pueda ser comprendida. Todo ello para ser refutado o reproducido como parte de lo que creemos verdad.
 
El capitalismo en plenitud, fuerte y robusto del siglo XX entra a la primera década del siglo XXI con resistencias. Existe un consenso absoluto sobre el hecho de que a pesar de ser la época de toda nuestra historia donde más hemos avanzando en todos los aspectos, estamos también evidenciando los costos que ha traído dicho avance: la enorme desigualdad social y la destrucción de la política como ese espacio público que motivo la Revolución Francesa o la Revolución de Estados Unidos. Hoy es probable que estemos evidenciando la semilla de un proceso transformador de la sociedad en que vivimos.
 
Las revoluciones no ocurren de un día para otro, son un proceso de largo plazo en el que interfieren tantos elementos que lleva otros muchos años comprenderlo con claridad.
 
El año 2011 ha sido el año de un despertar de las masas. Árabes, islandeses, españoles, chilenos, han salido a la calle para demandar un cambio, para promover un cambio de un estado de las cosas que ya no gusta, que ya no fragua en las nuevas generaciones y en muchos que vieron como sus intentos del pasado, fracasados en su mayoría, hoy en encuentran el correlato adecuado y las acciones legítimas. Los sistemas que permitían la tranquilidad y la cohesión, la revuelta ordenada ya no sirven, la tecnología al servicio de la información y la articulación de las masas que reemplazaron la asamblea face to face, hoy es reproducida a la velocidad de un click de ratón. 
 
Un ejemplo es lo que ocurre hoy mismo en Chile y España, dos países que han compartido (a destiempos) procesos parecidos y que ven hoy en la calle a miles de ciudadanos contra el poder, contra el modelo, contra las reglas y los paradigmas que hoy ya son tradicionales y necesitan ser remplazados por unos nuevos.
 
Si en Chile el detonante ha sido la crisis política que vive el país por su falta de representatividad, que ha encontrado como vía de escape la cuestión medioambiental, en España la crisis económica ha desatado el hartazgo con un sistema que ha fallado y que protege impunemente al gran capital, ese del siglo XX. El mundo árabe indignado con ese mismo modelo, el capitalismo, que llena día a día los bolsillos de una clase política anclada más allá del siglo veinte, es el que primero se levantó, reclamando tal vez incluso menos de lo que podrían reclamar otros.
 
¿Será este el despertar de las masas? No podemos responder a ello aún, pero es evidente que aquí se comienza a sembrar un nuevo siglo, que parece estar incubando nuevas generaciones, ciudadanos y ciudadanas que ya no están dispuestas a vivir como hasta ahora y que pueden ser los que reproduzcan las nuevas ideas y creen el proceso que decante en una nueva revolución.
——————
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
llaguno

19 de mayo

Hace tiempo alguien escribía sobre la “rebelión de las masas” …. de acuerdo con la reflexión … pero mientras en el mundo esas masas o movimientos ciudadanos (de segundo tipo-nuevas formas de los movimientos sociales) sales a reclamar por cuestiones políticas que tienen que ver con el diseño de la sociedad que se construye … acá, son sólo movimientos sectoriales, sobre todo los ambientalistas…. los estudiantes tienen más consistencia…. es la hora, del quinto poder… sin duda

19 de mayo

Sin duda a fines del siglo XX ha habido una revolución de las comunicaciones, la internet permite una comunicación impensada hace unas decadas atrás, lo mismo que la telefonía celular y la television por cable
Una ciudadanía conectada es una ciudadanía que se puede organizar rapidamente e informarse con mayor profundidad, Esto permite contrastar con mayor claridad lo que se dice en politica y lo que se hace, o como se hace, los testimonios se entregan en forma de videos, la imagen testifica lo que se denuncia e impacta más que mil discursos, y por otra parte las nuevas comunicaciones le permiten a la ciudadanía contar con herramientas para expresar su disgusto, ponerse de acuerdo en acciones de protesta
Esta revolucion de las comunicaciones trae consigo una revolucion social que ya se esta empezando a notar!

19 de mayo

Creo que es un poco apresurado querer meter en un mismo saco a lo que está ocurriendo en el mundo árabe con lo que está ocurriendo en España o acá en Chile. Son fenómenos con raíces y motivaciones distintas, y quizá el único común denominador es que comparten el uso de las redes para difundir sus mensajes (en los casos de los países tengo la impresión que se ha tendido a exagerar su rol).

Por otro lado, y como ocurre más nitidamente en las concentraciones en las ciudades españolas, o en Chile en torno a las protestas por HidroAysén, quizá convenga distinguir que los grandes números de personas que se reúnen no califican como masas, si las entendemos a éstas como cuerpos relativamente homogéneos. Da la sensación que son “protestas de nicho” que han encontrado una coyuntura que las unifica, pero que finalmente tienen (si es que los tienen) objetivos muy diversos entre si.

20 de mayo

Darío: Creo que tus aportes son muy pertinentes. Como exprese al principio, sin duda la tarea de analizar aquello es apresurada, no por ello menos importante. Creo que hay estructuras más allá del internet que comparten igualmente dichos movimientos: Todos son manifestaciones contra el poder, contra los sistemas políticos que ya no están dando respuesta a los ciudadanos. Eso en Chile, sostengo que también es cierto, no sólo es una cuestión medioambiental o la educación, sino un proceso de más largo plazo que ha sido puesto en marcha. SI bien es cierto que muchos se organizan frente a objetivos diferentes, estos comienzan a articularse como plataforma común. Sin duda hay mucho que esperar para que nuestros análisis sea más acertados. Lo importante y gratificante para mí, es que podamos tener estas discusiones y sobre estos temas. Un gran saludo y gracias por tus comentarios.

20 de mayo

Me parece que las manifestaciones que se han producido en lás últimas semanas responden a la impotencia e inconformidad de los ciudadanos respecto al “relato” poco claro y consecuente del gobierno. Se produce una sierte de catarsis colectiva. Lo que es muy positivo y es algo que añoraba ver desde hace mucho tiempo…

gabmarin

20 de mayo

Creo que el cuestionamiento va más allá de este gobierno. Es al sistema político en su conjunto. Las personas que están en la calle están exigiendo una nueva forma de hacer política, que las considere y las escuche de manera permanente. En eso, la Concertación está incluso peor que el gobierno.

20 de mayo

No se trata de “empate”. Basémonos en las manifestaciones masivas y múltiples que se han registrado estas últimas semanas, sin duda, le guste a quien le guste, tienen estrecha relac. con el actual gob.
A la Concerta’ le tocó vivir “#La marcha de los pinguinos”, un gesto notable por parte de los jóvenes que le pasaron la cuenta a las promesas no cumplidas, pero todo eso, Ya fué.

20 de mayo

No sé si llegar y relacionar los movimientos en Medio Oriente con lo que ocurre en España o Chile. Hay variables que pueden coincidir pero también ay otras que marcan enormes diferencias.

Tampoco diría que es una revolución mundial contra un modelo capitalista, como algunos como Touraine trataron de insinuar en algún momento en base a un sustrato ideológico marxista, porque en muchos países del mundo árabe no necesariamente hay lo que podemos llamar “capitalismo” en sentido estricto.

Efectivamente hay una reacción, pero que se manifiesta no sólo contra ciertas estructuras económicas, sociales y religiosas, sino también contra el poder político mismo, es decir, el Estado.

Hay varios enfoques para analizar y distinguir estos fenómenos –que valga la salvedad no podemos llegar y llamar movimiento político o social- como los de Ted Gurr, o los Oberschall, Mc Adam y Olson.

Por ejemplo, podríamos ver la acción colectiva como no racional, sino más bien como frustación, que sería la dinámica del movimiento, en relación con el flujo de expectativas y el acceso a bienes.

O podemos ver la movilización como la expresión de la sociedad civil, y sus diversos grupos, en base a una racionalidad determinada pero plural, que sería la obtención o mantención de algún bien, material o simbólico, que converge.

O podemos ver la movilización como una liberación cognitiva –la toma de conciencia de problemas sociales- producida por la expansión de oportunidades políticas, un amplio proceso socioeconómico y el fortalecimiento organizativo, que da paso al movimiento social.

Saludos

20 de mayo

Gracias por tus comentarios. El debate es interesante, sin embargo hace falta no sólo la reflexión para desentrañar respuesta, se requiere investigación para conocer mejor qué está ocurriendo. Ahora estamos en la fase meramente hipotética, pero también es una fase muy buena.

Creo que también que el argumento propio de Robert Merton sobre metas-fines puede ser sin duda esclarecedor sobre todo para el caso Español. La coincidencia con el mundo Árabe es en dos elementos clave: primero el objetivo es el estatus quo y segundo el repertorio (en palabras de Charles Tilly) respecto de cómo se organiza y se manifiestan.

Finalmente una aportación de orden metodológico: no sólo comparamos para encontrar semejanzas, sino también para resaltar las diferencias.

Un saludo.

20 de mayo

Me parece desafortunado que el analísis, con fin de mantener la lógica marxista, sea apresurado en clasificar a la revolución arabe. Estos no se movilizan para acabar con el capitalismo, y estos movimientos en su conjunto no es el pueblo pronto a tomar el poder. Responden a procesos un poco más complejos.

20 de mayo

Nicolás: Gracias por tu comentario. Sin duda los procesos son complejos, y como he reiterado, tardaremos en desentrañar qué los provoca y como se despliegan. Sin embargo, quiero dejar claro que la reflexión no es un reflexión marxista. Pero piensa en que las revueltas del mundo Árabe, demandan democracia, igualdad, estado de derecho, de unos gobernantes que mantienen un sistema político anquilosado y recursos enormes a favor de las clases poderosas. Allí hay elementos estructurales de por medio, no lo crees?.

20 de mayo

Estoy de acuerdo. Por eso mismo no parecio prudente enmarcar todos los procesos bajo la pelea contra el capitalismo, porque las crisis de España, Chile, y el mundo arabe responden a dinámicas muy distintas. Señalar que son las mismas estructuras las que muestran debilidades resulta apresurado.

20 de mayo

Me parece que el comentario es bien atinado, sobre la observación de una realidad social creciente y que se manifiesta al hacer parecer más angostas las diferencias entre los supuestos países desarrollados, en vías de desarrollo u otros. En este sentido, la comparación de los fenómenos sociales de España y Chile creo que es atinado, sin embargo creo que las realidades del denominado “mundo árabe” no obedecen a estas relaciones y menos aún también entre los países mismos del mundo árabe, que tienen diferencias aún más abismantes que las que podrían darse entre Chile y España, por ejemplo.

Además, creo que existen otros mundos: el “mundo africano”, el “mundo asiático”, el “mundo soviético”, etc. No son tantas los mundos que podrían potencialmente existir y que sí creo que existen factores comunes entre ellos: el uso de la tecnología, o más bien de la rapidez y disponibilidad de información, factor determinante en cualquiera de estas denominadas “revoluciones”, más no así de transversal creo que es lo que se busca. A mi parecer, en el “mundo árabe” las solicitudes están en un nivel mucho más básico, como sociedad menos “civilizada” del punto de vista occidental., pero sí igual de importantes que las solicitudes que se están haciendo en elmundo occidenta. Sin embargo, sí creo que el modelo occidental se ha transformado en el prototipo aceptado a seguir en la sociedad global, haciendo también la observación de que existen grandes diferencias entre considerar una visión europea contra una norteamericana.

Creo que la actualidad social del mundo occidental, observa que el modelo capitalista ilimitado (global a esta altura) está obsoleto, ya que muchas de las institucionalidades estatales o gubernamentales han sido diseñadas para defender y establecer derechos que en el fondo se traducen en la posibilidad de acumulación desmedida de riqueza por muchos, mientras los derechos, oportunidades y defensas de otros actores son demasiado básicos, inexistentes o complejos u obscuros de obtener.

Creo que el tema de fondo real es la desigualdad y el sistema que defiende de manera indiscriminada la acumulación de bienes y el poco retorno a la gente de los resultados del comercio de esos bienes. La institucionalidad dejan demasiado a la interpretación y la buena voluntad de muy pocos actores.

20 de mayo

Gonzalo, hay una gran variedad de material teórico y analítico para tratar de entender lo que está ocurriendo, para establecer diferencias y similitudes. Podemos utilizar el modelo de Easton, el mismo Tilly que mencionas, Ernesto Laclau…etc.

Lo que no hay que olvidar en estos momentos y en el futuro, es que la racionalidad humana para conocer el devenir de estos fenómenos es limitada, y no podemos predecir qué ocurrirá o cómo terminará. Nadie es capaz de captar el devenir histórico ni tampoco de forzarlo.

La oposición al stato quo es una variable que siempre está presente, pero no claramente, y lo que consideramos stato quo en Libia por ejemplo, no es lo mismo que el stato quo en España.

Saludos

20 de mayo

Buenas noches, quisiera ofrecer otro punto de vista, quizás alejado de la contingencia política o de los análisis sociales. Este punto de vista tiene que ver con la energía, puntualmente con la Entropía, concepto que se ha disfrazado en varias materias para ser expresado como “el cambio” o el 1 +1=3. Los seres humanos actuamos de acuerdo a motivaciones, estas pueden nacer de distintas situaciones que van generando cambio. El cambio se va manifestando de manera silenciosa en la mayoría de los casos, y muchas veces nosotros solo nos damos cuenta cuando el resultado de estos cambios generan una manifestación perceptible y energica. El cambio como todos sabemos se trata de controlar mediante el orden, cuando el orden requiere demasiado trabajo y no existe fuente de energía para hacerlo, todo el orden que se ha logrado colapsa, desencadenando otros cambios, esta vez “inesperados”. Las sociedades, las celulas y los sistemas funcionan de manera similar, están en constante cambio y quienes quieran frenar esta dinámica tendrán que trabajar para provocar los cambios en las direcciones que quieren. Las manifestaciones no son otra cosa que la energía contenida, producto de un sistema que tratan de ordenarlo, y que al tener una debilidad, esta energia contenida se expresa en toda su plenitud…..como el colapso de una estrella….
Debemos buscar la causa de esta manifestación, entendiendo que este sistema llamado sociedad esta evolucionando y buscando un equilibrio que claramente nunca encontrará, sin embargo, la causa no es sólo una represa, o un sistema político ineficiente, sino también un sistema de vida individual que exige más trabajo para lograr superficialidades, esto también causa insatisfacción o “energía contenida” esperando una chispa para encender.

saludos

21 de mayo

Pablo: Te agradezco enormemente tu aporte, el creo honestamente encaja muy bien con la perspectiva que podemos entregar desde las ciencias sociales. Allí se encuentra Maturana por ejemplo, entre otros de los aportes teóricos evolucionistas sobre el cambio social.

Cuando te refieres a que los cambios son un proceso lento que no percibimos, coincides perfectamente con los profundos análisis sobre la revolución realizados por ejemplo con autores como Charles Tilly, George Sabine o Hannah Arendt. Ésta última recoge con el mejor detalle – en mi opinión – cuáles son los parámetros que debemos tener en cuenta a la hora de estudiar el fenómeno social y por supuesto sico-social que se produce.

Por ahora estamos en el nivel de las hipótesis, opiniones e impresiones que nos obligan a colaborar con nuestro punto de vista. No es posible en absoluto predecir nada con estos aportes. Sin embargo el estudio profundo, bajo variables establecidas, y arropados con un marco teórico de envergadura nos permitirá aquello que las ciencias sociales permiten: acercarnos a una parte de la realidad con un método coherente que haga inteligible unas conclusiones finales.

Para ello todavía queda mucho tiempo y dedicación que quizás pueda ser el trabajo serio de algún investigador en el futuro.

Nuevamente te agradezco el brillante aporte. Un saludo.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Debemos entender que el individualismo está subyugado a lo colectivo y si queremos algo, debemos ver cómo encajaría dentro del ideario de las propuestas de otras personas, a veces tan alejadas de lo que ...
+VER MÁS
#Política

Sobre qué prioridades y una reflexión sobre Venezuela

La derecha “cavernaria” y la derecha “liberal” se unifican en la estrategia de control, ambas apuntan a mantener un statu quo mediante la articulación de un discurso conservador que se muestra como ...
+VER MÁS
#Política

La falacia de la libertad

El ex presidente Mujica, tal cual lo refirió en sus ruedas de prensa en Chile, repartió lo que había entre aquellos que entendió más lo necesitaban y muchas veces lo dispuso excediendo sus atribuciones ...
+VER MÁS
#Política

Hay que complejizar más la figura de Pepe Mujica

Guiller hizo lo correcto al no comprometerse con un eventual abrazo de oso por el FA, no pueden ofrecer coherencia como bloque, por cuanto su identidad está en formación, no han matado a ningún padre
+VER MÁS
#Política

Frente Amplio: al centro de una izquierda vacía

Popular

Una acción clara para hacer realidad esto, es la creación de una Empresa Nacional del Litio, que quizás no va a ser competitiva al comienzo de su ciclo de vida, pero puede volverse competitiva con el tie ...
+VER MÁS
#Energía

Litio, la última oportunidad

La eclosión de este nuevo candidato metamorfoseado producto final de su desesperación por llegar al poder, más que ser admirable o asombroso, lo ha transformado en el hazmerreír induciendo en él compo ...
+VER MÁS
#Política

Piñera metamorfoseado por Kafka

Piñera tuvo la falta de ética de designar como director de Gendarmería de Chile a Iván Andrusco, quien fuera miembro de los aparatos represivos de la dictadura en un organismo conocido como la Dicomcar ...
+VER MÁS
#Política

La lista de la desvergüenza de Piñera: Derechos Humanos y Codelco

En la actualidad, con las nuevas técnicas de administración, publicidad y manejo de datos, que crecen exponencialmente, en cuatro años se puede hacer tanto daño, (o tanto bien, según sea el propósito) ...
+VER MÁS
#Política

Lo que el Frente Amplio no ve, y otros tampoco