#Política

El desafío, también, es formar ciudadanos

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Normal
0

21

false
false
false

ES
X-NONE
X-NONE


/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin-top:0cm;
mso-para-margin-right:0cm;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0cm;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:”Calibri”,”sans-serif”;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;}

Normal
0

21

false
false
false

ES
X-NONE
X-NONE


/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin-top:0cm;
mso-para-margin-right:0cm;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0cm;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:”Calibri”,”sans-serif”;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;}

Normal
0

21

false
false
false

ES
X-NONE
X-NONE


/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin-top:0cm;
mso-para-margin-right:0cm;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0cm;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:”Calibri”,”sans-serif”;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;}

El fin de semana escuché un programa en radio Bío-bío en el que se preguntaba la opinión a los auditores sobre los despidos que se están llevando a cabo por el gobierno de Piñera.

Más que argumentaciones armadas en base a antecedentes fidedignos, fue un desfile de reacciones airadas las que protagonizaron el programa. Algunas de ellas fueron: “en la Concertación están llorando de mamones, que se dejen de llorar”; “esto está pasando porque la Concertación gobernó para la derecha”; “esto tiene que pasar cuando hay cambios de gobierno” y: “está bien que los despidan, para limpiar lo que está pudriendo nuestra sociedad”.

Esto último en alusión a que los profesionales del Estado son “todos” apitutados.

El peligro de cimentar sociedades reaccionarias es tentar a la irracionalidad para convertirse en actos oscuros, y como país eso ya lo hemos experimentado.

Es importante levantar edificios, promulgar leyes a favor de los derechos humanos, de los consumidores, construir carreteras, firmar tratados de libre comercio, ingresar a organismos internacionales, preocuparse del post-natal, del 7%, entre otros. Pero, más allá de esto, hay un eslabón determinante para que a partir de ello se construya una sociedad más humana y equilibrada, tanto en sus logros materiales como espirituales. Y éste es: formar ciudadanos.

A propósito de la entrada Kinesiología socialista de Oscar Landerretche, donde comparte sus ideas freak para renovar la política al interior del PS, se me ocurre que tal vez se puede incluir esta última en el itinerario socialista.

Por ejemplo: convocar e integrar a los ciudadanos no militantes a algunas jornadas de trabajo dentro del partido, haciéndolos parte de jornadas laborales que permitan construir puentes  para cimentar confianzas y cariños. Dar pie a la organización y articulación entre política y ciudadanía e invitar a los ciudadanos a que conozcan de qué forma se piensa un país, quiénes actúan en la construcción de él, cuáles son las responsabilidades, compromisos y desafíos que se deben asumir, y por sobre todo, cuál es el rol que debe cumplir un funcionario público, un legislador, un político, y un ciudadano, entre otros.

Si bien el tercer punto de las ideas freak que propone el autor, la acción social, establece que el partido esté abierto para entregar sus herramientas a los dirigentes sociales, tenemos que tomar en cuenta un factor relevante. Las circunstancias en las cuales se encuentra la política actualmente nos lleva a preguntarnos si la asistencia unilateral es el solitario camino que se debe volver a recorrer, o es el trabajo multilateral lo que permitirá reactivar la participación social solidaria y fraterna.

No cabe duda de que esos dirigentes sociales, y quienes no lo son,  tienen muchas herramientas que compartir y aportar a los que en algún tramo de la historia política olvidaron que son servidores públicos. También a aquellos que siguen manteniendo vivo ese espíritu.

Si abrazamos esa idea, la de complementar nuestros trabajos, saber qué sucede en los entornos por los cuales transitan nuestros proyectos, aspiraciones y anhelos, saber construir criterios u opiniones, tal vez las reacciones den paso a la idea, la propuesta, el argumento constructivo, la curiosidad por saber cómo está el otro, y por qué no, al afecto.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Con la escasa información y poca congruencia que aún se tiene de los programas de los candidato(a) s a la presidencia y de cara a los resultados a obtener a marzo del 2022 así: ¿No sería lo mismo el ca ...
+VER MÁS
#Política

¡Atención electores de Chile!

Esto no se trata de quién gana y quién pierde, se trata de devolver la vida al boxeo, en general como historiador escribo columnas sobre la época dorada del boxeo entre 1930-1960 cuando el boxeo llevaba ...
+VER MÁS
#Deporte

La vuelta del público al boxeo

Entonces les enseñamos a los niños que si quieren ganar un partido deben dar directo al hueso para dejar deshabilitado al contrincante. Ese directo al hueso se refleja en las famosas planchas, (cuando ent ...
+VER MÁS
#Internacional

En el fútbol, como en la vida misma

Los embarazos en niñas y adolescentes menores de 14 años no son producto de una violación aislada, sino por lo general se producen por abuso sexual reiterado. Su enorme incidencia ya no permite continuar ...
+VER MÁS
#Internacional

Ese cuerpo no te pertenece

Popular

Sí a su equipo le faltó coraje, valentía, decisión, arrojo, valor, ánimo, esfuerzo o ímpetu, no se complique, dígalo con algunas de esas palabras, no con los anodinos "faltó huevos" o &quo ...
+VER MÁS
#Sociedad

Eufemismos... ¡Cuánto mal hacen!

Lamentablemente, la Mecánica Cuántica en vez de llegar a la cultura popular por sus logros científicos y tecnológicos, lo hizo con versiones extravagantes, engañosas y en algunos casos hasta ridículas ...
+VER MÁS
#Ciencia

El erróneo uso del término Cuántico por las pseudociencias

Sólo nos quedará ver que pasa en la segunda vuelta, con los mismos actores que conocemos desde la vuelta de la democracia, que aunque las reglas han cambiado y nuevos actores han entrado, siguen siendo lo ...
+VER MÁS
#Política

Segunda Vuelta: La antesala de una crónica anunciada

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena