#Política

El conveniente “centro social”

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El centro social es la creación de un estrato ficticio, que debido a su nubosidad conceptual puede prestarse para todo y para nada al mismo tiempo. Es la invención y caricaturización de necesidades, para que así éstas estén al servicio de un programa de campaña banal, poco exigente y totalmente contrario a lo que se debe hacer en una sociedad como la nuestra. Sobre todo, si es que se quiere construir una democracia coherente con lo que esta requiere para comenzar a emprender un desarrollo más significativo y, por lo mismo, más sustancia.

Hay un término que ha quedado rondando en mi cabeza, ya que lo he escuchado hasta la saciedad en estos últimos días. Este concepto es el del “centro social”, al cual el candidato UDI Pablo Longueira dice apelar con su candidatura. Esto lo digo porque una vez que vi al presidenciable poner mucho ahínco cada vez que nombraba este supuesto sector de la sociedad, en algún momento llegué a creer que realmente existía. Hasta me dieron ganas de ir a conocer algunos de quienes se encontraran en la posición geográfica del mapa político que mencionaba el gremialista.

Después de pensarlo bastante, y revisar detalladamente las declaraciones del hijo político de Jaime Guzmán, no llegué a otra conclusión que la que, por lo general, se obtiene de este tipo de slogans ambiguos y poco consistentes: no hay tal centro social.

Me explico. Si bien la gente a la que dice interpretar el ex titular de Economía existe, claramente no tiene el nombre que éste le atribuye. No pueden ser calificados de esta manera, ya que no tienen un rótulo que los haga identificarse con el curioso término que se ha aplicado. Esto, obviamente, no excluye que tal vez haya una parte de la población que lamentablemente cree, una vez que escucha, estos discursos llenos de una épica gris ser ese “centro social”. Me refiero a esa clase despolitizada que la derecha “popular” con los años ha tratado de domesticar con un discurso simple, el cual implica lágrimas, emoción y una satanización contante del ejercicio político.

Longueira, Lavín y un sinfín de dirigentes UDI, de la mano del fallecido Guzmán, por años bajaron de Plaza Italia para llegar con un mensaje de preocupación, de ayuda, pero también de desideologización de una clase.
Así haciéndoles saber que como derecha estaban ahí para ayudarlos, para colaborar con sus vidas ya que ellos no pueden dirigirlas. Porque la última vez que se trataron de hacerlo, todo terminó en un “desgobierno” llamado Unidad Popular.

La conciencia social que la derecha dice tener, va directamente relacionada con aquella señora Juanita que alguna vez mencionó Ricardo Lagos erróneamente. Es decir, con aquél sujeto que quiere que le resuelvan los problemas urgentes de manera pragmática, fácil y simple porque a eso han relegado su vida las clases dirigentes, sin que ose siquiera en aspirar a algo más, como por ejemplo recibir una plusvalía decente y digna por el trabajo entregado.

El centro social es la creación de un estrato ficticio, que debido a su nubosidad conceptual puede prestarse para todo y para nada al mismo tiempo. Es la invención y caricaturización de necesidades, para que así éstas estén al servicio de un programa de campaña banal, poco exigente y totalmente contrario a lo que se debe hacer en una sociedad como la nuestra. Sobre todo, si es que se quiere construir una democracia coherente con lo que esta requiere para comenzar a emprender un desarrollo más significativo y, por lo mismo, más sustancia.

El acercamiento de la UDI hacia las poblaciones, y su sensibilidad popular, muchas veces no huele más que a una constante herramienta de campaña, ya que en materia de ideas y reales soluciones, resulta cada vez más estéril.


Imagen

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Porqué no votar?

Mirar los acontecimientos con perspectiva histórica y elucubrar una posible respuesta resulta del todo ejemplar para evitar los juicios y decisiones apuradas, de manera que en la vieja reyerta sobre si apr ...
+VER MÁS
#Política

Kohl o Merkel: la disyuntiva DC después de las elecciones

Mientras una persona más conocimiento de sí mismo y del mundo que lo rodea obtenga, menos espacio para el dogmatismo religioso va a tener disponible.
+VER MÁS
#Religión

El fenómeno de las religiones en el mundo actual

¿Cuál debiese ser la preocupación esencial? Primero que todo, brindarle al INE, de una vez por todas, la autonomía que requiere. De esa forma, se evitan suspicacias sin bases o gustos políticos como el ...
+VER MÁS
#Economía

Censo 2017 ¿Un déjà vu? ¿Problema del INE, del gobierno o del Estado?

Popular

Para nosotros los psicólogos, cuando la química (no racional) te impide dar tu 100% con un paciente estás obligado a derivarlo a otro, luego, si eres responsable, tienes que analizar porque no toleraste ...
+VER MÁS
#Política

Cero tolerancia al Rincón que mata en mala

El trabajador, aparte de no leer ni siquiera Condorito en su somnolencia transantiaguina, constata como día a día su patrón ingresa desde paltas del supermercado a autos 0kms.
+VER MÁS
#Política

Saber hacerla

Ahora bien, en estas elecciones no da lo mismo quien gobierne los próximos años, lo que está en juego es decidir el país que soñamos.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Porque no da lo mismo quien gobierne

No podemos dejar de recordar el caos que se viví­a no hace mucho tiempo en las calles de Santiago, permanentemente en pugna y con olor a bomba lacrimógena, no bien se hubo disipado el polvo el terremoto.
+VER MÁS
#Política

Cómo ganarle a Piñera