#Política

El conflicto de interés de Camila Vallejo

80 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP
- 2011 -
Camila Vallejo acaba de insistir en la idea de que “Lavín no es un interlocutor válido” para los alumnos. Esta idea ya había sido expresada con anterioridad por varios dirigentes estudiantiles. ¿La razón? El supuesto conflicto de interés que el titular del Ministerio de Educación tendría con la causa en virtud de su historia con la Universidad del Desarrollo. El tema se prendió aún más cuando Lavín respondió afirmativamente a la pregunta de Villegas en Tolerancia Cero sobre si éste había recuperado o no el dinero que había “invertido” en la Universidad del Desarrollo.

¿Por qué entonces no podemos exigir lo mismo a nuestros dirigentes estudiantiles? Como mencioné más arriba, es sumamente razonable preguntarse ante quién responde un militante que además es dirigente.

Aquí Piñera y sus asesores merecen un tirón de orejas. Cualquiera en sus cabales políticos sabía que Lavín en Educación tendría un lastre tremendo si se gatillaba un conflicto educacional universitario. Por muy buenas que fuesen las intenciones del Ministro, era obvio que su relación pasada con la Universidad del Desarrollo iba a despertar suspicacias de su contraparte estudiantil. Es más, con dos dedos de frente política se podía predecir que dichas suspicacias iban a ser explotadas por los dirigentes como una razón para aletargar la posibilidad de diálogo.
¿Tiene Joaquín Lavín un conflicto de interés? El razonamiento de Vallejo y el resto de los dirigentes ha quedado bastante claro. El problema es que sobre la base de esa misma premisa Camila Vallejo (y un gran número de dirigentes estudiantiles) también lo tienen.
 
¿Por qué? Precisamente por su militancia política. No me malentienda. Creo que es rescatable que se empiece a participar en partidos políticos y sus respectivas juventudes desde que se cumple la mayoría de edad. Sin embargo, es lógico preguntarse: ¿ante quién responde efectivamente un militante?
Y esto no es un tema menor. A muchos les generó molestia el carácter empresarial de una gran cantidad de personeros del Gobierno, incluido el Presidente, precisamente por el temor de que éstos tomaran decisiones cuidando los intereses de su entorno económico, en desmedro de los intereses de la sociedad, era una preocupación más que atendible.
Por lo mismo muchos exigieron al Presidente que abandonara sus intereses económicos en LAN, Colo Colo, etc., como también se le exigió a ministros, subsecretarios, intendentes, seremis, entre otros. ¿Por qué entonces no podemos exigir lo mismo a nuestros dirigentes estudiantiles? Como mencioné más arriba, es sumamente razonable preguntarse ante quién responde un militante que además es dirigente. ¿Responde ante los intereses de su partido o los del grupo que lo eligió? No lo podemos saber.
Y el problema es que este tipo de cosas genera suspicacias y muchas veces sospechas fundadas. Dígame mal pensado, pero no soy lo suficientemente ingenuo para creer que la presencia de Jaime Gajardo, militante del PC, y de la bancada parlamentaria del mismo partido es una alegre coincidencia.
No estoy en contra de mejorar las deficiencias que actualmente presenta la educación en nuestro país, no es esa mi intención con esta columna. Esto lo escribo porque creo que es importante dejar en claro que la transparencia es un camino de doble vía, un camino en el que si se exige transparencia en los intereses del contrario también hay que ser transparente en los intereses propios.
Si estamos hablando de mejorar la educación del país, y si efectivamente esto llega a buen puerto, es fundamental también regular la transparencia de los gobiernos estudiantiles, procurando evitar que sus dirigentes presenten conflictos de intereses con partidos políticos u otras organizaciones que pudiesen mermar la imparcialidad deseada en ellos. Una buena forma de hacerlo sería mediante la incompatibilidad de la militancia actual  o pasada (a lo más un año antes de la elección) al momento de ser elegidos.
Todos sabemos el importante rol que han alcanzado los gobiernos estudiantiles a lo largo de la historia del país en tiempos de democracia, y siendo realistas, es muy probable que su poder e influencia se siga acrecentando con el pasar del tiempo. Sin embargo, el poder implica responsabilidad y regulación, y los dirigentes estudiantiles no escapan de dicha premisa.
Sé que a aquellos que les gusta la política les resultará particularmente difícil decidir entre actuar en un partido político o actuar en los gobiernos estudiantiles. Sin embargo, dicha división de intereses es necesaria, en pos de la transparencia y de la adecuada protección de los intereses de aquellos que lo eligieron para estar allí.
* César Miranda es vocero de Red Liberal
—————
TAGS: Movimiento Estudiantil

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

28 de junio

Me parece equivocado tu análisis. Nadie ha dicho que Lavín o cualquier personero tiene conflicto de interés por ser de una militancia. El conflicto de interés viene por el beneficio o perjuicio económico que una política pública puede acarrear a quien la implementa. La militancia política es la materialización de un acuerdo colectivo, no es un empleo, no es la participación en una empresa, no es una gerencia y ciertamente no reditúa en la bolsa.

28 de junio

Hola. Te cito textual “El conflicto de interés viene por el beneficio o perjuicio económico que una política pública puede acarrear a quien la implementa”. ¿Eso no sucede para un partido político? El beneficio ideológico es más fuerte de lo que te puedes imaginar mi estimado. En el fondo la columna apunta a eso, a no agotarse en delimitar el conflicto de interés a lo “económico”. Slds.

28 de junio

mezclando peras con manzanas… Lavín no es un interlocutor válido no porque sea facho, las razones son económicas… todos los dialogos son de carácter político… todas las posiciones y creencias con que se debaten son políticas; el problema es que si se quiere discutir el lucro en la educación no se puede hacer con alguien que esta lucrando con ella. Esa es la causa de no validarlo como interlocutor. Malísimo su análisis hombre

28 de junio

Hola. Sería ideal que suscribieras tus comentarios con tu nombre real mi estimado. Si yo hago mis comentarios con identidad se espera lo mismo del opositor o comentarista del artículo.

En cuanto al fondo de tu comentario creo que delimitar el interés a lo económico carece de fundamento. Los intereses son diversos y variados, un beneficio ideológico puede ser más importante que uno económico.

Y con Lavín fui preciso, me cito “que el titular del Ministerio de Educación tendría con la causa en virtud de su historia con la Universidad del Desarrollo”.

Slds.

28 de junio

No politicemos la política dijo uno que no cachaba na de ná!!

28 de junio

En realidad el comentario apunta a delimitar la noción de conflicto de interés, no sólo agotándolo a algo político.

28 de junio

Quizás el argumento debería abordarse desde la representatividad, es decir en la relación entre los líderes estudiantiles (las futuras élites dirigentes que mandarán a a la policía si los estudiantes protestan) y los estudiantes, tanto sus “representados” directos, como los indirectos. ¿Cuánto representan realmente los líderes al resto?

Ahí, entramos en otra dimensión, que muchos no abordan o más bien evitan. Porque no podemos olvidar cómo fue el proceso en la “Revolución pingüina” y como las malas lenguas dicen que un par de llamadas facilitó la “bajada” de algunos de sus emblemáticos líderes a último momento, a cambio de una carrera política garantizada en el futuro.

Y ahí surge la duda ¿Qué es de otros líderes estudiantiles de antaño? ¿En qué están? ¿Siguen con sus “luchas” o ya las olvidaron?

28 de junio

Hola Jorge. Voy a algo similar. El conflicto de interés puede ser peligros, y no sólo si se es del PC, sino de cualquier partido, especialmente porque la militancia (que no viene gratuitamente de militar) es peligrosa para una movilización.

Eso al parecer la gente no lo entiende. Una movilización con dirigentes sin conflicto de interés se hace mucho más fuerte.

28 de junio

No creo que exista incompatibilidad entre la militancia en un partido político y ser dirigente estudiantil. El problema se da en estas instancias de negociaciones entre dirigentes y el ejecutivo sobre actuar sobre lo que dicte el partido político o lo que digan las bases del movimiento estudiantil (que en la gran mayoría de los casos también están influenciados por movimientos políticos de ultra izquierda) . Hay que ser cautos en el tema, ser dirigente estudiantil abre una cantidad enorme de puertas en política, y de hecho, las campañas electorales de las federaciones se realizan utilizando los logos de los partidos políticos, por lo que la representatividad no es un problema. Los dirigentes realizan estas campañas claramente para realizar una carrera política.

28 de junio

Hola Pedro. Y es precisamente eso lo que critico. Creo que una movilización con dirigentes sin conflicto de interés se hace más fuerte pues genera menos suspicacias y por ende, más adherentes. ¿Me captas? Slds.

28 de junio

Es muy desafortunado y mala leche el empate analítico que hace el autor de la columna.

28 de junio

No busco “empate” analítico. Y tampoco es “de mala leche”.

28 de junio

Conozco a Cesar, es un gran amigo y colega del debate. Me parece bastante acertado el artículo en cuanto a esclarecer y hacer patente una cosa principalmente, nadie se encuentra libre de los conflictos de interés y es que, principalmente todos tenemos intereses creados respecto de todos; por lo que el conflicto de interés, no nace de haberse relacionado, tener un interés o un prejuicio respecto a algún tema en específico. El conflicto, surge cuando ese interés afecta las decisiones de la autoridad, generando por ello una decisión arbitraria, que no se ajusta a la razón, equidad o el concepto que usted estime pertinente (si no se considerara de esta manera, nadie podría ocupar ningún cargo público). Considero, por esto mismo, errada la conclusión a que llega Cesar ya que siguiendo esa misma linea de argumentación, cualquier militante de partido político se encontraría inhabilitado para el ejercicio de un cargo público, porque respondería ante el partido, antes que a quienes representa (lo que decanta de esa lógica partidista, en que se cree que quien vota lo hace por un partido y el candidato es solo un monigote). Nadie está libre de sus prejuicios, ideas e ideales; pero el tenerlos y concretarlos no puede inhabilitarnos para actuar en la política y en el ámbito público; al contrario, es principalmente una de las razones por las que se opta a ocupar dicho cargo.

28 de junio

Hola Nicolás. Mi crítica no es a la afinidad ideológica, todos la tenemos. Mi crítica es a lo que ser militante implica. El ser militante no es sólo adherencia ideológica sino adherencia disciplinaria a una estructura jerárquica, y he allí el meollo de la columna.

Slds.

01 de julio

ahora que leí tu respuesta (deberías recomendarle a la pagina que notifique aquello), me parece que, aún así persiste el problema de plantear abiertamente que la militancia partidista, sería una traba para el ejercicio de cualquier cargo publico que implique la toma de decisión y la de representación; desde el presidente de la república hacía abajo; lo que en el contexto de la democracia partidista, no tiene patas ni cabeza, sobre todo por sus consecuencias. Entonces, en la democracia así entendida, tu crítica no es a cierta persona o grupo, sino al sistema, respecto al que podemos estar o no de acuerdo (en lo personal, considero que las trabas que ha puesto la estructura jerarquica partidista, sobre todo en materias legislativas; que resultan ser más importantes y determinantes que lo que pueda interferir en un movimiento estudiantil, por la magnitud de las decisiones mayormente).

01 de julio

No pue’h, son contextos distintos. El ámbito propio de los partidos políticos es la ordenación del poder político del Estado.

Y entiendo lo de la magnitud, pero el fenómeno del empoderamiento gracias a las redes sociales es innegable. El ciudadano, y especialmente las agrupaciones, van adquiriendo más poder, desde las económicas hasta las gremiales, y dicho poder, de no ser regulado, puede terminar opacando muchas otras libertades.

Slds.

28 de junio

La analogía que se realiza es totalmente irrisoria.

Formar parte de un partido o tener una ideología política no quita nada de legitimidad, a pesar de que la derecha chilena y los medios de comunicación insistan en eso. Para eso ningún representante estudiantil ni ningún político afiliado podria estar en política, lo cual es absurdo

Quedemos con la dictadura de los tecnócratas si ese es el argumento!

Haber quebrado la misma ley que se asegura se respetara y reformulara si quitan legitimidad, en mi opinión.

28 de junio

Hola Nicolás.

El punto va en que dirigencia estudiantil y militancia son incompatibles, expresé las razones en el texto.

No se trata de tecnocracia ni nada por el estilo. Creo que una movilización sin dirigentes con conflictos de interés es más fuerte, genera menos suspicacias y más adherentes.

Slds.

28 de junio

¿Son todos los tipos de dirigencia incompatibles con la militancia?
¿Incluso los cargos legislativos?

Porque a mi parecer, siguiendo esta linea de argumentación, estaria mal que los senadores y diputados sean miembros de un partido.

En ese caso, los partidos no sirven realmente para la democracia. Opinión similar a la de Madison en The Federalist.

No comparto la premisa inicial.

28 de junio

No. El ámbito del poder político del Estado es campo propio de los partidos políticos.

Aún no me expresas porque mi premisa de “militante adhiere a estructura jerárquica” no te convence.

Mira lo que sucedió en La Florida con el concejal, eso pasa cuando un militante no obedece las órdenes de partido, pues es su deber como “militante” (que no es gratuito que derive de militar).

Slds.

29 de junio

“No. El ámbito del poder político del Estado es campo propio de los partidos políticos.”

Replicando el argumento que tu desarrollas: Los políticos son elegidos para representar a sus regiones, pero el pertenecer a un partido pone los intereses de los partidos por sobre los de la región.

O acaso no vemos que los políticos deben muchas veces votar por ordenes de partido?

Se sigue que los políticos con partidos en el congreso tambien tienen conflicto de interes.

Ahora, porque no me convence el argumento: No veo porque el presentar militancia por un partido implica que las decisiones que se tomaran seran teniendo en consideración solo los intereses del partido. Lo cierto es que eso es una posibilidad, pero no es necesario militancia para pasarse por encima los intereses de los representados. Esto podria ser perfectamente por motivos económicos. Al final, lo importancia es que los representados tengan la posibilidad de juzgar lo que se realiza y participar.

Lo cierto es que la política estudiantil es una democracia mucho más directa que la estatal, lo que permite juzgar las acciones de los dirigentes con más facilidad. Al menos en mi universidad, se vota democráticamente a favor de una movilización, y los dirigentes acatan esas decisiones.

Lo importante es que haya transparencia: la gente que elige a sus representantes sabe (o deberia saber) que pertenecen a ciertas militancias. Mientras ellos puedan al mismo tiempo juzgar sus acciones, no veo porque militancia es algo insalvable con dirigencia.

Por eso, no veo un conflicto de interes obligatorio.

29 de junio

“Ahora, porque no me convence el argumento: No veo porque el presentar militancia por un partido implica que las decisiones que se tomaran seran teniendo en consideración solo los intereses del partido. Lo cierto es que eso es una posibilidad, pero no es necesario militancia para pasarse por encima los intereses de los representados”.

¡Me das la razón! No digo que sea la única causa, expreso que es una causa controlable. El punto de la militancia y la disciplina orgánica que implica es lo que la hace peligrosa en este conflicto de interés. La fuerza de una orden de partido es idéntica a la de un interés económico.

29 de junio

No me refiero a un interes económico solo en el sentido de , me refiero a simplemente robar. Todos podemos robar plata si estamos en cargos públicos. No por eso vamos a prohibir que cualquier persona ejercer cargos, sino que lo importante esta en poder juzgar lo actuado y actuar con transparencia.

La gente sabe que los dirigentes militan y son elegidos sabiendolo. No veo porque, con esa transparencia, es ilegitimo su accionar. Los militantes no estan, como tu señalas, amarrados a lo que diga su partido en ningún caso.

No respondiste a lo referente a los cargos del congreso. Si ellos representan a sus regiones, según tu argumentación, porque no se puede seguir la misma lógica?

01 de julio

Como ya dije en otro comentario: la ordenación del poder público del Estado es el ámbito propio de los partidos políticos, por lo que el comentario de regiones que comentas no aplica.

E insisto, sobre tus argumentos ninguno, pero ningún conflicto de interés debería ser regulado, ni siquiera el de los empresarios pues “fueron electos democráticamente”.

Y tercero, ¿los militantes no están amarrados a lo que dice su partido? ¿no? Pregúntale al concejal Alegría, PS, de La Florida qué opina de eso… oh, espera! Cierto que ya no es PS, lo expulsaron de su partido por no seguir una orden del partido.

28 de junio

Da lo mismo si Lavín es Udi o no. Da lo mismo si es dueño de una Universidad, o si solo participa de ella. Da lo mismo!

Así, si el ciudadano Lavín, con su participación en Universidad Privada, toma pancartas y sale a la calle a defender la Educación con Lucro… Da lo mismo… es más… está en su derecho.

Yo sospecho, y espero, que aquellos que manifiestan postura y buscan defenderla estén basados en “algo”… lo que sea… total, tendremos espacio y tiempo de debatirlas. Y espero que no importe mi origen, mi militancia o los libros y revistas que he leído a la hora de cruzar ideas, visiones y esperanzas sobre Educación. Lo que si espero que importe, es el calibre de la idea, es la fuerza de la visión y el sostén de la esperanza que abriga mi convicción.

Lo que NO da lo mismo es que el Ministro de Educación presente conflictos con las decisiones que debe tomar, con las políticas que debe impulsar, con las regulaciones que debe fiscalizar.

Si Camila Vallejo, o los rectores de las universidades para este caso, tienen o no conflictos ideológicos, es esperable no? La militancia o no en partido político (o simpatía) mostrará desde la baldosa que estás evaluando el mundo y desde donde estás impulsando las acciones. En lo personal, creo que eso no representa conflicto.

28 de junio

Bien

28 de junio

Hola Claudio.

El tema pasa por la militancia y lo que ello implica. La militancia no sólo genera adherencia a una ideología (afinidad con una ideología todos la tenemos). El tema pasa por el carácter disciplinario que implica ser militante, que se traduce en adherir a una estructura jerárquica. Pregúntale al concejal que echaron del PS si podía decidir libremente qué es lo que hacía.

Slds.

30 de junio

Cesar: para desempatar el problema de los conflictos de interes.
Lavín fue socio fundador de la un del desarrollo, Camila Vallejos es militante comunista: 1 – 1. ahora Lavín es Opus Dei y eso no solo se significa ser un simple católico. Allí hay ideología y no solo creencias. Allí se desequilibra la “cantidad en conflictos de interes” y Lavín lleva las de perder.
Tu columna es un ejercicio fenomenal de buscarle la quinta pata al gato. No concuerdo con él, en absoluto pero me gustó como forma de entrenamiento.

01 de julio

Daniel:

¿Es en serio? Vamos a comparar quién tiene más o menos conflicto de interés y así determinar “quién gana”? C’mmon… Mi estructura argumentativa es un modelo paralelo de argumentos inconexos (es decir, basta con un conflicto de interés para que mi postura sea cierta. Si Lavín tiene más de uno es irrelevante).

Si te sirvió de entrenamiento, me alegra, pero desafortunadamente por mucho que entrenes, si no sabes “jugar” el “juego” de la argumentación difícilmente te va a reportar provecho.

Slds.

01 de julio

a veces puedo ser muy lerdo, pero Cesar lo que tu expones es antojadizo, y es lo que quise decir en mi comentario.
Tu respuesta es como la de la gregorio samsa tratando de ponerse de pie.
Saludos y el entrenamiento es bueno, siempre es bueno….

02 de julio

“a veces puedo ser muy lerdo, pero Cesar lo que tu expones es antojadizo”. Si dar argumentos para fundamentar opiniones es antojadizo, me declaro culpable 😀

28 de junio

Chicas, chicos:

He tratado de responder todos los comentarios, y no tengo problemas en hacerlo siempre que se dirijan con respeto y con identidad original. Saludos a todos y gracias por comentar, el debate sirve para mantener, mejorar o cambiar opinión y no me cierro a eso.

Slds.

28 de junio

Estoy muy de acuerdo con su Columna. DE hecho creo que mientras en Chile sigamos
“ensuciando” con ideologìa nuestra educación seguiremos sin avanzar en esta materia.
Yo soy estudiante y siempre he tenido la duda que a quien representa Camila Vallejo, a los estudiantes o a su partido y su idelogìa? Creo que ella intenta representar ambas, aunque
serìa mucho mejor si representarà sòlo a los estudiantes de forma màs pragmatima y menos ideologizada,le harìa mejor al movimiento estudiantil y la educaciòn.

28 de junio

Igual la ideología siempre estará presente. El tema pasa por la disciplina que implica adherir a un Partido Político. Como militante debes obedecer, de lo contrario te echan del partido o mermas tu capacidad de surgimiento en él. Eso es un incentivo más que perverso.

Slds.

28 de junio

Estoy muy de acuerdo con su Columna. De hecho creo que mientras en Chile sigamos
“ensuciando” con ideologìa nuestra educación seguiremos sin avanzar en esta materia.
Yo soy estudiante y siempre he tenido la duda que a quien representa Camila Vallejo, a los estudiantes o a su partido y su idelogìa? Creo que ella intenta representar ambas, aunque
serìa mucho mejor si representarà sòlo a los estudiantes de forma màs pragmatima y menos ideologizada,le harìa mejor al movimiento estudiantil y la educaciòn.

29 de junio

Hola.
Aludiendo mas que nada a lo que se escucha, y se lee po ahi, creo yo, (como humilde opinion) y siendo nuevo ademas en este foro que por lo demas me perece muy interesante, La Srta. Vallejos va mas com su ideologia, que para mi entender queda clara cual es, como caballito de batalla, las exigencias muchas veces, sin dejar de ser validas, escapan a la idea de un gran y legitimo cambio en la educacion de este pais.
Concuerdo por lo demas que debemos partar, principalmente al momento de hacer exigencias al Estado, debemos apartar esa ideología, que no abordan la incompatibilidad, pero no debieran ir de la mano.
Tambien soy estudiante, y veo con lastima como se ideologiza un manifetacion “quiza” valida y legitima, ademas de ver quienes son lo que llevan estandartes de dichas ideologias.
Creo que las exigencias se deben pedir con una base congnitiva minima, y no adquirida de manos de una ideologia que generalmente va en contra de todo.
Saludos.

29 de junio

El pensar de que la ideología es mala, o de que hay posiciones que son ideológicas y otras que es una posición errada.

Es sin duda política la lucha que se realiza en educación. Es la creencia (ideológica) de que la educación es un derecho para todos, es el mecanismo que asegura el bienestar y el progreso de la nación, y es el deber estado asegurar su calidad.

Esta lucha, por ser ideológica, no tiene nada de ilegítima.

29 de junio

Hola Claudio. El tema no pasa tanto por la ideología, pasa por el tema de la militancia y el compromiso disciplinario que implica.

Slds y gracias por comentar!

29 de junio

La pretensión de que los dirigentes estudiantiles debieran estar revestidos por un halo de neutralidad es irrisoria. En política no se puede ser neutral, de hecho se llega a ser dirigente precisamente por impulsar con convicción determinados ideales y proyectos que le hacen sentido a quienes eligen a sus representantes.

Respecto a la militancia de Camila en el PC, suponer que eso la inhabilita para ser dirigente implica un desconocimiento muy profundo de la política universitaria. Son todos los estudiantes los que tienen el deber de fiscalizar a sus dirigentes, y esto sucede con especial celo en períodos de movilización. A Camila la eligieron sabiendo su militancia, y ello, nos guste o no (de hecho yo vote por la lista que salió segunda por 70 votos), es totalmente legítimo.

Si quienes están en cargos de representación desconocen a sus bases por obedecer a su partido, es el estudiantado mismo (en este caso) quien debe juzgar su desempeño. Esto se soluciona con más participación y transparencia y no con formular inhabilidades formalistas que solo cohartan y estorban la deliberación.

29 de junio

No confunda neutralidad con no militancia. Lea bien, más arriba expliqué que la afinidad ideológica no es el problema, el tema es la militancia.

Camila es expuesta a modo ejemplar. Pero considerando que la citas en particular te comento que si la eligieron sabiendo su militancia:

A) No la votaron todos, hay una minoría que no votó por ella y a ellos también se debe.

B) O sea que todo aquel que sea electo y tienen conflictos de interés conocidos no debe renunciar a ellos (parlamentarios, Presidentes, Alcaldes, etc). ¡Pamplinas!

C) El rol del dirigente no se agota en seguir lo que dicen las bases. En Teoría del Liderazgo el líder influencia y dirige. Ello sin considerar sus potestades discrecionales.

He allí porque el argumento del conflicto de interés se hace más que patente.

Slds.

Slds.

29 de junio

Donde aparece el emoticon debería ser la letra B y un paréntesis.

29 de junio

No veo como ninguno de los tres puntos que expusiste hagan patente el problema del conflicto de interes.

A) No tiene nada que ver.
B) Nuevamente tu argumentación muestra hoyos en el sentido de que piensas que los dirigentes no pueden militar, pero un alcalde sí.
C) No tiene que ver con lo que se esta discutiendo.

01 de julio

A) Mucho. Democracia no es sólo mayoría, es mayoría con respeto pleno a minorías ¿las minorías no importan acaso?

B ) Como ya expuse creo que el campo del poder político estatal es propio de los partidos políticos.

C) Es extremadamente relevante para lo que se discute. Destaca la importancia del líder y el por qué es bueno que no tenga conflictos de interés.

En todo caso, aún no lograr pasar el obstáculo más importante del argumento, esto es la vinculación disciplinaria… al final del día el militante ¿a quién obedece? Pregúntale a Fernando Meza que sucede con los militante que no obedecen.

Mi dilema no es con la ideología (todos la tenemos). Mi dilema es con la militancia.

29 de junio

Veo que el artículo movió fibras. Lo bueno es estos debates es que permite repensar y dilucidar puntos.

Creo que efectivamente todos tenemos un sustrato ideológico, por tanto, es imposible una neutralidad total a nivel de ideas. Ergo, en primera instancia, el modo de pensar no afecta la representación si el representante ha sido electo. Ergo, la pertenencia a una organización, ya sea un partido, una iglesia, una orden, una fraternidad o lo que sea da lo mismo, en ese sentido, ´puesto que se parte de la premisa que el “elector” conoce tal situación.

El problema radica en el nivel de independencia que tiene el militante -sea del partido o facción que sea- sobre todo cuando es dirigente estudiantil o sindical.

Y ahí sí que hay problemas porque surgen las dudas en cuanto a cuánto representa a los estudiantes -sus representados que eligieron y que son variopintos- y cuánto representa a su afiliación. Es decir, cuánto respeta la voluntad de sus representados, versus la discrecionalidad de sus dirigentes o líderes propios.

Y el ejemplo se aplica a lo político, un diputado puede ser electo por un electorado donde se mezclan ateos, católicos, masones, agnósticos, teístas, satánicos…. El diputado puede que sea seguidor de la religión Jedi.

La duda es ¿Cuándo legisla, antepone las demandas de quienes lo eligieron o sigue los mandatos del maestro Joda?

01 de julio

Ese es el meollo del asunto, pero muchos al parecer no lo entienden. El tema está en que ¿a quién se obedece? Es innegable que un militante obediente puede recibir muchos beneficios (a diferencia de uno “rebelde”) por parte de su partido.

29 de junio

En el blog no existen descalificaciones personales hacia Camila, sería positivo que todos analizáramos con altura de miras, sin tomárselo como si la vida se fuese en ello y, mucho menos, de manera personal.
Detrás de Camila existe un partido, el PC; y es innegable que ella se suscribe a los mandatos y requerimientos de quienes la auspician, cuál es el problema en admitir lo obvio y legítmo?

01 de julio

Gracias María Paz. Sin embargo quisiera aclarar algo: no tengo problema con la ideología de Camila, no la comparto, sin duda, pero es su decisión y la respeto (al igual que espero respeto a mi ideología).

Mi dilema está con la militancia. Si existiese un Partido Liberal y Camila fuese de ese partido también criticaría, precisamente porque creo que se crea un conflicto de interés entre el interés como militante y el interés como dirigente.

Slds.

29 de junio

La argumentación del columnista es de toda lógica, pero de una lógica más gremialista que liberal. ¿Actuar regido por la propia conciencia también encierra conflicto de interés? Me parece que el columnista, aunque declare lo contrario, suscribe tácitamente el discurso oficial de “desideologizar” el conflicto, como si éste no prefigurara la existencia de visiones contrapuestas frente al tipo de sociedad al que cada una de las partes aspira.

01 de julio

Mi problema no es con la ideología, es con la militancia. Militante debe obedecer y ese es para mí un conflicto de interés.

29 de junio

Estimado, Le repito lo que acá le han reiterado ya bastante: de acuerdo a su lógica, el actual ministro de Educación tendría un doble conflicto de interés. El primero económico, por su condición de empresario del rubro “educación” y por su condición de militante de un partido político, al igual que gran parte de los actuales miembros del gabinete y de casi todo el Congreso Pleno.
Francamente no creo que alguno de los actuales parlamentarios esté dispuesto a renunciar a su militancia un año antes de las elecciones para poder postular al cargo, al igual como dudo que esa sea la norma entre alcaldes y concejales. Entonces, por qué proponer esa lógica para los cargos dirigenciales? Acaso el Presidente de la CPC, el de la SOFOFA o el Colegio de Abogados no puede tener una militancia activa en el amplio espectro de la política partidista chilena?
Es cierto que se puede poner en tela de juicio y dudar sobre a quién responde finalmente un dirigente o servidor público. Durante años y hasta el día de hoy se habla de que muchos servicios del Estado están manejados por partidos políticos (o sectores al interior de estos) y que responden a sus propios intereses. Se sabe a ciencia cierta que los gabinetes son estructurados de acuerdo a los partidos políticos que sustentan la coalición gobernante y muchos municipios también actúan de acuerdo a esta lógica. No fue acaso la UDI la que admitió haber enviado una lista al Presidente de la República con sus “propuestas” para la Intendencia de la región del Bío Bío?
Precísamente por eso es tan importante saber a qué sector pertenece cada uno de quienes aspiran a un cargo público, sobre todo si es de representación popular, como lo es un parlamentario, un Presidente o un dirigente sectorial. Pues son los partidos políticos que los sustentan a los que finalmente se les debe pasar la factura por el actuar de quienes fueron sus candidatos.
Y a fin de cuentas son los partidos políticos los que tienen la carga ideológica necesaria para el debate que se genera. Si un sector está a favor del lucro, pues bien, que se transparente y se sepa quiénes son los partidos políticos que lo apoyan. Y los que no, bueno que lo digan también abiertamente. Porque dificulto que acá sea un tema de sólo una persona que está a favor o en contra, sino de sectores políticos completos, como en casi todo orden de cosas.
Insisto: bajo la perspectiva expuesta en esta columna, el ministro de Educación tiene un doble conflicto de intereses que lo inhabilitaría, así como a varios más en el gabinete, porque hasta dónde yo se, sólo Piñera renunció a su militancia en el partido de toda su vida (y no un año antes, sino que semanas después de haber ganado en segunda vuelta).

Saludos

01 de julio

Hola Pablo. En caso alguno he manifestado que Lavín no tiene un conflicto de interés.

Por otro lado, los intereses y beneficios no se agotan en económicos. Los de imagen, poder y posicionamiento son igual de valiosos.

Y aún no bota el argumento del conflicto de interés mismo. Un militante ¿a quién se debe? ¿qué le pasa a un militante que desobedece una orden o presión de partido? Eso es un conflicto de interés.

30 de junio

Primero, se agradece el nivel del escrito, eleva el debate.-

Segundo, cpn respecto a lo planteado, adhiero absolutamente con él. Quizás es un tema difícil de legislar y controlar porque siempre se podrá rebuscar algún conflicto, ya sea directo o indirecto, cercano o lejano.
Por ejemplo: Un ministro de economía se debe inhabilitar por haber ejercido como asesor financiero, o empresario, o inversionista?
Un ministro de educación se debe inhabilitar por tener experiencia y conocimiento en educación, ya sea privada o pública?
Un ministro de salud se debe inhabilitar por ejercer en clínicas u hospitales?

Yo creo que no, pues es un plus a su favor el contar con la experiencia y conocimiento del mundo del cual se le pedirá su mejor desempeño.

Creo en las instituciones, creo en la labor de la oposición en un país democrático. Creo que en la función fiscalizadora de las entidades estatales.

Ahora, con el tema ‘Camila’, creo que influye muchísimo el tema de militancia y su conflicto de interés. Es cosa de ver a Gajardo, presidente de los profesores, apegado a ella para la foto. Es OBVIO que él está cercano a ella para que los alumnos no ataquen a los docentes y los hagan responsables de la ineficiencia en la educación. Para mí es 80% culpabilidad el nivel de los docentes en Chile…pero ellos están ahí, calladitos y exigiendo sus derechos, pero sus deberes no existen.

¿Alguien ha preguntado en qué afecta el Estatuto Docente en la calidad y desempeño de los profesores en la educación pública?

He ahí el real conflicto de interés de Camila: proteger a sus amigos políticos.

Hace mal esa militancia y esa representatividad bajo la mesa.

Tengo listo un artículo que publicaré en mi blog sobre el tema…si se da la opción, lo publicaré en este sitio para ayudar a ampliar el debate para que los profesores, grandes responsables de la educación, salgan al pizarrón frente a todo Chile.

01 de julio

Muchas gracias Camilo. Se agradecen los comentarios.

01 de julio

Perón, claro que hay conflicto de intereses. Es el tipo de sociedad en que vives.
Si eres gato no puedes cuidar la carnicería. Eso lo sabes.

30 de junio

Oh, no… Camila es adepta al té club y al Colo Colo… Horror !!! …

Eso representa un gran conflicto de intereses y cuando sale del supermercado debiera llevar su caja de té en la mochila, usar gafas y pasamontañas, para evitar que en paparazzilandia política se saquen conclusiones…

Hace décadas que los estudiantes universitarios piden más o menos lo mismo y lo hacen fuera de la ideología de los partidos, sino que viendo sus propias realidades, incluidos compañeros que deben abandonar la universidad por falta de recursos, trabajos que no se encuentran al finalizar la carrera, deudas que deben ser pagadas, intereses que suben, etc..

Están en su derecho de pedir lo que deseen, además, con la usura que existe, es completamente lógico que lo hagan…

Por cierto, el hecho de que Camila Vallejos use bufanda no ha impedido que se hayan reunido cien mil personas marchando… O que sea invierno… Quizá lo que procura decir el autor del artículo es que si Camila no tuviera relación con el partido comunista, tal vez se hubieran reunido 500.001 personas en la Alameda, porque se subentiende que 100.000 son pocas y que apenas basta que no te encienda un fósforo de una caja para que protesten cien almas, lo que multiplicado por las cajas del paquete de fósforos y por todos los paquetes que se consumen en el país, se reunen con toda facilidad 200.000 personas a protestar…

César, al comentar, no necesariamente si tú firmas con tu nombre, quien te responde lo debe hacer también con su nombre, ya que bajo esa misma lógica, si tú escribes ingenuidades y cuchicheos sui géneris basados en subintereses personales, quienes te responden no necesariamente te debieran responder hablando de la misma forma…

Un militante responde al llamado del lugar donde ha puesto su tesoro, porque allí está su corazón…

Así, Camila responde a su realidad estudiantil, a lo que desembolsa para estudiar, a las horas de esfuerzo dedicadas a aprender y a la esperanza de lo que ha de ser su futuro, pero, Lavín… ¿a qué llamado debiera responder?…

En relación a por qué no se puede exigir el desapego a un partido político a un estudiante, es porque a nadie le interesa dónde milita una pelusa del ombligo del pueblo, además, el supuesto conflicto de intereses es para los gobernantes, no para los piojos, no para el pueblo al que nadie toma en cuenta…

He leído este post desde el fin hasta el principio y mi conclusión, es que estás demasiado preocupado de lo que pueda llegar a ser en el futuro cercano el partido comunista… Además, preocuparte de un tema como este, que implica la fábrica de alusinaciones o cuchicheo de no sé qué clase, nos augura que como país no tenemos mucho futuro… Seguro eres militante de algún partido que no es el comunista y por ello sacas la balanza cargada para sopesar la situación que expones en contra del PC… Típico de la gente de la política que a codazos se hace un espacio en la mente de los votantes, pero, que no es capaz de hacerlo a fuerza de ideas y planteamientos…

Sigo leyendo y comentando hasta terminar de leer el post y ahora me entero que pretendes que sea “regulada la transparencia de los gobiernos estudiantiles” y he esbozado así de grande una sonrisa, pensando en que hay mil cosas más importantes que normar o regularizar aquello, pero, “ahora normaremos acerca de los movimientos estudiantiles”, porque a César Miranda se le ocurre que pueden llegar a ser poderosos y hasta peligrosos para el resto de los partidos políticos ya que hay un presidente de los profesores y una presidenta de centro de alumnos que militan en el partido comunista…

¿A todo esto, será por eso que andan juntos?… ¿Porque el uno representa a los profesores y la otra a los estudiantes?… Sería raro que fuera por eso que anden juntos, porque ¿qué relación podrían tener profesores y estudiantes?…

¿Me pregunto si desearías que se regularizara o normara alguna otra situación en la que la gente del partido comunista está involucrada?….

¿La forma en que cruzan la calle, usan la bufanda y los gorritos de lana no te incomoda?…

Oye, siéntete con libertad de expresar todo lo que no te guste de ellos…

A todo esto, ¿por qué se supone que los estudiantes debieran tener imparcialidad política?… ¿Acaso porque esto está reservado sólo para gente que usa corbata, como tú?…

El único interés de los estudiantes es el que han expresado claramente ya como 120 veces en los medios de comunicación y no se deja evidenciar tal interés político, pero, si lo tuvieran, bien por ellos y por todos, porque DEBIERAN tenerlo, ya que luchan contra un sistema injusto, gobernado por una elite que también afecta TODOS los intereses del pueblo en general, colegio de profesores incluido, así es que el cuento de tu suspicacia César, no tiene cabida en la mente de quienes pensamos siquiera un poco en la gente y no me cabe duda que tu posición representa, aunque no lo quieras, a la de un típico burgués que el sistema le acomoda tal como está y que no desea ver que se levanten movimientos sociales minoritarios que puedan crecer, que lo único que exigen es finalmente demandas justas o necesarias y que debiera proveer un sistema democrático bien conformado y que no tenemos, así como un sistema económico más racional que no encamine a la sociedad hacia el conflicto, sino que a la paz, tanto como gobiernos que realicen gestiones eficientes para desarrollar las potencialidades sociales que no se han estado desarrollando, por el deficiente sistema de asignación de recursos, tanto como a su vez se entiende que el país tiene numerosas necesidades y que todas las bocas del nido se abren cuando llega mamá pájaro con una lombriz…

jkh

30 de junio

Suenas a resentido. Suenas al típico cuentero cristiano que defiende a su dios aplicando ‘razonamiento’ y que critica a los científicos cuando contradicen su libro.

Si no ves el posible conflicto de interés partidista de Vallejos con Gajardo, piensa en lo siguiente:

1.- ¿Por qué dentro de los petitorios de los estudiantes no hay NADA relacionado con perfeccionar a los docentes o exigirles mejor calidad?

2.- ¿Por qué el único punto relacionado a los profesores indica ELIMINAR la evaluación de los futuros egresados de pedagogía? Ante esta lógica ¿Por qué no piden que se elimine el examen de los futuros abogados frente a la Corte Suprema?

3.- Repito la misma idea: ¿Por qué dentro de los petitorios no existe punto alguno en que se exija mejoramiento en la calidad de los educadores? ¿O me dirás que todo es cuestión de dinero y nada de calidad docente?

He ahí el conflicto de interés político que tu miopía no alcanza a ver.

30 de junio

No existen, Raúl, científicos que puedan contradecir a la Biblia, porque nadie puede contradecir su elevadísimo nivel de integridad y sabiduría, pero, si existen científicos que la avalan…

Lo mio no es resentimiento, sino sed de una justicia social que tenga atributos racionales, en la que el Gobierno y los políticos actúen conforme a una consciencia humanitaria y no al servicio de las pequeñas minorías que dominan el mercado, lo que implica una gran diferencia y mucha lógica, por cierto…

En relación a las preguntas que expones, creo que hay todo un esfuerzo gubernamental por evaluar y mejorar la gestión de la calidad docente. Si no estabas enterado, aprovecho de informártelo…

En cuanto a la petición de eliminación de un examen de los FUTUROS egresados de pedagogía, pienso que ellos pueden pedir lo que estimen conveniente para sus intereses, sin embargo, eso no quita que los establecimientos que emplearán a los futuros egresados de pedagogía no hagan su propia evaluación al contratar a un profesor, tal como cualquier empresa evalúa a sus potenciales empleados de orden profesional…

Tus preguntas tan encasilladas en una esquina de la ratonera partidista me hacen creer que no soy yo el que sufre de miopía, Raúl, pero, eso obviamente queda supeditado a tu propia evaluación…

klfjkfjdslk

01 de julio

Peón, ¿te parece que la Tierra tiene menos de 20 mil años o millones de años?

Si me dices que los dinosaurios no llevan más de 20 mil años muertos….hasta ahí llegamos con lo racional.

01 de julio

No respondo a personas que no suscriben con su nombre. Sin embargo te recomiendo leer nuevamente. Mi problema no es con la ideología de Camila, mi dilema es con la militancia y el compromiso disciplinario que ello implica.

Un militante tiene un gran interés en obedecer las órdenes de partido por los beneficios que ello le puede reportar.

Este es el último comentario que te respondo pues valoro la identidad real.

01 de julio

Raúl y César:

Raúl:

Lo racionalidad respecto de una posible crítica a la Biblia culmina cuando una persona piensa que con una línea de texto de pocas palabras puede contradecir a un texto que tiene más de 31.000 versículos, o líneas de texto, y más que 770 mil palabras, por lo tanto, reitero lo dicho :

“”No existen, Raúl, científicos que puedan contradecir a la Biblia, porque nadie puede contradecir su elevadísimo nivel de integridad y sabiduría, pero, si existen científicos que la avalan…””

Cualquier otra inquietud que tengas respecto de la Biblia, no dudes en expresármela, si acaso lo deseas…

César:

Agradezco tu respuesta, a pesar de que no valores a un interlocutor que no usa su nombre, o que valores de mejor forma a quienes sí lo usan…

Respecto de ello, creo que es más importante lo que dice una persona que el nombre con que ésta firma, ya que el nombre puede ser falso, pero, las palabras reflejan las intenciones y reflexiones del espíritu…

Por otro lado, que tú aparezcas con un nombre, no confirma que sea real, pero, sí son reales tus palabras y ya puedes ver que tu comentario en general ha sido desaprobado por la mayoría de los lectores, a excepción de unas pocas personas que tienen la orientación política de la derecha…

En relación a los militantes que según tú “”tienen un gran interés en obedecer las órdenes de partido por los beneficios que ello les puede reportar””, pienso que se ha dicho 777 veces que el movimiento estudiantil representa a los intereses de la Asamblea que genera sus petitorios y no a los intereses de partidos políticos, pero, se entiende que la gente de derecha creará todo tipo de fantasías para desvirtuar al movimiento estudiantil y salir de esa forma del ojo del huracán ante la opinión pública…

En relación a que no me respondas, no te preocupes, a mí me basta con que me leas, ya que una nueva posible respuesta tuya sólo redundaría en más de lo mismo, cosa que ya has visto como critica la mayoría de las personas que ha comentado en este post…

kjsdklfjsdlk

01 de julio

Raúl: si comienzas con “suenas a resnetido” todo lo que digas despues es banal.
Endilgar el mote de resentido es lo mismo que ha utilizado siempre la ignorancia para descalificar discursos adversos a ideas que no son capces de rebatir.

02 de julio

Valoro todos los aportes por igual, no confundas una cosa con la otra. Sin embargo creo que cuando se disiente, se debe discutir con sinceridad, y el primer paso para hacer eso es sin máscaras o seudónimos.

Slds.

03 de julio

César… No le eches más pomada a la situación…

¿Qué peor careta existe que la que se disfraza de intereses políticos para desvirtuar los planteamientos de quienes no comparten la misma corriente política que nosotros, o están simplemente en un bando distinto al nuestro?…

Esas mismas caretas son la falta de “sinceridad” que se puede encontrar en muchos escritos .. y discursos, tales como los del Gobierno, cuando dice que el movimiento estudiantil se ha ideologizado, en circunstancias que sus demandas son específicas y aunque se haya ideologizado, la realidad es que toda la nación tiene ideales, lo mismo que las instituciones que publican su visión estratégica, y el problema no está en que los estudiantes demanden algo, ni que se haya ideologizado su postura, sino que está en que el Gobierno necesita desvirtuar el movimiento social que ha nacido de la mano de la oposición a HidroAysén y el movimiento estudiantil, porque no encuentra mecanismos para, conjuntamente, satisfacer las demandas estudiantiles y sostener el inmenso lucro de universidades privadas e instituciones bancarias…

Es cómo el agua y el aceite, que no se juntan, o pretender servir a dos señores, ya que uno se preferirá al otro…

Si lo piensas un poco, la diferencia entre los colegios y las universidades radica en unos pocos dólares de sueldo a los profesores, no gran cosa en la infraestructura y sí algo relativamente considerable en cuánto a algunos talleres o implementaciones específicas de algunas carreras…

Te contaré algo…

Donde vivo se remodeló un colegio que da clases a 1.000 estudiantes de enseñanza básica de una comuna pequeña, de un universo local de unos 1.500… Se hizo prácticamente nuevo… Costó 2 millones de petrodólares esterlinos…

Extrapola y piensa… La diferencia entre educar alumnos de enseñanza básica o media, respecto de la universitaria, no es significativa si desarrollas una carrera de pizarrón, por lo tanto, si asumes la construcción de nuevas 100 universidades estatales en algunas comunas del país con poco desarrollo y que puede dar servicios no sólo a la comuna que la aloja, sino que también a las aledañas, y supones no un costo de infraestructura de US$ 2 millones, sino que de US$ 10 millones por cada una, eso costaría al Estado US$ 1.000 millones, es decir, un octavo del Presupuesto asignado a Educación, y si supones costos operacionales por otros US$ 1.000 millones anuales, tendrías nuevas 100 universidades estatales operando que podrían proporcionar educación universitaria y técnica gratuita a un costo de un 25% adicional al Presupuesto del Ministerio de Educación el primer año, y un 15% aproximado los siguientes, y satisfarías las necesidades de 100universidades*1.000alumnos/universidad = 100.000 alumnos, lo que equivaldría a la mitad de la educación universitaria gratuita de los nuevos alumnos que ingresan a las universidades del país…

Este simple modelo, hechos los ajustes de rigor y ampliado a los estudiantes que ya están en la universidad, financiándoles su educación a bajos intereses, crearía una enorme diferencia en lo que perciben los estudiantes respecto de los esfuerzos que hace el Estado para disminuir el lucro al que se ven afectos alumnos que tienen dificultades para pagar sus carreras universitarias…

Posiblemente el paquete costaría un 50% adicional del Presupuesto asignado a educación, pero los beneficios serían enormes, a la vez que podrías subir la exigencia de las carreras universitarias y elevar el nivel de preparación estudiantil…

Adicionalmente a esto, la creación de universidades y posiblemente institutos técnicos del Estado distribuidos a nivel territorial, facilitarían enormemente la educación de los estudiantes del país, lo que unido a otras pequeñas iniciativas en materia de desarrollo local e inversiones estatales, podrían mejorar las capacidades comunales para enfrentar de mejor forma su desarrollo y sistemas de crecimiento asociativos, de forma que podrían bajar numerosos costos del Estado producto de la migración por falta de oportunidades que ocurre en las comunas pequeñas, ya que cuando la gente migra el Estado debe subsidiar pavimentación, alcantarillado, agua potable, electrificación, vivienda, hospitales, colegios, polícía, áreas verdes, pasos sobre nivel, redes de transporte, etcétera, etcétera, etcétera…

Nuestro país podría ser muy distinto si el Gobierno y el Parlamento abriera las alamedas a las ideas ciudadanas, sin embargo, nos da con la puerta en la nariz, porque saben que al abrirle la puerta a la ciudadanía, los partidos políticos perderían el poder que tienen…

Aparte de todo lo dicho, espero que dejes tu pomada de la identidad, las caretas y la sinceridad, para aplicársela a las arrugas dinosaúricas del poder político que mantiene a la mayoría del pueblo angustiado por deudas, ante la falta de un sistema de desarrollo RACIONAL y la falta de consciencia social de los Gobiernos conocidos en las últimas décadas y el Parlamento que los ha secundado…

(Aplícate un poquito tú también)…

fklsdjfklsdjl

30 de junio

Lo primero que quiero señalar es que ver a 100.000 o 200.000 personas en la calle pidiendo mejoras en la educación me produce un sentimiento agradable. Como la mayoría de la población, coincido en la justicia de la indignación de los estudiantes con el estado de la educación (toda, no sólo la universitaria), y espero que no termine en un informe de expertos que no es tomado en cuenta al momento de realizar los proyectos de ley correspondientes.

Al mismo tiempo, tengo un ligero sabor amargo cuando escucho que cada día suma más exigencias, muchas de las cuales las considero o exageradas o fuera de foco, y me preocupa que finalmente el objetivo sea cómo ciertos sectores políticos inflingen una derrota al gobierno a propósito de los estudiantes, que cambiar el estado lamentable de toda la educación. Pensado así, me hace sentido el potencial conflicto de interés entre ser militante de un partido y ser dirigente estudiantil, aunque no estoy seguro se representa un real conflicto de interés, o si es parte del juego democrático. Mal que mal, si en algún minuto Camila Vallejos o quien sea se extralimita en el rol de militante, son los propios estudiantes que la apoyan y a quienes representa los que tienen el deber y el derecho de cambiarla por otro dirigente.

Sin embargo, a mi, más que el problema de conflicto de intereses, me preocupa la representatividad de la CONFECH. Desgraciadamente, la página de la CONFECH está caída, y no he encontrado otra fuente, pero tengo la impresión que en la CONFECH no participan los estudiantes de las universidades privadas no-CRUCH, donde estudia mas o menos el 60% de los estudiantes universitarios, y me cabe la duda si este grupo adhiere a las exigencias hechas al ministerio de eduación referidos a un privilegio estatal a las universidades del CRUCH, y en particular a las estatales.

Lo segundo que me preocupa es que hace tiempo que las exigencias de la CONFECH superaron el ámbito de la educación. Cuando se pide la renacionalización del cobre, se está pidiendo algo que está mucho más allá de una demanda estudiantil e incluso de las competencias de un ministro de educación. Eso es propio de un programa de gobierno, y aunque hubo al menos un candidato que proponía algo por el estilo, ese candidato no logró la presidencia y ni siquiera llegó a segunda vuelta.

01 de julio

Gracias por el comentario Iván. Planteas puntos que son relevantes a considerar también.

30 de junio

Hola, la verdad me parece poco asertivo tu comentario, son cosas diferentes, como representante estudiantil nosotros solo llevamos las voces de las bases, en este caso Camila no dice nada que no se haya hablado en las sesiones de la CONFECH, a lo cual ella solo hace de vocera. El tema de la militancia es algo muy personal, no hay que mal agradecer el aporte que la política ha hecho a los movimientos sociales y a gran organización que hay fuera de las grandes revueltas sociales, la política es todo el año, no solo en las movilizaciones, y eso si lo hacen los partidos políticos, de los cuales se tiene tanto recelo hoy, lo que es una gran moda. Muchos saludos, se despide un dirigente estudiantil que no tiene militancia, pero si rescata el trabajo de las juventudes de los partidos.

01 de julio

Si estás adentro y sabes lo que plantean, contéstame y aclárame esto por favor:

¿Por qué dentro de los petitorios no se solicita modificación alguna a la calidad de los docentes?
Por ejemplo: ¿Por qué no se pide poder cambiar o despedir profesores que sean calificados como ‘malos’ o ‘mediocres’ o ‘insatisfactorios’?

Una consulta: ¿Sabías que los profesores malos o mal evaluados no pueden ser despedidos como cualquier trabajador ya que cuenta con inmunidad laboral con el Estatuto Docente?

Esa es mi pregunta: ¿Por qué dejan afuera de los petitorios el mejoramiento a la calidad de los docentes que contratan e imparten clases en colegios públicos?

Gracias

01 de julio

Hola Mauricio. El tema no pasa por desmerecer ideologías, para nada.

Sin embargo creo que el conflicto de interés que tiene un militante frente a las órdenes de partido no son menores y deseable – normativamente – que no lo tengan.

Un cordial saludo y éxito en las movilizaciones.

01 de julio

Harto charcha tu columna cumpa, en la buena onda eso si.

Tu articulo tiene dos contradicciones que se caen de maduras, y que casi tod@s te han comentado:

– El poder político es una cosa y el poder financiero es otra cosa; ¿Los políticos son unos vasallos de los banqueros? ni dudarlo ¿Lavin es un banquero educacional? o sea… ¿Camila Vallejos tiene cuentas en Suiza? No lo creo

– La estructura política de las “democracias modernas” se sostienen sobre los partidos políticos. ¿Todos los partidos y organizaciones políticas tienen el mismo poder? Nola ¿El partido comunista es una máquina ideológica comecerebros? Hartazo…basta con haber pasado por la U o participar en una junta de vecinos, o más cercano aún: ¿Cual es la capacidad de control social y político que tiene la “Red Liberal”? Disculpando, pero no creo que sea muy fuerte.

No nos hagamos los mermelás de guinda; si hasta tu lo dices en la sección “quienes somos” de tu Red Liberal:

“Red Liberal es un espacio político que pretende reunir [OOJO!! OOJO!!] la mayor cantidad posible de ciudadanos que se sientan liberales y construir de manera democrática, horizontal y descentralizada una opción política, un referente político o, [OOJO!! OOJO!!] si somos suficientes, un partido político.”

Perdonando, déjame decirte que tu visión organizacional es bastante más instrumentalizadora que la de Camila Vallejos y todos los satánicos dirigentes estudiantiles y gremialistas que pintas en los cinco parrafos que escribiste arriba. No sé si el objetivo último de Camila vallejos y todos l@s anonymous que andan hoy por las calles es control político organizado. Al parecer el tuyo si, o quizas, la duda otorga, estabas en el mismo estado de lucidez cuando escribiste esta columna y la declaración de principios de la “Red Liberal”.

Las ideas, se enfrentan con ideas. El poder financiero y las redes de influencia que el dinero teje son más dificiles de cortar. Es cosa de leer cualquier libro de historia de cualquier período histórico de cualquier lugar del mundo.

pd: Mi nombre real no es Sandor Krasna…o si. Como prefieras.

01 de julio

Hola. No respondo comentarios con usuarios falsos, precisamente porque creo que para discutir estos temas se requiere sinceridad.

Sin embargo sólo comentaré una cosa (y será la última): mi dilema no es con la ideología de Camila, Mi dilema es con el conflicto de interés que una militancia.

La militancia no sólo implica adhesión ideológica sino disciplinaria. Un militante puede recibir beneficios si obedece órdenes o presiones de partido, como también puede ser sancionado, formal o informalmente, si no las sigue.

El caso del concejal ex PS de La Florida, o de Fernando Meza son el mejor ejemplo de qué sucede cuando un militante no obedece.

01 de julio

Me parece que las perspectivas de discusión que han aparecido respecto a todos los temas son de una gran riqueza y no merecen ser desvalorizadas por el simple hecho que el pensamiento del otro no es acorde a lo que yo pienso. Esa es una medida bastante dictatorial de ver las cosas.

Ahora, respecto al conflicto de interes. Si bien el conflicto de interés del Ministro es totalmente opuesto al de la Presidenta de la Fech, no es menor. Por un lado, el Ministro responde de acuerdo a su parcialidad que le da el haber gestado y lucrado con una universidad privada y que hoy por hoy, no solo está consolida en el mercado, sino además es una de las que más ganancias genera. Desde ahí, que su llamado a la transparencia en vez de terminar con el lucro, da cuenta de falta de objetividad que posee.

Pero también se da en la Presidenta de la Fech, Y esto no es solo por la aparción “concidente” de importantes parlamentarios políticos de su partido, así como tampoco de dirigintes de su mismo bando. Sino por el hecho que de una reforma a la calidad de la educación, pasamos a una reforma constitucional casi dentro del petitorio.

Da para suspicacias respecto a la verdadera motivación del movimiento estudiantil. Si efectivamente están buscando una reforma de fondo, o si están aprovechando “la moda” para ostigar al gobierno y causar revuelo popular.

Todos tenemos una idelogía, una tendencia, una perspectiva a mirar el mundo desde un punto determinado. El que dice que no tiene ideología, desde el momento de su negación, que ya están dando cuenta de cuál es la suya. Entonces, una ideología política no tiene nada de malo. Si una perspectiva determinada nos permite generar objetivos y metas comunes que vayan en beneficio de muchos, ¡bienvenido sea! El problema está en cuando esa ideología nos impone objetivos y que nosotros acatamos. Y esto se vuelve peor, cuando acatamos de manera consciente, sin darnos cuenta siquiera si acaso estos objetivos provienen de nosotros mismos o de afuera.

Y para mí, ese es el conflicto real intereses de Camila Vallejos. Lo ha demostrado públicamente. Sus objetivos ya trascienden el plano de la educación, ya es un tema de gobierno, ya es político. Cambiando drásticamente el foco de la movilización. Por lo mismo, que es de esperar que el movimiento pierda fuerza, porque los mismos estudiantes ya se están percatando de eso y no están de acuerdo con la mirada que se ha impuesto desde los dirigentes. Como dice el autor de la columna, el movimiento tendría una mayor fuerza si se respondiera netamente a necesidades del alumnado en general, de la educación y no que hubiera motivaciones y objetivos de personsa totalmente ajenas al movimiento.

01 de julio

lo que llamas “necesidades del alumnado en general” me suena tan parecido a “los verdaderos problemas de la gente” de Lavin…

Cuando dices: “Sus objetivos ya trascienden el plano de la educación, ya es un tema de gobierno, ya es político” ¿Que acto social orientado a definir las relaciones de poder dentro de una comunidad no se construye sobre una dinámica política?

El argumento es gracioso: cuando la sociedad civil organizada construye un discurso político medianamente coherente, socializado, horizontal, con todas las imperfecciones y contradicciones que naturalmente tiene (nada raro; me parece que a ningun@ se nos enseña a cambiar el mundo en el sistema de enseñanza formal) el problema es que el “movimiento esta politizado”. Disculpame pero ese es justamente el discurso de la UDI y su famoso gremialismo y la no-política de Lavin. Como decías: “una ideología política no tiene nada de malo”.

Este es el punto del asunto: La estructura del poder político esta mutando, y quieran o no quieran, la sociedad civil de a pie, politicamente activa y conciente, se ubica más a la izquierda de lo que muchos querrían. Los movimientos ciudadanos de los últimos meses, el 15m en Espanya y los movimientos de liberación en el magreb y el norte de africa han utilizado estructuras asamblearias ¿Extraño no?

Quizás el problema es que hemos estado tantos años adentro de una jaula, que ahora que las cosas se empiezan a desordenar un poco y empiezan a aparecer y legitimarse socialmente las dinámicas y estructuras de organización del poder que tradicionalmente ha utilizado la izqueirda, algun@s se sienten un poco mareados.

Afirmense, por que ya no hay vuelta atrás.

01 de julio

Muchas gracias por los comentarios Alonso. Si bien tocas puntos que son relevantes, optaré por hacerme cargo sólo del conflicto de interés en esta ocasión.

Un cordial abrazo.

01 de julio

Es exactamente eso. Tal cual ocurrió en la revolución pingüina del 2006, la energía creadora ese movimiento partió netamente desde el agotamiento de la aceptación de la realidad cotidiana por los propios estudiantes. Y eso hizo movilizar a todo un país, generando un movimiento social que fue sencillamente espectacular.

Pero que terminó abruptamente y con muy pocas ganancias, por no decir ninguna, cuando intervino un partido político y logró que por lo menos 2 líderes se bajaran de la vocería, sin dar explicación alguna. Ahí, para todos quedó claro que algún tipo de telefóneo hubo, ya que César Valenzuela pertenecía a las juventudes políticas del PS y era uno de los que lideraba el movimiento en gobierno de Bachelet, también PS.

Ahora ocurre un escenario similar. Solo que a mayor magnitud. Ya no son solo los estudiantes secundarios lo que están movilizados, sino todos, en conjunto, colegios municipales, particulares subvencionados, particulares, universidades estatales, privadas, centros de formación técnica, etc. Y eso da cuenta del total repudio a un sistema en sí que está agonizando y próximo a estallar en una crisis severa.

Pero no hay que ser ciegos. Existen voluntades políticas detrás de esto. En especial de Camila Vallejos. Si eso no fuera así, desde su discurso quedaría totalmente claro y de manera explícita que sus demandas son por la educación y no de un partido político. Si caemos nuevamente en las comparaciones horrendas, en el 2006 nunca hubo un parlamentario de algún partido que participara en los movimientos de los líderes. Ellos msimos no lo permitían.

El tema está en que este movimiento para que siga creciendo, es de vital impoprtancia que siga siendo de la gente, de los estudiantes, todo y no de un partido político. Y para tal, desde el simple discurso, que no se debe hablar de política. Si no, se transforma absolutamente todo.

Este movimiento tiene toda la facultad para no solo emular, sino superar y con creces el movimiento que está ocurriendo en España con los “indignados”, pero es necesario que siga siendo de la gente y no de los políticos. Saludos.

01 de julio

Ya, para no quedar como Juanelo.

Si seguimos la lógica de la columna, el ministro Lavin y Piñera no solo deberían renunciar a las empresas que pueden representar un conflicto de interés, si no que también a sus partidos e ideologías políticas.

01 de julio

Y si nos ponemos mas quisquillosos Lavin ademas debería dejar de ser Opus Dei, ya que también existe la posibilidad de que el ministro responda a intereses religiosos y no a los intereses colectivos de los ciudadanos.

01 de julio

Ese es un buen punto. Por lo mismo se normativizó dicho conflicto de interés con la separación Iglesia-Estado.

Y eso es lo que yo propongo, regular los conflictos de interés.

Slds.

01 de julio

Creo que esto quizás se resuelve con una pregunta: Si Camila Vallejo fuera una militante de un partido de la Alianza o la Concertación, y sus demandas fueran similares o iguales a las actuales ¿Estaría el presidente de los profesores junto a ella? Por ejemplo. O ¿Se consideraría legítimas sus demandas o se la miraría con desconfianza?

01 de julio

Jajajajaja, muy buena pregunta!

01 de julio

Ya….tu campo de pruebas es débil. Por que no dices lo mismo de mister supernumerario Lavin? o a acaso crees que él no persigue sus ideas de la misma manera.
Si Camila cae, habrá otro que la sustituya y ,oh sorpresa, no será comunista, quizás será solo un puto estudiante sin “idiología”, y eso es el miedo de aquello que quieren las cosas como están.
Mijo preguntate esto ¿para que quieres ciudadanos educados en tu país?

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Este es un tema muy relevante y no menor y del cual debemos esperar la mayor atención de los candidatos, así como propuestas específicas diferentes de las aplicadas hasta el presente.
+VER MÁS
#Salud

Salud, tema central en la elección presidencial

En “Tapete” podemos observar que la motivación del trabajo del artista para con el espectador es la búsqueda del cuerpo que se puede apreciar en la fotografía; un cuerpo que se presenta como una mera ...
+VER MÁS
#Cultura

Tapete: exposición de Gabriel Navia

Chile no está en caos, Chile no es un mal país, Chile no va cuesta abajo, es todo lo contrario, basta de engañar a los chilenos, la banca tiene ganancias históricas, CODELCO, tiene las mejores ganancias ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Chilezuela y la caricatura que quieren instalar

En términos generales el IPSA se ve fuertemente influenciado por la especulación del mercado, que puede ser llevada al común de las personas y que tiene por objeto solo hacer un volador de luces frente a ...
+VER MÁS
#Economía

La caída del IPSA y como esta pretende influir en la votación

Popular

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno

El mensaje es, la población con salir a votar estuvo a punto de generar un gran cambio que hizo asustarse a muchos analistas en un primer momento, y que dejó como gran triunfante al Frente Amplio, que har ...
+VER MÁS
#Política

El Frente Amplio, una gran lección para todos

El Gobierno Regional de Antofagasta debe jugar un rol más protagónico, fue su principal promesa de campaña en materia de Derechos Humanos.
+VER MÁS
#Política

Ex cuartel DINA-CNI de Antofagasta declarado monumento nacional