#Política

El “Austrolibertario” y su retórica defensa de la desigualdad

9 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Autodenominado en twitter como “austrolibertario”, sus textos despliegan argumentos que incluyen en su retórica conceptos como “democracia del mercado”, “sociedad de hombres libres” o, citando a Adam Smith, “sistema de libertad natural”. Su columna presenta como título la pregunta “¿Es la desigualdad un problema?” y su respuesta casi inmediata es que no lo es. Y no lo es, debido a que todos seríamos diferentes, lo que para Kaiser es lo mismo que decir que somos desiguales.

Independiente de que esté de acuerdo o no, imagine que alguien le dice lo siguiente: que la desigualdad es parte de la “naturaleza humana” y que esto ocurre porque “todos somos diferentes, es decir, desiguales”. Esta curiosa afirmación fue esgrimida por el abogado Axel Kaiser, en una columna en El Mercurio, publicada en marzo del presente año.

Autodenominado en twitter como “austrolibertario”, sus textos despliegan argumentos que incluyen en su retórica conceptos como “democracia del mercado”, “sociedad de hombres libres” o, citando a Adam Smith, “sistema de libertad natural”. Su columna presenta como título la pregunta “¿Es la desigualdad un problema?” y su respuesta casi inmediata es que no lo es. Y no lo es, debido a que todos seríamos diferentes, lo que para Kaiser es lo mismo que decir que somos desiguales.

Asimismo, la igualdad sería incompatible con la libertad. Inclusive, buscar la igualdad, que ha de desembocar en el debate sobre los derechos sociales,limitaría gravemente la libertad de las personas. La igualdad, entonces, en la sinapsis “libertaria” parece ser un sinónimo de homogeneidad. Y como somos diferentes, ergo desiguales, la igualdad conlleva en sí misma la coacción.

Estas volteretas semánticas, como las que muestra Kaiser, son apasionantes. Su defensa del neoliberalismo extremo, con continuas referencias a su autor de cabecera Friedrich Hayek (más otros conspicuos “libertarios” y “liberales”), ha tenido excepcional tribuna en algunos medios de prensa.

Por supuesto que -para este “austrolibertario”- un sistema promotor de los derechos sociales nos dirige hacia el resurgimiento de los “regímenes totalitarios socialistas”. Desentendido completamente de toda referencia al problema del poder, el destino de los seres humanos dependería de la autogestión individual. Se trata, entonces, de una visión despolitizada. En otras palabras, al invisibilizar las relaciones de dominación y explotación económico-política, la desigualdad pasa a ser un asunto de meras diferencias individuales. En clave libertaria, como todos somos diferentes, la desigualdad es “natural”.

Si usted nació y forma parte de los grupos de poder o de esa mayoría de la humanidad que vive en condiciones de subordinación, la explicación está en la diversidad. Entonces, cuando Bachelet dice que la desigualdad es una de sus principales enemigas, Kaiser reacciona como resorte arguyendo que, de ser así, también para ella “la libertad y la diversidad humana son el enemigo”.

Sin embargo, ¿por qué Kaiser confunde abiertamente desigualdad con diversidad? ¿Por qué naturaliza lo que constituye a todas luces una construcción social? Cuesta aseverar si esa confusión es retórica, deliberada o involuntaria. Nadie elige al nacer quiénes serán sus padres, qué cuerpo tener, qué nivel socioeconómico tendrá, ni el momento histórico en que aparecerá en este mundo. Tampoco nadie puede decidir en qué sociedad y cultura dará los primeros pasos por la vida.

Algunos dirán que esto se debe al azar; otros debido a una decisión divina. Por el momento, dejemos de lado la causa de todo aquello. La imposibilidad de elegir, de decidir u optar, es inexorable en el punto de partida. Devenimos antes de nuestra voluntad, de la percatación, de la explicación.

Por lo tanto, la responsabilidad sobre nuestra posición primigenia en el mundo no recae sobre nuestros hombros, sino que en esos otros que nos reciben y que no nos dejan perecer a las pocas horas de haber inhalado los vapores de este mundo.

Y digo “responsabilidad”, porque ésta no tiene lugar debido a la impetuosa participación de un instinto “natural” o de una fuerza incontenible de nuestro material genético. La responsabilidad sobre nuestra supervivencia es una construcción histórica y social; una noción fundada en que otros pueden decidir hacerse cargo -o no- de los primeros capítulos de nuestras vidas.

El niño o la niña que nace en el seno de una familia acomodada de Alemania, en el ostracismo violento de una aldea palestina o entre las ruinas de una poblado afgano, marcan un punto fuerte de inflexión o de diferencia.

Devenimos en una diversidad de posibilidades corporales, sociales, económicas, culturales e históricas, sin la injerencia de la voluntad o de la posibilidad de elegir. En ese sentido, siempre seremos diversos, ahora y después.

Pero, los primeros pasos transcurren siempre en torno al acuerdo de unos con otros, con relación a cómo será la vida de los que ya están y de los que vienen. Una comunidad puede establecer como legítimo que unos pocos tengan una vida rebosante de comodidades y oportunidades, a costa de que una gran mayoría muerda el polvo de la miseria o experimente la continua degradación de la explotación y la supervivencia. O una sociedad puede resolver que -en conjunto- asegurarán que la vida y la dignidad de todos sus miembros esté garantizada, haciéndose todos cargo del acceso de todos.

La desigualdad considerada “natural” y vista como un sinónimo de diversidad, es sólo un recurso retórico destinado a legitimar el modelo neoliberal de explotación. Es decir, para infortunio del abogado, la desigualdad no es un problema semántico, sino que político. Además, depende de las nociones predominantes o hegemónicas de justicia presentes en una comunidad humana; es decir, constituye una construcción social.

La confusión de Kaiser entre desigualdad y diversidad, se exacerba aún más con su noción de naturalización de la desigualdad. La privatiza y la sitúa casi como una verdad de summa teológica.

Por suerte no culpa a Dios, ni al Demonio, sino que al carácter natural de una mayoría en desgracia y de una minoría favorecida. Nada que hacer con las relaciones económico-políticas.

A menos que el “austrolibertario” recuerde que la última vez que los trabajadores chilenos lograron situar en el poder su intención de consolidar y universalizar los derechos sociales, los militares -junto a la derecha económica- a sangre y fuego los devolvieron al lugar “natural” que les correspondía: a los libertarios calabozos de la subordinación y explotación.

—–

Foto: Radio Chile – Canadá

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Andrés Pérez Navarro

30 de marzo

Esta discusión engloba muchos otros temas. Los invito a leer una opinión, en la que el señor Kaiser, es tan solo la punta del ice-berg:
http://paloblanco-cajanegra.blogspot.com/2014/03/la-derecha-e-izquierda-de-arriba-jamas.html

Mario Becker

19 de junio

Kaiser es gay. Prisionero de sus libertades.

ALEJANDRO MANTEROLA

16 de marzo

Les disguste o les pique, la cita:
“La desigualdad es parte de la “naturaleza humana” y que esto ocurre porque “todos somos diferentes, es decir, desiguales” ES UNA VERDAD DEL PORTE DE UNA CATEDRAL.

Nicolás

16 de marzo

El autor, además de llenar de falacias de hombre de paja y ningunear una postura que no comprende del todo -el solo hecho de hablar de neoliberalismo extremo denota que nunca ha leído nada sobre liberalismo- emplea dos falacias fundamentales en las que se basa para intentar refutar lo que dice Kaiser:

La primera es reducir su visión de sociedad a una simple pugna entre explotador-explotado, visión propia de la dialéctica marxista, teoría ampliamente refutada por la historia. Si a algo le debemos las mejoras de las condiciones de los trabajadores en el mundo, es a los avances en la productividad y las tasas de capitalización que han permitido a grandes masas de personas salir de la pobreza. Los intereses de las personas y los de las empresas no están en contradicción inevitable -de ser así los mejores países para vivir serían Cuba y Venezuela, donde se ataca al sector empresarial- sino que están determinados por las sinergías que se dan entre ambos bloques. En ese sentido la idea libertaria es fomentar la productividad, el empleo y el crecimiento como pilares de superación de la pobreza. Receta probada de éxito según la evidencia.

La segunda es creer en la idea de la construcción social, una noción bastante peligrosa -especialmente proviniendo de un marxista- pues considera todo lo existente como moldeable a lo que un grupo de iluminados se le ocurra cambiar, para lo cual siempre utilizan al estado. Al avanzar en esta construcción el estado pasa a ser una máquina aplanadora, se transforma en un impositor de la moral, de las costumbres y termina creando tiranías de lo políticamente correcto, dentro de otras aberraciones que ha creado en la historia, ha logrado que las mayorías aplasten y destruyan a las minorías, junto con cualquier tipo de disidencia, basta ver como trataban los entusiastas marxistas en el pasado a los negros o a los homosexuales. La sociedad no es una construcción social, la cultura, la vida y la valoración de las cosas de la vida, no está sujeto a lo que una mayoría circunstancial en el tiempo se le ocurra imponer y no dependen del estado, sino al revés.

Ojalá el autor tenga algo más de humildad, en especial si no ha leído nada de liberalismo, antes de criticar una postura. La desigualdad no es el problema, el real problema es superar la pobreza, no la riqueza.

Pablo Müller

16 de marzo

Realmente vergonzosa columna de alguien que claramente no ha leído nada fuera de la línea socialista tradicional.
Le recomendaría leer un poco a Haek antes de criticarlo, pues claramente no sabe de lo que habla; no que el mencionado autor sea perfecto, pero al menos hay que saber realmente qué dijo y no dejarse llevar por lo que otros dicen que dijo (me imagino su tesis doctoral con “leído en”).
Por último demuestra su ignorancia (más que vergonzosa) al caer en el “neo liberal”, podría aprovechar de definirlo, ya que ese termino solo lo utilizan socialistas intentando atacar algo que no entienden, que es como generar riqueza, no lo han hecho nunca ni lo harán nunca, la mejor muestra de ello la tenemos en el reciente ejemplo de Caval.

En fin, seguramente el autor sentirá que o sus estudios o su blog le dan derecho a expresar una opinión erudita, sin embargo lo expuesto debería o volver a los libros o devolver el grado.

Cristian Rivera

17 de marzo

Servicio de Utilidad Pública:
Se requiere con extrema urgencia donantes de diccionarios de lengua española para el señor Axel Kaiser, Pablo Müller y Nicolás NN, quienes lamentablemente han sufrido un serio accidente intelectual, en el cual perdieron un importante volumen de masa encefálica.
Es requisito para los dadores que pertenezcan si o si, al grupo ABC1 RH-.
Por vuestra atención, muchas gracias.

17 de marzo

Descalificando al resto sin dar argumentos? Es mejor callarse que dejar en evidencia esa desesperación de ser incapaz de responder señor.

abner

10 de mayo

dsajldjlska djsal dsalxDDDDDDDD me morí de la risjakldjsadsa mas encima no faltan los amargados que se lo tragan xDDDD

Sebastian

25 de agosto

que articulo mas wn, la escuela austriaca de economía nos dicta que la libertad económica o de mercado es la solución a los problemas sociales, no que estos deben permanecer solo por ser personas diferentes.
básicamente, tiene por premisa de que cada hombre debe ser libre de desarrollar su potencial económico y que a todas luces es injusto que se subvencione a quien no se esfuerza, con dinero de los que emprenden y se arriesgan. ya que esto solo insita la vagancia y el conformismo.
en pocas palabras, es reducir el poder del estado a su papel primigenio, el de ente regulador.
reducción de los impuestos y con esto, aumento del potencial negociador de las personas.

o a caso a alguien le parece lógico que yo que me rompí el lomo por años trabajando y estudiando, ahora pague, por ejemplo, 500 lucas de impuestos, para que le den un bono de 50 lucas a un tipo que jamas movio un dedo por ser alguien en la vida y para pagarle los lujos a la clase política?

pues si alguien cree que tiene derecho natural sobre mi patrimonio, creo que no debería opinar de economía ni de nada

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Sin duda estamos frente a un Santiago distinto, en donde la población vibra con el deporte, practicándolo desde el núcleo de organización más básico, sin aspiraciones grandilocuentes, que finalmente e ...
+VER MÁS
#Deporte

El torneo de los barrios

Desde hace un tiempo el debate en torno a las esferas de lo público y lo privado se ha ido instalando en la agenda mediática, especialmente en cuanto a la vulneración de la privacidad y derechos de image ...
+VER MÁS
#Sociedad

Derechos de imagen y protección de identidad ¿Qué hacer cuando tu privacidad es vulnerada?

Es tentador, entonces, pedirle a ese grupo de seres ciegos y sordos a la abrumadora realidad de la corrupción y la pobreza, que expliquen por qué cada día mueren niños y adultos por causa de la violenci ...
+VER MÁS
#Internacional

Les deben una explicación

Tenemos la capacidad para las revoluciones que sean necesarias. ¿Tenemos las ganas? ¿Tenemos la responsabilidad? ¿Tenemos el compromiso? ¿Hasta dónde llega nuestro amor por Guatemala realmente?
+VER MÁS
#Internacional

¿Está preparada Guatemala para una segunda revolución?

Popular

Lean el Informe Valech: en este país, personas fueron violadas por perros, les metieron ratas y arañas en sus genitales, les extirparon a las mujeres hijos de sus vientres metiéndoles los brazos a travé ...
+VER MÁS
#Justicia

Reserva de identidad de la Comisión Valech

Pero esto es la típica actitud del nuevo progresismo: individualizar las problemáticas y no ver más allá. Tal vez le resulta más fácil no detenerse en que la dictadura es más que un panelista que dic ...
+VER MÁS
#Política

El problema no es Melnick

Un gran aspecto que los cursos deben superar es que estos no solo se basen en la opinión de expertos. La opinión o los consensos forman la base de la pirámide de la calidad de la evidencia, en otras pala ...
+VER MÁS
#Salud

Reflexiones en torno a los cursos ofrecidos a los cirujanos dentistas

Fue tal el impacto de lo que se hizo en la comunidad que, en el 2013, se realizó un acto en el que se instaló una placa en memoria de Littré Quiroga y Víctor Jara; el homenaje contó con la presencia de ...
+VER MÁS
#Cultura

Población y memoria