#Política

El 21 de mayo y la política del vacío

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

el gobierno no tiene programa político propio y en su lógica la política se subordina a la economía. En esa dirección, la política debe estar al servicio del crecimiento y el desarrollo y generar las condiciones institucionales y sociales para crecer de manera ilimitada. De ese modo, la política no debe interferir ni limitar los negocios. Hemos asistido en el “primer tiempo del gobierno” al derrumbe de este modelo. El vacio de su política ha terminado siendo su peor enemigo. Los expertos sin política debieron partir.

El discurso que va pronunciar Piñera este 21 de Mayo es el tercero de los cuatro que debe realizar. Los antecedentes indican que en esta ocasión se tratará de un discurso que pondrá atención en lo que se ha hecho –en “los logros”- y en lo que se va hacer en estos últimos meses. El enfoque será la agenda social y los albores de la oferta populista que tendrá por objetivo generar las condiciones para la continuidad de la derecha en el gobierno.

Desde el punto de vista político, no habrá novedad ni sorpresas. No puede haberla, simplemente porque el gobierno no tiene proyecto político ni voluntad de avanzar en reformas políticas de alto impacto.

El gobierno no tiene programa político propio y en su lógica la política se subordina a la economía. En esa dirección, la política debe estar al servicio del crecimiento, el desarrollo y generar las condiciones institucionales y sociales para crecer de manera ilimitada. La política no debe interferir ni limitar los negocios. Incluso –sobre todo, en los sectores más puristas- las decisiones deben ser técnicas y sin interferencia de mayorías inestables ni del reclamo de la calle. Hemos asistido en el “primer tiempo del gobierno” al derrumbe de este modelo. El vacio de su política ha terminado siendo su peor enemigo. Los expertos sin política debieron partir.

Hay dos circunstancias que explican el programa: el diseño y el diagnóstico. Lo primero se refiere a que construye sobre la base de ideas ajenas; y lo segundo, a lo que el país necesita desde el punto de vista político.

El diagnóstico. Hay tres referencias en las que podemos identificar el diagnóstico que el gobierno hace sobre nuestra democracia y sus instituciones; el programa de Gobierno y los dos primeros discursos del 21 de mayo. El elemento común es que “nuestra democracia debe ser perfeccionada y fortalecida”.

En el programa se lee que “nuestro compromiso es continuar mejorando nuestra democracia, aumentando la participación… y perfeccionando nuestras instituciones… Los partidos políticos y el propio Congreso han sufrido una enorme pérdida de prestigio… Las causas de este fenómeno radican en la carencia de reformas que faciliten la participación, la transparencia y la confianza en nuestras instituciones democráticas… Nuestro compromiso es con una democracia moderna, vital y participativa… no podemos permitir que la calidad de nuestra vida democrática siga deteriorándose”.

En los dos primeros discursos del 21 de mayo vemos un diagnóstico similar. Sin embargo, en esta ocasión hay una visión más pesimista al agregar que nuestra democracia “está enferma…está perdiendo fuerza y vigor y sufre los embates de enfermedades que la debilitan (manifestándose) en una ciudadanía cada día más distante de la política, en un envejecimiento progresivo de nuestro padrón electoral y en una muy mala evaluación de nuestras instituciones políticas”.

Sobre este diagnóstico, el programa político se orienta al “perfeccionamiento de nuestra democracia… debemos construir una democracia más vital, cercana, transparente y participativa”.

Las respuestas convertidas en proyecto político

Las propuestas que tiene para resolver esta debilidad o “enfermedad” democrática –que se desprenden del programa y de los discursos anteriores- se expresa en 8 medidas: 1) Inscripción automática y voto voluntario, 2) Voto de los chilenos que residen en el extranjero, 3) cambio fecha elecciones presidenciales, 4) partidos políticos y primarias, 5) elección directa de los consejeros regionales 6) iniciativa popular de ley, 7) plebiscitos comunales y 8) Ley de probidad y “fideicomiso ciego”.

Podemos constatar que solo dos de ellas se han cumplido; la inscripción automática y voto voluntario y el cambio de la fecha de elecciones presidenciales. Por tanto, sólo el 25% de su programa político se ha cumplido.

El programa político del gobierno es ajeno y de bajo impacto; ajeno porque en su mayoría son propuestas planteadas por la Concertación. Y de bajo impacto porque no avanzan en la profundización democrática del país ni resuelven la crisis de “legitimidad ni de representación”.

El énfasis ha sido puesto en la participación. Sin embargo, se ha optado por la cantidad y no en la calidad. La cantidad se vincula con las primeras cuatro medidas mencionas. Con la calidad de la participación las últimas cuatro. En definitiva, el gobierno ha tratado de “revitalizar” la democracia chilena por medio de la participación centrada en la cantidad.

¿Cómo se va resolver la crisis de legitimidad y representación? Para ello, hay que avanzar en reformas políticas duras de alto impacto. En esa dirección encontramos –a lo menos- una reforma constitucional que garantice mínimos de bienestar, que termine con el rol subsidiario del Estado y recupere riquezas básicas; la reforma al binominal que termine con el empate ficticio; la elección de los Intendentes; el limite a la reelección de los parlamentarios que ponga fin a las oligarquías políticas, limitar el presidencialismo para entregar poder al parlamento y mecanismos para fortalecer la sociedad civil.

Todas reformas, sin duda, que serán parte del debate de la próxima campaña presidencial. Por ahora, el gobierno ya agoto su oferta política. Nada más queda por hacer. Nada más debemos esperar.

——

Foto: guindadelatorta.com

 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
llaguno

21 de mayo

Y NO HABÍA NADA Q MOSTRAR NI ESPERAR… SE FORTALECE LA POLÍTICA DEL VACÍO

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Donde las prácticas a las que se apunta con fiereza (incluso con cierto espíritu de superioridad moral) como responsables de la deslegitimación de la institucionalidad, del ejercicio de lo público, no s ...
+VER MÁS
#Política

Tropiezos del Frente Amplio: ¿Crónica de un fracaso o de aprendizaje?

Medio siglo después exorcicé aquellos fantasmas de Life que me producían tanto espanto y escribí un novelón de 400 páginas sobre el infierno del Somme entre 1916 y 1918 que algún día estará en los ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un verano en el Somme

Proteger la identidad cada día se hace más urgente y necesaria. Aysén no puede ni debe cerrarse a ninguna actividad productiva o de servicio; pero debe exigir que las actividades se desarrollen con una b ...
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

Los proyectos ZOIT en Aysén, deben incluir estudios de carga

El boxeador que privilegia el espectáculo, lo hace en desmedro de su propia salud, más en una época en que incluso el uso del bucal era escaso, con guantes que apenas cumplían las medidas de seguridad m ...
+VER MÁS
#Deporte

Manuel Castillo: el estilista contra el público

Popular

El tema de fondo es cómo no se desperdicia la oportunidad histórica de conquistar una sentida demanda del magisterio, por más que hoy se desdibuje por la conducción actual del Colegio.
+VER MÁS
#Educación

La desmunicipalización y la postura errática del Colegio de Profesores

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

Así que, mis queridos contertulios, si realmente están interesados en opinar de política, participen e involúcrense, porque si ya resulta difícil conseguir que los chilenos vayan a votar por algún pol ...
+VER MÁS
#Política

El joven Giorgio Jackson

Debemos replantear la participación del Estado, replantear el modelo de Licitaciones y prestaciones de servicios públicos por parte de las empresas privadas. Que no se confundan los Liberales, no estoy ne ...
+VER MÁS
#Política

La funcion Pública no es concesionable ni licitable