#Política

Día internacional de los derechos humanos

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP
 
 

 

Hace 60 años, la Asamblea General de Naciones Unidas declaró el 10 de diciembre como el día Internacional de los Derechos Humanos.
 
Para los chilenos los derechos humanos se hicieron presente como problema cuando el 11 de septiembre de 1973 se inició una política de violación sistemática de dichos derechos por parte del Estado y sus agentes, dejando una larga estela de ejecutados, desaparecidos, torturados y exiliados que marcó traumáticamente nuestra historia contemporánea así como nuestra concepción de los derechos humanos.
 
La acción de defensa de los derechos humanos influyó fuertemente en nuestra realidad política.
 
Los partidos políticos que se opusieron a la dictadura fueron poco a poco afirmando una adhesión cada vez más explícita a los derechos humanos y a su doctrina democrática.
 
El caso más importante fue el del Partido Socialista, que en los años 80 migró ideológicamente desde un marxismo revolucionario hacia una renovación democrática.
 
Sin embargo, los partidos que participaron de la dictadura aún miran con desconfianza e incomodidad los derechos humanos, como un dedo acusador que los apunta, un tema ciertamente incómodo.
 
Para la mayoría de los chilenos, sin embargo, los derechos humanos se asocian a un período pasado de nuestra historia, a hechos condenables, a excesos cometidos por los organismos de seguridad, a una historia violenta pero felizmente superada.
 
Esta visión de los derechos humanos como un hecho del pasado es tremendamente limitada.
 
Muchas poblaciones en Asia, África y América Latina viven situaciones inaceptables. Muchos están presos por sus ideas, muchos sufren la tortura y el crimen y si consideramos que los derechos humanos son inherentes a la persona y universales, los chilenos tenemos un deber de solidaridad que es inescapable.
 
Pero no solo deberíamos asumir más activamente una defensa de los derechos humanos a nivel global – que sería lo esperable después de toda la solidaridad internacional que recibió el pueblo de Chile-, sino también tomar mayor conciencia de la actualidad de dichos derechos.
 
Nuestro país, por ejemplo, aún no da el paso del reconocimiento constitucional de los pueblos indígenas. Esto más que una simple declaración para archivar, es decidirse a modificar la relación de dominación con los pueblos originarios, para pasar a una de aceptación y reconocimiento de su identidad, de su estructura política, de su lengua, de sus creencias, de sus costumbres, de sus tierras y aguas.
 
Otro ejemplo es la resistencia a reconocer los derechos de las minorías sexuales que en pleno siglo XXI siguen viviendo una situación de exclusión.
 
Pero, sobre todo, la conmemoración de este día de los derechos humanos estará marcada por los ecos del homenaje que el alcalde Labbé organizó para Miguel Krassnoff, un torturador condenado a 144 años de cárcel por su participación en más de cincuenta crímenes.
 
De lo que se trataba en el citado homenaje, era justificar los crímenes porque habrían sido cometidos por una causa superior, convirtiendo a Krassnoff en una suerte de víctima (de la incomprensión) o de héroe que pagaba con cárcel lo que hizo por un Chile ingrato.
 
En esta iniciativa se evidencian una ideología que considera que hay causas superiores a la dignidad humana, es decir que en nombre de tal o cual ideal político o religioso, se pueden anular los derechos de las personas, incluyendo su derecho a la vida.
 
El que tal doctrina siga presente en Chile resulta más que preocupante, sobre todo si se asume que estas ideas cuentan con un respaldo o un silencio cómplice de partidos políticos con amplia representación parlamentaria.
 
Lo otro que es francamente inadmisible es que autoridades públicas admitan que se puede hacer homenajes a condenados por delitos de lesa humanidad, igualando ese supuesto derecho al de las víctimas.
 
Se trata de una inexcusable apología de la violencia y del crimen que debiera ser perseguida por las autoridades públicas, como ocurre en países que han sabido sacar las lecciones de sus experiencias traumáticas.
 
El día de los derechos humanos, es un día para pensar en estas cosas, para reunirnos en torno a los valores que nos pueden hacer mejores seres humanos y como país.
 
* Ricardo Brodsky es Director del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos
———

 

 
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Durante la visita del Papa Francisco, hubo un acontecimiento que puede ser   la lápida a la  profunda crisis de legitimidad de  nuestras  instituciones.  
+VER MÁS
#Política

Corrupción sistemática y decadencia institucional

El objetivo de LITMU con “Literatura de Mujeres” es hacer uso de una capacidad, un talento que puede ser trabajado
+VER MÁS
#Cultura

El escribir de Literatura de Mujeres

Nadie nace racista ni homofóbico ni misógino; son patrones con los que somos criados y están en  el hogar, la escuela, la sociedad, en nuestro entorno.
+VER MÁS
#Internacional

El racismo como ADN de la humanidad

¿Cuántas Yahairas podría tener Guatemala si desde mucho antes de nacer ya tuvieran un lugar protegido y enriquecedor en el cual crecer y desarrollarse?
+VER MÁS
#Internacional

Los genios perdidos y el caso de Yahaira Tubac en Guatemala

Popular

Para una economía relativamente pequeña como la chilena, el tamaño de estos grupos es extraordinariamente mayúsculo.
+VER MÁS
#Economía

Chile y su Concentración Económica

Se podría pensar que el nuevo gobierno de Piñera apuntará a una restauración mercantilista y conservadora. Así como sería lógico que toda la Nueva Mayoría coincidiera con el Frente Amplio en una age ...
+VER MÁS
#Política

Chile ¿Qué está en riesgo?

No nos olvidemos que la discriminación en Chile no es un fenómeno exclusivo de chilenos contra inmigrantes, sino que de chilenos contra chilenos, sin miramientos a su nivel ni condición social
+VER MÁS
#Política

Racismo y discriminación, la otra cara de nuestro Chile profundo

Esta forma de adoctrinamiento es contraria al “libre pensamiento”, resultando en personas con las cuales no es posible dialogar ni llegar a acuerdo con ningún tema valórico, ellos sienten que están d ...
+VER MÁS
#Política

Debemos defender el estado laico y la libertad de pensamiento