#Política

Democracia Cristiana: ¡Levántate y Anda!

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

¿Qué diremos frente al llamado a generar una nueva Carta Fundamental, democrática y social? ¿Qué diremos frente a los cambios urgentes en materia de Seguridad Social? ¿Cuál será nuestra final postura en torno a la propiedad de los recursos naturales? ¿Qué resolveremos como partido frente a las demandas relativas a la educación? ¿Cuál será nuestra propuesta frente a un sistema de salud regido por la reglas del mercado?

“A la juventud le decimos: ¡Chile te necesita como vanguardia del esfuerzo revolucionario, como el agente activo de concientización del proletariado, como el testigo más desinteresado, alto y puro de que el sentido heroico de la vida no es cierto que haya muerto en Chile; de que la voluntad combatiente y solidaria con las luchas del pueblo por su liberación tiene el poder irresistible de la marea para sepultar al egoísmo de cínicos y a la sordidez del lucro y la revancha! Tu patria y tu pueblo te necesitan.

Sin la juventud, sin los Voluntarios de la Revolución, será mucho más lento y confuso y contradictorio el ascenso del pueblo a la conducción de Chile. Muchacha y muchacho chilenos, busca en el servicio de la revolución, democrática y popular, lo que ella y sólo ella puede darte: la más hermosa justificación para tu vida joven”.

No, no son las palabras de un dirigente comunista o de uno socialista, fueron las palabras con las que Radomiro Tomic se dirigió a la juventud en su discurso ante la Junta Nacional del Partido Demócrata Cristiano en 1969 al momento de aceptar la proclamación de su candidatura a la Presidencia de la República.

Cuán distantes y ajenos suenan hoy esos discursos, ciertamente resulta casi impensado escucharlos en boca de algún actual dirigente demócrata cristiano sin que salga alguien a gritarle que somos un partido de centro, que la izquierdización no es el camino y tanta otra falacia alimentada por la conducta de algunos “insignes” rostros que otorgan felices el fundamento para tales aseveraciones. Ahí tenemos la votación de la Ley de Pesca, la actitud indiferente de la mayoría de los senadores DC frente al tema del litio, y la reciente votación de la acusación constitucional al Ministro de Educación donde“destacó” el voto en contra del expresidente de la JDC, senador Patricio Walker, entre otras tantas decisiones incorrectas.

Cuando nació la Falange Nacional, antecesora natural del Partido Demócrata Cristiano, ninguno de sus fundadores pensó en un partido de centro, en un partido sin posición propia, en un mero catalizador de las visiones extremas y antagónicas del marxismo y el capitalismo. Nuestros nobles fundadores creyeron en un proyecto que se enmarcó dentro de un contexto de lucha descarnada entre dos visiones y aun en ese difícil momento no dudaron en emprender un camino propio de lucha contra las injusticias de la opresión del capital y denunciando los atropellos que también venían del marxismo.

Es así que durante casi dos décadas la naciente Democracia Cristiana estuvo relegada a los últimos lugares en las diferentes contiendas electorales, eso hasta que llegó su momento, en el que por primera vez en la historia de Chile, un partido llegaba con su propia votación y sin alianzas a la Presidencia de la República de la mano de Eduardo Frei Montalva. Nadie puede decir que su gobierno fue uno de un partido de centro, pues un partido de centro no adopta definiciones tan decisivas como las que abordó Frei bajo el lema de “Revolución en Libertad”.

No soy el primero en asumir esta posición, ya lo hicieron antes otros grandes a los que solo puedo admirar y respetar, ya otros desecharon decididamente la falacia del centrismo y señalaron sin complejos su opción por un partido de vanguardia. Desde aquí saludo las memorias de Radomiro Tomic, Bernardo Leighton, Manuel Bustos, Gabriel Valdés, María Rozas, entre otros tantos. Así también reconocerla lucha incansable que aún mantienen otros como Mariano Ruiz-Esquide, Andrés Aylwin, Renán Fuentealba, Ricardo Hormazábal y muchos otros que anónimamente hacen de su vida ejemplos de consecuencia y lealtad para con nuestros principios.

Hoy los desafíos son mayores, si bien las pasadas elecciones  municipales consagraron al PDC como la principal fuerza política del país, lo cierto es que las cifras no son para mucha celebración, pues los niveles de desencanto son, en extremo, alarmantes. Es cierto que en el último tiempo nos hemos anotado importantes puntos, como las primarias internas para elegir a nuestro candidato a la Presidencia de la República, las elecciones internas de la Mesa Nacional del Partido, con un aceptable nivel de participación y competitividad, sin embargo no dejan de ser pequeñas victorias dentro de un contexto de desaciertos y ambigüedades.

El Partido tiene la gran tarea de ofrecer, en primer lugar a sus militantes y luego al país entero, una visión de presente y futuro clara y sin espacio a vacilaciones. El PDC ha de señalar con voz fuerte y nítida su postura frente a temas que hoy la ciudadanía considera claves y que no pueden seguir en la indefinición que caracteriza a un partido de centro. ¿Qué diremos frente al llamado a generar una nueva Carta Fundamental, democrática y social? ¿Qué diremos frente a los cambios urgentes en materia de Seguridad Social? ¿Cuál será nuestra final postura en torno a la propiedad de los recursos naturales? ¿Qué resolveremos como partido frente a las demandas relativas a la educación? ¿Cuál será nuestra propuesta frente a un sistema de salud regido por la reglas del mercado? Son tantas las definiciones que adoptar y tan pocas las voluntades dispuestas a abrir una discusión profunda y seria.

Ante tantos desafíos lo que corresponde a todo militante convencido y responsable es disponerse a trabajar, desde todos los frentes posibles, para empujar desde abajo y hacia arriba las transformaciones internas añoradas y proyectar desde un nuevo escenario partidario las propuestas para nuestro Chile. Hacerlo a la inversa parece no estar dando resultados y, en parte, puede ser causa del escuálido apoyo que concita nuestra opción presidencial para las primarias de junio próximo. Ello por cuanto levantamos una candidatura a la primera magistratura del país sin habernos puesto de acuerdo sobre el qué representará esa opción y así el proyecto colectivo pasa a depender de las sensibilidades del candidato,al que muchos hemos decidido respaldar solo por disciplina partidaria mas no por plena convicción.

Hemos de asumir la tarea de trabajar por una Democracia Cristiana que retorne a su matriz popular, un partido cuya visión al servicio de los oprimidos honre el pensamiento cristiano y siga el ejemplo del Cristo que vino a servir y que rechazó ser servido, el Cristo que nos enseñó a valorar lo trascendente por sobre lo material, el que nos enseñó a amarnos en la diferencia y a no condenar al hermano; a retornar al espíritu de ese partido que impulsó en Chile las transformaciones más revolucionarias de la época contemporánea, el partido que impulsó la revolución de la tierra con la Reforma Agraria, la revolución en educación con la Reforma Educacional,  la revolución del cobre con la Chilenización de la Gran Minería, la promoción popular con el fortalecimiento del sindicalismo y la organización de la sociedad civil y que pudo superar las diferencias del pasado para unirse a otras fuerzas democráticas en la lucha pacífica por la recuperación de la democracia tras 17 años de cruenta dictadura.

La misión está dada, podemos sumarnos o sentarnos a esperar.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Maria perez

20 de abril

La Dcde hoy esta tan descompuesta como el PS de hoy, y los pocos que aun mantienen la linea original partidaria son los que han sido consecuentes siempre como mariano, respetable señor,y son aquellos que en el septiembre negro de la patria no temblaron y pusieron su firma en el documento de los 13 ,solo 13 anti golpistas y hoy solo un puñado anticapitalista , estos paridos DC y PS están heridos de muerte por. Sus propios dirigentes

peon

21 de abril

Lamentablemente los partidos en realidad se levantan por sobre los demás cuando existe un patriota en ellos que se torna un caudillo que sobre sale por sobre los demás, hablando de cosas distintas, de enfoques diferentes, de emprendimientos distintos, sin embargo, esas personas no necesariamente están precisamente en un partido político en la actualidad…

Si no surgen a la vida pública es porque nuestro sistema político, a pesar de llamarse democracia, no es más que una dictadura de los partidos políticos existentes que mayor dominancia pueden ejercer en la vida política…

si esto fuera una democracia, al meos cada partidos tendría un blog abierto a los coemntarios de la gente y pertenencería cada uno a un gran conglomerado que debate en la red cuáles son las directrices que debiera tomar la patria para forjar el nuevo futuro que necesitan los hijos de la patria…

Lo demás, es darle vueltas… Para desarrollar la nación que queremos necesitamos una herramienta con la que institucionalizar los debates nacionales que le importan a la mayoría de la población y en la que participen el Congreso, los ministerios, la Presidencia, el poder judicial, las universidad estatales del país y la ciudadanía propiamente tal…

Sin esa herramienta, tal como una Cámara Ciudadana Digital, mejorar los sistemas nacionales siempre estará sujeto a los intereses lobbystas de una minoría con demasiado poder e influencia, motivo por el que el pueblo chileno debe desarrollar sus propias fuentes de riqueza, con una AFP y Banco de Dinero de los trabajadores de Chile, de forma que se constituyan ellos también en un poder que influye en las decisiones de políticas públicas nacionales, de forma que se empareje el juego y la política está más bien al servicio de todos, que al de esas minorías que están usualmente detrás de bambalinas, y nada tienen que ver con la visión que algunos ciudadanos desean que se implemente en la patria…

kjjkg

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

¿Y por qué creo que es necesario todo esto?, porque deseo que en mi país se respete mi libertad, y la de todos, de buscar mi propia felicidad en un ambiente optimo, donde se respeten las opiniones y no s ...
+VER MÁS
##UnPaísQueOpina

Mis ideas para un Chile mejor

Me parece insolito pensar que la razón de esta visita, largamente esperada, era rearmar el espíritu de los congregados, mediante buscar aumentar la credibilidad en la Iglesia. Pues claramente estuvo lejo ...
+VER MÁS
#Religión

Papa Francisco en Chile. Una venida que de nada sirve

¿Qué peso y legitimidad tiene tomar definiciones de una ley que no se ha podido implementar porque carece de reglamento?
+VER MÁS
#Política

¿Trabajo, derecho para todos? Los reglamentos de la Ley 21.015

¿Cuántos obreros que ganan el mínimo se habrán reunido para ponerse pulseritas y ver tocar a Moral Distraída
+VER MÁS
#Política

Izquierdapalooza

Popular

Es posible que alguien que no tenga un conocimiento adecuado de la PSU realice rankings de las escuelas basados en sus puntajes y realice inferencias respecto de su calidad
+VER MÁS
#Educación

La responsabilidad de #DataChile

Para una economía relativamente pequeña como la chilena, el tamaño de estos grupos es extraordinariamente mayúsculo.
+VER MÁS
#Economía

Chile y su Concentración Económica

Cuando escuchas o vez los noticiarios, o cuando pretendes dimensionar lo que pasa luego de la lectura noticiosa de un diario, las imágenes que dibujas en tu cabeza no hacen justicia con la real dimensión ...
+VER MÁS
#Sociedad

Chaitén, botas húmedas

Se podría pensar que el nuevo gobierno de Piñera apuntará a una restauración mercantilista y conservadora. Así como sería lógico que toda la Nueva Mayoría coincidiera con el Frente Amplio en una age ...
+VER MÁS
#Política

Chile ¿Qué está en riesgo?