#Política

Del movimiento social a la acción política: ¿Cómo dar el paso?

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

¿Será capaz el movimiento social de los años que han pasado de levantar sus propias caras políticas, sus propios candidatos con el fin de imponer o manifestar la idea original en el parlamento, ese sentir popular que motiva que los consumidores se transformen de una vez por todas en ciudadanos?

Ganas no faltan, discursos encantadores y libertarios tenemos cada día. No cabe la menor duda de que Chile entero (haciendo un flashback incoherente, todo esto iniciado principalmente por los pingüinos del 2006 hasta hoy, pasando por el 2008, el 2011 y el año que recién dejamos atrás) ha elegido cambiar el país, protestar y manifestarse por lo que le parece injusto e indebido, injusticias que tienen una historia muchas veces forjada por la gente de la “nube política” que hoy gobierna el país (educación, isapres y afps , privatización del cobre- impuestos y muchos problemas más), “nube política” , en la cual la gente no confía ni “porsiacaso”, pero que de igual manera (probablemente) será votada en las elecciones de octubre de este año.

¿Qué pasa con las muchas veces nombradas “caras nuevas” de la política? ¿Serán suficientes para tener influencia en el parlamento, teniendo en cuenta lo difícil que es cambiar las leyes cuando hay minoría, en especial cuando son leyes orgánicas constitucionales? ¿Qué nexo activo habrá entre querer cambiar el país y la política? ¿Seremos lo suficientemente influyentes para pasar de la conciencia social general a la acción política? ¿Qué camino se tomará? ¿El de crear el poder popular suficiente para introducirnos en el mundo de la política (y no de la politiquería trastocada de la izquierda o la derecha), o simplemente dejar que los líderes ya unidos a partidos políticos respeten (alguna vez en la historia) el ideal soberano del movimiento social surgido y no negocien como si fuera dinero las ideas del pueblo con los partidos más poderosos?

Quizás pueda responder a éstas incógnitas, o quizás no, o quizás tú me las puedas dar, pero de igual forma, quedarán escritas, siendo la gran pregunta cómo saltar de la opinión o la idea a la acción política en el aquí y el ahora. Somos ciudadanos que podemos influir en los círculos sociales cercanos, o en el barrio, o en la familia, o simplemente con los amigos en el liceo, en la universidad, etcétera. ¿Será capaz el movimiento social de los años que han pasado de levantar sus propias caras políticas, sus propios candidatos con el fin de imponer o manifestar la idea original en el parlamento, ese sentir popular que motiva que los consumidores se transformen de una vez por todas en ciudadanos? En resumen, del movimiento social a la acción política: ¿cómo provocar esto en pleno siglo XXI, en la era de la información inmediata, donde al parecer todo parece más fácil, cuando la asamblea de Magallanes o Aysén sabe en minutos lo que decidió la asamblea de Calama?

————-

Foto: Diego Fernández / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

23 de febrero

Interpreto todo lo dicho como la pregunta: ¿puede “el movimiento social” mejorar el país por las vías que señalas?… Al respecto no sé si la pregunta debe ser “puede”, sino que acaso “quiere”…

Si te fijas en http://www.mesasocial.cl no están haciendo nada, habiendo tanto por hacer… Lo visible de la “mesa social” es un grupo de personas que, en particular a mí, no me representan para nada… Entonces, ¿cómo podemos hablar de mesa social si existen ciudadanos cuyas ideas no están siendo representadas y más aún que eso, no pueden ser expuestas en un lugar público en el que otras personas las lean y puedan sumar opiniones y buscar mecanismos de implementación si acaso la mayoría las prefiere?…

Así, por ejemplo, buscar caras políticas es casi el mismo tema… Parecen sacramentadas las oficiales de la mesa social, pero, en particular a mí no me llaman la atención… De hecho, cabe preguntar si es real la necesidad de “caras políticas”… Si hiciéramos eso, estaríamos haciendo lo mismo que el resto de todos los partidos políticos, que parten toda una campaña por una cara política, pero, ¿con quién han debatido ideas?… Es más, ¿ellos representan ideas ciudadanas aprobadas por una amplia mayoría?…

Por lo tanto, se deben construir mecanismos de debate y acuerdos en los que aparecerían caras políticas aún sin buscarlas, tal vez talentos desconocidos para la mayoría y por cierto no se les pediría que fueran brillantes, sino que apenas tuvieran la voluntad de realizar lo acordado por la ciudadanía…

Sin las herramientas de debate no existe un acuerdo de qué cosa es prioridad; de por qué causa se debe comenzar a trabajar… Por ejemplo, yo propongo la creación de una Cámara Ciudadana Digital y que gran ejemplo sería que la “mesita social” adoptara la idea y la pusiera en marcha a un nivel de debtes ciudadanos, sin embargo, no existe la voluntad de hacerlo… Si les escribes a la mesa social, nadie te contesta, lo mismo que si le escribes al Senado, a la Cámara de Diputados o a la Presidencia, quien, con la salvedad de los demás, te responde inutlidades, agradecimientos y palabras superflúas que para ellos imagino que deben llenas las espectativas de quienes las leen, tal como si se las creyerán…

Yo sostengo que en el país existe una mafia política y económica que determina lo que se hace y no se hace, por tanto, ¿quién me puede asegurar que la tal mesa social no es una parte más de toda esa mafia?… Si no lo fuera, todo lo que no hace, ¿no lo hace porque no le interesa, o porque sus dirigentes no son los adecuados, o porque está negociando apoyos políticos con los partidos más afines a sus propuestas, tal como si todo dependiera de una apuesta política con un “resultado incierto” que sabemos que será fallido por el poco poder que tiene el PC?…

Eso más que nada me lleva a pensar que el país no llega a ser lo que debiera porque no tiene personas que sepan qué es loq ue se debe hacer, tal como tú mismo lo expresas, preguntando de qué forma pasamos del estado A al B… Más que eso aún, da casi lástima o pena ver como todas las personas que se relacionan a cargos de dirigencia políca se prostituyen procurando alcanzar acuerdo con los distintos partidos de la dictadura política que han conformado, olvidando plenamente y de hecho que se deben al pueblo chileno y no a sus intereses partidarios o particulares…

Quizá por eso todo se vuelve un gran fiasco en el que nadie cree, porque, como dije, pudiendo hacer todo lo que se debe hacer, la mesa social no hace nada de loq ue debiera hacer, porque está dirigida por gente de la política que juega con las reglas de los cuoteos de los partidos políticos y así no es cómo se debe servir al pueblo chileno…

¿Para qué poner más argumentos si el caso parece cerrado?… Imagínate… La tropa de haraganes mentales que conforman la seudo izquierda, que sepa quién lo sabe lo que significa semejante cosa amorfa, esperan de brazos cruzados que llegue Bachelet para “combatir los intereses de la derecha de derecha”, para salvar los propios de la derecha de izquierda… Pero, ¿qué se supone que se discute detrás de todo ese movimiento?… ¿Se conversa a diario acerca de algo en loq ue demás podamos participar?… ¿Dónde se hace aquello?…

Este es el cuento de nunca acabar, donde quien saca la cabeza por interpretar al pueblo, finalmente pareciera sumergirla en las formas de proceder de la mafia d elos partidos políticos, para terminar hasta el cuello sumido en .. esa clase de porquería que es tan propia y la vez de sagradable de la política nacional…

Lo curioso de hablar de la política, es que no estamos hablando de política, sino que de personajes, de concurso públicos que favorecen a la popularidad o simpatía que crea en las personas la fábrica de la televisión…

¿Te puedo sugerir algo?… Eres joven y seguramente en la vida hay suficientes cosas que te pueden interesar y de paso hacerte feliz, así es que tal vez sería bueno que te interesaras por alguna de ellas, para que no llegues a sentir que has perdido el tiempo como una vaca a la que la ordeñaron día y noche y le enseñaron a rayar un voto…

Disculpa las posibles incongruencias gramaticales si las hubiera en mi coemntario… La verdad es que ni siquiera dan ganas de releer para editar o corregir un texto tan fatídico y realista como el que te he escrito… Tal vez prefiero ser soñador y seguir creyendo que el Chile que imagino es posible, a pesar del egoísmo de quienes ingresan a la vida de la política, o más bien, a cualquier cuna de lobos de los partidos de la mafia política y económica…

Si alguna vez aprendes más del tema y averiguas cómo ponerle una bomba micro atómica a las transnacionales sin que nadie salga lastimado, cuéntame de la solución, para disfrutarla al menos imaginariamente… Lo mismo con toda la mafia de los partidos políticos… Yo, por cierto, ya creo haber imaginado una, pero, si te la contara seguramente no lo disfrutarías tanto como yo, cuando tú me llegues a contar la que imaginaste…

klsfdkljf

24 de febrero

Lo curioso de hablar de la política, es que no estamos hablando de política, sino que de personajes, de concurso públicos que favorecen a la popularidad o simpatía que crea en las personas la fábrica de la televisión… , de eso hablaba un “poco” , ojalá volver a la política original. y bueno, si nos perdimos hablando de caras políticas y etcétera caemos en un error grave, sinceramente el Chile que creo posible (y que todos creen posible a su manera) se basaría en el poder político de la ciudadanía, pero un poder continuo, que no se desgaste ni que traspase su potencial futuro a personas que no respetarán el ideal que se forjó, o simplemente creer que porque tal persona viene de la “izquierda” será “mas compatible” con el ideal planteado, la historia nos da a conocer que ese es uno de los peores errores del poder popular y de asamblea en Chile, ya que obviamente senadores y diputados sugieren que esos temas tan bisagras “no son para los trabajadores”, o si les dan apoyo, es hasta cierto punto, simplemente hasta cuando lo pueden controlar todo, porque si se pasa sólo un poco, estamos hablando de “desacato a la autoridad” y cuanta tontera que se escapa de la boca de nuestros queridísimos políticos que legislan el país. Para que quede claro mi ejemplo, es cosa de volver a los tiempos de la cuestión social y la matanza de la escuela santa-maría, esos obreros, tenían papel moneda propia, un diario propio, distribuían los recursos ellos mismos . . ., es decir, política por soberanía, y no por representación, como la tenemos hoy, donde un voto ,al parecer es mas importante que una asamblea territorial, o cualquier organización democrática que exista en cualquier recóndito lugar de Chile, piensa que donde se están viendo asambleas es en los lugares de los extremos de Chile, calama. aysén y magallanes, eso se explica por el centralismo de Chile, osea la riqueza del cobre se produce en el norte,pero esa riqueza (lo que queda de la riqueza jaja) se distribuye en las ciudades del centro,siendo mas directo,en santiago, lo mismo al sur, son ciudades olvidadas, que sin ellas Chile no exportaría materia prima, ni madera ni cobre, ni otros materiales infaltables para las grandes potencia europeas . . . en fin! , el tema da mucho para hablar, créeme que te avisaré cuando halle la forma de cómo ponerle una bomba micro atómica a las transnacionales y a los partidos políticos jaja , un saludo y gracias por comentar 😀

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Chile debe aceptar el desafió de ir por sus ventajas comparativas y tomar como propio el ser considerado como el país con más proyección en Energías Renovables (Solar, Eólica, GeoTérmica, Mareomotriz ...
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

La leña, el cambio climático y la industria forestal

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Porqué no votar?

Mirar los acontecimientos con perspectiva histórica y elucubrar una posible respuesta resulta del todo ejemplar para evitar los juicios y decisiones apuradas, de manera que en la vieja reyerta sobre si apr ...
+VER MÁS
#Política

Kohl o Merkel: la disyuntiva DC después de las elecciones

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Para nosotros los psicólogos, cuando la química (no racional) te impide dar tu 100% con un paciente estás obligado a derivarlo a otro, luego, si eres responsable, tienes que analizar porque no toleraste ...
+VER MÁS
#Política

Cero tolerancia al Rincón que mata en mala

Ahora bien, en estas elecciones no da lo mismo quien gobierne los próximos años, lo que está en juego es decidir el país que soñamos.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Porque no da lo mismo quien gobierne

El trabajador, aparte de no leer ni siquiera Condorito en su somnolencia transantiaguina, constata como día a día su patrón ingresa desde paltas del supermercado a autos 0kms.
+VER MÁS
#Política

Saber hacerla