#Política

Deconstrucción de las confianzas

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

El encuentro reservado que celebró la Presidenta Michelle Bachelet con influyentes empresarios en el Centro de Estudios Públicos (CEP), en una coyuntura en que la interacción entre dinero y política genera amplia reprobación ciudadana, ha tenido interpretaciones diversas. Un su columna de El Mercurio, Carlos Peña ha llegado a calificarlo como la “escenificación de la prosternación ante el poder” y para otros- con mayor mesura analítica- ha sido simplemente una disposición a entablar un diálogo entre las partes en este momento de descrédito y desconfianza en la actividad pública, en una perspectiva que rebalse la contingencia y salir de la polarización del lenguaje.


Es fundamental no incurrir en desbordes semánticos que, inexorablemente, conducen a contradicciones y disputas artificiales.

Intentando esbozar un desciframiento de la reunión, soy de la opinión de que el encuentro en el CEP, en un concepto derrideano, es un reconocimiento y aceptación de la otredad de ambos actores, con roles distintos, pero a la vez interesados en construir una temporalidad político-social  que ayude en la búsqueda de un contexto de trabajo conjunto; por tanto,  en vez de acentuar la desavenencias sobre las temáticas que están en la agenda, se opta por una lógica no rupturista para resolver positivamente las diferencias que el país conoce. Todo encuentro supone una comprensión hacia el otro.

El objetivo no es buscar una verdad común, una visión unívoca del mundo, sino manifestar la voluntad de deconstrucción de las confianzas, con una abertura a un lenguaje y diagnostico que no se imponga en forma irreductible sobre una de las partes. Es un paso encaminado a explorar un “presente futuro” basado en la valorización de un dialogo que potencie un “nosotros” y establecer una relación positiva con el mundo del “otro”, puesto que ambos son parte constituyente de una misma comunidad.

Suponemos que ellos están conscientes que las desconfianzas produce la descomposición espectral del sistema democrático, ya que la confianza es un componente esencial de una sociedad democrática. Desmontar las desconfianzas implica una doble exigencia por parte de los empresarios: asumir la necesidad de la alteridad del actual modelo económico y social –no está bajo el signo de lo infinito y por consiguiente puede ser modificado en concordancia con ellos- y, en segundo término, cooperar al surgimiento de un paradigma dialógico muy distinto al actual, profundamente descalificador del otro, por uno basado en la interdependencia  donde la “différence” no impida la búsqueda de un sentido común, lo que implica auto afección de intereses particulares y distanciarse de la “subjetividad empresarial” para abrirse más al de los ciudadanos

Sabemos que en sociedades donde hay desigualdades y abusos suele incrementarse las desconfianzas ciudadanas, la cual se acrecienta aún más cuando ellas exhiben una pésima distribución del ingreso. La impugnación de las desigualdades, entonces, es una primacía de una nueva forma de entender la gobernanza democrática y condición sine qua non para poder diseñar un devenir histórico más compartido, donde la pieza fundamental es la confianza, basado en comportamientos y normas comunes exigibles a todos

En tanto, la exigencia para el gobierno: es imprescindible que este mejore su solvencia política –modificando la sensación ambiental de improvisación política- y contar con el apoyo de la Nueva Mayoría para que lo sustente virtuosamente y se manifieste en consecuencia, contribuyendo en forma activa, con su opinión, para  construir en forma colaborativa un concepto de proyecto a instalar en la agenda pública con temas que entusiasmen y movilicen a la ciudadanía.

Por último, lo exigible a la Nueva Mayoría es que todas las declaraciones que emitan sus dirigentes debe ser, primero,  filtrado a través del tamiz de un objetivo estratégico: viabilizar la gobernanza de los cambios. En ese sentido es fundamental no incurrir en desbordes semánticos que, inexorablemente, conducen a contradicciones y disputas artificiales. Esta, además, requiere dotarse de la necesaria consistencia política para alzarse en un vehículo de apoyo cultural y social del gobierno, optando por actuar como la suma virtuosa de ambos, con una visión común de los problemas y disyuntivas que confronta la sociedad chilena. Esa pauta de conducta le permitirá volver a merecer el respeto de la ciudadanía.

TAGS: CEP Michelle Bachelet

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Es evidente la vulneración de la Constitución española por parte de Generalitat, por ende, no puede sorprender que un Estado de Derecho utilice los medios coercitivos para defenderse cuando se promueve u ...
+VER MÁS
#Internacional

El Intríngulis de Cataluña

"Los gritos atrajeron a José. Sabiendo cientos de personas en el lugar al mismo tiempo, aprovecha la ocasión; estando cerca de una mujer manifestante le ofrece una paleta"
+VER MÁS
#Internacional

José, hablando de lo dulce y lo amargo

Canal 13, con las palabras de Bofill en su tuit y sus decisiones editoriales, entiende la democracia en un espacio bizarro, donde sus límites están definidos por la parodia y la movilización de otros dec ...
+VER MÁS
#Medios

Los hombres aparte de la bizarra democracia del debate

Desde los medios y con el pretexto del concurso se hace un énfasis en el rol docente como técnico experto en metodologías y estrategias de enseñanza y se devalúa el rol de activismo social del docente, ...
+VER MÁS
#Educación

Global Teacher Prize ¿estrategia de neoliberalización filantrópica?

Popular

Lean el Informe Valech: en este país, personas fueron violadas por perros, les metieron ratas y arañas en sus genitales, les extirparon a las mujeres hijos de sus vientres metiéndoles los brazos a travé ...
+VER MÁS
#Justicia

Reserva de identidad de la Comisión Valech

Pero esto es la típica actitud del nuevo progresismo: individualizar las problemáticas y no ver más allá. Tal vez le resulta más fácil no detenerse en que la dictadura es más que un panelista que dic ...
+VER MÁS
#Política

El problema no es Melnick

Muchos expertos asumen que las cosas se hacen bien, parece que no ven esta discusión como algo sobre lo cual haya que preocuparse y para que hablar de los medios de comunicación; éstos consumen cualquier ...
+VER MÁS
#Sociedad

En el país de los ciegos, el tuerto es rey: Encuestas de opinión en Chile

Así las cosas, el DOM de Santiago tendrá que aplicar el artículo 53º de la Ley Nº 19.880 para invalidar el mencionado permiso y en tal sentido le enviaremos esta columna por WhatsApp a Felipe Alessandr ...
+VER MÁS
#Municipales

Municipalidad de Santiago beneficia con ardides a cierta empresa