#Política

Deconstrucción de las confianzas

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

El encuentro reservado que celebró la Presidenta Michelle Bachelet con influyentes empresarios en el Centro de Estudios Públicos (CEP), en una coyuntura en que la interacción entre dinero y política genera amplia reprobación ciudadana, ha tenido interpretaciones diversas. Un su columna de El Mercurio, Carlos Peña ha llegado a calificarlo como la “escenificación de la prosternación ante el poder” y para otros- con mayor mesura analítica- ha sido simplemente una disposición a entablar un diálogo entre las partes en este momento de descrédito y desconfianza en la actividad pública, en una perspectiva que rebalse la contingencia y salir de la polarización del lenguaje.


Es fundamental no incurrir en desbordes semánticos que, inexorablemente, conducen a contradicciones y disputas artificiales.

Intentando esbozar un desciframiento de la reunión, soy de la opinión de que el encuentro en el CEP, en un concepto derrideano, es un reconocimiento y aceptación de la otredad de ambos actores, con roles distintos, pero a la vez interesados en construir una temporalidad político-social  que ayude en la búsqueda de un contexto de trabajo conjunto; por tanto,  en vez de acentuar la desavenencias sobre las temáticas que están en la agenda, se opta por una lógica no rupturista para resolver positivamente las diferencias que el país conoce. Todo encuentro supone una comprensión hacia el otro.

El objetivo no es buscar una verdad común, una visión unívoca del mundo, sino manifestar la voluntad de deconstrucción de las confianzas, con una abertura a un lenguaje y diagnostico que no se imponga en forma irreductible sobre una de las partes. Es un paso encaminado a explorar un “presente futuro” basado en la valorización de un dialogo que potencie un “nosotros” y establecer una relación positiva con el mundo del “otro”, puesto que ambos son parte constituyente de una misma comunidad.

Suponemos que ellos están conscientes que las desconfianzas produce la descomposición espectral del sistema democrático, ya que la confianza es un componente esencial de una sociedad democrática. Desmontar las desconfianzas implica una doble exigencia por parte de los empresarios: asumir la necesidad de la alteridad del actual modelo económico y social –no está bajo el signo de lo infinito y por consiguiente puede ser modificado en concordancia con ellos- y, en segundo término, cooperar al surgimiento de un paradigma dialógico muy distinto al actual, profundamente descalificador del otro, por uno basado en la interdependencia  donde la “différence” no impida la búsqueda de un sentido común, lo que implica auto afección de intereses particulares y distanciarse de la “subjetividad empresarial” para abrirse más al de los ciudadanos

Sabemos que en sociedades donde hay desigualdades y abusos suele incrementarse las desconfianzas ciudadanas, la cual se acrecienta aún más cuando ellas exhiben una pésima distribución del ingreso. La impugnación de las desigualdades, entonces, es una primacía de una nueva forma de entender la gobernanza democrática y condición sine qua non para poder diseñar un devenir histórico más compartido, donde la pieza fundamental es la confianza, basado en comportamientos y normas comunes exigibles a todos

En tanto, la exigencia para el gobierno: es imprescindible que este mejore su solvencia política –modificando la sensación ambiental de improvisación política- y contar con el apoyo de la Nueva Mayoría para que lo sustente virtuosamente y se manifieste en consecuencia, contribuyendo en forma activa, con su opinión, para  construir en forma colaborativa un concepto de proyecto a instalar en la agenda pública con temas que entusiasmen y movilicen a la ciudadanía.

Por último, lo exigible a la Nueva Mayoría es que todas las declaraciones que emitan sus dirigentes debe ser, primero,  filtrado a través del tamiz de un objetivo estratégico: viabilizar la gobernanza de los cambios. En ese sentido es fundamental no incurrir en desbordes semánticos que, inexorablemente, conducen a contradicciones y disputas artificiales. Esta, además, requiere dotarse de la necesaria consistencia política para alzarse en un vehículo de apoyo cultural y social del gobierno, optando por actuar como la suma virtuosa de ambos, con una visión común de los problemas y disyuntivas que confronta la sociedad chilena. Esa pauta de conducta le permitirá volver a merecer el respeto de la ciudadanía.

TAGS: CEP Michelle Bachelet

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Piñera tuvo la falta de ética de designar como director de Gendarmería de Chile a Iván Andrusco, quien fuera miembro de los aparatos represivos de la dictadura en un organismo conocido como la Dicomcar ...
+VER MÁS
#Política

La Lista de la Desvergüenza de Piñera: Derechos Humanos y Codelco

No hay espacios para avanzar cuando mi meta es que pierda el otro, solo se avanza cuando nuestra meta es solo que gane Chile.
+VER MÁS
#Política

Mi discurso presidencial

Soluciones existen, sin embargo, hoy el real problema radica en la falta de voluntad política de las entidades públicas, pues el Estado o los municipios son a menudo tan malos pagadores para las pymes com ...
+VER MÁS
#Política

La necesidad de agilizar proyecto que apura pago a pymes

¿Cómo podemos creer que Piñera logrará un alto crecimiento en un eventual nuevo gobierno? Considerando que él no fue el causante de ese alto crecimiento, por lo que no se puede asegurar de que Piñera ...
+VER MÁS
#Economía

El crecimiento económico de Piñera: ¿Logro del gobierno o mera suerte?

Popular

Sebastián Piñera intentó implementar una política presidencialista, plebiscitaria, técnica, suprapartidaria y eficientista, basada en el objetivo de articular a la derecha, al tiempo que maximizaba foc ...
+VER MÁS
#Política

Las falacias de la excelencia gubernamental de Piñera

Hoy la esclavitud no está legitimada, pero se calcula que existen unos 38 millones de esclavos en el mundo, por ejemplo en India es una realidad que se oculta y allí hay unos 16 millones esclavos.
+VER MÁS
#Economía

Lo que oculta la globalización ¿Comprarías cosas hechas por esclavos?

Mi conclusión es que Sebastián Piñera en materia de educación defenderá los intereses de los nodos principales de su red: sostenedores privados y Ues privadas.
+VER MÁS
#Educación

Red de Piñera en educación: sostenedores privados, Elige Educar y Ues privadas

Lo que antes era una carrera ganada para el expresidente, hoy es la madre de todas batallas y el resultado ahora más que nunca es incierto.
+VER MÁS
#Política

La segunda vuelta, la madre de todas las batallas para la derecha