#Política

De la histeria aliancista al triunfalismo opositor

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La derrota del 2010 fue el fruto de los desaciertos propios de una coalición que en algún minuto perdió sintonía entre lo que el discurso dice y lo que las obras hacen.

Seamos claros y aterricemos el discurso, la llegada de Michelle Bachelet no asegura triunfos ni derrotas. Si bien es cierto, su decisión viene a dilucidar una interrogante, también contribuye a generar un sin números de cuestionamientos.

Para la Alianza, sin lugar a dudas el nerviosismo es reflejo de una incapacidad de haber capitalizado cuatro años de gobierno, sin generar el liderazgo o la empatía que les permita el reconocimiento ciudadano. Cuatro años donde más que gobernar, sólo se administró un país, con resultados que pueden ser generosos estadísticamente, pero tremendamente injusto en proporcionalidad, justicia y equidad.

Para la oposición, los cuestionamientos pasan por saber si en cuatro años se aprendió la lección. La derrota del 2010 fue el fruto de los desaciertos propios de una coalición que en algún minuto perdió  sintonía entre lo que el discurso dice y lo que las obras hacen. A casi cinco años pocos parecen recordar -o pocos quieren recordar-, que la falta de diálogo y entendimiento permitió que la participación, principal capital político de la Concertación, se perdiera sumándose a la bochornosa primaria del 2009, que dieron pie a una derrota dolorosa  y finalmente necesaria.

Hoy con el retorno de Michelle Bachelet, la oportunidad de hacer las cosas bien como futuro gobierno,  parte en gran medida en el “cómo” afrontemos este año. El triunfalismo desbordado puede hacernos caer en discursos que muestren  la cara menos amable de una Concertación que se desgastó entre codazos y zancadillas. Michelle Bachelet necesita hoy de un conglomerado que haga de la participación una fiesta ciudadana, donde las ideas se impongan a través del diálogo participativo y generoso, donde cada uno y cada una cuenta para abrazar un triunfo que nos permita un gobierno ciudadano con equidad y justicia social, una justicia social que es posible alcanzar con un gobierno sin un presente con ataduras con poderes económicos y sin  un pasado autoritario y lleno de las páginas más amargas de nuestra historia. Nuestro país no solo debe, sino que puede crecer con Justicia y Equidad Social  como la piedra angular del Chile que transversalmente muchos sueñan y que Michelle Bachelet representa.

Solo queda trabajar para que el triunfalismo no sea factor  determinante para hacer las cosas mal, y que la humildad de soñar un país integrador y justo sean el comienzo para decir Bienvenida Michelle, bienvenido un nuevo Chile. 

 


Imagen

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

¿Y por qué creo que es necesario todo esto?, porque deseo que en mi país se respete mi libertad, y la de todos, de buscar mi propia felicidad en un ambiente optimo, donde se respeten las opiniones y no s ...
+VER MÁS
##UnPaísQueOpina

Mis ideas para un Chile mejor

Me parece insolito pensar que la razón de esta visita, largamente esperada, era rearmar el espíritu de los congregados, mediante buscar aumentar la credibilidad en la Iglesia. Pues claramente estuvo lejo ...
+VER MÁS
#Religión

Papa Francisco en Chile. Una venida que de nada sirve

¿Qué peso y legitimidad tiene tomar definiciones de una ley que no se ha podido implementar porque carece de reglamento?
+VER MÁS
#Política

¿Trabajo, derecho para todos? Los reglamentos de la Ley 21.015

¿Cuántos obreros que ganan el mínimo se habrán reunido para ponerse pulseritas y ver tocar a Moral Distraída
+VER MÁS
#Política

Izquierdapalooza

Popular

Es posible que alguien que no tenga un conocimiento adecuado de la PSU realice rankings de las escuelas basados en sus puntajes y realice inferencias respecto de su calidad
+VER MÁS
#Educación

La responsabilidad de #DataChile

Para una economía relativamente pequeña como la chilena, el tamaño de estos grupos es extraordinariamente mayúsculo.
+VER MÁS
#Economía

Chile y su Concentración Económica

Cuando escuchas o vez los noticiarios, o cuando pretendes dimensionar lo que pasa luego de la lectura noticiosa de un diario, las imágenes que dibujas en tu cabeza no hacen justicia con la real dimensión ...
+VER MÁS
#Sociedad

Chaitén, botas húmedas

Se podría pensar que el nuevo gobierno de Piñera apuntará a una restauración mercantilista y conservadora. Así como sería lógico que toda la Nueva Mayoría coincidiera con el Frente Amplio en una age ...
+VER MÁS
#Política

Chile ¿Qué está en riesgo?