#Política

Criticas al nacimiento de elquintopoder.cl

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Durante este último tiempo, los medios virtuales han llegado a ocupar un rol fundamental en nuestra vida cotidiana y profesional, al punto de convertirse en una herramienta socio-técnica altamente utilizada por personas de diferentes edades y solvencias económicas. Es en este sentido que los dichos de Raúl Zarzuri y Alicia Sánchez, en El Mostrador, donde critican el nacimiento de elquintopoder.cl, bajo la etiqueta de “… una de las peores bromas de todas las que hemos visto en los últimos años…”, como un explícito ataque al discutible manejo político que lideró la Concertación, más bien parece un cruce de cables cuando se alude a la comunidad virtual (elquintopoder.cl).

 

Zarzuri y Sánchez, en su escrito, manifiestan su aceptación frente a la existencia o apertura de nuevas fuentes de expresión, entre las que se encontraría elquintopoder.cl, cuyo sustrato yace en la Fundación Democracia y Desarrollo. No obstante, avanzada la discusión, esto se transporta a otro discurso, representado por una crítica directa a la incapacidad de diálogo público que tuvieron los gobiernos de la Concertación, manifestando un sentimiento encontrado frente al nacimiento del elquintopoder.cl, cuya función sería cubrir o resarcir, después de veinte años, un lazo interrumpido entre política y sociedad.

 

Bajo el escenario anterior, el elquintopoder.cl no dio tregua, y fue Enzo Abbagliati quien de alguna forma intento darse la mano con Zarzuri y Sánchez, haciendo referencia a dicho escrito y tomando la responsabilidad frente a la crítica, sin dejar de retratar la posición de elquintopoder.cl como un canal horizontal, pero también dirigido a jóvenes no inscritos en los registros electorales.

 

Lo anterior deja de preferencia un profundo sinsabor, situación que también creo puede extenderse a varios otros lectores. Me refiero a la patente desconsideración que Zarzuri y Sánchez sugieren o insinúan de los medios virtuales, refiriéndose a la creación del Quintopoder.cl como resultado de que “… la clase política no está dispuesta a apostar, de una vez por todas, por la confrontación de discursos y por un debate real entre los ciudadanos”.

 

Frente a lo anterior, es posible replicar que los medios virtuales, de la misma forma que otros medios de comunicación, desde el arte hasta la prensa, son fabricados y comprendidos por hombres y mujeres reales, sin que la interfase digital, sea derivada de un laptop o un celular, pueda convertirnos en seres de otra naturaleza o irreales. Por tanto, cuando estamos frente a un medio digital, en específico enfrentándonos a la comunicación de un hecho o a la discusión de un tema, nos encontramos frente a un evento REAL, producto de un ser humano también REAL, y por tanto un gestor y contenedor de opinión. Sin ir más lejos, no podríamos negar la agencia de los distintos twitter, SMS o llamadas telefónicas que subsistieron a la caída de la red, durante el pasado terremoto.

 

Cada una de esas comunicaciones marco un antes y un después en el oído, ojo y corazón de cada uno de los chilenos que logro contestar. Es irreal o menos consistente para la discusión política, el uso de un medio virtual?.

 

Complementariamente, vale destacar un trabajo conducido por el PNUD, publicado hacia el año 2006 (Desarrollo Humano en Chile. Las nuevas tecnologías…), donde se manifiesta la importante influencia de las nuevas tecnologías de la información (NTIC) “en la superación de las desigualdades existentes en la distribución de recursos y capacidades, así como sobre su potencialidad para asegurar mayor equidad en las condiciones del nuevo mundo hacia el que avanzamos”, destacando el papel de este tipo de medios, y por tanto, situándolos dentro de un activo marco de acción.

 

En este sentido, si finiquitamos el potencial comunicativo de las NTIC, y desconocemos el importante papel de este tipo de flujos de contenidos, donde gran parte de la población nacional ya se encuentra inserta, con algún grado de compromiso (me permito un ej. liviano: sólo busquémonos en Google!), aduciendo falta de “confrontación” y “realidad”, muy probablemente es que estemos del lado equivocado.

 

Por último, algo que no es menos importante: Zarzuri y Sánchez plantean sus ideas a través de un medio electrónico, como lo es El Mostrador, ¿no es paradójico? No se puede combatir el fuego con bencina. No obstante lo anterior, es evidente que un medio, sea en su versión impresa, digital, sonora, etc, nunca dejará de causar alguna comunicación socialmente significativa en quien la recibe, y las réplicas a Zarzuri y Sánchez son resultado de ello.

 

Esperemos ahora que elquintopoder.cl mantenga en alto su capacidad receptiva y difusora (¡cómo ahora lo hace!), sin anclarse a la captura de electores juveniles, sólo por su voto, lo que sí sería un negocio muy sucio y común desde la cultura política nacional, que es la que mejor conocemos.

 

———————————————————————————————-

 

Felipe Fuentes Mucherl

Trabajo publicado originalmente en el Blog del autor: Anthropological Balance

 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

03 de mayo

Que se hable del portal y del concepto de quintopoder es bueno, si los perros ladran es señal de que avanzamos

03 de mayo

Interesante reseña, pero el titular debió ser “Crítica a las críticas”. A propósito del asunto de la nomenclatura “virtual” y “real”, no olvidemos que virtual no tiene relación alguna con irreal, más bien se refiere a “con la virtud de”, por lo tanto decir que un usuario, un medio, etc., es virtual no es denostarlo o calificarlo de irreal.

Es interesante también señalar que El Quinto Poder y El Mostrador no sólo no son los primeros ni los últimos medios vía web que tendremos en el país, una cantidad creciente de usuarios lee las marcas periodísticas tradicionales vía Internet, sobrepasando la cantidad de lectores de papel, por lo tanto lo de Zarzuri y Sánchez es un poco esteril toda vez que incluso los “viejos medios” ya están funcionando como “nuevos medios”.

Ninguno de los críticos de medios como El Mostrador o plataformas como El Quinto Poder parece hacerse cargo de que el problema del acceso a una pluralidad informacional en Chile no tiene relación con la tecnología, más bien guarda relación con la dependencia de los empresarios que subvencionan los negocios mediales que les interesan y la monolítica concentración política de derecha que representan mayoritariamente los empresarios.

La crítica pertinente a la Concertación, y particularmente a los empresarios concertacionistas, creo que es el haber dejado abandonado el espacio informacional, haber permitido que haya sucedido con La Época, el Siete + 7, etc., en definitiva no haber puesto “el dinero donde ponen la boca” como dicen los gringos. Es por culpa de esa falta de inversión que hoy no tenemos medios plurales.

Esa crítica sería extensible a un proyecto como El Quinto Poder, toda vez que un medio de contenidos generados por usuarios no puede competir bien con medios producidos profesionalmente, el buen periodismo cuesta buen dinero y hoy las fuerzas políticas que no son derecha, a pesar de ser un amplio frente aún más unido que antes en la oposición, no parece dispuesta a invertir en ello en serio aprovechando las economías de escala posibles.

Quizás porque cada polo quiere tener su propio medio. El Partido Socialista tiene vínculos con El Mostrador, la Democracia Cristiana con radio Cooperativa, mientras por ahí corre sola y a duras penas la radio Bío-Bío. Entre los tres y sumando a algunos más le harían el peso a Copesa o El Mercurio, pero no parece existir la intención de cooperar y compartir el espacio.

03 de mayo

Hola Felipe,
Sólo contestando en parte y aclarando las preguntas que surgen a partir de nuestro artículo. “¿Es irreal o menos consistente para la discusión política, el uso de un medio virtual?” Y también aclarar que no estamos combatiendo el fuego con bencina, sino ejerciendo nuestro derecho a disentir y a criticar una forma de democracia que sólo se basó en los consensos y que vio en toda crítica una amenaza. No es menos válido ni menos consistente el uso de plataformas virtuales para ejercer ciudadanía o ser parte de un debate político. Desde hace años, las organizaciones de la sociedad civil y los ciudadanos han usado Internet de manera estratégica, para dar a conocer sus propuestas e iniciativas, para exigir participación, para comunicarse entre ellos y movilizarse en un contexto de concentración de medios y de ausencia de espacios “reales” donde ejercer incidencia política. Y cuando hablo de reales, me refiero al fondo del artículo que escribimos con Raúl Zarzuri, que apunta a la distribución de poder no sólo entre una elite, sino en los espacios públicos a los que todos y todas tenemos acceso. ¿Qué segmento de la ciudadanía tiene espacio a esta discusión? ¿Qué segmento de los jóvenes no inscritos lo tiene? Es significativo dar pasos como los que ustedes están dando, y lo decimos en nuestra columna, pero reconociendo que hay etapas que faltaron y una de esas fue aceptar y valorar la participación de la ciudadanía en una democracia que, de formas diversas, todos/as contribuimos a alcanzar. Si esa etapa se hubiera cumplido, nuestra democracia sería más apreciada, tendríamos a más jóvenes inscritos en los registros electorales y una ciudadanía que sabe que su opinión cuenta. La situación que hoy vivimos, y los propios partidos políticos lo reconocen, es por haber gobernado de espaldas a la sociedad civil y al disenso. Creo que disentir es una buena forma de partir para conseguir una democracia más vibrante.

03 de mayo

Estimado Rodrigo, Ignacio y Alicia,
muchas gracias por los comentarios… Subí unas notas de esto a mi Blog ( http://bit.ly/cBergP ), y espero también anexarla, en un rato, al Quinto Poder…
Saludos,
F.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Donde las prácticas a las que se apunta con fiereza (incluso con cierto espíritu de superioridad moral) como responsables de la deslegitimación de la institucionalidad, del ejercicio de lo público, no s ...
+VER MÁS
#Política

Tropiezos del Frente Amplio: ¿Crónica de un fracaso o de aprendizaje?

Medio siglo después exorcicé aquellos fantasmas de Life que me producían tanto espanto y escribí un novelón de 400 páginas sobre el infierno del Somme entre 1916 y 1918 que algún día estará en los ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un verano en el Somme

Proteger la identidad cada día se hace más urgente y necesaria. Aysén no puede ni debe cerrarse a ninguna actividad productiva o de servicio; pero debe exigir que las actividades se desarrollen con una b ...
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

Los proyectos ZOIT en Aysén, deben incluir estudios de carga

El boxeador que privilegia el espectáculo, lo hace en desmedro de su propia salud, más en una época en que incluso el uso del bucal era escaso, con guantes que apenas cumplían las medidas de seguridad m ...
+VER MÁS
#Deporte

Manuel Castillo: el estilista contra el público

Popular

El tema de fondo es cómo no se desperdicia la oportunidad histórica de conquistar una sentida demanda del magisterio, por más que hoy se desdibuje por la conducción actual del Colegio.
+VER MÁS
#Educación

La desmunicipalización y la postura errática del Colegio de Profesores

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

Así que, mis queridos contertulios, si realmente están interesados en opinar de política, participen e involúcrense, porque si ya resulta difícil conseguir que los chilenos vayan a votar por algún pol ...
+VER MÁS
#Política

El joven Giorgio Jackson

Debemos replantear la participación del Estado, replantear el modelo de Licitaciones y prestaciones de servicios públicos por parte de las empresas privadas. Que no se confundan los Liberales, no estoy ne ...
+VER MÁS
#Política

La funcion Pública no es concesionable ni licitable