#Política

¿Un nuevo ciclo político en Chile?

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Desde el 2011 hasta el presente, mucho se habla de una supuesta “crisis” política. El estallido del movimiento estudiantil demandando una mejora estructural al sistema educacional chileno significó que un tema tan importante saliera a la palestra mediática y copara la agenda pública de las autoridades políticas. Dejó entrever los abusos, el lucro y el mal funcionamiento que tiene la educación básica, media y superior en el país.


El movimiento estudiantil logró insertar en la agenda pública y política los problemas en la educación, pero en cuanto a política de facto importante, no hay mayores cambios, de momento.

Los más progresistas decían que se abría un “nuevo ciclo político” en los 26 años que se van cumpliendo desde el retorno a la democracia. Los conservadores argüían que fue una “pataleta” secundaria y universitaria, y que la principal demanda de educación pública, gratuita y de calidad es algo impensable para Chile, que no existían ni hay suficientes recursos económicos para ello. El cuestionamiento a lo privado y lo público en cuanto a la gestión de la educación también estuvo marcado por las marchas estudiantiles a lo largo del territorio nacional y también en el mundo intelectual.

Pienso que de lo anterior se puede desprender una conclusión básica y bastante obvia: sin el movimiento de las y los jóvenes estudiantes, la educación como eje central de las entonces candidaturas presidenciales de 2013 y luego parte obligado del programa político del actual gobierno de turno, no habría adquirido la importancia y relevancia que tuvo y que, con o sin protestas, todo país que se jacte de su desarrollo debiese tener entre sus máximas prioridades.

Ahora bien, como decíamos, se ha esgrimido mucho la idea de una “crisis” y de un “nuevo momento político” en Chile a raíz de lo ocurrido en 2011 y de, además, una acumulación de malestar ciudadano desde el año 1990 con la Concertación y la Alianza y su posterior consolidación en el poder hasta ahora. En el caso de la “crisis”, puede tener tres interpretaciones: a) la baja confiabilidad hacia las instituciones públicas (Congreso, por ejemplo) y partidos políticos, b) una mala y turbia administración de las elites económicas en correlación con el poder político (Caval, Penta, SQM), y luego c) el estado actual de las cosas: bajos salarios, pésimas pensiones, malos trabajos, salud y educación públicas de mala calidad en general, cuestiones que se vienen arrastrando desde la dictadura.

Por otro lado, está el “nuevo momento político”. Pregunto, ¿será de verdad eso? Creo que no. El movimiento estudiantil logró insertar en la agenda pública y política los problemas en la educación, pero en cuanto a política de facto importante, no hay mayores cambios, de momento. El logro de Revolución Democrática e Izquierda Autónoma por los sectores más de izquierda, sumados a Evópoli y Amplitud por la centro derecha de obtener escaños en el Parlamento en las últimas elecciones, abre un poco más el escenario de representación, pero a un nivel macro todavía sigue siendo minúsculo. Las coaliciones hegemónicas cambiaron su nombre a Nueva Mayoría y Chile Vamos, pero la forma de hacer política y sus militantes son los/as mismos de antaño. No hay renovación en el poder.

En Chile un nuevo ciclo político se abrirá cuando exista la capacidad real de querer organizarse dado otro momento coyuntural que incentive la acción colectiva y cuando se tenga un discurso social y objetivos claros que logren llegar y encantar a muchas personas. Las fuerzas de izquierda no tradicionales en Chile están aún en proceso de formación orgánica, particularmente las más incipientes como RD e IA, ésta última ya sufrió su primer punto de inflexión al quebrarse y dividirse en dos.

Me parece que el 15M español es un ejemplo de aquello, tuvo muy claro los objetivos, el discurso contra sistema y contó con una participación de la gente sin precedentes en su historia democrática. Claro que son contextos totalmente distintos, el chileno del 2011 con el 15M del mismo año. Todo movimiento social de alguna u otra manera cuestiona las bases sobre las cuales descansa un régimen, independiente de la ideología de éste. El fondo social que hubo en el movimiento de Puerta del Sol, el proceso framing de lograr dicho discurso, fue clave para pasar luego a formar distintas organizaciones no partidistas, por ejemplo, la Plataforma de Afectados/as por la Hipoteca que intenta ayudar a que no existan más desahucios a raíz de las deudas de las y los españoles. Y, por sobre todo, a generar consciencia.

Chile tiene que dar ese salto social de la gente, de lo contrario, me temo que tendrá más de lo mismo en el futuro. Por ende, la lucha está en el campo de las ideas, en el campo de la hegemonía cultural. Hay que entrar a disputar el poder político, buscar nuevos espacios con nuevas organizaciones que puedan competir electoralmente y tengan parlamentarios/as que se sustenten en una base ciudadana sólida.

TAGS: #EducaciónGratuita #PartidosPolíticos Poder político

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

01 de agosto

Si, podríamos decir que entre el 2006 y el 2011 se sitúa un nuevo ciclo porque la mayor parte de los jóvenes no estaban “ni ahí” con la política y dentro de esas fechas vuelven a hacerse partícipes, pasándose un poco al otro extremo: hacerse cargo ellos de la institucionalidad y el quehacer político.

Pero veo que les falta bastante para madurar, sin tolerancia ni autocrítica ni visión de nada pretenden seguir dando palos de ciego, se hace cada vez mas evidente que sí se trataba de una “pataleta” inicial esto de educación pública, gratuita y de calidad, algo impensable para Chile hoy ,por un tema de recursos, además el apoyo a las reformas que los hicieron protagonistas bajo del 70 al 20%, pero siguen en su burbuja fantasiosa repitiendo consignas trasnochadas, que ya fracasaron en los años 60 y vueltas a fracasar ahora, les cuesta bastante asumir la realidad. Los ajustes políticos siguen las tendencias, eso es algo permanente, no son obra del movimiento. En realidad el único triunfo que va quedando en el registro es haber puesto en agenda sus temas, eso sí hay que reconocerlo.

Saludos

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Lo que vivimos en la actualidad es una oportunidad para los chilenos de mezclar culturas, para aprender, para prepararnos desde nuestra infancia a un mundo sin fronteras.
+VER MÁS
#Sociedad

Las alarmantes cifras de los niños migrantes

No podemos negar que se han logrado avances significativos, sobre todo con el depósito automático de estos beneficios a las cuentas RUT, no obstante, aún tenemos materia pendiente en esta área
+VER MÁS
#Trabajo

Hay 5.500 millones en bonos sin cobrar

"Para quienes son de izquierda o de derecha su visión del mundo es tan sólo una entre tantas otras".
+VER MÁS
#Política

La intensidad de la política

Pero en la sociedad hay una fisura, hay monopolios y hay resistencia al cambio. Hay demasiada desigualdad. No hay suficiente meritocracia. Demasiados apitutados e hijos de papá sin talento. También la lib ...
+VER MÁS
#Cultura

Teatro: Entrevista a Omar Pérez Santiago por su obra 'Te Rogamus. Papa Francisco escúchanos'

Popular

Lo que antes era una carrera ganada para el expresidente, hoy es la madre de todas batallas y el resultado ahora más que nunca es incierto.
+VER MÁS
#Política

La segunda vuelta, la madre de todas las batallas para la derecha

Los candidatos y sus equipos tienen la responsabilidad de enunciar Programas que permitan pasar a un escalón o piso superior de desarrollo nacional, como lo está haciendo China, Corea, Singapur
+VER MÁS
#Política

¿Votar por personas, consigna, imágenes o Programas de Gobierno?

Piñera tuvo la falta de ética de designar como director de Gendarmería de Chile a Iván Andrusco, quien fuera miembro de los aparatos represivos de la dictadura en un organismo conocido como la Dicomcar ...
+VER MÁS
#Política

La lista de la desvergüenza de Piñera: Derechos Humanos y Codelco

Una acción clara para hacer realidad esto, es la creación de una Empresa Nacional del Litio, que quizás no va a ser competitiva al comienzo de su ciclo de vida, pero puede volverse competitiva con el tie ...
+VER MÁS
#Energía

Litio, la última oportunidad