#Política

Contra el presente vergonzante… ¡hagamos surgir el socialismo!

5 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El socialismo no surgirá si sus militantes puros y sinceros no unen sus fuerzas en construir un proyecto para esta época a la altura de nuestro legado histórico: profundamente democrático e irrevocablemente revolucionario.

“Contra el presente vergonzante, el socialismo surge ya”. Así reza la primera estrofa de la Marsellesa Socialista, himno del partido en que militara el Presidente Allende. Este tradicional cántico se hace carne en el estado del arte del Partido Socialista de Chile (PS) al cumplir ocho décadas de existencia. Y es que, a diferencia tal vez de otras etapas de su historia, el presente vergonzante no sólo está afuera del Partido sino que lamentablemente enquistado en su propia sede.

Hoy el PS se ha convertido en una verdadera federación de fracciones caudillistas, las cuales no se mantienen adheridas por una profunda sintonía ideológica sino que sólo por un común interés por mantener sus respectivas cuotas de poder. De esta manera, se asemejan al matrimonio de dos esposos mutuamente infieles que sólo permanecen viviendo juntos para salvaguardar los bienes conyugales.

No existe democracia interna en el PS. Esas mismas facciones, cuyos caudillos cooptan sus estructuras, concordaron recientemente una mesa de “unidad” cuya composición (presidencia, secretaría general y vicepresidencias) no la elegirían los militantes porque en el mismo acto dichos caudillos se distribuyeron a dedo y entre cuatro paredes los cargos antes de la elección.

Tampoco existe debate ideológico.Tras perder la presidencial en 2010, los señores feudales del PS estatuyeron el partido del orden, neutralizando el más mínimo ejercicio de autocrítica sobre los veinte años anteriores de gobierno del arcoiris y de discusión programáticas obre el proceso venidero. Así, por ejemplo, Escalona hace unos meses ridiculizó la demanda de una nueva Constitución asociándola a expresiones emitidas bajo la influencia de sustancias psicotrópicas.

Pese a todo esto, hoy los caudillos festejarán. Recitarán grandilocuentes discursos en los que evocarán a Grove, Ampuero, Almeyda y Allende, entre otros. Festejarán también, a semejanza del día de la marmota en el hemisferio norte, que hoy salen de la hibernación que ellos mismos decretaron sobre el PS tras la derrota presidencial de 2010 y que aprestan a repartirse (si es que ya no lo tienen hecho) las cuotas de poder del próximo gobierno.

Nada se dirá de una nueva Constitución, de la renacionalización de los recursos naturales, de la gratuidad de la educación y de la salud ni de un nuevo modelo de desarrollo, entre otras sentidas demandas sociales, que no distan demasiado del proyecto histórico del socialismo chileno y detrás de las cuales se pondrían ciertamente si estuvieran vivos tantos compañeros cuyos nombres hoy serán manoseados por los señores feudales del PS.

Hoy de seguro estamos frente a un presente vergonzante, fuera y dentro de nuestro Partido. Sin embargo, y siguiendo la letra de nuestro himno, no es tan seguro que en estas condiciones el socialismo surja. Al menos no surgirá de aquellos que han instrumentalizado el PS para sus intereses personales o de sus fracciones. Pero tampoco surgirá si sus militantes puros y sinceros no unen sus fuerzas en construir un proyecto socialista para esta época a la altura de nuestro legado histórico:profundamente democrático e irrevocablemente revolucionario. 

Cuando muchos compañeros descontentos con justa razón por el estado de cosas han optado por desertar del PS, yo me niego a rendirme. Sepan que tienen en mí a un soldado más en la lucha por ese PS democrático y revolucionario que queremos. Cuenten conmigo como un albañil más en la construcción de esa sociedad más fraterna y más igualitaria que soñamos. Contra el presente vergonzante… ¡hagamos surgir el socialismo!


Imagen

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Omar Galves

19 de abril

Totalmente deacuerdo, debo reconocer que esta Mafia me isnto a retirarme del partido, quizas deberia haberme quedado y dar la pelea desde dentro, pero no va conmigo y mucho menos ser tan complaciente con la corrupcion amparada con el pretcto de CONCERTACION o el tipico discurso todos contra la Derecha, cuando desde el propio Partido se avala un sistema economico que no va con los principios del socialismo…pero de vez en cuando aparecen los super dirigentes que se concideran iluminados dandonos discursos y seudo proposiciones al sistema economico …como olvidar :capitalismo social…!!!…o hay que sociabilizar la economia…..
Espero que algún día vuelva a ser el Partido por cual nos sintamos orgullosos de él.

Marisel

19 de abril

Seguramente los militantes te tildarán de “wn loco” con este escrito sin embargo, me identifico enormemente con tus palabras, milité desde los 13 a los 25 años en la JS y me fui completamente desilucionada de los “lotes”, “las máquinas”, “las cepilladas”,”las fracciones”. Nada que ver con el Socialismo del que hablaba mi padre, el de los libros, el socialismo de Allende, de Almeyda…

Maria perez

20 de abril

Imposible no estar de acuerdo este partido es una vergüenza,los dirigentes , los parlamentarios tienen el partido a su servicio y no al servicio del pueblo,lamentablemente somos muchos los que ya no confiamos como para intentar recomponerlo, este partido se descompuso peor que una manzana

20 de abril

Este debe ser el análisis que se repite en todos los partidos políticos. El PPD, hace pocos años, tuvo todo un escándalo que ya evidenciaba la problemática interna de un partido político, en la que había deserción de sus participantes, dejando una estela de información relacionada a chanchullos internos, para simplificar esta descripción, y en la que, finalmente, nadie daba las debidas explicaciones específicas de lo que pasaba, pero, la cosa no tenía buen color…

Me imagino que todos los partidos políticos deben tener definiciones particulares de loq ue buscan, todas muy bonitas, en busca de una mejor democracia, con crecimiento económico y sostenibilidad social, etcétera, sin embargo, todos perdieron el norte, no porque sus militantes no conozcan los fundamentos de su partido, sino que porque ninguno de ellos ha sido capaz de articular un plan de desarrollo nacional que verdaderamente cambie las cosas que no están tal como los ciudadanos quisiéramos…

Y se hacen los lesos… Les basta haber logrado el “carnet de vaca sagrada del partido” como para querer figurar en todos lados, haciendo alianzas políticas que no tienen plan alguno, a excepción de llegar al poder y ser partícipe de la repartija de cargos, negociándolos de todas las formas imaginables posibles, creo yo, pero, como coaliciones no pretenden cambiar el estaus quo, porque saben que sólo son políticos, que tienen rayada una cancha cuyas fronteras no pueden traspasar para no entrar en el territorio de las trasnacioanles y de los grandes consorcios económicos nacionales…

Se conforman con recibir las migajas de la mesa que debiera alimentar a todos los hijos de la patria y no sólo a ellos. El país que debieron haber creado ya dista tanto de la realidad que tenemos, que es obvio que han sido negligentes y que han servido a señores que no son precisamente la mayoría del pueblo chileno.

Se llaman políticos, pero, debieran llamarse traidores de mierda… Como nada regalaron el cobre y no le han explicado nada a nadie acerca de por qué y cómo pasó eso… Nadie levanta la voz tampoco, clamando justicia, para evidenciar y comprender cómo fue que se fraguó tan grande traición al pueblo chileno… Luego, tienen la osadía de hablar de crecer con igualdad, de hablar de justicia social y de otras rarezas que todos comprendemos que son un gran fiasco que sólo tiene por objeto disfrazar sus transgresiones al sentido de justicia social para mantener tapada su escoria… Inventan términos que debieran parecer una revolución, pero, esta no existe, porque ellos no tienen la dignidad que una revolución necesita…

Intentar debatir con ellos es inútil… Se esconden atrincherados en sus ratoneras para mantener una seguridad que les garantice que podrán saltar de gobierno en gobierno manteniendo un cargo político en la administración del Estado…

Todo lo que sucede dentro del marco eleccionario que los perpetúa en el poder es una completa locura… Nos volvemos locos para escoger a una persona en particular, el Presidente, sin embargo, una vez elegido, éste llega con 300 secuases que absolutamente nadie del pueblo escogió… Si alguien cree que eso es una democracia, pienso que debiera revisar lo que entiende por ella, porque no puede ser democrático escoger a una persona que escogerá a 300… Más democrático sería escoger a las 300 y que ellos escojan la Presidente…

Bueno, la crítica creo que la comprendemos, más menos, todos de forma similar, sin embargo, lo que no compartimos es la visión de la necesidad de un Gobierno ciudadano que cree su propio Programa de Gobierno de forma aislada de la clase política y que planteé mecanismos para crear las herramientas necesarias para ejercer una democracia efectiva y cambiar los elementos del modelo que crean y mantienen confinada la riqueza en pequeños grupos familiares, así como cambiar los mecanismos de desarrollo comunal para descongestionar la inversión anual que hace el Estado en urbanizar nuevas mil hectáreas por año de más Región Metropolitana, transantiaguinizando todo lo que sucede allí hasta límites monumentales, que parecen constituir el pilar de la locura que viste al sector construcción con ropas ineficientes y despilfarradoras de cantidades industriales de recursos que son de todos los chilenos…

En términos prácticos, se requieren herramientas y modelos específicos compuestos de “diagramas de procesos” que nos señalen un camino claro de las sendas que seguirá la patria para realizar la devida organización que necesitamos… No basta con decir que queremos un sistema de gobierno “profundamente democrático, o irrevocablemente revolucionario”, porque lo que significa todo eso es solamente una pura gran güevada que no sirve para nada…

Con frases como esa se han llenado la boca incontables políticos recientes que jamás cambiaron nada, sino que tan sólo perpetuaron las fortalezas del sistema, en debilitamiento de los derechos de la ciudadanía y de los espacios en los que el pueblo pudo haber albergado la esperanza de una forma de crecimiento social, económico y nacional que tuviera un sentido realmente racional y que estuviese apegado estrictamente a los criterios y prioridades que todos esperaríamos que mantuviesen bien ocupadas a nuestras autoridades…

Todo lo que falta por hacer se podría construir debatiéndolo en una Cámara Ciudadana Digital, en donde la gente participara exponiendo sus puntos de vista y sus ideas para construir, de la mano de la estructura institucional establecida, nuevas directrices que orienten nuestras políticas de organización, crecimiento y asociatividad, porque, sin herramientas que nos permitan institucionalizar los debates nacionales y los planteamientos ciudadanos, no existirán los grandes acuerdos que requiere una nación para brindarle una mejor calidad de cobertura a las necesidades y aspiraciones de todos sus hijos y de los extranjeros que habitan en ella…

jhjkh

servallas

27 de abril

Quizás sea hora de dejar las tiendas políticas, sus estructuras, caudillos y sus gurues y acudir a formar organizaciones ciudadanas, más dialogantes, más honestas, más éticas y sobre todo más lejanas del odio que inoculan los iluminados que las fundaron. Quizás sea hora de pensar como latinoamericanos más que una mala copia de ideologías europeas podridas.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Es bueno cuestionarlo aunque sea en tono sarcástico como lo hago en este texto. Y es urgente hacerlo en días en que el lugar común intenta disfrazar una movida comercial empresarial de algo que necesita ...
+VER MÁS
#Política

Visita del Papa: el nuevo triunfo empresarial

A Chile no le hace bien que nuestros argumentos base sean las descalificaciones, que a final de cuentas, poco impactan en la intención de voto.
+VER MÁS
#Política

La eterna contradicción del voto informado

Todos debemos estar convencidos de que la Contraloría tiene que disponer de más poderío para que su importante tarea, que busca la probidad en todos los ámbitos del quehacer nacional, sea una realidad e ...
+VER MÁS
#Política

El gobierno no desea que la Contraloría ejerza bien su trabajo

Yo en lo personal siempre he pensado que el más poderoso es quien puede hacer lo que quiera, quien simplemente sus actos no le conlleven consecuencias alguna, puesto le da lo mismo lo que piensen de él.
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Quién es el más débil?

Popular

Lamentablemente, la Mecánica Cuántica en vez de llegar a la cultura popular por sus logros científicos y tecnológicos, lo hizo con versiones extravagantes, engañosas y en algunos casos hasta ridículas ...
+VER MÁS
#Ciencia

El erróneo uso del término Cuántico por las pseudociencias

Sí a su equipo le faltó coraje, valentía, decisión, arrojo, valor, ánimo, esfuerzo o ímpetu, no se complique, dígalo con algunas de esas palabras, no con los anodinos "faltó huevos" o &quo ...
+VER MÁS
#Sociedad

Eufemismos... ¡Cuánto mal hacen!

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena

Sólo nos quedará ver que pasa en la segunda vuelta, con los mismos actores que conocemos desde la vuelta de la democracia, que aunque las reglas han cambiado y nuevos actores han entrado, siguen siendo lo ...
+VER MÁS
#Política

Segunda Vuelta: La antesala de una crónica anunciada