#Política

¿Cómo no ser un resentido social?: Conclusiones de fin de año

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Quizá hemos apostado por procesos de acumulación que por desgaste y esperar ser más masivos, han surtido un efecto contrario. Y eso se aplica, como hemos visto, en todas las vertientes de los últimos movimientos sociales

La ministra de salud dijo algo que todos sabemos y que es sólo una arista en un poliedro que sustenta este país: que los “cuicos” hagan lo que quieran burlando la ley que históricamente ellos mismos han creado. Mientras tanto, los que no vivimos en el sector oriente de la capital podemos mamarnos varios meses el hacinamiento de las cárceles por vender cd´s piratas en las cunetas, mientras hay cuicos que evaden y eluden millones. Nuestros hermanos pueden ser apresados por defender a su pueblo del hostigamiento policial en el sur, por ejemplo, o por plantar una hojita de marihuana, a riesgo de que se quemen, como en 2010, en la cárcel de San Miguel. Asimismo, se queman y destruyen los úteros de las mujeres sin recursos, que en el secreto de su acción clandestina abortan sin expertos y en condiciones insalubres, arriesgando la vida en alguna cama de una casa de barrio y no de una clínica.

Los Prisioneros cuando compusieron “Por qué los ricos” en el 86 crearon, quizás sin quererlo, una especie de himno nacional representativo de este país hasta hoy, del mismo modo que cuando Lasse Hallstrom filmó The Cider House Rules para representar la desigualdad en que se inscribe el aborto en los países donde es ilegal y que la necesidad demanda mucho más que la ley establecida. Los cuicos tienen conciencia de todo este (des) orden y les encanta. Conclusión 1: la única forma de no ser un resentido social es ser ciego del alma.

El problema de este panorama, más allá de todo el show mediático, es que aún el gobierno no ha puesto el tema en la palestra ni se ha visto intención real de legislar en este punto. La Presidenta prometió, según el diario argentino La Capital, legalizar el aborto terapéutico a fin de año. Quedan menos de 24 horas y su promesa quedó en el aire. Por otro lado, quienes ponen en el tapete estos temas, hasta el momento no son capaces de disputar para ganar la batalla, probablemente por factores de desgaste y reflujo social. Conclusión 2: los que tienen que ganar no han ganado y tienen que ganar para que la historia avance.

Volviendo a la ex ministra Molina y lo que dijo —que pareciera ser más un saludo a la bandera del bloque “progre” de la Nueva Mayoría que una verdadera intención de disputa política respecto del tema— me parece que las circunstancias mediáticas en que se publicaron sus dichos se inscriben bajo un mantel de legítimas sospechas que debemos tener. Sabido es que la Fiscalía revelará los archivos investigativos sobre el caso PENTA, donde no se descartan eventuales formalizaciones que afectarían directamente a políticos de la UDI ligados al grupo económico. Para nadie debería ser desconocido que históricamente La Segunda, propiedad del grupo El Mercurio S.A.P., ha sido agente de las pautas políticas del país. Su agenda periodística es ante todo una agenda política, que pretende instalar temas para desmantelar otros, bajo el paño de las conveniencias de los dueños del país: el cruce de PENTA y los dichos de la ministra no son más que otra de esas maquinaciones. Conclusión 3: los que siempre han ganado tienen todas las de ganar (todos los medios). Conclusión 4: el único rol de la derecha y de los cuicos en la historia es detenerla.

Pero aquí en el Chile del orden social esquizofrénico, donde todo lo que debería ser es al revés, aparentemente, al “agudizar” mediáticamente ciertas contradicciones sociales, pareciera que ellas se van puliendo, profundizando, pues son los que ostentan el poder económico, los grandes grupos, a quienes reiteradamente les han dado una salida unilateral aprovechando todos sus medios. La incapacidad de quienes plantean estos problemas en la calle, los sujetos de intención transformadora, deja la tarea de repensar fórmulas desde el mundo social, capaces de direccionar una solución que apunte a dar vuelta la tortilla. Quizá hemos apostado por procesos de acumulación que por desgaste y esperar ser más masivos, han surtido un efecto contrario. Y eso se aplica, como hemos visto, en todas las vertientes de los últimos movimientos sociales: estudiantil, gremial, de profesores, feministas, etc. Un amigo una vez me dijo que los tejedores indios de alfombras fueron capaces de distinguir y separar más de 400 tonalidades del verde. Eso que era una virtud en su labor, es una miopatía en nuestra actual intención de disputa: todas las luchas son contra el mismo orden y el mismo modelo, de otro modo, no hay vocación de disputa real. Conclusión 5: todos dispersos implica avanzar a medias, es decir, no triunfar. No triunfar implica que todo sigue igual y esperar significa que el mejor destino se vende a los mejores postores.

El oportunismo de la derecha con sus medios y capitales —Canal 13 y La Segunda ya hablan de crisis en el gobierno, queriendo decir crisis en la izquierda— es capaz de desvirtuar el escenario político que los movimientos sociales en un minuto creamos. No por nada han sido estos medios quienes dieron rienda suelta a los dichos de la ministra 10 ó 15 días después del día de la entrevista, en una espera temporal que no puede ser otra cosa que ocultamiento de sus dueños.

Y lógicamente esto no es la primera vez que pasa. Pero debemos tenerlo en mente para nuestras andanzas y disputas del próximo año. Mi deseo es que en 2015, cuando salgamos a la calle, no sea para que se demuestre que los movimientos siguen vivos, sino para concretar, ganar, avanzar y acumular, cultural y materialmente, porque mientras los cuicos sí pueden esperar años, nosotros los pobres no podemos seguir esperando, pues no queremos seguir castigados como el titán Atlas, a sostener en nuestros hombros de trabajo y estudio, un mundo, un modelo económico, que nosotros no creamos ni en el que creemos. Conclusión 6: nuestra disputa parte por recuperar derechos igualitarios para nuestros hermanos y hermanas, entre ellos el derecho a salud -como el aborto garantizado por el Estado- pues no podemos esperar que alguien se muera para aplicar justicia y libertad de verdad.

Conclusión 7: recuperar esos derechos es la primera parte para recuperar todo lo que nos han quitado. Hoy es un deber resentirse socialmente.

TAGS: Derechos igualitarios Resentimiento Social

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Claudia Pino Acuña

01 de enero

Gabriel tu relato me parece de una claridad y vehemencia abismante, es un golpe de agua fría frente a los susesos que ocurren en nuestras propias narices y que lamentablememte hay quienes aún no se petcatan, existe ceguera del alma, como tü lo llamas o tal vez sea la impotencia de no tener las herramientas para burlar un sistema
hecho a la medida por unos pocos para profitar de otros. La necesidad con cara de hereje que te lleva a ser parte de este sistema porque no existe otro, el negocio està en que no hay sistemas paralelos donde elegir. Por eso es que he llegado a
convencerme que hay que usarlo tratando de ser lo suficientemente lúcido para que no te devore, hay que estar en los extremos de la
campana de Gaus y aguantar hasta que tal vez algun día, en mi idealismo utòpico, aparezca un nuevo sistema, más justo y equitativo.

01 de enero

El hecho de usar al sistema como conveniencia personal quizás también sea parte de las muchas batallas en el desierto que podemos ganar. Pero probablemente, y como hasta ahora ha venido siendo la cosa, “ganar” como el Rey Pirro: con más pérdidas que victorias reales.

Me parece que debemos tener ojo de no perdernos en el idealismo, porque las ideas por sí solas no son más que una parte de la acción de cambio.

Abrazo

04 de enero

Este 2015 lo veo auspicioso. De hecho, todos los fenómenos relacionados con la radicalización de la lucha de clases empiezan a converger: ahí tenemos las movilizaciones, las huelgas organizadas desde las bases, el cuestionamiento de la burocracia sindical, el debilitamiento de los partidos del régimen, del gobierno y de la figura de toda la clase política, incluida la de Bachelet. Además hay que considerar la oposición tanto por derecha como por izquierda de las “reformas” en la medida de lo posible.

Esos falsos cambios no nos dejan contentos porque no se corresponden con las expectativas abiertas por la lucha del movimiento social. Como estudiantes y trabajadores tenemos que llevar nuestras demandas hasta el final, para que así esas reivindicaciones no mueran en la “cocina” del Parlamento, de La Moneda, de la CUT, de las cúpulas partidarias alineadas detrás de la derecha binominal, etc. Para librar esa batalla en las mejores condiciones nos queda lo más dificil: organizar políticamente nuestro movimiento popular. Tal vez en ese momento dejaremos de lamentarnos para responsabilizarnos por la historia de nuestro país.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Se espera que en este mes de campaña el sector de los grandes empresarios y las consultoras y bancos de inversiones redoblen sus mensajes sobre el impacto positivo para la inversión si gana Piñera y vice ...
+VER MÁS
#Política

El balotaje y un nuevo ciclo político

Hagan lo que hagan los seguiré respetando, esto es política y todo puede cambiar en dos segundos, pero si queremos dejar de lado las políticas del terror, pensar que no hay ningún punto de acuerdo entre ...
+VER MÁS
#Política

Pacto RD-RN-Evopoli

Ética, Consecuencia, Compromiso y Dignidad, ideas que no se pueden perder en la vida que seguramente en este escenario reivindicarían nuestros colegas, pues, los dolores que nos queda son los compañeros ...
+VER MÁS
#Sociedad

Trabajo Social: Pasados Inquietos

Ahora Piñera contará con el 100%% de los votos de Kast y hará laboriosos esfuerzos, utilizando el vocablo humanistas cristianos, para que los escasos votantes de Goic se plieguen a su candidatura.
+VER MÁS
#Política

Guillier versus Piñera : ¿quién será presidente?

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno