#Política

¿Cómo ganarle a Bachelet?

6 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El discurso presidencial del oficialismo que he identificado está en pleno despliegue y ejecución. Su resultado político ha sido neutro; es decir, no ha debilitado el posicionamiento de Bachelet. Pasan los días y sólo se ha consolidado. En definitiva, la manera que encontraron para ganarle a Bachelet ha sido ineficiente.

¿Cómo ganarle a Bachelet? Es una pregunta que se viene haciendo el oficialismo desde su primer año de gestión. Es más, desde la oposición también es una interrogante que preocupa a los presidenciables. Mientras Gómez, Orrego, Velasco y MEO están convencidos de que disputan el segundo lugar y que se posicionan para el 2018, en el oficialismo se buscan todas la fórmulas para responder con éxito esa pregunta y darle continuidad al primer gobierno de la centro derecha en democracia, luego de más de cincuenta años.

El escenario competitivo “de hoy” muestra que Bachelet –de no ocurrir un “accidente político”–será el próximo Presidente de Chile. Es decir, va ganar la presidencial en nueve meses más.

En el escenario de la “crónica de una derrota anunciada” el oficialismo debe resolver su candidato presidencial. En ese contexto, también uno va ganando: Golborne. El aspirante dela UDI sólo debe preocuparse de “vencer a Bachelet”. Al contrario, Allamand no sólo debe doblegar a su rival de la primaria, sino también a Bachelet y a otros aspirantes de la oposición. No hay que olvidar que los datos muestran que Allamand tampoco le gana a otras alternativas opositoras.

¿Cómo ganarle a Bachelet?

Debilitar su posicionamiento es la primera táctica. En el oficialismo hay cierre de filas absoluto en torno a este objetivo: hay que debilitarla; es decir, romper los apoyos presidenciales que hoy manifiesta. El diagnóstico que el sector hace es que en los hechos y en las cifras su gobierno fue malo. Por tanto, no puede volver a gobernar. No sabe gobernar. Transantiago, crisis pingüina, estancamiento económico, 27F y fragmentación de la Concertación son hechos que dan cuenta de una gestión que fue negativa.

Asociada a este “mal gobierno” surge la Concertación como sustento social y político de esa gestión. Para el oficialismo ha surgido un triángulo que es malo para Chile: Bachelet, la Concertación y el PC. No pueden gobernar los mismos que en el pasado lo hicieron mal: “¿Qué le pueden ofrecer a Chile? se pregunta el oficialismo y “¿qué tienen común un DC con un comunista?” se pregunta Melero. Se dirá, por tanto, que Bachelet no está sola.

Frente al “mal gobierno” surge, obviamente, “el buen gobierno”.

Para la derecha, en su conjunto, su gobierno es y será exitoso. Las cifras económicas–crecimiento, empleo y remuneraciones, etc.– son la estrella de la gestión. “El gobierno lo ha hecho bien… y no podemos volver a los gobiernos del pasado,” afirma Allamand.

Junto a las tácticas que buscan debilitar el posicionamiento de la ex mandataria, surge la táctica que tiene como objetivo posicionar el modelo como la forma exitosa de alcanzar el desarrollo. Aquí, el segundo eje de la estrategia presidencial del oficialismo: apología y defensa del modelo.

La “defensa del modelo” surge porque desde la movilización social-ciudadana del 2011 se han ido generando condiciones socio-políticas para impulsar una agenda de reformas profundas que ponga en jaque el modelo neoliberal que se instauró en Chile desde mediados delos setenta. La defensa se logra por medio de interpelar en la dirección de que el modelo ha sido exitoso en todos los países que lo han aplicado. El Chile de hoy y sus éxitos es consecuencia de la aplicación del modelo. Es más, es la fórmula que han usado los países exitosos para lograr el desarrollo. En consecuencia, la pobreza y el atraso económico son el resultado de la no aplicación de la “receta neoliberal”. La “guinda de la torta” la ponen cuando afirman que el hecho más evidente de las bondades del modelo es el fracaso del socialismo y del Estado de bienestar.

Vinculado con el modelo, surge el tercer eje discursivo de la presidencial: el proyecto. La expresión del modelo en el contexto de las condiciones políticas, sociales, económicas y culturales del país se expresa en el largo plazo en un proyecto y en el corto en un programa.

En esta línea argumentativa se presentan como un sector y una alianza política que tiene ideas comunes en torno al proyecto de sociedad que es bueno para Chile. Para la derecha, la aplicación de las ideas matrices del modelo neoliberal son el camino correcto para alcanzar el reino de los cielos en la tierra: el desarrollo. La unidad ideológica es fundamental para seguir impulsado el modelo y su expresión en un proyecto y en un programa. La derecha tiene la “misión” de neutralizar el avance de la nacionalización de los recursos naturales, de la modificación del Código Laboral, de la Asamblea Constituyente, de las reformas políticas y de toda transformación “sustancial” del modelo.

Como cuarto eje, surge el programa presidencial que busca darle continuidad a la obra. En términos programáticos, el sector como pacto político no tiene mucho que ofrecer hoy. Lo que vemos, sin embargo, son proto-programas que surgen de la primaria en la que cada sector busca diferenciarse y ganar posiciones. Entre Allamand y Golborne, sólo hay matices. El escenario programático se abre de manera más intensa y definitiva desde junio. No obstante, es un programa que se construye no sólo sobre los ajustes que hay que hacerle al modelo y a la “obra Piñera”, sino también sobre los éxitos de este primer gobierno de centro derecha. Un programa que debe articular cambio y continuidad.

Dirán, por tanto, que el programa y las ideas de futuro de la “Concertación y el PC” no sólo son malas, sino también han fracasado en todo el mundo; y que, por tanto, el “programa por la igualdad” no es bueno para Chile.

Hemos visto, por tanto, que el oficialismo –independientemente, de que este inserta en una primaria de “guante blanco”—ha diseñado una estrategia para “intentar” ganarle a Bachelet centrada en cuatro ejes: a) debilitar el posicionamiento presidencial de Bachelet por medio de la tesis “del mal gobierno”, b) fortalecer la idea de que el modelo ha sido exitoso y que es la mejor alternativa para lograr el desarrollo y reducir la pobreza, c)instalar la idea de que en el sector hay unidad ideológica en torno a la implementación del modelo –lo que, no ocurre con Bachelet y sus apoyos – y d) que el programa de gobierno se sustenta en los cambios que hay que hacerle al modelo sobre el supuesto de que sus ideas de futuro son mejores que la de Bachelet y sus escuderos.

El discurso presidencial del oficialismo que he identificado está en pleno despliegue y ejecución. Su resultado político ha sido neutro; es decir, no ha debilitado el posicionamiento de Bachelet. Pasan los días y sólo se ha consolidado.  En definitiva, la manera que encontraron para ganarle a Bachelet ha sido ineficiente.

Y ello se explica por tres razones; porque no tiene intérprete legítimo ni claro, porque apela a la razón y porque el gobierno de Piñera es percibido por los electores y los ciudadanos de manera negativa. La tarea está difícil; muy difícil. Todo será más fácil cuando definan su abanderado oficial. Pero, ¿no será demasiado tarde para seguir descontando? Por ahora, se viene marzo.

——

Fuente de fotografía

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

26 de febrero

¿Ganarle a Bachelet para qué? ¿Cual es el objetivo de ganarle a Bachelet?

Veo a los precandidatos y me pregunto: ¿que quieren, pasar a los libros de historia, ponerse la banda presidencial y morir contentos? Porque ninguno ha dicho nada, absolutamente nada, que me haga votar por ellos, porque ninguno me representa. Hablan, blablablabla, repiten como loros lo que dice la población, pero no lo entienden, no lo estan escuchando. ¿Que tenemos un modelo exitoso economico? ¿En serio? No, no lo es, porque la mayoria de los chilenos no nos beneficiamos de el, por algo somos el pais con mas desigualdad economica creo que del mundo. El Estado bienestar no fracaso, fue destrozado por dentro por los mismos que defienden el modelo que tenemos en Chile, que es injusto, que es cada vez mas insostenible. No es una cuestion de programas, hacer un programa a un candidato es muy facil. Es una cuestion de credibilidad, de fastidio hacia tanto blabla, de que se nos dice cosas que sabemos que son mentiras, que sabemos que solo los beneficia a ellos y nada mas. Jope.

Asi que no se para que diablos quieren ser presidentes, salvo para asegurarse su futuro y el de su familia, para venderse al mejor postor, para dar envidia a sus amigos…. Ninguno de los precandidatos cuenta con mi voto, porque si quieren ser presidentes no es para beneficiar a los chilenos ni haran nada en beneficio de los chilenos.

Cristian Càceres

26 de febrero

Buen artìculo, salvo que para ponerlo en pràctica es bien difìcil hablar de un mal gobierno sin atacar a la ex-presidenta….el paìs lo ve como un ataque a su persona o por ser mujer…¿modelo Neroliberal exitoso? no comparto para nada esa opiniòn…es cosa de ver y escuchar a la gente en la calle como despotrica contra el famoso sistema, tampoco veo contenta a la ciudadanìa con el robo legal e impuesto de las AFPs, el comentario de que “el Banco nunca pierde” o el alza en los planes de las Isapres son solo algunos botones de muestra de la privatizaciòn y el descontrol desproporcionado por aumentar los dividendos de algunos grupos econòmicos. La misma clase polìtica hasta el cuello en las mismas empresas que lucran con los chilenos ¿como podrìan los chilenos creer en algùn proyecto polìtico que efectivamente favorezca a Chile y no a los mismos que se dan vuelta una y otra vez haciendo promesas y discursos que nadie escucha?
Antes de querer competir con Bachellet hay que competir con la propia miopìa…hablar menos y proponer mas

Enrique Soto

27 de febrero

Excelente columna Don Gonzalo
Quisiera agregar que si hay candidatos que pueden derrotar a Bachelet y todos los demas que usted menciona.
Se tratan de Marcel Claude y Roxana Miranda.
Si se empezaran a hacer columnas que los mencionen a ellos, quizá consigamos que sean más vistos por los ciudadanos.
http://todosalamoneda.cl/
http://roxanamiranda.cl/

andres

27 de febrero

Me temo que Bachelet no hará los cambios estructurales que necesita nuestro país.

servallas

06 de marzo

Muchos quieren volver a los directorios de las empresas fiscales, a las subsecretarías, a los cargos de dirección pública, al teje maneje del gobierno con suculentos sueldos, y para ello necesitan el paraguas Bachelet, al chileno promedio lo hipnotizan con las encuestas.

J.Miguel Palacios Pantoja

10 de octubre

Me da la inpresion que la Sra. Bachelett esta cayendo en la soberbia
palabras textuales .. si no gano en primera vuelta , gano en la segunda vuelta .. que soberbia ..estos ateos no creen en nada menos en Dios , cuidado que el poder del SEÑOR no tiene limites , creo que el mas seguro , es muchas veces el perdedor QUIEN A LARGO PLAZO SE PROYECTA , MAS CORTO SE LE HACE EL CAMINO …………

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

A pesar del nuevo escenario, la correlación de fuerzas entre la derecha y la centroizquierda quedó casi igual a la que existían bajo la lógica binominal.
+VER MÁS
#Política

El desafío del nuevo Congreso

Queremos que los educadores disfruten de su profesión, que se sientan realizados y orgullosos de tener uno de los trabajos más relevantes, que benefician a quienes nosotros consideramos justamente las per ...
+VER MÁS
#Educación

Educación de párvulos, la profesión más importante del mundo

La ley de pesca es mucho más que pesca, es una deuda pendiente con Chile. Es la luz de alerta para entender que nuestra democracia es frágil y las políticas públicas pueden conllevar privilegios inexpli ...
+VER MÁS
#Política

Ley de pesca, mucho más que pesca

Se espera que en este mes de campaña el sector de los grandes empresarios y las consultoras y bancos de inversiones redoblen sus mensajes sobre el impacto positivo para la inversión si gana Piñera y vice ...
+VER MÁS
#Política

El balotaje y un nuevo ciclo político

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno