#Política

Clientelismo en Chile y Aysén, el debate aún pendiente

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Han pasado poco más de cinco años desde que el Movimiento Social por Aysén hiciera irrupción en el verano de 2012 en esta alejada región de Chile. Un lustro en el cual se han hecho divergentes evaluaciones, con peores o mejores resultados. Con énfasis en lo material y en lo simbólico, con enfoques desde lo político, lo social o lo económico.


Es el clientelismo que corrompe nuestra democracia. Nuestros vínculos a todo nivel. Entendiendo que las relaciones, afectos y cercanías son parte de la vida social, permear la toma de decisiones del Estado de estas es uno de los graves problemas hoy.

La Zona Franca, la Universidad de Aysén, la discusión sobre los plebiscitos en materia de proyectos de inversión ya no son ideas imposibles, han logrado avanzar como aspiraciones realizables. Otras han quedado en el camino, aunque Tu problema es mi problema permitió fortalecer la visión de que una ciudadanía movilizada podía intervenir la institucionalidad, cuando esta no daba el ancho en torno a la democracia participativa que se pide a gritos. Ya antes Patagonia sin Represas (también, en gran medida, desde Aysén), los estudiantes y tantos otros movimientos habían revuelto el gallinero de la pactada comodidad de la transición.

Múltiples aprendizajes trajo la revuelta austral, así como costos de diverso tipo. El sentido de las reflexiones y los debates también fueron parte del camino recorrido, que dan cuenta del país que habitamos hoy.

Ejemplo de ello es la discusión que se diera durante esos días, una de las tantas, sobre la distribución de leña (el famoso bono que tanto problema generó, por el posterior aumento de los precios ante la mayor demanda) a familias económicamente más vulnerables.

Un elemental criterio, cuando el gobierno de Sebastián Piñera accedió a la petición, fue que las nóminas de beneficiados fueran acordadas entre las gobernaciones (gobierno nacional), los municipios (gobiernos locales) y las juntas de vecinos (ciudadanía). Control cruzado (algo así como el cross check que se usa en los aviones) y la posibilidad de abarcar un universo más amplio y ecuánime de potenciales destinatarios del subsidio.

Un día de aquellos, a la luz de la inoperancia del sistema, se abrió la discusión sobre cómo abordar el asunto, ante el invierno que se acercaba. En la Cámara de Comercio de Puerto Aysén se inició el debate, buscando diversas opciones, hasta que un dirigente de Puerto Chacabuco, como una forma de avanzar en la solución, extrajo una lista de personas que en su comunidad consideraba necesitaban de la ayuda y habían quedado al margen.

A partir de ese momento fueron entregándose listados de personas y familias, confeccionadas por algunos de quienes en ese momento participaban en la asamblea.

Aunque parezca lógico tal actuar (la cercanía de los dirigentes sociales con las bases), no lo era en términos de la justicia de llegar realmente a quienes más necesitaban del apoyo. Un análisis ecuánime requiere de indicadores y, por cierto, la oportunidad de todas y todos los potenciales beneficiarios -en igualdad de condiciones- de que su caso sea considerado. No hacerlo daba pie a decisiones arbitrarias que van concentrando poder al margen de la institucionalidad. No puede ser que alguien se vincule preeminentemente con el Estado porque es amigo de alguien o se lo encontró en la calle. Es el espíritu de la legislación que regula el lobby y la que transparenta el actuar estatal, entre otras.

Todo esto más allá del debate de fondo de que el subsidio, el bono y la beca solo se justifican por la urgencia que imprime la desigualdad, mas la tarea de fondo siempre debe ser no requerir de subsidios, bonos ni becas. Es la construcción de una sociedad de derechos garantizados (para todos y todas), donde el cambio estructural es el que realmente se requiere, no enfocándose exclusivamente en artefactos que perpetúan la cooptación.

En aquella ocasión, como representante de Patagonia sin Represas, hice ver el punto, a pesar de tener la posibilidad de extraer una nómina de adherentes a la causa como potenciales beneficiarios, como un mecanismo para atraer fidelidad. Como una manera, incluso, de aumentar el ascendiente personal sobre otros. Y eso es lo que sobra en la política tradicional. Los procesos transparentes, no arbitrarios y desacoplados de la magnanimidad de un actor en particular es lo que ha ido minando nuestra sociedad.

El pituto, la gestión del parlamentario ante sus correligionarios del Ejecutivo para adjudicarse el éxito de ciertos resultados, el regalo directo de representantes de todo tipo a organizaciones, el privilegio de algunos por sobre otros, forman parte del mismo sentido. De uno que concentra poder entre quienes tienen la posibilidad de tomar decisiones que afectan (beneficiando o perjudicando) a otros.

Es el clientelismo que corrompe nuestra democracia. Nuestros vínculos a todo nivel. Entendiendo que las relaciones, afectos y cercanías son parte de la vida social, permear la toma de decisiones del Estado de estas es uno de los graves problemas hoy.

Y eso hay que enfrentarlo. No solo con denuncias, sino con un proceso de reflexión que permita elevar el estándar ético general, que es parte también de la educación cívica que se echa de menos en el debate sobre el país que, desde muchos ámbitos, se quiere aún construir.

TAGS: #Aysén #Medioambiente #Regionalismo

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La Agenda 2030, si no involucra al poder económico, representado por las Grandes Empresas y Grandes Inversionistas, tiene poco que hacer convirtiéndola en una declaración de buenas intenciones, pero sin ...
+VER MÁS
#Chile 2030

Agenda 2030: falta un actor importante

Se requiere un Consejo Nacional de Inteligencia que esté por encima de las figuras enclenques y populistas de políticos que no se atreven a hacer cambios porque no son capaces de pronosticar los resultado ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Educación, vacaciones y lluvia

Las luchas anteriores por la filiación, el divorcio y la píldora fueron apenas el comienzo de nuevas luchas. El aborto en 3 causales, el matrimonio igualitario y la identidad de género son las banderas d ...
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

La militancia joven y los cambios que vienen

El fenómeno de la migración ha ido en aumento en la última década y es consecuencia propia de la realidad de Sudamérica, de sus procesos políticos, su desarrollo económico y de la globalización. Ant ...
+VER MÁS
#Sociedad

Inmigración en Chile: la Norma vigente y su enfoque de seguridad nacional

Popular

El tema de fondo es cómo no se desperdicia la oportunidad histórica de conquistar una sentida demanda del magisterio, por más que hoy se desdibuje por la conducción actual del Colegio.
+VER MÁS
#Educación

La desmunicipalización y la postura errática del Colegio de Profesores

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

Así que, mis queridos contertulios, si realmente están interesados en opinar de política, participen e involúcrense, porque si ya resulta difícil conseguir que los chilenos vayan a votar por algún pol ...
+VER MÁS
#Política

El joven Giorgio Jackson

Enarbolar la pureza como un objetivo a conseguir, debe ser tal vez la gran evidencia de la carencia de un real proyecto transformador.
+VER MÁS
#Política

La impura política de los puros