#Política

Choclo Délano y la abismante distancia del poder

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Pero eso parece no importarles una vez que se sienten perseguidos por ser quienes son. Por creer que lo que hace la institucionalidad no es más que tratar de terminar con sus negocios por algo personal más que para resguardar eso que llamamos democracia. Porque lo democrático lamentablemente para ellos no es más que ese mercado desregulado y propicio para lo que ven como conveniente: una democracia hecha a la medida.

Hace unos días atrás se dio a conocer la querella del Servicio de Impuestos Internos en contra de los socios fundadores del Grupo Penta, Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín. La figura es una denuncia criminal ante el Ministerio Público por lo que se ha denominado un fraude al FUT de parte de uno de los grupos empresariales más importantes de este país.

Délano, quien circula por los pasillos de la oligarquía siendo denominado bajo el sobrenombre de “Choclo”, es el principal financista de la UDI, además de ser uno de los más grandes accionistas de la Universidad del Desarrollo, una de las primordiales fuentes de dinero de muchos quienes forman parte del partido, partiendo por Ernesto Silva Méndez,  hijo del fallecido Ernesto Silva Bafalluy, amigo y socio de Délano y ex rector de la universidad.

Silva Méndez forma parte de una de las familias dueñas de la institución académica señalada y por lo tanto es parte del grupo más cercano al “Choclo”, ya que comparten una relación de amistad hace años.

Dada esta información, es que al lector no debería extrañarle ver al presidente del partido de Jaime Guzmán defendiendo al empresario frente a las cámaras y tildando esta investigación de persecución política, a pocas horas de haber montado todo un espectáculo en torno del posible lucro en la Universidad Arcis y la participación del Partido Comunista. Un espectáculo que claramente tiene un carácter ideológico tomando en cuenta los datos anteriores y su defensa de lo que significa lucrar en la educación por años.

Pero eso parece no importarles una vez que se sienten perseguidos por ser quienes son. Por creer que lo que hace la institucionalidad no es más que tratar de terminar con sus negocios por algo personal más que para resguardar eso que llamamos democracia. Porque lo democrático lamentablemente para ellos no es más que ese mercado desregulado y propicio para lo que ven como conveniente: una democracia hecha a la medida.

Los símbolos y los entes regulatorios son cosas que una elite considera suyas, porque las ven como propias, como parte de su propiedad. Consideran muchas veces que desde la altura económica en que se encuentran situados pueden hacerlo todo porque se sienten realmente libres y se llaman a ellos mismo liberales económicos, como si la libertad se midiera según lo que algunos pueden hacer.

Y es que han sido educados así. Crecieron en un país que se fue construyendo de acuerdo a las ideas y concepciones de sus padres y abuelos. No pueden ver más allá, como tampoco pueden entender las quejas de quienes están abajo porque no creen estar haciéndole daño a nadie, ya que muchas veces el poder tan fuerte y palpitante pierde el real valor de su significado y lo que es capaz de mover e instalar en el discurso nacional.

El “Choclo” Délano es un ejemplo claro de cómo el poder cierra los ojos y abre sensaciones que no irreales y se llena de una autocomplacencia que niega conocer los límites, las legalidades y por sobre todo edifica una idea de la ética más bien difusa y nublada sin que lo puedan percibir. Porque cuando se está en lo alto la distancia con lo concreto es enorme. Se lo ve como algo pequeño, algo que se encuentra abajo y que no los toca, como tampoco ellos pueden tocar a las otras personas con sus acciones.

Pero lo cierto es que sí nos tocan. Porque esa altura está sustentada en todo lo que tienen, en todo lo que administran que es todo lo que regula nuestras vidas, nuestro día a día. Son un poco dueños de nosotros sin darse cuenta. Y sin nosotros poder entenderlo y tirando golpes de ciegos, hacia esa altura que nos parece extraña sin poder descifrarla y conjeturando al respecto.

Es por esto que una democracia real es la que intenta de que no hayan algunos muy arriba y otros demasiado abajo, porque de una u otra manera el de arriba termina desconociendo al de abajo, y el de abajo sintiendo que el país está construido solamente para los que se encuentran en ese olimpo lejano, en donde la justicia y los límites parecen simplemente un, algo que no se hace notar realmente.

Porque no hay intenciones de esa tal revolución que quienes están arriba ven con miedo, sino simplemente pretensiones de que haya más respetos, más humanismo y una socialdemocracia en donde el desconocimiento e ignorancia de una casta no lo sufra todo el resto menos los integrantes de esta.

—–

Foto: Cooperativa.cl

TAGS: #Poder Carlos Alberto Délano Desigualdad Social

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

01 de septiembre

creo que tenemos que que hacer algo pero no cualquer cosa . mis sinceros deseos de todo corazon para con ustedes mucha fuerza

patry

03 de septiembre

Seria bueno q investiguen todas las empresas del grupo penta para verificar no solo tema de impues tos si no que el ministerio del trabajo para ver los temas laborales sindicales que seguramente no deben de estar muy correctas

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La propuesta de un mecanismo de justicia transicional es la genuina alternativa a la propuesta de "Paz para la Araucanía" que recoge el Plan Araucanía del gobierno, la cual reitera las propuest ...
+VER MÁS
#Política

Justicia transicional sin mano dura en Araucanía: la solución política

"Es claro que un candidato a las primarias presidenciales pudiera en segunda instancia, solicitar una prioridad con razones y argumentos válidos sobre un territorio."
+VER MÁS
#Política

Frente Amplio: una crisis, una prueba

La poca o nula conciliación entre un Chile del pasado más bárbaro de su historia, coronado en su Constitución con un TC politizado y una propuesta de modernidad democrática, representado en las reforma ...
+VER MÁS
#Política

Constitucionalidad: un desencuentro lleno de futuro

Con este raciocinio, el atropello en Barcelona sería no solo responsabilidad del grupo terrorista islámico que se lo adjudicó, sino que también de “muchos lados”. Entre esos muchos lados podríamos ...
+VER MÁS
#Internacional

Trump y el atentado en Barcelona

Popular

El tema de fondo es cómo no se desperdicia la oportunidad histórica de conquistar una sentida demanda del magisterio, por más que hoy se desdibuje por la conducción actual del Colegio.
+VER MÁS
#Educación

La desmunicipalización y la postura errática del Colegio de Profesores

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

La broma de Piñera daña, estigmatiza y, lo que es peor aún, podría afectar la vida de un niño, niña o adolescente que está en espera de una familia que lo acoja. ¿Quién podría sonreír al drama qu ...
+VER MÁS
#Política

Los chistes de Piñera

Porque no hay que olvidar que nuestro enemigo es el capitalismo y no sólo hay que cambiar la forma en que producimos y distribuimos los alimentos, sino que también todos los productos que consumimos a dia ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un año de vegetarianismo, un año de aprendizaje