#Política

Chile en el corto plazo político

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

A raíz de una entrevista de “Tolerancia Cero” al senador Alejandro Guillier y que nuestro sistema político necesitará próximamente un Presidente, imagino que Chile en el corto plazo debe desarrollar las propuestas de Guillier bajo la dirección de José Miguel Insulza como Presidente.


Colocar el mando de la nación en las manos de una persona con experiencia y trabajar en la idea de una herramienta que provea democracia, que permita a la gente invertir parte del gasto estatal en lo que estime conveniente, junto a debates de propuestas de visiones estratégicas, nos pueden proveer un marco en el que sea posible mejorar numerosos de nuestros sistemas y por lo tanto me parece que es el camino que debiera seguir nuestra nación en el corto plazo.

Las propuestas de Guillier hablan de descentralizar el poder del Presidente y del Ministro de Hacienda. De crear poderes regionales. De incluir la participación de la gente en las decisiones, pero, dentro de un marco por definir, para que se mantenga la gobernabilidad. Además, propone que debe haber una visión de largo plazo. Esto, lo centra en refinar el cobre porque, según expresó, Chile procesa cobre con instalaciones y equipos de cuarta categoría mundial, según clasificación internacional, y refinando el cobre, sería líder del mercado de cobre y podría manejar el precio.

En alguna parte de su discurso, si hubiera sido un lego, le hubiera encajado la Cámara Ciudadana Digital de la que siempre hablo, porque es parte de su discurso, ya que lo haría realidad y ello de una forma incremental. Pensando en esto, me parece tan alocado procurar una nueva Constitución fuera de la operación de una Cámara Ciudadana Digital, porque ella debe ser el pilar de la democracia.

Si Guillier dice que los políticos no debieran durar largos períodos de tiempo en el poder, entonces más bien debieran trabajar, en sus breves períodos de ejercicio, bajo un plan nacional de inversiones y preocupaciones gubernamentales que sean parte de una visión que nos permita alcanzar como nación posiciones estratégicas que nos faciliten en el futuro todas nuestras formas de supervivencia y convivencia. Ello no sólo incluye la propuesta relativa al cobre, sino que a nuestra capacidad de crear innovación organizacional en nuestros sistemas para mejorar las formas en que satisfacemos nuestras necesidades y aspiraciones.

Y lo de Insulza, para redondear la idea de lo expuesto como introducción, bueno, él es el político con la mejor trayectoria a nivel internacional con que cuenta Chile y quien acumula la mayor cantidad de información y experiencia para tal cargo, dentro de un ambiente en que la democracia aún no es factible, se debe mantener la gobernabilidad, pero, al mismo tiempo se da pie al inicio de la discusión democrática de las reformas que necesitamos.

En resumen, colocar el mando de la nación en las manos de una persona con experiencia y trabajar en la idea de una herramienta que provea democracia, que permita a la gente invertir parte del gasto estatal en lo que estime conveniente, junto a debates de propuestas de visiones estratégicas, nos pueden proveer un marco en el que sea posible mejorar numerosos de nuestros sistemas y por lo tanto me parece que es el camino que debiera seguir nuestra nación en el corto plazo.

TAGS: José Miguel Insulza Nuevo ciclo político Política

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Sergio Lara Rocha

06 de julio

El presidente que necesita Chile, no puede ser designado ni promovido, por las actuales fuerzas políticas y creer que inzulza, es el mejor exponente es no entender nada, el está ligado a los actuales corruptos, por tanto llevaría al gobierno a toda una tropa de parásitos, de los que queremos librarnos, para devolverle a Chile la confianza en la política, la que se han encargado de llevarla a su punto mas bajo, las actules Ex concertación y alianza que se transformaron en ConcertAlianza S.A , que la única salida honrosa posible, es que se retiren de la política y le dejen el camino a servidores públicos independientes que quieren cambiar las reglas, No puede haber reelección alguna, para diputados y senadores, el periodo de un senador debe acortarse a 4 años, debe haber herramientas ciudadanas, para remover del cargo, a legisladores antes de su periodo si caen delitos de cohecho y deben ser reeplazados, por el que obtuvo la segunda votación sin importar de que partido, movimiento o fuerza política sea, el calendario o urgencia de las discusiones, no puede ser de responsabilidad absoluta del presidente, la ciudadanía debe tener herramientas, para poner en discusión, lo que estime conveniente, la iglesia no puede ni debe influir en la política, las fuerzas armadas deben tener un sólo escalafón y no debería cobrarse por la carrera de oficial y si hubiere que pagarla, se debe cobrar igual que un credito universitario y con las mismas reglas que una universidad, es necesario desporalizarla, ya que se han hecho dueños de estas ramas una cierta clase social, belicosa, que ha creado anticuerpos, cuando un postulante sea eliminado, se le debe informar la razón por la que no sigue en la postulación, la ciudadanía debe decidir que tipo de : educación, salud, sueldos, pensiones, manejo de los recursos naturales, política exterior, etc y etc. y los políticos deben ser los llamados a dilucidar, que y como hacer para llegar a los fines que la ciudadanía decida, los independientes deben tener las mismas posibilidades de postulación y formar listas que partidos, hasta ahora la política la han manejado un grupo minoritario y por el interés de ellos mismos, para lo que han comprado, manipulado y atado de manos a los gobiernos, necesitamos trazar un norte y lograr que administración, tras administración trabajen por un mismo fin, los humanos nacemos libres y la única forma de ser realmente felices es siendo libres y hasta ahora, la política, religión, y los gobienos en lo único en que mas han trabajado es en quitar libertades y dominar a los pueblos, con la culpa, pobreza, represión y el miedo .-

07 de julio

Dear Sergio:

Tu comentario apunta a varios hechos. Hay líneas en las que concuerdo contigo. Hay otras que escapan a lo propio del artículo y hay una alusión directa a mi propuesta.

La resumo nuevamente. Los cambios que quiere la sociedad cuestan plata. Debe salir de algún lado. Si todo lo que quisiera la sociedad, la gente digamos, fuera redactado en una nueva Constitución, no me cabe duda que no habría dinero suficiente para financiar lo que implique. Además, muchos cambios que quiere la gente tocan a nuestros sistemas de forma muy poco agraciada. A algunas personas o sectores de la población, algunas propuestas que plantea la gente, afectarán su negocio y eso tendrá implicancias.

Entonces, lo que decía es que el establishment debe seguir gobernando, pero, no es lo único que debe seguir pasando. Debe abrirse la puerta digital de lo que debiéramos entender como la democracia de nuestras ideas y de nuestras razones que nos indique qué haremos y cómo…

Es decir, debemos tocar la Constitución para conformar una Cámara Ciudadana cuyo primer fin es visibilizar las ideas estratégicas de la gente que debieran ser el pilar del Chile que queremos.

Y quiero el mismo Chile que tú, de forma amplia y general. Pero, propongo que observemos nuestra realidad. No somos democráticos. No tendremos democracia “de aquí a en breve”. No puede la población organizarse para tomar el poder. No es que alguien se lo impida, sino que simplemente no se organiza. Podría proponer personas a cargos gubernamentales y un Programa de operaciones que asignarle a esos cargos, como parte de un Programa de Gobierno, y así el pueblo se organiza digitalmente, elige internamente a sus candidatos, se inscribe como partido y toma el poder. Con personas de confianza o elección de la gente. Y no como los 300 con los que llega el Presidente, que la población no designó… Etcétera, pero, eso no pasa. La gente no ve como prioritario el organizarse para tomar el poder, porque simplemente esto no está pasando, por más que la misma gente se queje de los políticos…

Entonces, lo que nos queda es lo que tenemos. Lo mismo que hemos tenido siempre. Entonces, lo que hago es apelar a una razón. Expongo que Insulza es un político de trayectoria notable. Cercano a los presidentes que hemos tenido y con una carrera en el exterior que es digna de ser destacada entre nosotros. Es decir, no todos los días tenemos a un nº 1 del tenis, o no todos los días somos campeones de América, o no todos los días un chileno es el personaje de la OEA que fue Insulza.

Si quieres un político de alguna parte, aquí no se ve ninguno más que se le compare con facilidad o con poca rigurosidad. Luego, si de hacer la pega tradicional de un Gobierno esto se trata, y se trata de mantener al sistema funcionando porque al menos tenemos esto que lo podemos mejorar, y se trata de añadirle la posibilidad de la apertura al debate ciudadano y gubernamental de las ideas de la gente, para escoger qué cosas hemos de hacer y cómo las habremos de financiar, no juntemos pan con tortas. Una es el tipo que Gobierna y el otro es el instrumento que democratiza la exposición de las ideas de la gente. Tú expresas algunas ideas o propuestas. Cuestan Plata. Lo que se debiera decidir hacer, no lo precisaremos tú ni yo, sino que el colectivo, después de todo el análisis de su realidad y la evaluación de sus alternativas factibles para mejorar esa realidad…

Es decir, se requiere un político de aquí al corto plazo que ejerza la Presidencia. Insulza es uno. Lo que se debe tranzar con él, plantearle o manifestarle, es que él considere la posibilidad de ejercer la Presidencia y de compartir con la gente la mezcla de operaciones gubernamentales tradicionales, con unas que promuevan las innovaciones que la gente debiera proponer, debatir y acordar, en torno a sus aspiraciones y formas de ver al Estado que podamos hacer realidad, cuando perdamos el miedo como sociedad a analizar ideas de forma colectiva y comprendamos que debemos aplicar sobre las ideas, herramientas de procesamiento de su información, así como herramientas de simulación de nuestra realidad esperada ante cambios en cualquier posible cambio estadísticamente importante en el Presupuesto Nacional.

Yo comprendo que a ti hay cosas que no te gustan de nuestra realidad. Me pasa lo mismo. Comprendo también que quieres lograr cambios. Yo también quiero lo mismo. Yo propongo una forma de hacerlo, no sólo dentro de este artículo, sino que también en mis comentarios. En tu caso, si quieres un Presidente que no sea designado ni promovido por las actuales fuerzas políticas, sólo debes proponer de qué forma piensas que se puede identificar a esa persona y si conoces su correo, quizá podrías compartirlo…

En resumen, hay una línea tuya que expresa muy bien la mayor parte del contenido de lo que expongo y es que:

“la ciudadanía debe tener herramientas para poner en discusión lo que estime conveniente”…

Añado a eso, que sean herramientas constitucionales y que sean útiles para pronosticar qué alternativas de entre todas las ideas de la población, debieran describir el horizonte táctico y estratégico de nuestras operaciones.

Es decir, hagamos cambios, pero, como ha de hacerse con el recurso nacional de todos, primero ha de disponerse de una buena herramienta de exposición de nuestra realidad y luego de ideas para mejorarla…

Lo que yo sostengo, es que esa herramienta debe ser una Cámara Ciudadana digital con atribuciones preliminares limitadas a ser una fuente de debate nacional, y ello lo debe expresar nuestra Constitución.

Para mí todo lo demás en la Constitución está perfecto. Perfecto, pero, no tiene la auto capacidad para aprender, o para ser constantemente revisada. Ese es nuestro problema, porque si alguien detecta algo inadecuado en la Constitución, debiera indicarlo y luego proceder, el colectivo, a mejorarlo.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

A pesar del nuevo escenario, la correlación de fuerzas entre la derecha y la centroizquierda quedó casi igual a la que existían bajo la lógica binominal.
+VER MÁS
#Política

El desafío del nuevo Congreso

Queremos que los educadores disfruten de su profesión, que se sientan realizados y orgullosos de tener uno de los trabajos más relevantes, que benefician a quienes nosotros consideramos justamente las per ...
+VER MÁS
#Educación

Educación de párvulos, la profesión más importante del mundo

La ley de pesca es mucho más que pesca, es una deuda pendiente con Chile. Es la luz de alerta para entender que nuestra democracia es frágil y las políticas públicas pueden conllevar privilegios inexpli ...
+VER MÁS
#Política

Ley de pesca, mucho más que pesca

Se espera que en este mes de campaña el sector de los grandes empresarios y las consultoras y bancos de inversiones redoblen sus mensajes sobre el impacto positivo para la inversión si gana Piñera y vice ...
+VER MÁS
#Política

El balotaje y un nuevo ciclo político

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno