#Política

Carta abierta al Gobierno

15 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Partamos de la base de que yo voto, porque considero hipócrita opinar sobre política si no me hago parte del proceso. En la última elección, voté por ustedes. De hecho, lo hice en ambas ocasiones, pese a no ser fan número uno del personaje (entre nos, como periodista me choca su limitada oratoria y vocabulario, nada que hacer).

En fin, voté por ustedes, y lo hice porque creí en el plan propuesto y en las capacidades del señor Piñera y su equipo. Sobre todo, voté por ustedes porque creí en el profesionalismo con el que se manejaban como empresarios, docentes y empleados privados. Pensé que ese profesionalismo sería corregido y aumentado al momento de asumir un cargo del mundo público, porque ¿cómo no, verdad?, si es lo que corresponde.

Culpa mía, la verdad. Mi papá siempre me dijo que “el creique y el penseque son las causas del equivoque”.

Soy bastante poco política. Básicamente, porque no me seduce ninguno de los partidos políticos existentes, ni tampoco ninguna de las figuras políticas que pululan entre uno y otro. Es decir, no “milito” en ninguna parte.

Quizás la realidad televisiva me ha dejado mal acostumbrada. Así como, de niña, Disney me vendía la pescada acerca del príncipe azul, la televisión me hizo pensar, a través de 7 maravillosas temporadas de The West Wing, que el arte de la política era algo que, ejecutado por gente capacitada, profesional y de buen espíritu, era justamente eso: arte.  ¡Las wifas!

Este sentimiento de malestar frente a su gestión, que llegó a su punto de ebullición luego del cagazo de proporciones asociado al nombramiento y consecuente renuncia de Echeverría como Ministro de Energía, me preocupa. ¿Qué será de mi voto llegado fines de 2013? Sé que falta mucho, pero si ustedes están pensando en eso, entonces yo también.

Yo tengo mis cosas claras: estoy a favor del divorcio, el libre mercado, la píldora del día después e Hidroaysén. Rechazo el aborto, la legalización de la marihuana, el Gobierno que todo lo regala, y el postnatal de 6 meses. No me molesta que los empresarios ganen plata haciendo las cosas bien, ni que a los más necesitados los apoyemos en la medida que ellos, primero que todo, se ayuden a sí mismos. ¿Derecha, izquierda, UDI o DC? La verdad, de todo un poco, pero al mismo tiempo, ninguno.

Ninguno porque, por sobre todo, estoy a favor de políticos consecuentes, inteligentes y profesionales, y hasta la fecha no he tenido el agrado de cruzarme con semejante ejemplar en ningún partido. Una persona que, además de tener los conocimientos técnicos y/o el manejo político (que al parecer es todo lo que importa), es serio, íntegro y, por sobre todo, apunta a sobrepasar expectativas evitando la mediocridad y la ineficiencia (dos de las características que más deploro en las personas). Así como van las cosas, voy a tener que votar nulo… y, de verdad, no hay nada que me moleste más que votar nulo. Eso es lo que me preocupa.

En un capítulo memorable de The West Wing, un padre de familia termina conversando, sin saberlo, con 2 de los asesores más importantes del Presidente Bartlet. Les dice que lamenta la caída de la Bolsa que, de un día para otro, se comió la mitad del fondo universitario que tenía para su hija. Su cita exacta fue “no busco que las cosas sean gratis, me gusta que sea difícil, hay un orgullo asociado al esfuerzo que como padre me significa enviar a mi hija a la Universidad. Pero desearía que fuera un poco más fácil, sólo un poco, sólo un poco”. Acto seguido, ambos profesionales de la Casa Blanca se ponen a trabajar en lo que sería una de las propuestas del ficticio presidente para la reelección.

Siguiendo el ejemplo, mi cita es la siguiente: entiendo que nadie es perfecto, por lo que no pido perfeccionismo. Hay una lección interesante al momento de aprender de los errores propios y ajenos. Pero sí pido, ¡por favor!, que la cortemos con la comedia de errores, las respuestas en el aire y la falta de estrategia y pulcritud. Así, llegado fines de 2013, será un poco, sólo un poco más fácil, definir quién se lleva mi voto poco-político-y-cargado-de-expectativas.

————-

Foto: Eduardo Frei Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

27 de julio

¿Sin tendencia política?, dadas tus preferencias es innegable que eres de centro-derecha, en el sentido real del termino y no en la versión chilena del mismo (UDI, centro-derecha?, extrema derecha, en cualquier otro pais del mundo!). Seria bueno que la gente en este país no fuera tan pudorosa y no se hiciera pasar por apolico(a), a pesar que dado el estrecho mercado de partidos políticos disponibles no nos permita simpatizar con ninguno.

27 de julio

Hola Mario. Gracias por tu comentario, es bueno escuchar a los que no concuerdan con uno. Personalmente prefiero las críticas algo más constructivas, pero lo bueno de un sitio como este es que todos contamos con la libertad de decir lo que pensamos.

Efectivamente, como indicas, concuerdo más con la centro derecha que con otras tendencias, tema que claramente no trato de esconder al iniciar mi carta asumiendo que voté por Piñera.
Si lees nuevamente el párrafo, el tema de ser poco-política (y no apolitica, ya que esté término apunta a no estra interesado en temas del área), apunta a dejar claro que no milito en ningún partido, ni concuerto totalmente con ninguna de las doctrinas expuestas por ellos. Lamento que no te haya quedado 100% claro.

Saludos!

27 de julio

más que apolitico/a muchas personas se llaman a si mismos así de forma erronea asumiendo que ser apolítico es igual a rechazar a los partidos políticos. El termino adecuado para esto es ser APARTIDISTA. Y creo que es lo que se considera esta periodista. Ahora bien me gusta lo que dice en el artículo, porque es alguien consecuente tanto en su forma de pensar como de votar. Ahora bien… lo que pide esta persona es algo complicado de cambiar, pero no por ello imposible. Yo no vote por Piñera ni en 1º y 2º vuelta, y tampoco lo haría por partidos de “derecha” pero mi voto esta en duda para las siguientes elecciones por la Concertación o izquierda… estoy en la misma disyuntiva de votar nulo y simplemente porque ningún partido político esta satisfaciendo las necesidades básicas de la gente… solo la de ellos y sus grupos de poder…. habrá que esperar que se viene en estos dos años que quedan para las presidenciales.

27 de julio

Hola:
Entendí perfectamente tu publicación, de ahí que pidiera una definición política, pues creo que ya estamos en tiempos en que la gente libremente puede definir su tendencia, a pesar, insisto, de no militar en un partido político. Mi caso es muy similar al tuyo, no tengo carnet de partido y me definiría de centro-izquierda, por lo que concordaríamos quizás en mas temas de los que tu creerías.
Gracias por compartir tus opiniones políticas,
Saludos

27 de julio

Mario, Jorge, qué interesante es ver como al final todos, sin importar nuestra tendencia, nos sentimos tan poco identificados. Ojalá, llegado el 2013, hayamos encontrado una figura que nos motive a no votar nulo.
Saludos, y gracias!

27 de julio

Al terminar de leer tu nota he quedado con una sensación de incomodidad muy grande.
Se que no ha sido dirigida al público lector sino al gobierno de turno.
Esta incomodidad va relacionada al tono con que las has escrito. Ese tono me habla de esa masa, que como tu reconoces, no es “muy politica”, pero que a fin de cuentas en esta voragine de ignorancia y vida light se cree con la razón en la punta de sus dedos. Y ha hablado en las última elecciones.
Has escrito tu nota en un tono entre arrepentimiento y “buena onda” , has expuesto en que estas a favor y que en contra. Le clamas al gobierno de empresarios que aprenda algo que no ve, ni siente, y cada día se aleja más de eso. Cosa que aquellos que no votamos por él, sabíamos que sucedería, le derecha es consecuente, como tambien sabíamos que era inevitable que llegaran al poder.
Y a pesar de todo, no estoy disconforme. Se ha destapado el cinismo y la desidia con que la clase politica se ha manejado estos años. Como se han descargado de los hombros la responsabilidad hacia quienes le votan. Y como se enredan en pequeñeces que solo habla de egos enormes y a nosotros nos dejan como espectadores de nuestra vida y convivencia. Y en eso estoy de acuerdo contigo: los partidos políticos ya no convencen. No he militado en ninguno. Aunque tambien se que participar no es solo votar; y en estos tiempos, si esta clase politica, que nos administra, aún no quiere escuchar el silencio de la gente que no vota es por que no entiende los signos de los tiempos que corren.
Saludos y espero que tu carta sea leída o por lo menos ojeada por aquellos a quienes está dirigida, por que se que la has escrito con todas las ganas para que llegue a destino.

27 de julio

Hola Daniel. La verdad, valoro mucho tu opinión, pese a que noto un dejo a condescendencia en ella respecto a los que nos creemos con el derecho de hablar “sólo” porque votamos.

Concuerdo plenamente contigo respecto al destape del cinismo de la clase política, el cual es, quizás, lo único positivo de todo esta comedia de errores. Lamentamente son muy pocos los que se salvan de caer en el juego del doble estándar, ya sean de derecha o izquierda.

Al final, yo lo único que pido es que por favor hagan las cosas bien. Que apliquen profesionalismo a su actuar, porque al final, más allá de aprobar 100% todo lo que hace el Gobierno, por lo menos podré respetar la forma pulcra en que lo hace.

Saludos!

27 de julio

Si tu reflexión se mantiene, lo lógico y más democrático es votar nulo. No hay por donde elegir. Por lo menos esa es mi conclusión hace tiempo, y que se ratifico cuando está en pleno desarrollo la discusión entre algunos en cuanto a votar por Frei o Piñera.

Y en eso hay un tema clave: ni el sistema electoral-político, ni las opciones dadas favorecen una valorización del voto, excepto, si a través de éste, desvalorizo el sistema político y las opciones dadas. La opción entonces, es anular. De lo contrario, terminamos fortaleciendo la partitocracia, que no es lo mismo que la Política ni la Democracia.

La clase política en general deja mucho que desear.

27 de julio

Concuerdo con Uds., al parecer no queda otra opción que anular, no obstante las contínuas autozancadillas en las que cae el gobierno de Piñera son producto de las constantes ‘adecuaciones’ que deben hacer para no reconocer que el doble poder que ostentan les recuerda a cada instante que fueron ellos los que sentaron las bases del modelo neoliberal a ultranza y que la Concertación administró con tanta precisión y agudización de sus contardicciones. Creo firmemente que los movimientos actuales generarán el cambio a mediano plazo, (de aqui al 2014 no queda otra que anular) crearán referentes, organización y convocarán las demandas de los ciudadanos como yo, como Uds., que no se sienten representados. Pero es necesario -muy necesario- participar activamente en este movimiento ciudadano y promoverlo para luego debatir, organizarce y finalmente crear referentes nuevos, eso es construir democracia , si no existe participación no puede haber verdadera representación, hay que ofrecer generosamente nuestros tiempos, espacios y capacidades para fortalecer un movimiento tan amplio como éste, crear espacios nuevos, salir a la calle, allí cobra mayor sentido, y luego fortalecer las demandas en asambleas para que se convierta en un proyreto soberano, asi se construyeron los partidos políticos hoy en franca decadencia, desde las bases. Basta de diagnósticos, temores infundados, partidos desgastados , debemos ser ciudadanos activos, la ciudadanía no sólo se ejerce cada cierto tiempo en las jornadas eleccionarias, se ejerce con opinión, de cara a los que representan un modelo caido en enormes contradicciones. No soy apolítico, soy políticamente incorrecto para la clase política, para quienes votaron por Piñera y para quienes aún esperan que la representación venga desde arriba, lo único que se construye desde arriba es un hoyo profundo…Construyamos democracia y representación desde las bases ahora. No sé Uds pero yo adscribo a construirlo desde la base popular, desde allí proyecto mi visión, ¿desde dónde la proyectan Uds?

27 de julio

Yo proyecto los cambios desde los ciudadanos, asociados libremente en diversas organizaciones civiles, en base a la pluralidad de intereses que cada individuo tiene.

La clave acá es fortalecer a la Sociedad Civil, las asociaciones de ciudadanos. Lo peor sería creer que existe un único representante de todas las voluntades.

27 de julio

Buenas tardes Pelu,
Creo que no cabe discutir si eres de derecha, centro derecha, izquierda, ultra izquierda o qualquier rotulo, (Un aparte), esos que se dicen de centro derecha o centro izquierda son como veletas de viento, se direccionan conforme sople el viento y eso de decirse centro -qualquier-cosa solo lo hacen para aparecer medios buenitos, es como ni tanto al mar ni tanto a la montaña, es como un comentarista de este medio – que me imagino – no tiene coraje de decir abiertamente que defiende posiciones del anarquismo. nada contra desde que se asuma.
Pero en fin lo que queria decirte es que la verdad que hay en tus posiciones, es consequencia directa de lo que ai esta y de lo que fue hecho e en estos años todos, pero esto no es consequencia de falta de seriedad o “profesionalismo” de los dirigentes que ai estan, si no la falta de compromiso con la sociedad que dicen defender, eso de “politicos profesionales” da asco, quien vive politicamwente para la causa publica debe ser remunerado como qualquier persona, ahora hacer de esto una profesion es demasiado, si la constitucion determinase solo voto en lista y con lo maximo dos mandatos, verias como es diferente.
Cuando dices “Sobre todo, voté por ustedes porque creí en el profesionalismo con el que se manejaban como empresarios, docentes y empleados privados”. estas dejandio claro qué, o hay desconocimiento de tu parte sobre el comportamiento ideologico de los partidos que gobiernan o estas cayendo en la ingenuidad del mundo de fantasia de tu seriado de Tv. Porque esto no ocurre ni alla´ ni acá, y lo podemos ver por la forma que se comporta el stablischment americano en este momento com Obama, y aca como se comportan los partidos que estan en el gobierno enfrentandose internamente para mostrar quien tiene mas poder.
Si conocieras internamente el mundo empresarial sabrias que los ejecutivos hacen absolutamente de todo para conseguir sus objetivos, principalmente cuando se trata de abocañar una porcion del mercado, Chile no es una emprea que necesite de Gerentes empresariales (auque si continua asi y luego le cambien el nombra para “Republica de Chile Sociedad Anonima, puede ser).
Lo que chile necesita es una Propuesta para el País que sea fruto de las reales necesidades de sus ciudadanos, y eso solo se consigue con gente que este comprometida ideologicamente con la causa pública,este requiere principalmente ETICA y COMPROMISO, y la crisis que el pais vive es de carencia de esto.
Solo una nueva Constitición, atraves de una Asamblea Nacional Constituyente, libre de influencias y Soberana que pueda dicernir sobre los marcos legales de la Republica, dará espacio y poder para que ciudadanos electos democraticamente puedan represntar tus ansias de decencia y etica que pides.
Desde Brasília, fraternales saludos,
Julio

27 de julio

Me parece valido el planteamiento, pero discrepo en ciertos énfasis. yo tambien estoy por una economía de mercado, pero no estoy por el liberalismo económico extremo a que hemos llegado en chile: todo el sistema electrico privado y concentrado en 3 empresas, superavit estructural, fijado por ley y no como una herramienta macroeconomica, financiamiento compartido en educación escolar con todo el subsidio estatal de la subvencion escolar constituyendo un regalo al lucro y no a la calidad educación, etc.

27 de julio

Lo que existe en Chile no es economía de libre mercado, sino que lisa y llanamente un Crony Capitalismo, un mercantilismo, donde el Estado vía legal otorga privilegios y coloca barreras de entrada a la competencia.

Los oligopolios se alimentan de esas trabas, no surgen del libre mercado.

27 de julio

Yo no voto y no me siento un hipócrita. Para mi el voto es un derecho y no un deber, si no me siento representado encuentro irresponsable confiar el futuro de mi país en personas que no representan ni buscan lo que yo creo es lo mejor para nuestra sociedad. No votar lo encuentro tan válido como no participar de un partido. Soy parte del proceso como un ser político, escuchando y aportando, criticando y proponiendo, discutiendo y participando en espacios públicos y realmente representativos en el sentido de interactuar con lo que a mi parecer es el principal actor político, el ciudadano.
Hay otras cosas que comentas que no concuerdo como hablar de un estado que regale todo; más de una vez lo he escuchado, pero prefiero hablar de un estado de bienestar, de equidad o un estado que no permite que el empresario, aunque haga las cosas muy bien, tiene a la mayor parte de los trabajadores de su empresa ganando mil veces menos que él. Aceptar el libre mercado, con las libertades que tú estimes prudentes lo encuentro inconsecuente: puedo comprarme un Audi, un ipod, una botella de vino, una píldora del día después, una para adelgazar o un par de cajas de algo fuerte para suicidarme… pero no un pito, y peor aún, no puedo tener un planta en mi casa.

¿Por qué ayudar solo un poco, si podemos ayudarnos mucho más?

Sinceramente,
Ale

29 de julio

el comentario me parecio una revuelta de ideas, que lamentablemente en la tierra ni existe un pensamiento politico o partido que pueda acogerlas. Somos muy imperfectos y la genialidad esta en como con lo que hay se puede hacer algo o lo mejor. Dificilmente quedaras satisfecho.
En general, personalmente, prefiero la gente honesta, aunque se equivoquen (como todos nosotros) por sobre los manipuladores y habiles en aparentar y dictar catedra.
Por ultimo, soy de los que no abandono facilmente el barco, me quedo hasta que me duela, porque siempre se puede ayudar y no me cabe duda que toda ruta puede enmendarse y el tiempo puede dar al final mejores noticias. Slds.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

"Lo que se espera en la propuesta política en estas presidenciales, es que tenga muy presente que la nobleza y dignidad de un país no se calcula sólo en el volumen de su PIB, ni en las cifras macroe ...
+VER MÁS
#Política

Chile Vamos: ¿a dónde?

La primera vuelta de las elecciones presidenciales desmintieron rotundamente a las encuestas que con un claro sesgo ideológico y serios límites metodológicas instalaron, durante meses, la victoria ineluc ...
+VER MÁS
#Política

El progresismo es mayoría política y electoral

El mensaje es, la población con salir a votar estuvo a punto de generar un gran cambio que hizo asustarse a muchos analistas en un primer momento, y que dejó como gran triunfante al Frente Amplio, que har ...
+VER MÁS
#Política

El Frente Amplio, una gran lección para todos

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Para nosotros los psicólogos, cuando la química (no racional) te impide dar tu 100% con un paciente estás obligado a derivarlo a otro, luego, si eres responsable, tienes que analizar porque no toleraste ...
+VER MÁS
#Política

Cero tolerancia al Rincón que mata en mala

Ahora bien, en estas elecciones no da lo mismo quien gobierne los próximos años, lo que está en juego es decidir el país que soñamos.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Porque no da lo mismo quien gobierne

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?