#Política

Carta abierta a Patricio Hales

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Te escribo esta carta desde mi  simple condición de ciudadana, que, al igual que muchos otros, ha tratado de entender las distintas razones que nos llevaron a la derrota de enero de 2010. En este contexto, he leído con real estupefacción tu columna publicada en El Mostrador el 30 de abril, titulada “Tohá y Auth: las diferencias en la elección del PPD”. Y  si me animo a escribirte es  porque creo que desnudar las grandezas y las miserias que se están reflejando en la elección interna del PPD puede servir a los otros partidos de la coalición.

Yo, que no pertenezco a ningún partido político y no he tenido nunca un cargo de representación ciudadana, estoy dispuesta como una concertacionista más, a asumir la cuota que me corresponda en las causas que nos llevaron a perder la elección presidencial. Y por eso me sorprende mucho no haber encontrado en tu razonamiento ninguna dosis de autocrítica, una carencia que vista desde cualquier perspectiva  me resulta tan evidente e  insultante, que inevitablemente me obliga  a preguntarte  dónde estuviste tú estos veinte años, Pato, 13 de los cuales llevas ejerciendo como diputado en el Parlamento chileno.

Al leer tu artículo se desprenden tres cosas: la primera, tu acusación a otros de diagnosticar que la derrota se debió “a causas de desorden e indisciplina de los partidos”; la segunda,  tu calificación de “conservadores” a los que no opinan como tú (así identificas al equipo de Carolina Tohá); y  la tercera, cuando estableces que “con Pepe” (Auth) se construye la nueva alianza política que se requiere para el futuro de Chile.

Lo anterior me lleva a pensar cómo puede alguien criticar contradiciendo su propio método, donde la estructura fundamental de su razonamiento es justamente la  crítica a la no autocrítica de los otros. Parafraseando a Carolina Tohá, yo tampoco creo que sea posible seguir buscando explicaciones de la derrota endosándoselas a los demás sin hacerse cargo de ellas. Tenemos que asumirlas todos y  punto.

El segundo punto que me impacta de tu  análisis es cómo transformas la responsabilidad de la que debe hacerse cargo todo actor político con su conglomerado y gobierno en un acto de autoritarismo, que construido bajo la lógica que planteas, no sólo se convierte en una premisa falsa, sino que también en una franca y abierta distorsión de la realidad.

Cualquier observador medianamente inteligente puede concluir que es completamente falso y malintencionado que  en los  “Cuatro puntos para el debate del PPD”, Carolina Tohá  haya planteado una visión autoritaria de los factores de la derrota y mucho menos  en lo que ella considera como indispensable en la construcción del futuro.Para lo anterior, basta sólo remitirse a lo que sostiene Tohá cuando afirma que “la Concertación debe refundarse como una coalición política y ciudadana, como lo fue en su origen. No nos basta con la Concertación que hoy tenemos”.

Siguiendo tu texto  es inevitable concluir que hay un cierto dejo por ridiculizar el compromiso político e histórico de una dirigenta y de otros, que dentro y fuera del PPD, la DC, el PRSD y el PS, sentimos tanto orgullo como frustración por no haber avanzando más. Los mismos que hemos sido testigos de que en política las prácticas del abuso y el engaño  hayan sido  un accionar frecuente entre quienes sin pudor no han trepidado en establecer alianzas bajo la mesa

Finalmente, me impacta que consideres a Pepe Auth  como el representante del progresismo del mañana, en circunstancias que  aún tenemos muy presente en la memoria quiénes fueron los adalides de la decisión de que la Concertación presentara dos listas para las elecciones municipales de 2008, con los resultados y consecuencias que todos sabemos, y que innegablemente significó uno de los puntos de inflexión que anticipó la derrota de diciembre de 2009.

Sin embargo, Pato, debo reconocer que hay un punto de tu texto en el que coincido plenamente contigo: en que el diagnóstico de la derrota y en la política de alianzas para ganar en el futuro es donde las diferencias son nítidas. Es cierto. Es justamente ahí. Ahí, donde Carolina Tohá no se pierde ni un minuto y convoca a recuperar la vocación de ser mayoría con una nueva promesa de futuro “que actualice nuestras propuestas con el Chile de hoy y ponga al día nuestra práctica política con los estándares más altos de democracia, transparencia y distribución del poder”.

Hasta ahora, los que nos sentimos progresistas y de  izquierda hemos enarbolado orgullosos los cimientos sobre los cuales creemos que se desarrolla el verdadero capital político: la eficiencia y la ética. Un patrimonio que Carolina Tohá puede exhibir como pocos políticos chilenos en nuestro país. 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

03 de mayo

Creo que tienes razón. Hales, Auth y Girardi desarollan un discurso crítico frente a la Concertación, pero al mismo tiempo implementan prácticas políticas bastante sectarias y vinculadas a los elementos que dicen criticar. Al mismo tiempo ponen el centro del debate en una alianza con alguien que, como Enríquez Ominami, ha hecho de la descalificación y el insulto hacia los que somos concertacionistas una práctica habitual.

Yo no creo en el retorno a los tres tercios, aún disfrazados de polo progresista. Sigo creyendo que la Concertación es una alianza entre la izquierda y el centro político. Tampoco creo que Girardi y compañía representen algo distinto ni algo de izquierda. Creo que son parte de aquellas conductas de las cuales nos debemos desprender y que no tienen que ver con las ideas que se defienden sino que con la frivolidad de las opiniones, la rudeza de los métodos y la poca fraternidad de las prácticas.

Saludos

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La participación democrática implica un compromiso, una voluntad de plasmar una idea en lo concreto y de defenderla (y asumir que existe la posibilidad que la idea de otro se imponga).
+VER MÁS
#Ciudadanía

Like sí, Voto no

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

"Lo que se espera en la propuesta política en estas presidenciales, es que tenga muy presente que la nobleza y dignidad de un país no se calcula sólo en el volumen de su PIB, ni en las cifras macroe ...
+VER MÁS
#Política

Chile Vamos: ¿a dónde?

La primera vuelta de las elecciones presidenciales desmintieron rotundamente a las encuestas que con un claro sesgo ideológico y serios límites metodológicas instalaron, durante meses, la victoria ineluc ...
+VER MÁS
#Política

El progresismo es mayoría política y electoral

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Para nosotros los psicólogos, cuando la química (no racional) te impide dar tu 100% con un paciente estás obligado a derivarlo a otro, luego, si eres responsable, tienes que analizar porque no toleraste ...
+VER MÁS
#Política

Cero tolerancia al Rincón que mata en mala

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

¿Cuál debiese ser la preocupación esencial? Primero que todo, brindarle al INE, de una vez por todas, la autonomía que requiere. De esa forma, se evitan suspicacias sin bases o gustos políticos como el ...
+VER MÁS
#Economía

Censo 2017 ¿Un déjà vu? ¿Problema del INE, del gobierno o del Estado?