#Política

AVP: Legislación intermedia

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

ambienteg

A lo largo de la historia, la moralidad se ha adaptado a los diversos contextos políticos existentes, generando un dialogo no fácil respecto la hegemonía imperante, ya sea esta política, social o religiosa.

No es una coincidencia que aquella que es considerada la “mejor democracia” – la griega– haya existido en un país politeísta, culturalmente tolerante y con amplia participación ciudadana. En ese mundo, el rechazo social en relación a la homosexualidad se acotaba a lo privado, en cambio en la esfera pública, más bien, era respetada y validada por distintos filósofos de esa época, entendiéndola como una exploración.


Comparado con la institucionalización, el político —al momento de decidir— es influenciado por sus normas, olvidando que su trabajo es para todos. En otras palabras, no separa su moral (vida privada) a la hora de ejercer su labor, incluso dejándose llevar por la homofobia y la descalificación impropia.

No obstante, junto con considerar este apunte griego, la historia nos demuestra que la moralidad —tal como la conocemos hoy— al menos en nuestro país, no guarda relación con esa visión. Al respecto destaco tres puntos: Politeísmo, poligamia, homosexualidad aceptada.

Paradójicamente, algunos de nuestros legisladores —que son elegidos democráticamente y deciden en lugar de todos nosotros—, en gran proporción, pertenecen a algún credo religioso, siendo incluso defensores férreos del matrimonio de raigambre católica, con una fuerte inclinación por el análisis moral de lo social (llegando incluso a la intolerancia ante la diversidad sexual) y machistas. Su forma de pensar y excesivo celo en cuanto a los valores tradicionales nos es entregado —o inducido— a través de los diversos medios de comunicación, de la religión y a través del rechazo a las minorías.

Desde este punto de vista, algunos parlamentarios, más que votar con el afán de representarnos, en muchos casos lo hacen según su personal sentido moral, olvidando el viejo concepto griego de democracia que dice que esta es “del pueblo, por el pueblo y para el pueblo”.

Con mayor profundidad podríamos hablar de Max Weber y su separación de la moral según las distintas esferas de la vida, separándolo entre lo público (vida en sociedad) y lo privado (vida personal).

Comparado con la institucionalización, el político —al momento de decidir— es influenciado por sus normas, olvidando que su trabajo es para todos. En otras palabras, no separa su moral (vida privada) a la hora de ejercer su labor, incluso dejándose llevar por la homofobia y la descalificación impropia.

El contraste valórico lo podemos observar en la contingencia, como, por ejemplo, en discusiones sobre la píldora del día después. Es así como nos preguntamos ¿representará a la sociedad lo que el político ha decidido? ¿Son políticas de inclusión ciudadana las que se desarrollan en la agenda pública? ¿ Los derechos de las minorías homosexuales pueden ser un tema de discusión más allá de las campañas electorales?

Este es el momento en que el verdadero político se enfrenta al sustantivo desafío de la coherencia. Es ahí donde recuerda que los hombres nacen libres e iguales, y que la libertad de uno dura hasta afectar la del otro. Así, cabe preguntarse: ¿qué libertad?, ¿Tal como es o la libertad impuesta? Digo “impuesta” ya que, finalmente, siempre estamos normados por un otro (entiéndase persona o institución).

Por lo antes expuesto, resulta auspicioso ver como las propuestas formuladas en el programa de la Presidenta Michelle Bachelet, se ven cumplidas en estos primeros meses de mandato, dignificando de este modo, la calidad de ciudadano especialmente de las minorías sexuales, a través de la aprobación del Acuerdo de Vida en Pareja (AVP), donde se consagra por ley la uniones de hecho sin importar sexo. De este modo se introducen importantes cuotas de justicia y equidad no sólo en al ámbito de los derechos civiles, sino también respecto de una cotidianeidad algo olvidada, vale decir regula y transparente temas patrimoniales y de previsión, los que sin lugar a duda son aspectos centrales del diario vivir en pareja.

Esta es una buena señal, se trata de un avance significativo tendiente a equiparar la cancha en materias de derechos de minoría. El debate no se agota ni se acaba con la aprobación del AVP. Para muchos el objetivo es otro, más ambicioso. No obstante, este avance debe leerse tal como lo señaló certeramente el Senador PPD Felipe Harboe: “una legislación intermedia”, vale decir, un punto en el camino hacia el matrimonio igualitario. Lo sustantivo es que no pierda de vista un punto central: en este país cabemos todos y nuestros anhelos deben dialogar de manera tolerante, amplia e inclusiva. Se abren opciones, se avanza en el camino, seguimos avanzando.

TAGS: AVP Homofobia

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
vegaconcejal | Los invito a leer mi articulo “AVP: Legislación intermedia”
Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Durante la visita del Papa Francisco, hubo un acontecimiento que puede ser   la lápida a la  profunda crisis de legitimidad de  nuestras  instituciones.  
+VER MÁS
#Política

Corrupción sistemática y decadencia institucional

El objetivo de LITMU con “Literatura de Mujeres” es hacer uso de una capacidad, un talento que puede ser trabajado
+VER MÁS
#Cultura

El escribir de Literatura de Mujeres

Nadie nace racista ni homofóbico ni misógino; son patrones con los que somos criados y están en  el hogar, la escuela, la sociedad, en nuestro entorno.
+VER MÁS
#Internacional

El racismo como ADN de la humanidad

¿Cuántas Yahairas podría tener Guatemala si desde mucho antes de nacer ya tuvieran un lugar protegido y enriquecedor en el cual crecer y desarrollarse?
+VER MÁS
#Internacional

Los genios perdidos y el caso de Yahaira Tubac en Guatemala

Popular

Para una economía relativamente pequeña como la chilena, el tamaño de estos grupos es extraordinariamente mayúsculo.
+VER MÁS
#Economía

Chile y su Concentración Económica

No nos olvidemos que la discriminación en Chile no es un fenómeno exclusivo de chilenos contra inmigrantes, sino que de chilenos contra chilenos, sin miramientos a su nivel ni condición social
+VER MÁS
#Política

Racismo y discriminación, la otra cara de nuestro Chile profundo

Se podría pensar que el nuevo gobierno de Piñera apuntará a una restauración mercantilista y conservadora. Así como sería lógico que toda la Nueva Mayoría coincidiera con el Frente Amplio en una age ...
+VER MÁS
#Política

Chile ¿Qué está en riesgo?

Esta forma de adoctrinamiento es contraria al “libre pensamiento”, resultando en personas con las cuales no es posible dialogar ni llegar a acuerdo con ningún tema valórico, ellos sienten que están d ...
+VER MÁS
#Política

Debemos defender el estado laico y la libertad de pensamiento