#Política

Agarra Aguirre

6 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Los hechos que se están conociendo –PENTA, CAVAL y otros- dan cuenta de que si bien la derecha ha estado perdiendo terreno electoralmente, lo ha ganado culturalmente.

Soy partidario de los acuerdos, que es la esencia de la política, pero no de los acuerdos para tapar sinvergüenzuras, sino que de los acuerdos para destaparlas.

Desde la dictadura, se han tenido 20 años de gobiernos de una coalición de centroizquierda, la Concertación, seguido de un interregno de 4 años para la derecha, con un candidato fuera de molde, Piñera, que ganó en gran parte porque la gente se compró el cuento de que una persona con fortuna, no necesita robar. Y ahora, se tiene de vuelta una Concertación ampliada, con PC incluida, la Nueva Mayoría, gracias al encanto de Michelle y el cansancio de tanto abuso en tiempos de cólera.
Debe reconocerse que Chile hoy tiene más, que su ingreso per cápita ha crecido una enormidad, que los niveles de pobreza de antaño han disminuido significativamente, que después de la dictadura no vino el caos, muy por el contrario, un crecimiento sin precedentes. Sin embargo, el desarrollo es algo más que crecimiento. No se limita a tener más, sino que a ser más. En este plano la realidad actual dista de ser la patria buena y justa que se buscó a fines de los 80.
Los abusos a todo nivel que se están destapando, y que involucran a moros y cristianos, dan cuenta de la penetración del ideal neoliberal. Parecen ser pocos los que se libran del veneno “todo vale” introducido en tiempos dictatoriales y que ha impregnado a gran parte de la sociedad chilena. Todo parece haber comenzado cuando los prohombres que estaban tras las bambalinas de la dictadura compraron empresas estatales cuando fueron rematadas a precio de huevo; cuando la usura dejó de ser usura; cuando las oportunidades había que aprovecharlas a como diera lugar.
La ética, la moral, dejó de ser la guía de las decisiones, pasando a ser reemplazadas por lo que en su momento Radomiro Tomic describió como la psicología del “agarra Aguirre”. Psicología bajo la cual en los medios de comunicación se difunden los valores de una sociedad de consumo que degrada el quehacer y la existencia personal, familiar, social, política y económica. El gran triunfo de la derecha es haber logrado que la codicia que la caracteriza, se expanda hacia el centro y la izquierda. El caso de la nuerísima y su príncipe consorte que “inocentemente” asiste a una reunión con el vice del banco de la Teletón parece no ser sino el broche de oro de una cadena que parece recién iniciarse. Una reunión para hacerse de un crédito con miras a embolsarse miles de millones de un viaje, especulando.
¡Y ahora tenemos Festival! Quien tasó la apetitosa propiedad donde la nuerísima puso sus ojos, es nada menos y nada más que el actual ¡seremi de vivienda! Para remate, a un fiscal a cargo de una de las causas que se investigan, lo cambian por uno que es hijo de un senador. Aunque me equivoque, me es imposible no pensar que acá hay gato encerrado, que se está maniobrando para dejar que pase el tiempo aprovechando que estamos en tiempos de Festival. Que se esté buscando un acuerdo para “salir” del pantano.
Soy partidario de los acuerdos, que es la esencia de la política, pero no de los acuerdos para tapar sinvergüenzuras, sino que de los acuerdos para destaparlas.
Lo expuesto desmoraliza a quienes quieren vivir de un trabajo decente. Por este camino nos vamos al abismo. Lo inmoral no deja de serlo por ser legal.
Es hora de rebelarse, de separar la paja del grano, de vivir con la frente en alto, de no dejarse llevar por la codicia que nos está destruyendo, como personas, como país.
TAGS: #CasoPenta Caso Caval Politicos Sistema Político

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

20 de febrero

Como decían los Prisioneros…”quieren dinero”.
El poder no se sostiene sobre el pueblo; el poder se sostiene en base a capas de “ayudantes” y “colaboradores” que arman un tinglado y nutren al poder de herramientas para funcionar.
Para ser Presidente, el candidato debe pasar el cedazo partidario; el cual se nutre de estructuras (personas, grupos, etc) que trabajan por el candidato. Finalmente, estas estructuras necesitan financiarse, y ahí aparece la capa plutocrática que nutre al candidato (posteriormente electo) y su estructura.
El pueblo aparece solo como visador de que lo que el candidato promete le parece mas o menos atractivo.
Pero el flamante candidato electo debe recompensar a toda la parvada que lo ayudó a subir al poder.
No basta con que el candidato haya sido millonario; porque no es solo poner plata de inmediato…es mas del tipo “no me den, ponganme donde hay”, por lo que ahí viene la repartida de cargos, pitutos, datitos sabrosos, etc.
¿Cual es el fondo del problema?…que los cargos de “elección popular” son estructuras piramidales, en la que toda la pirámide debe ganar; solo así trabaja por el fin.
La solución?…Democracia Ateniense: los cargos deberían ser por sorteo, igualando la famosa tómbola de la reforma educacional. Así nadie debe favores a nadie. Y puede ser muy efectiva por su representatividad aleatoria de la sociedad. O bien, democracia participativa directa, voto electrónico.
Saludos

servallas

23 de febrero

¿Como no estar contigo?, eres valiente, lo dice el cartel de la foto, fuerte y claro pero no se dan ni por aludido.

24 de febrero

Buena columna Rodolfo

Clarita cada palabra, desenmarañando cada uno de los aspectos que nutre el alma de las ratas que maman del fisco.

De acuerdo y punto.

Una duda.

Si yo quiero enriquecerme con mis ideas y trabajo, llenarme de tonteras consumistas (pero no desechables) onda cuidándolas o reparándolas
Pero, también considero pagar impuestos acorde a la renta y hacer cosas para apoyar a los que necesitan. (Y no sólo para la teleton)

Como se define ese ideario
¡Pregunto en serio!

¿Sabes porque? de tanto leerte, veo que lo neoliberal no es necesariamente lo mio.

Un abrazo!

Tu Talca y yo Cauquenes (su cafecito?)

24 de febrero

CHITAS! tu pregunta es la pregunta del millón! desafortundamente no soy experto en tipologías de idearios, por lo que no sé cóo e define tu ideario, aparte de que con los datos dados me resultaría insuficiente para definir el ideario profesado.

dices: Si yo quiero enriquecerme con mis ideas y trabajo, llenarme de tonteras consumistas (pero no desechables) onda cuidándolas o reparándolas
Pero, también considero pagar impuestos acorde a la renta y hacer cosas para apoyar a los que necesitan. (Y no sólo para la teleton)

pregunto:
1. qué quieres decir con enriquecerte con tus ideas y trabajo? enriquecerte monetariamente o espiritualmente? personalmente prefería vivir de mis ideas y mi trabajo.

2. qué quieres decir con llenarte de tonteras consumistas? a qué le llamas tonteras consumistas? es pasar los fines de samana en los malls? es comer comida chatarra? es comprar lo que la publicidad determina sin pasar por el filtro de tu discernimiento?

si pasas por talca, avisame y nos tomamos un café .. yo invito!

25 de febrero

Rodolfo

¿Qué quiero decir con enriquecerte con mis ideas y trabajo?
Ambas, sentir que la calidad de lo que hago es recompensada económicamente acorde a la pasión que le pongo y no restringida a lo que el otro quiere pagar para ahorrar chauchas, similar a lo que pasa cuando uno ve una obra de arte invaluable. Como psicólogo muchas veces he sentido que los médicos ganan mas de lo que merecen y nosotros menos, podría seguir si quito el caracter profesional a la ecuación y la razón es simple, un viejo dicho griego “el maestro de la guerra, no gana batallas sin un maestro herrero a su lado”, ojala a todos nos pagaran lo que merecemos. Afortunadamente, me preparé muchos años para ser ingeniero y decidí ser psicólogo, lo espiritual primó.

¿Qué quiero decir con llenarme de tonteras consumistas? ¿A qué le llamo tonteras consumistas? Claramente no consiste en pasar fines de semana en un mall, tampoco es comer comida chatarra, pero quizás si consiste en ceder a lo que la publicidad quiere inducirme. Poder cambiar el teléfono celular, tener un par de cosas mas que no necesito (gafas, cinturones, zapatillas deportivas, etc.) poder comprar mil juegos de consola para jugar con mi hijo cuando llueve o tontear con un dron en un día soleado o un mega telescopio para ver la luna, sin que eso me signifique quedar endeudado, e incluso, poder comprar dos para regalarle uno a un familiar o amigo de mi hijo. Tener colecciones de discos vinilos que nunca alcanzaré a escuchar, eso.

Prefiero reconocerme como alguien que intenta armonizar entre ambas partes, a tratar de mentir y ser un Robin Hood que no va conmigo. A diferencia de muchos “de mi sector” puedo aplaudir un pensamiento distinto al mio y poco a poco me doy cuenta que ese equilibrio es el que anhelo en política y estado, pero…. no se ponerle un nombre aun.

Un abrazo y créeme que ese café sucederá.

¿Se entendió?

27 de febrero

me quedó clarito!

respecto de lo primero, dificil porque la oferta y demanda manda. puedo tener exceletes ides y sacarme la cresta, pero si el producto o servicio que produzco no lo quiere la gente, sonamos! dificilmente nos pagaran lo que creemos merecer.

respecto de lo segyndo, si, coincido con que la publicidad nos induce a consumir basura. eso no se resuelve prohibiendo, sino que educandonos para no ser huevones, con capacidad para discernir, separar la paja del polvo, reflexionar.

quedo en espera del cafe!

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Es bueno cuestionarlo aunque sea en tono sarcástico como lo hago en este texto. Y es urgente hacerlo en días en que el lugar común intenta disfrazar una movida comercial empresarial de algo que necesita ...
+VER MÁS
#Política

Visita del Papa: el nuevo triunfo empresarial

A Chile no le hace bien que nuestros argumentos base sean las descalificaciones, que a final de cuentas, poco impactan en la intención de voto.
+VER MÁS
#Política

La eterna contradicción del voto informado

Todos debemos estar convencidos de que la Contraloría tiene que disponer de más poderío para que su importante tarea, que busca la probidad en todos los ámbitos del quehacer nacional, sea una realidad e ...
+VER MÁS
#Política

El gobierno no desea que la Contraloría ejerza bien su trabajo

Yo en lo personal siempre he pensado que el más poderoso es quien puede hacer lo que quiera, quien simplemente sus actos no le conlleven consecuencias alguna, puesto le da lo mismo lo que piensen de él.
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Quién es el más débil?

Popular

Lamentablemente, la Mecánica Cuántica en vez de llegar a la cultura popular por sus logros científicos y tecnológicos, lo hizo con versiones extravagantes, engañosas y en algunos casos hasta ridículas ...
+VER MÁS
#Ciencia

El erróneo uso del término Cuántico por las pseudociencias

Sí a su equipo le faltó coraje, valentía, decisión, arrojo, valor, ánimo, esfuerzo o ímpetu, no se complique, dígalo con algunas de esas palabras, no con los anodinos "faltó huevos" o &quo ...
+VER MÁS
#Sociedad

Eufemismos... ¡Cuánto mal hacen!

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena

Sólo nos quedará ver que pasa en la segunda vuelta, con los mismos actores que conocemos desde la vuelta de la democracia, que aunque las reglas han cambiado y nuevos actores han entrado, siguen siendo lo ...
+VER MÁS
#Política

Segunda Vuelta: La antesala de una crónica anunciada