#Política

5 de Octubre, una fecha memorable para Til Til

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Me emociona recordar que tomé el lápiz y marque la opción NO con el alma, marcándolo varias veces para que no quedara ninguna duda de mi opción. Así de simple, con un lápiz y un papel, sin odio, sin violencia le dije NO al dictador. Antes de cerrarlo lo revise bien para cerciorarme de no haberme equivocado.

Que lindos recuerdos se me vienen a la memoria cada 5 de octubre, creo que esa fecha quedó marcada para siempre en mi vida. Recuerdo como si fuera hoy el trabajo  que hicimos en el comando de la Concertación durante meses acá en nuestra comuna de Til Til. Un trabajo sigiloso, metódico y porque no decirlo con algo de temor. Personalmente trabajé y  aporté con  mi granito de arena en varias áreas. Pintando las sedes de los distintos partidos que conformaban la Concertación y que gracias a la gestión de don Sergio Urrutia -que en paz descanse- fui contactado para llevar a cabo tan noble labor. Cómo olvidar las horas y días pintando la sede de la DC, esa que era  una bodega de pickles que esta frente al matadero. Después nos trasladamos a pintar la sede del PPD a un costado del restaurant  “El Glamour” a la entrada del Atajo.

Recuerdo como si fuera hoy cuando me encomendaron pintar el cartel que se instaló  frente a la plaza, a un costado de la cancha de patinaje, la que se inundaba todos los inviernos,  brillante “idea” de algún alcalde designado. Recuerdo que ese letrero  por ley debía ser compartido por ambas opciones por lo tanto, estaba dividido en dos. Fueron días y días pensando cuál debía ser la frase que llevaría, alguna imagen decidora, algún símbolo que nos uniera, algo que fuera mejor de lo que pondría nuestro adversario ahí, a un lado del nuestro, en fin, ideas habían muchas pero finalmente se opto por escribir simplemente ¡¡bienvenidos al territorio del No!!  Esa frase tan simple decía mucho, representaba el sentir de muchos Tiltilanos que en su fuero interno lo expresaron silenciosamente el día 5 de Octubre. Cabe destacar que nuestro adversario no usó el lado del letrero que le correspondía, eso fue premonitorio.

También se me vienen a la memoria cuando salíamos a pintar en las noches los pilares de la línea férrea  en el sector de El Sauce y algunos muros y carros de trenes en la estación de ferrocarriles, siempre con mucho temor pero convencidos de que esa lucha la ganábamos de todas maneras, eso nunca lo dudé.

El día de la las votaciones, ese memorable 5 de octubre se me ofreció  ser apoderado de mesa pero opté por ser “enlace” para nuestro comando general ubicado en las bodegas de don Sergio Urrutia. El enlace no tenía otra función que llevar los resultados desde las mesas de votación a la sede para que desde ahí, fueran enviados a Santiago en donde se llevaba un conteo paralelo, no fuera a suceder que don Augusto nos quisiera engañar nuevamente, tal como lo hizo en el plebiscito de 1980. Ese plebiscito en donde había más votantes que habitantes de una localidad, ese plebiscito en que no existían los registros electorales  y en donde los militares hicieron un tour por distintos lugares votando una, dos y hasta tres veces, ese plebiscito en que los votos blancos se contaban a favor de la dictadura, en fin, esa es otra historia.

Cómo olvidar cuando me tocó votar. Cuando me entregaron el voto, el lápiz y una estampilla. Cuando entre a la urna se me vinieron a la mente tantas emociones, desde atreverme a inscribirme para hacer uso de mi derecho a voto hasta recordar tantas horas trabajando junto a muchos vecinos para sacar adelante esta tarea y darme cuenta que este día había llegado. Me emociona recordar que tomé el lápiz y marque la opción NO con el alma, marcándolo varias veces para que no quedara ninguna duda de mi opción. Así de simple, con un lápiz y un papel, sin odio, sin violencia  le dije NO al dictador. Antes de cerrarlo lo revise bien para cerciorarme de no haberme equivocado.

Mientras transcurría el conteo de votos en el Liceo Polivalente  de Til Til –antes Liceo C-82- cundía la expectación, las ansias de saber si el trabajo realizado por tanto tiempo daría los frutos esperados. Tengo en mi memoria la cara de tantos vecinos y vecinas que en sus rostros se “leía” la alegría cuando se sumaban y sumaban las opciones NO mientras se contaban los votos. Era tanto el temor de la gente que esa alegría se la guardaban y no la podían expresar aunque era lo que más querían. El miedo era algo que no se podía evitar, estaba en el colectivo ciudadano, era inherente en todos nosotros en esos momentos y aparecían las preguntas. ¿qué pasa si pierde el NO?, ¿qué pasaría con los partidos formados para dar esa pelea?, ¿qué pasaría con los que nos  atrevimos a dar la cara para enfrentar a la dictadura?

Avanzaba el reloj, las mesas se habían cerrado y todos esperando a que el gobierno diera el primer computo pero nada. La incertidumbre se instalaba en Til Til y en todo Chile, el miedo cundía y los rumores comenzaban a circular. En nuestro comando de Til Til ya teníamos los resultados, ¡habíamos ganado! En Til Til el “SI” obtuvo 2.747 votos con un 41.9%  y el “NO” obtuvo 3718 votos con el 55.8%. A pesar de que nuestro trabajo había dado el resultado esperado, a pesar de sentir en el fondo de nuestros corazones que la labor había sido cumplida no podíamos celebrar pues a nivel nacional la cosa se complicaba a medida que avanzaba la noche. Cuando el reloj se acercaba a las 2 de la mañana del día jueves 6 de Octubre, con un país despierto, atento, expectante  y después de haber dado un espectáculo deplorable, el señor Cardemil tuvo que reconocer  al mundo entero que el gran triunfador era el NO. En ese momento la alegría era desbordante, los abrazos, las risas de alivio y porque no decirlo también el llanto de varios, todo era una fiesta en Til Til y en Chile entero. Finalmente y después de celebrar hasta altas horas de la madrugada me fui a descansar con el convencimiento de haber hecho lo correcto.

Cuando se cumple un año más de aquel gran triunfo, triunfo que se logro con las manos limpias y solo con un lápiz y un papel, no me queda más que sentirme orgulloso de haber aportado con un pequeño granito de arena y de haber sido parte aunque ínfimamente de esa gran gesta.

 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Chile debe aceptar el desafió de ir por sus ventajas comparativas y tomar como propio el ser considerado como el país con más proyección en Energías Renovables (Solar, Eólica, GeoTérmica, Mareomotriz ...
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

La leña, el cambio climático y la industria forestal

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Porqué no votar?

Mirar los acontecimientos con perspectiva histórica y elucubrar una posible respuesta resulta del todo ejemplar para evitar los juicios y decisiones apuradas, de manera que en la vieja reyerta sobre si apr ...
+VER MÁS
#Política

Kohl o Merkel: la disyuntiva DC después de las elecciones

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Para nosotros los psicólogos, cuando la química (no racional) te impide dar tu 100% con un paciente estás obligado a derivarlo a otro, luego, si eres responsable, tienes que analizar porque no toleraste ...
+VER MÁS
#Política

Cero tolerancia al Rincón que mata en mala

Ahora bien, en estas elecciones no da lo mismo quien gobierne los próximos años, lo que está en juego es decidir el país que soñamos.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Porque no da lo mismo quien gobierne

El trabajador, aparte de no leer ni siquiera Condorito en su somnolencia transantiaguina, constata como día a día su patrón ingresa desde paltas del supermercado a autos 0kms.
+VER MÁS
#Política

Saber hacerla