Columna en Política
9
Difunde: Whatsapp

11 de septiembre de 1973, 08:45 am


Miles de vidas e historias personales y políticas fueron marcadas a fuego en esta fecha. Con sangre, sudor y lágrimas, sus familiares han reconstruido trazos de este trágico episodio.

Hace 41 años Chile y el mundo se estremecieron con el golpe de Estado. Miles de vidas e historias personales y políticas fueron marcadas a fuego en esta fecha. Con sangre, sudor y lágrimas, sus familiares han reconstruido trazos de este trágico episodio.

En el proceso por el asesinato de Enrique Ropert, su madre Miria Contreras -La Payita- declaró: “El día 11 de septiembre hacia las siete de la mañana me avisan que la marina se ha sublevado en Valparaíso. Les pido a mis dos hijos y a Domingo Blanco que me acompañen. Llegamos a Tomás Moro a eso de las ocho de la mañana, el Presidente ya había salido hacia La Moneda. En eso llegó en moto el escolta presidencial de Carabineros que venía atrasado. Les pido a Max, mi hijo menor, que se quede allí, y a Enrique, mi hijo mayor, que me lleve en su auto, una renoleta blanca, hasta La Moneda. En una camioneta roja, adelante va Domingo Blanco y los otros muchachos”.

“El motorista de carabineros nos escoltó hasta la esquina de las calles Moneda y Ahumada, a una cuadra del palacio presidencial. Seguimos por la calle Moneda y llegamos a la esquina de la calle Morandé, esquina de la intendencia y de La Moneda, aproximadamente a las ocho cuarenta y cinco de la mañana. Veo estacionarse la camioneta roja. Desciendo del auto rápidamente. La calle se encuentra, por un instante vacía, se escuchan tiros cercanos. En un segundo, nos rodea un grupo de carabineros de fuerzas especiales, toman presos a los muchachos de la camioneta roja. Veo que sacan a Domingo Blanco”.

La Payita agregó: “Quisiera precisar que Enrique no estaba armado, que nunca lo estuvo. Enrique tenía 20 años, estudiaba Economía… Veo que llevan a Enrique, a Domingo y a los otros muchachos a la intendencia. Me puse a pelear para que no los metieran a la intendencia. Entro al garaje presidencial de calle Morande. Intento comunicarme por teléfono con el Presidente, responde Eduardo Paredes, le explico la situación, me contesta que el Presidente le ha dicho que debo subir inmediatamente a la oficina, que desde allí se hará lo necesario”.

“La puerta de Morando 80 se encuentra clausurada, camino entonces hacia la entrada principal. Las calles están desiertas… En el gabinete se encuentra el Presidente acompañado, entre otros, de los generales de carabineros. El Presidente le pide al general Urrutia que vaya a la intendencia inmediatamente y exija la liberación de Enrique y los otros muchachos. El general estuvo dos veces en la intendencia. No le respondieron ni le obedecieron. A las nueve treinta de la mañana regresa a La Moneda y le comunica al Presidente que no pudo hacer nada… Minutos después se corta todo contacto”.

Los informes de los organismos de derechos humanos consignan en sus memorias lo siguiente:

Los detenidos fueron sacados desde la intendencia aproximadamente a las once de la mañana, con las manos en alto.  Existe una secuencia de fotos tomadas en esos instantes por reporteros gráficos de algunos de los siguientes jóvenes:

Enrique Ropert de 20 años de edad, soltero, estudiante de Economía en la Universidad de Chile, militante del Partido Socialista, fue encontrado en la morgue, sin documento de identidad.

Mario Jorquera de 27 años, casado, padre de tres hijos, militante del Partido Socialista y miembro del GAP, conocido con el nombre de “Ramón”. Su cuerpo fue encontrado en la ribera del río Mapocho, en el Puente Bulnes.

Carlos Cruz de 32 años, soltero, militante socialista y miembro del GAP, fue encontrado en la ribera del río Mapocho, el día 19 de septiembre de 1973 a las 21:00 hrs. Se describe como causa de muerte “numerosos orificios de balas torácicas y craneanas”.

Luis Gamboa tenía 19 años, era soltero, militante del Partido Socialista y miembro del GAP. Las condiciones de su muerte son similares a la de todos ellos. Como naturaleza de la muerte se señala “heridas a bala” y el lugar “el puente Bulnes”.

Edmundo Montero tenía 21 años, era soltero, militante socialista y miembro del GAP, conocido por el nombre de “Carlos Castillo”. Su cuerpo había ingresado al Instituto Médico Legal “el día 19 de septiembre procedente del puente Bulnes”, especificándose que la naturaleza de su muerte fue “heridas a balas”.

José Carreño, tenía 19 años, era soltero, militante del Partido Socialista y miembro del GAP. Fue asesinado de la misma manera y en el mismo lugar que los otros jóvenes.

Óscar Marambio tenía 20 años de edad, era soltero, militante del Partido Socialista y miembro del GAP. Figura como detenido desaparecido en el Informe de la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación.

William Ramírez tenía 23 años, era soltero, militante socialista y miembro del GAP, en donde era conocido como “Willy”. Su cuerpo fue exhumado del Patio 29.

Domingo Blanco tenía 32 años, casado y una hija. Militaba en el Partido Socialista. Conocido como “Bruno”, había sido el jefe del GAP.

Pedro Garcés tenía 19 años, era soltero, militante del Partido Socialista y miembro del GAP, conocido con el nombre de “Renato”.

 Hoy, al costado de la Intendencia de Santiago en calle Moneda, una de las arterias más transitadas del barrio cívico, una pequeña placa recuerda a estos hombres, la mayoría jóvenes leales al presidente Salvador Allende Gossens.

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores. Somos una  comunidad de expresión ciudadana que estimula el diálogo sobre la base del respeto. Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Joaquin G.

11 de Septiembre

Emotiva columna en un día como hoy.

11 de Septiembre

SALVADOR ALLENDE ES UN BASTIÓN DE CORAJE Y DE CONSECUENCIA .
SU NOMBRE SE UNE AL DE LOS PADRES DE LA PATRIA.

El Mandatario Dr. Salvador Allende Gossens con esas ideas y esa actitud no podía sino generar respeto y adhesión de los jóvenes y de los trabajadores.
Un presidente así era un riesgo para las castas parásitas de la sociedad.

Salvador Allende había rescatado el cobre por vía de la nacionalización y otras riquezas mineras para Chile, profundizado el proceso de reforma agraria, estatizado el sector financiero estratégico y democratizado el acceso a los créditos, y cumplido otras radicales medidas de beneficio popular, era un peligro para los intereses oligárquicos e imperialistas.

El golpe de Estado consumado por los asaltantes del poder y de la ética clausuró brutalmente un proceso inédito en Chile y en el mundo, y dio paso al salvajismo de una feroz dictadura militar durante 17 años.

Ese 11 de septiembre SE fracturó la vida de la sociedad chilena.

Las últimas palabras del Presidente Allende en el Palacio de Gobierno, bajo criminal bombardeo constituyen un documento histórico y moral de extraordinario valor para millones de seres humanos.

El Presidente no perdió la serenidad en medio de la hoguera del golpismo fascista, su gesto y sus palabras marcaron a fuegos para siempre a cobardes , traidores, ladrones y asesinos.

jose-luis-silva

11 de Septiembre

Si, de coraje ( se suicidó ), consecuencia (expropió las mejores mansionesdel barrio alto para vivir él con sus amigos), uno de los padres de la patria (no sabemos si la madre era la payita o la tencha) provocaba adhesion en jóvenes y trabajadores (estaban todos en paro), etc etc

12 de Septiembre

Jose Luis:

Allende tuvo mas coraje y valor de los valientes soldados chilenos que mataron a su comandante en jefe Carlos Prats poniendole una bomba, no fueron capaces de matarlo directamente viendole la cara, aunque con otros comandantes no dudaron en verlos a la cara y torturarlos; ni han tenido el valor de encarar a los chilenos diciendo “si, yo hice esto” sino que se han escondido bajo las faldas de la institucion y luego han llorado como nenitas cuando les ha tocado ir a la “carcel” si es que se le puede llamar asi. Etc, etc, etc.

Deberia leer las declaraciones que han hecho ante tribunales los que han tenido que ir a ellos: patetico, vergonzoso, la culpa siempre es del conscripto, del que les caia mal cuando hacian el servicio, nunca asumen nada. Que gentuza asi haya usado y crea que merece usar el uniforme militar es asqueroso y una ofensa para los muchos militares que durante años hicieron honor a su uniforme. Es increible que en todo el tiempo que llevo leyendole en el Quinto Poder ud no sea capaz de darse cuenta de la dimension del daño que sus soldados hicieron a Chile.

12 de Septiembre

Quiero insistir en la reivindicación de esos compañeros, también del gobierno y de la figura de Allende porque es necesario el ejercicio en favor de la memoria, porque nos urge recordar y denunciar todo el tiempo, no solo el 11 de septiembre, el golpe contra la democracia, la reacción de la derecha y la violación masiva de los derechos humanos. A este último tema quiero referirme, al de los derechos y garantías del hombre. Es importante hacerlo porque hasta hoy, desde hace 41 años a la fecha digo, que nos gobierna un régimen terrorista y violento en términos políticos, muy ineficiente en el aspecto económico y que desde el punto de vista social es sumamente excluyente. De hecho, de los frutos del “crecimiento” solo gozan unos cuantos, esa minoría cuyos intereses contradicen las necesidades de la mayor parte de la población de nuestro país.

Debido a que el neoliberalismo atropella y vulnera nuestros derechos más elementales y porque los dramas derivados de la dictadura que nos impone ese régimen basado en el libertinaje del mercado están plenamente vigentes, es que no podemos hablar de “pasado”. En otras palabras, cualquier dilema deja de serlo, será parte de la historia y de nuestro pasado cuando es genuinamente resuelto. Y en Chile ocurre que todavía somos víctimas de la herencia de la tiranía lo que reafirma que nada quedó atrás porque la flexibilización y la tercerización laboral, los salarios de miseria, la educación, las jubilaciones y la salud entendidas como bienes de consumo, una Constitución ilegal de origen y una legalidad autoritaria y déspota son parte de nuestra realidad cotidiana.

Eugenio T.

12 de Septiembre

EL GAP y la Payita merecían un reconocimiento de la izquierda chilena. Un necesario acto de homenaje a ellos y todas las victimas de la dictadura.

Edgardo ER

12 de Septiembre

Como lo dicen los organismos de derechos humanos:

a) De un universo total de 3.216 víctimas, solo un 42% del total de ellas son investigadas en Tribunales de justicia.

b) Los procesos jurídicos en materia de derechos humanos tienen una duración de más de 11 años.

c) Menos de 70 ex agentes cumplen prisión efectiva. Las penas que se les otorgan por casos de violaciones de derechos humanos son muy bajas.

d) Chile no tiene una legislación o prohibición sobre actos que aluden a la dictadura.

e) Faltan políticas que incentiven hacia el conocimiento de la verdad, especialmente en el destino final de los detenidos desaparecidos.

f) Las medidas reparatorias de los familiares de las víctimas, no están acorde con el daño ocasionado.

g) La reparación para los familiares y sobrevivientes de violaciones de derechos humanos tiene que ser integral.

Marco Antonio N

12 de Septiembre

La lealtad es un bien escaso en este país. Buena columna de Francisco en los 41 años del golpe de estado.Felicitaciones.

Estela

14 de Septiembre

Septiembre es un mes que se lleva en el alma de muchos familiares victimas de la dictadura. La opinión de Francisco Olea va en una dirección correcta sobre la memoria como acto de justicia.