#Medios

El espectáculo trágico de Claudio Fariña

12 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Y ahí, el periodista, paseándose entre los miembros de la familia y su condición entre que turistea y experimenta con su dolor. No duda en meter el micrófono en cada conversación, en cada recuerdo y nueva noticia; su ejercicio periodístico presenta el mismo respeto que generan sus lentes Gucci, su traje entallado, su pelo tratado y su cruce de piernas en cada entrevista…

Las últimas dos semanas, entre el terremoto y tsunami del norte de Chile y el incendio que arrasó Valparaíso, hemos sido testigos, a través de la televisión abierta, no solo de los hechos informativos, también de un modelo de cobertura que genera mucha reticencia y sensibilidad en las redes sociales y que se ha basado en una forma de entender la “noticia” como un hecho espectacular y contingente, con despliege de rostros, reportajes, campañas y analistas invitados.

De una forma u otra el “espectáculo”  de la tragedia humana nos muestra una televisión abierta que parece estar más preocupada de emocionar, de mantener en vilo y no de informar, con artilugios tan explícitos como cuestionables. De forma sui generis se va instalando (si es que acaso ya se instaló y solo vive su proceso de consolidación) un modelo de televisión abierta agresiva, sin una ética declarada más allá de incorporar “lo humano” en un “espectáculo trágico” muy discutible en su implementación.

Y es evidente que el ejemplo a colación es el muy comentado reportaje de Claudio Fariña a Kiara y su familia, víctimas del incendio que los dejó sin casa en Valparaiso. Uno podría ser lapidario y decir “vamos, esto es un payaseo impresentable, censurable y un desliz que se debe corregir”, pero sin duda estamos en presencia de algo más. La maquinaria detrás de esta clase de reportajes es la misma que sucede en el caso de Iquique: sacar los perros a la calle, olfatear lo que puede ser humanamente sensible, darle una cobertura exagerada en emociones y conceptos, pero sobretodo mantener una audiencia lo suficientemente excitada. Pasamos de un mass media que crea realidad a uno que reproduce su propia realidad frente a cualquier fenómeno. Es el triunfo de la tele-realidad y el fracaso de la información.

¿Que hace que, particularmente, el reportaje de Claudio Fariña haya sido tan debatido? Sin duda hay que mirarlo desde al menos dos aspectos: Una visión sobre las intenciones del reportaje en la historia que cubre y una mirada insatisfecha al despliegue del modelo periodístico actual. Miremos primero el reportaje en si; lanzado un día martes en el inicio del noticiero, Claudio Fariña y su equipo nos muestra la historia de Kiara y su familia, en un ambivalente movimiento entre la tristeza y la esperanza, entre la inocencia y la chocante realidad.

El reportaje quiere plantear un ícono sobre la niña, un nuevo “Zafrada” que piensa en muñecas mientras intenta consolar a su madre sin entender qué realmente sucede. Y ahí, el periodista, paseándose entre los miembros de la familia y su condición entre que turistea y experimenta con su dolor. No duda en meter el micrófono en cada conversación, en cada recuerdo y nueva noticia; su ejercicio periodístico presenta el mismo respeto que generan sus lentes Gucci, su traje entallado, su pelo tratado y su cruce de piernas en cada entrevista en medio del desolador panorama humano y material que deja el incendio.

Su climax en esta propuesta: el momento en que, a sabiendas de los deseos de la niña por un juguete, Fariña le hace entrega frente a una cámara de 10 mil pesos, pidiendo a cambio una especie de ofrenda los 10 pesos de vuelto por el valor del objeto. Un momento tan dramáticamente innecesario, exponiendo la realidad inocente de una niña. Yo no se cual era el objetivo real de Fariña (tal vez mostrar una donación anónima, incentivar a la gente a solidarizar o perpetuar una lógica asistencialista), pero me queda dando vueltas una frase que alguna vez le dijo Bielsa a los periodistas deportivos chilenos en una conferencia donde demostró toda su caricaturizada densidad argumentativa: “Ustedes (los periodistas) son como los gobiernos. Fomentan la barbarie, la muestran en televisión y obligan a la gente a verla para después apuntarla con el dedo”.

Impúdicamente, tal vez sin saberlo,pecando de oportunista, evidentemente, Fariña se plantea como un civilizado, un hombre del primer mundo, que quiere entregar un mensaje sobre la marginalidad, sobre los resultados de la desigualdad, es decir, una especie de barbarie forzada por un evento catastrófico. Es decir, devuelve y subvalora la fuerza y emocionalidad de las familias de Valparaiso a un “estado menor evolutivo”. Su irresponsabilidad es mostrar por TV abierta un ejemplo del gran paradigma actual en los medios chilenos: el hecho noticioso es solo la excusa para demostrar un modelo donde el “espectáculo trágico” debe ser devorado sin mucho más racionalidad que la simple y pura libido. Mientras Fariña declara la civilidad, nos demuestra que su modelo no es otra forma de barbarie, solo que esta vez en HD.

Pero él se ha defendido. Dice que se formó demasiada “mala leche” con su reportaje, que Twitter esconde anónimos que no están satisfechos con nada, que quería emocionar para que la gente ayudara. Se propone la necesidad de que la TV tiene un rol social de visibilizar estas catástrofes también desde el lado humano; TVN decidió bajar el reportaje de su página web y además pedir a las otras plataformas, a través de los derechos de autor, que también lo hicieran. Básicamente su canal ya no quiere que se vuelva a ver a Kiara y su familia, al menos desde el enfoque propuesto.

Las animadversiones que rechaza Fariña, en vez de hacerlo reflexionar sobre su “rol social” en realidad, debe asumir, lo empoderan en el modelo actual de cobertura noticiosa y lo vuelve un agente activo. La mala leche, señor Fariña, no es gratuita. Hoy la sociedad, de una manera muy sui generis hay que admitirlo, presenta un rechazo a las instituciones y sepa que los medios también lo son.

Esta bien, Twitter es una parte mínima de todo esto; las redes sociales en Chile se han consolidado en ciertos estratos sociales mientras los medios tradicionales siguen dominando el eje y la agenda informativa. Ese parece ser su gran triunfo: Mientras unos pocos alegan por la ética, los más (lo que pagan auspiciadores) no les queda otra que estar sujetos a la cobertura. Esa es otra forma de este “espectáculo trágico”: El modelo de TV abierta que no queremos triunfa en manos como las de Fariña mientras predica su rol social transversal a todo Chile. Fariña triunfa en la medida que los medios son irresponsables.

Alguien (en consecuencia a muchos) me decía hoy: si no te gusta, no lo veas. Eso es un ejemplo claro del triunfo de este “espectáculo trágico”.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Felipe

18 de abril

Hace rato que TVN “la de todos los chilenos” viene errando en la forma de cumplir objetivamente en su función de informar y hasta en su programación que deja mucho que desear.
Es el único canal chileno que sale al mundo y para muchos de los que estamos afuera es el cordón umbilical con nuestro Chile aunque muchos digan que necesitamos vínculo para ser chilenos; lamentablemente de un tiempo a esta parte hemos tenido que seleccionar lo que se puede ver porque incluso se han dado el lujo de tener conductores vulgares, ordinarios y de odiosas risotadas que para lo único que ha servido es para explicar lo que es para poder ejemplificar lo que es un flaite en Chile ( pero sin corbata ).
Nuestro orgullo era su programación básicamente cultural por lo cual no era vista solo por chilenos y que en la actualidad y por su preocupación por el rating vienen errando hasta en el periodismo noticioso como Uds lo señalan respecto a lo de Fariña, que aparté de su buen léxico tiene muy poca autenticidad.

Opinión personal poco válida, obvio, de un auto exiliado por razones económicas de mi amado y desigual país según muchos en vías de ser desarrollado.

20 de abril

Felipe, dificil de seguir la tele afuera: imagenes repetidas al cansancio, programas vulgares en que pareciera que todos los actores estan reprimidos sexualmente y a punto de mostrarse copulando entre unos y otros mientras el publico grita..el beso, el beso. En lo cultural, que nos muestra lo que sonamos,que pocos lo vivimos es el magneto turistico de un plan de gobierno por no decir de los verdaderos intereses detras de todo: hoteles, lineas aereas, casa de cambio, etc. Hablas de periodismo que no lo es: se alimenta a la masa de imagenes libidas o de una sensibleria en que todos lloran o se enfurecen como perros mastines, pero se omite todo aquello que pudiera hacer pensar y analizar al espectador, porque podria darse cuenta de la manipulacion y reclamar y hasta decir basta. No nos enganemos.

20 de abril

Estimado, muchas gracias por su comentario.

Es evidente que desde lejos, desde la nostalgia y el arraigo debe generar una tremenda impotencia ver como se instala la tv actual sobre los hechos acontecidos.

Le recomiendo leer, buscar y socializar otras formas de información, desde este medio a blog y diarios web. No seamos conformistas solo de lo que vemos sin buscar un poco más.

Rodrigo Cáceres Ibarra.

18 de abril

Los errores cometidos en el incendio de la cárcel de San Miguel debieron dejar mayores lecciones,

20 de abril

Aparte de emplear esta columna que has hecvho tu por cambiar ciertas cosas? No es una critica personal. Estas programado solo para expresar tu intelectualidad de esta manera solamente y lo peor es que creemos todos que hemos cumplido. Quem horrible paradoja en que creemos que somos libres y actuamos como automatas para satisfacer a ;os pocos que nos manupulas .

20 de abril

Usted los considera errores?

Le voy a poner un ejemplo que tal vez no sea de lo más popular. Cuando muere la hija de Benjamin Vicuña y Ardohain los medios predicaron respeto, distancia y seriedad. Cuando pasó lo del incendio en la carcel hubo un afán voyeur irrespetuoso impresentable. No es un error el segundo, si no más bien que el espectáculo trágico funciona en varios niveles; en este caso la raíz popular del problema lo convierte en un hecho casi documental, de mostrar una realidad y mantener emocionados. En el caso de la bebé, la distancia y respeto es también una forma de saludo a quienes son los esenciales de la tv actual.

19 de abril

Antes yo pensaba en que “si no te gusta, no lo veas”

Pero no es cierto. No cuando estabamos hablando de un noticiario y que quienes trabajan ahi.

Si no quieres ver Scandal no la veas, porque ¿que importa si lo haces o no? Es puro entretenimiento, y si no te entretiene ¿por que verlo?

Pero no podemos tener el mismo criterio para un informativo, que tiene que ser eso, IN-FOR-MA-TI-VO. Y no la mugre en que se han convertido TODOS los noticiarios.

Lo de Fariña es que es insolito. ¿Como es posible que desde un canal, que ademas se dice “de todos los chilenos”, se haya enviado a hacer un reportaje al mas estupido de todos sus reporteros, un imbecil patetico que daba vergüenza ajena con sus comentarios del Festival de Viña? ¿Que demonios pretenden en la oficina de prensa? ¿Quien demonios esta al mando de esa oficina? Todos los que no estamos en Valparaiso, queriamos INFORMACION, no espectaculo. Patetico ver a los periodistas como Ivan Nuñez estorbando a los bomberos, porque es lo que hacia, estorbar. Patetico el show montando por todos los canales, que se fueron del terremoto del norte al incendio buscando el morbo.

La idea detras de quienes hacen esto es que la gente NO SE INFORME. Que la gente se distraiga, que vea el morbo. Reality show, eso es lo que vemos en los noticiarios, un eterno y morboso reality show, en que nos dicen que debemos saber, que debemos ver pero no nos estan informando de nada. Es la consigna.

20 de abril

No puedo si no compartir contigo todo lo que comentantes. La consigna es no informar, si no mantener emocionados.

Lamentablemente, por muy patética que sea la TV en estos tiempos, más gente mueve la tv abierta en su propuesta que twitter en sus alegatos. Es una forma de alineación que solo demuestra la falta de opciones al momento de informarse en Chile, donde los que tienen acceso (y acceden) a las tecnologías de información son solo un pequeño grupo. Y lo que es aún más complejo, un grupo que se reduce en la calidad de información (veamos el caso de @informadorchile).

Marcela, muchas gracias por comentar. Siempre te leo por acá y no puedo considerarte si no solo un aporte.

19 de abril

Claudio es el “cabeza de turco” que paga el pato por todo lo malo de la tv chilena. Su acto toco las fibras de muchos que estan programados para saltar ante reacciones asi. Si, hablo de que un 95% de los chilenoas se les ha programado para reaccionar ante la faranduleria, las ofensas contra debiles, p0obres y victimas, sea cualquiera que sea las causas. En Chile unos cuantos, y no son muchos son los que deciden que se debe hacer, leer, reaccionar, a que hora trabajar y por cuanto, que reclamar, como y a quien. Los pocos duenos que controlan los medios de comunicacion no estan para informar sino como generar dinero. No se dicen mentiras pero si se publica lo que vende, se omite lo que no les conviene a ellos. l direcor y a veces dueno del medio, es quien dicta lo que se debe decir, como debe decirse, que no comunicar y de ahi para abajo.todos, y digo todos obedecen. Acaso creen que en Chile hay libertad para exigir, si estamos programados desde que nacemos para actuar para los de arriba. Y no hay nadie que se escape…desde el pobre Farina hasta el suche del banco, la enfremera, al paco, el chofer del bus…todos cual automatas estamos programados para una cierta cantidad de enojo y reclamos y ya llegara la nueva oleada que nos sacara de esta para entar en una nueva. Grandioso verdad? Los unicos que han rompido el esquema han sido los estudiantes, que buscan una libertad de poder decir que estan descontentos, que hay algo raro que los inquieta. El resto lee los diarios, se les castiga si salen del trabajo a apoyar, siguen el esquema, el programa establecido por ese 5%. Saben a que conclusion llego el gobierno americano ante las protestas universitarias contra la guerra de vietnam y que culmino con los derechos civiles de Martin King? Que la juventud estaba demasiada educada y se dio cuenta que estaban siendo enganados y manipulados por el gobierno, quien decidio cambiar radicalmente la educacion, las filosofias del estudiantado, ya que titulado que salia exigia un trabajo y eso el gobierno no estab dispuesto a darlo. Pobre Farina por un lado que solo es el resultado de los de mas arriba y pobre de quienes creen que son libres de opinar con consecuencias. Se dan cuenta de que no habran cambios. Saldra farina y cientos de otros llegaran a reemplazarlo porque eso es lo que quiere y necesita el de arriba . Ah y no hablo del gobierno, el que solo socio pero minoritario y temporal ya que dura solo4 anos.

20 de abril

Fariña no es cabeza de turco de nadie, porque un par de dias antes la que se llevo los palos fue Monica Perez, con sus preguntas tan dignas de una periodista que se supone que estudio incluso postgrados en el extranjero. Y tampoco se salvo Ivan Nuñez, ni todos los informativos, programas de farandula…

Llevamos años quejandonos de como ha caido en picada la tv. Y sigue cayendo. Y lo de Fariña es prueba no de lo malo de la tv, sino de que es una cuestion deliberada. Porque de verdad, ¿quien demonios creyo que el tipo, que fue un completo inepto en el Festival de Viña, iba a hacer un trabajo aceptable en una tragedia?

Lo peor es que no es Chile. ¿Alguien de verdad cree que CNN informa? En el tiempo que vivi en España se me hizo imposible ver algun noticiario, porque se pasaban horas analizando historias de burros, lugares para vacacionar, que comprar si se tiene dinero, los informativos españoles son un eterno comercial. Es una consigna, no hay casi informativo en nuestro mundo occidental que valga la pena.

Hace un par de años de eso se quejaron Woodward y Bernstein, que ya no hay periodismo profesional. Lo del falso romance de Obama y Beyonce es la prueba de que el control de la informacion ni siquiera esta en los que son dueños de nuestros canales. Solo lo ven rentable y se aprovechan. Pero el problema es mas profundo todavia

20 de abril

Sergio, gracias por comentar.

Frente a lo que dice, comentaré una cita anónima: “Quien argumenta con teorías conspirativas juega en el espacio de la inocencia”.

Hay una lógica metodológica que los gringos aman: KISS (Keep It Simple Stupid), donde básicamente la respuesta más simple es la más sensata y real. Yo no defenderé a Fariña ni mucho menos justificaría su accionar detrás de la victimización; un hombre que ha estudiado periodismo por varios años y otros tantos en la tele podrá diferenciar lo ético de lo inmoral. Lamentablemente Fariña quiso tener exposición y tiempo en TV abierta y funciona como agente del modelo. Y eso es lo criticable; que gente en su posición social, en su “rol social” citando al mentado, justifiquen su accionar y descarten cualquier forma de crítica a sus acciones.

No hay muchos poderes detrás. No hay illuminatis, masones o reptilianos. Dejemos eso a los libros Best Sellers. El modelo de tv actual solo se transformará cuando cambien sus resultados; tal como el neoliberalismo se posa sobre lo que puede darle réditos, no importa lo bueno o lo malo, porque la ética, los valores y el futuro no son temas de su responsabilidad.

PD: “Rotos” o “corrompidos”, no “rompidos”

Gabriela Fernandez Lopetegui

23 de abril

La verdad, es el relato el que desespera en Fariña…Ese encadenamiento de ideas, es desesperante. El tono de voz, terrible. Da la impresión de un relato de fútbol…para él da lo mismo un accidente aéreo, como el de Juan Fernández, un faranduleo de Viña, un trasplante de médula….todo es lo mismo!
Y ¿qué me dicen ustedes de Viñuelas, cuando frente al canal se ufanaba de estar mandando voluntarios en bus a Valparaíso, mientras el mismo canal en el noticiero insistía en que NO querían más gente allá? Era tal el deseo de hablar y hablar frente a una cámara, que no importaba qué se dijera!!
No se trata de usar el control remoto…Se trata de que necesitamos saber de Chile y el mundo , qué está pasando; necesitamos tener la certeza de que sabremos qué ocurre en regiones, no puede ser que un noticiero sea puro promocionar la compra de pescados y mariscos, o que en ciertas fechas quieran confundir a la audiencia mezclando a los delincuentes con hinchas, o a los delincuentes con gente que está homenajeando a alguien, o poniéndoles nombres llamativos a los delitos o a las formas de delinquir y hablar de “alunizaje”!! No queremos que periodistas hagan show.
Exigimos seriedad. Tan simple como eso. No queremos periodistas que no saben de puntuación y cortan la frase luego de un “que” o de un “de”. Ojalá las Universidades hicieran bien su pega.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Este domingo nos jugamos algo importante, no estamos hablando de una elección universitaria, de centro de estudiantes, o de un tongo cuasi salfatiano.
+VER MÁS
#Política

El idealismo ético, como lastre político

Pero sí tenemos la oportunidad de intentar otra ecualización. Una donde el otro no sea, de entrada, mi enemigo sino alguien compañero, merecedor de vivir en dignidad. Donde lo que me pertenece no sea a c ...
+VER MÁS
#Política

Ecualización valórica de nuestra sociedad -en modo presidencial-

Una acción clara para hacer realidad esto, es la creación de una Empresa Nacional del Litio, que quizás no va a ser competitiva al comienzo de su ciclo de vida, pero puede volverse competitiva con el tie ...
+VER MÁS
#Energía

Litio, la última oportunidad

La tesis de una temprana degeneración concertacionista es un fantasma que, innegablemente, siempre se puede encontrar presente frente a los ojos de aquellos que depositaron sus esperanzas en el FA.
+VER MÁS
#Política

¿La temprana degeneración concertacionista del Frente Amplio?

Popular

Hoy la esclavitud no está legitimada, pero se calcula que existen unos 38 millones de esclavos en el mundo, por ejemplo en India es una realidad que se oculta y allí hay unos 16 millones esclavos.
+VER MÁS
#Economía

Lo que oculta la globalización ¿Comprarías cosas hechas por esclavos?

Mi conclusión es que Sebastián Piñera en materia de educación defenderá los intereses de los nodos principales de su red: sostenedores privados y Ues privadas.
+VER MÁS
#Educación

Red de Piñera en educación: sostenedores privados, Elige Educar y Ues privadas

Lo que antes era una carrera ganada para el expresidente, hoy es la madre de todas batallas y el resultado ahora más que nunca es incierto.
+VER MÁS
#Política

La segunda vuelta, la madre de todas las batallas para la derecha

Imagínese no sólo no ser reconocido como trabajador por su empleador, sino que, además, se le obliga a usted a cumplir con obligaciones que le corresponden a él. Así, usted se enfrenta a la posibilidad ...
+VER MÁS
#Política

La última oportunidad de ser consecuentes