#Medio Ambiente

No nos gusta Castilla ni las riquezas eléctricas

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Chile hoy parece un país cada día más abierto y democrático ante las minorías y el derecho a la diferencia. Nosotros, si se me permite el símil, somos los gays del progreso eléctrico. Simplemente reclamamos el derecho a vivir como queremos, y no queremos vestirnos con industrias como Castilla.

Luego de la decisión de la corte suprema que detiene el megaproyecto Castilla, hemos escuchado de todos lados argumentos y argumentos para estar de muchas maneras a favor o en contra de ese proyecto. ¿Es posible, en este ambiente de competencia de argumentos, decir simplemente: a nosotr@s, ciudadan@s, no nos gusta y no queremos Castilla ni el mundo de las supuestas riquezas que proyectos como ese prometen y nos venden?

Con ello nos convertimos en una suerte de minoría. Sin necesidad de apelar a discursos técnicos, económicos ni políticos, hablamos diciendo: no queremos Castilla ni cosas parecidas y nos gusta la caleta de Totoral y tantas otras caletas –y pueblos con valles y ríos- como están. Lugares donde vivimos, viven nuestros familiares y que visitamos siempre.

La riqueza de vida de estos lugares “vale” muchísimo más que la riqueza de esa electricidad para hacer funcionar empresas mineras que conviertan a Chile en el primer país productor de cobre del mundo.

Nuestro argumento dice simplemente: no nos gustan, no las queremos. Nos gustan los lugares básicamente como están. La vida allí tiene mucho más que ofrecernos y regalarnos que muchos millones más de ampolletas encendidas y chips funcionando. No nos interesa el “progreso” que nos venden; lo consideramos un producto falso, un engaño –aunque entendemos que muchas veces se trata de un engaño de aceptación mayoritaria-.

Y tenemos el derecho a manifestarlo, como cualquier minoría. Porque Chile hoy parece un país cada día más abierto y democrático ante las minorías y el derecho a la diferencia. Nosotros, si se me permite el símil, somos los gays del progreso eléctrico. Simplemente reclamamos el derecho a vivir como queremos, y no queremos vestirnos con industrias como Castilla.

Dejamos a los afiebrados técnicos sus discusiones interminables de si más carbón, más petróleo, más gas natural, o más hidroeléctricas (incluso si más energía solar, más eólica, más mareomotriz). ¿Se dan cuenta de la monotonía del “más” en todo este debate? Es la dictadura del “más” y de sus paraísos: más electricidad, para más PIB, para más carreteras, para más celulares, más tecnologías limpias, etcétera.

Nosotros simplemente levantamos la mano para decir “no más”. Como otras tantas minorías ante las masas productoras/consumidoras (formada de gerentes hasta recepcionistas) de lo que sea que se les venda, somos pocos, siempre por todos lados somos pocos… hasta que la historia sucede.

——

Foto: Vegtam Jördvin / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

19 de diciembre

Me gustó tu opinión, muy valiente, espero que seas consecuente y te desenchufes de la red eléctrica, dejando de consumir electricidad generada principalmente con combustibles fósiles….

20 de diciembre

pues, Milton, seguramente te preguntarás si lo hago o no
lo hago, desenchufarme–
sí y no, por supuesto
¿te imaginas que pudiera vivir un día siquiera
fuera del mundo tal cual ha llegado a ser? –algo
cercano a lo imposible, o al suicidio

pero, curiosamente, sí lo hago:
¿has notado la cantidad mínima de electricidad de
combustibles fósiles que necesitas realmente?
haz la prueba y te sorprenderás…, como
me ha sucedido–
invito a tantos a probarlo: “lo pequeño es hermoso”,
ya fue dicho décadas atrás…….
abrazo, f

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Un diálogo temprano, planes de relacionamiento comunitarios inclusivos y pertinentes, evidentemente deberán anticipar y/o prevenir efectos adversos en los territorios, y por ende evitar remediar “malas ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Diálogo y remediación

Cabe preguntarse si el nuevo “estándar ético” del que habla la senadora Goic solo es aplicable a episodios de violencia intrafamiliar, como el protagonizado hace 15 años por el diputado Ricardo Rinc ...
+VER MÁS
#Política

Insulza: ¿Arica, siempre Arica?

Así fue como vimos entrevistas y reportajes de niños, niñas y adolescentes cruzando el río Bravo o aventándose el desierto entre Sonora y Arizona. Mediatizando esta tragedia se acuerpaba la denuncia de ...
+VER MÁS
#Internacional

Niños, niñas y adolescentes migrantes: carne de cañón

Si todas las víctimas de incesto hablaran, el coro sería ensordecedor. Quienes se han atrevido a exponer públicamente su tragedia resultan ser una minoría insignificante en comparación con quienes la o ...
+VER MÁS
#Internacional

El incesto, un delito oculto

Popular

El tema de fondo es cómo no se desperdicia la oportunidad histórica de conquistar una sentida demanda del magisterio, por más que hoy se desdibuje por la conducción actual del Colegio.
+VER MÁS
#Educación

La desmunicipalización y la postura errática del Colegio de Profesores

Así que, mis queridos contertulios, si realmente están interesados en opinar de política, participen e involúcrense, porque si ya resulta difícil conseguir que los chilenos vayan a votar por algún pol ...
+VER MÁS
#Política

El joven Giorgio Jackson

Las luchas anteriores por la filiación, el divorcio y la píldora fueron apenas el comienzo de nuevas luchas. El aborto en 3 causales, el matrimonio igualitario y la identidad de género son las banderas d ...
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

La militancia joven y los cambios que vienen

Enarbolar la pureza como un objetivo a conseguir, debe ser tal vez la gran evidencia de la carencia de un real proyecto transformador.
+VER MÁS
#Política

La impura política de los puros