#Medio Ambiente

HidroAysén: ¿Energía para la minería o para el consumo domiciliario?

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Mucho se ha discutido sobre la efectividad de la campaña que HidroAysén inició hace algunas semanas en múltiples medios de comunicación.  La polarización del mensaje y la idea fuerza que apunta a las supuestas necesidades de duplicar en 10 años la demanda energética porque en caso contrario se morirán los pacientes en las salas de operaciones o no podremos ver partidos de fútbol, han sido tema de conversación no sólo en las redes virtuales sino incluso en medios de comunicación donde expertos en publicidad han hecho notar las fortalezas y debilidades de tal argumento.

Este enfoque utiliza el temor a carecer de energía con el objetivo final de motivar a la población a aceptar cualquier alternativa de solución con tal de no sufrir las graves consecuencias de no contar con un suministro tan estratégico con éste.  Donde HidroAysén y sus múltiples represas no sería una opción más sino la fundamental, la esencial.

Este discurso se ha venido escuchando desde hace bastante tiempo.  Ése de que para que Chile crezca (asumiendo como axioma que el crecimiento económico per se es positivo y es independiente de mecanismos como la redistribución de la riqueza o la valorización de aspectos no materiales para definir la calidad de vida) se debe duplicar la generación energética en la próxima década.  Y triplicarla en 20 años más.

Lo primero que se omite en tal afirmación es lo que se ha dicho y demostrado de múltiples formas.  Esto es que la necesidad del SIC por duplicar la energía es de la gran minería trasnacional (Codelco representa sólo un tercio de la explotación del cobre chileno).  Eso, y seremos majaderos en reiterarlo, lo reconocieron incluso ejecutivos de Endesa en el origen de la presentación de su proyecto en 2005 cuando expresaron que “con la incorporación al SIC de nuevos proyectos mineros, la tasa de crecimiento de la demanda en el período 2008-2017 se sitúa en torno al 6.8%”.

Donde la minería privada es el sector productivo que más utilidades obtuvo durante el primer semestre de 2010 llegando a los US$ 4.656 millones.  ¿Y qué sector le sigue?  El eléctrico, con otros miles de millones de dólares en el mismo período.  Y ambos rubros obtienen sus ganancias utilizando en su mayoría bienes comunes que les fueron entregados gratuitamente (los minerales y el agua son, legalmente, pertenencia de todos los chilenos) y sobre los cuales siempre que se plantea gravarlos para su aporte al bien general utilizan todo su poder económico, político y comunicacional para evitar el necesario ajuste en bien de todos.

Porque hay que recordar que la minería es el sector productivo que menor empleo directo genera; un exiguo dos por ciento según datos del INE para el trimestre móvil a octubre-diciembre de 2009.

Y la que menor reparto hace entre sus trabajadores de las ventas que realiza.  Según el estudio de Profiles International Inc aplicado en 122 países del mundo la minería chilena es la que mayor productividad laboral muestra en Chile, estando sobre sus pares internacionales de EEUU, España, Gran Bretaña y Colombia.  Dicho así suena bonito.  Pero en la práctica quiere decir que es la que menor distribución de utilidades hace entre quienes en ella se desempeñan.  En concreto, sus propietarios ganan más dinero por trabajador que otras actividades productivas.  Por ejemplo Minera Escondida vende 1,32 millones de dólares por empleado. Le siguen Collahuasi con US$ 880 mil, El Tesoro con US$ 420 mil, Codelco con US$ 284 mil, Quebrada Blanca con US$ 240 mil, Cerro Colorado con US$ 197 mil y Minera Michilla con US$ 81 mil por trabajador.

Es esa minería la que presiona por duplicar la demanda, toda vez que se calculan en U$ 50 mil millones los que invertirá esta industria altamente consumidora de energía de aquí al 2017Entonces no es que la persona que hoy tiene dos televisores en 10 años tendrá 4 o que en vez de un secador de pelo usará 3.  E incluso aunque lo hiciera no produciría el salto cuántico que pregonan los que precisamente tienen su negocio en la venta de electricidad.

Lo que pedimos muchos, en realidad, es que las empresas con las mayores utilidades del país (las mineras y las eléctricas) inviertan en tecnologías apropiadas, sustentables de verdad y que no utilicen el patrimonio común en beneficio directo de sus utilidades.  Ya, que ganen un poco menos.  ¿No es acaso justo aquello?

Con estos datos, es extraño que alguien se compre el discurso de que sin HidroAysén se apagará la luz.  Hay que ser demasiado ingenuo, estar muy desinformado o tener intereses ocultos.

Por eso, decidoras son las palabras de Sebastián Piñera en una entrevista a Las Últimas Noticias publicada hace algunas semanas: “Mire, a la larga necesitamos energía para nuestros hogares, para los televisores, refrigeradores, estufas, lavadoras, cocinas, y no podemos tomar la actitud irresponsable de oponernos a todo.  Y quiero que la gente tome conciencia: si no tenemos energía, no va a andar el Metro, no van a funcionar los celulares, no van a prender las ampolletas”.

Recuerdo cuando el Presidente se defendió de quienes señalaban que había intervenido en la elección de la ANFP alegando que con él se estaba utilizando la estrategia del “miente, miente, que algo queda”, hermana de la máxima que apunta a que no por mucho repetir una mentira ésta se transforma en verdad.

Por ello, aunque algunos digan lo contrario y tengan el megáfono gracias al poder del dinero ("inundando" en la práctica la TV, las radios, los diarios, los portales web, el metro, los partidos de la Roja, el Colo y la Cato… si falta que aparezca un pendón en las misas) esta energía no es para la gente, es para la gran minería del SIC. Y más aún ahora que pretenden empalmar el Interconectado Central con el del Norte Grande.  

Es así incluso aunque el Presidente se sume a la campaña del terror.

 

 

 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

24 de enero

Muy de acuerdo con lo expuesto, una visión que debería tener clara la población toda. El royalty que pagan las grandes mineras es irrisorio a sus exageradas ganancias, más aún, tomando en cuenta la escasa empleabilidad que tienen en el país, y el daño ecológico que producen, termoeléctricas como mineras.

Lamentablemente ya sabemos de qué lado están las autoridades.

01 de febrero

La demanda de energía debiera duplicar, por lo menos, en los próximos diez años, bajo cualquier modelo de desarrollo que tenga el país. Ojalá que sea alguno en que los excedentes se distribuyan de manera más equitativa. Por el lado de la demanda no hay vuelta que darle.
El tema es qué tipo de generación eléctrica se requiere y hasta adonde se incentivarán las ERNC, la generación distribuida y las redes inteligentes. ¿Cómo colaboraremos para frenar el cambio climático? Los estudios demuestran que tenemos un gran potencias con la energía solar, viento, mar, geotermia, etc. Con esa discusión abierta podríamos opinar acerca de qué proyectos si y cuáles no, de otra manera estamos a ciegas. Esa es la discusión de fondo que aún no se realiza y corremos el riesgo de terminar aceptando la energía nuclear.

10 de mayo

Me parece bien bueno el articulo! Me encantaria ver las fuentes de varias cosas que se ponen acá (para un debate informado) en particular el tema de las mineras y su “productividad” por trabajador y el informe de Endesa. De antemano, Gracias.

14 de mayo

Hola Hernán:

Los datos de la productividad minera (relación utilidades con número de trabajadores) está acá: http://diario.latercera.com/2010/12/13/01/contenido/negocios/10-53105-9-mineria-es-el-sector-con-mayor-nivel-de-ventas-por-trabajador-del-pais.shtml. Y en el caso del informe de Endesa, a un costado (donde dice, Conversaciones Relacionadas), aparecen los links a las páginas. Incluso la diapo con que inicia el artículo, es la que mostró Endesa sobre la minería que presiona por más energía.

Saludos y mis excusas por no contestar antes, pero en estos días he estado un poco ocupado.

Patricio

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La fauna que no tenemos en abundancia en la naturaleza, sí la tenemos en la televisión, y a diferencia de la primera, a esta la cuidamos, veneramos... Y seguimos.
+VER MÁS
#Sociedad

Fauna televisiva chilensis

Esperemos que este estándar ético que han fijado los socialistas y que exige la ciudadanía, no se relativice con el transcurrir del tiempo, sino que más bien se consolide y se haga transversal al sistem ...
+VER MÁS
#Política

Más que un acto… ¿Un Estado de corrupción?

La producción de la serie ha debido recurrir a la imaginación sociológica para configurar en la trama el estudio incipiente del comportamiento humano en los albores del FBI por entender lo inentendible: ...
+VER MÁS
#Cultura

David Fincher: Perspectiva e imaginación sociológica en Mindhunter

Aunque un tal Matteo Renzi ha vuelto a instalar la idea, no es más que el caballito de batalla de políticos desesperados en circunstancias difíciles. A veces los puentes se caen… y eso sucede muchas ve ...
+VER MÁS
#Política

Hay puentes que caen antes de la primera piedra

Popular

Con la escasa información y poca congruencia que aún se tiene de los programas de los candidato(a) s a la presidencia y de cara a los resultados a obtener a marzo del 2022 así: ¿No sería lo mismo el ca ...
+VER MÁS
#Política

¡Atención electores de Chile!

Es bueno cuestionarlo aunque sea en tono sarcástico como lo hago en este texto. Y es urgente hacerlo en días en que el lugar común intenta disfrazar una movida comercial empresarial de algo que necesita ...
+VER MÁS
#Política

Visita del Papa: el nuevo triunfo empresarial

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena

La fauna que no tenemos en abundancia en la naturaleza, sí la tenemos en la televisión, y a diferencia de la primera, a esta la cuidamos, veneramos... Y seguimos.
+VER MÁS
#Sociedad

Fauna televisiva chilensis