Columna en Medio Ambiente
1
Difunde: Whatsapp

Capacidades de carga y el futuro productivo de las regiones

imagen

En Chile las actividades productivas relacionadas con los recursos naturales están sobrepasadas en su capacidad de carga productiva y la teoría que el mercado lo regula todo es y será siempre una gran falacia, porque el mercado depende del hombre y nos hemos dado cuenta que los empresarios son tan codiciosos; que el lucro les quedó chico.


Cuando se trata de recursos no renovable, nunca está de más contar con un estudio acabado de la capacidad de carga de los formatos de producción, que expongan el rendimiento máximo que se puede obtener sin poner en peligro el futuro del recurso y del medio en donde se esta operando.

Lo que está sucediendo en la actualidad, es como si una casa diseñada para una familia de 5 personas, tiene que soportar la llegada de 10 allegados y luego llegan otros 10. Con el tiempo se congestionan los baños, la cocina no da abasto y comienza a deteriorarse, la gente que la habita comienza a tener complicaciones físicas y sicológicas, surgen las hostilidades internas entre ellos, los riesgos de accidentes aumentan y finalmente la casa termina destruyéndose junto con la vida de los que la habitan. Esto es precisamente lo que nos esta pasando y simplemente porque no hemos tenido la capacidad de calcular la capacidad de carga.

Necesitamos gobiernos responsables, criteriosos y con altura de mira para enfrentar ese mundo de intereses creados, para reevaluar el formato de lo que se esta haciendo a nivel productivo, si no queremos continuar con las grandes catástrofes: de una marea roja en las costas de Chiloé producida por las salmoneras, o por un incendio forestal de niveles épicos en el centro sur, que involucró un gran porcentaje de las plantaciones forestales de pinos y eucaliptus; simplemente por no haber sabido manejar la capacidad de carga de sus actividades.

Es vital, en materias de desarrollo regional, entender hasta dónde se puede llegar con el formato productivo y tener la capacidad de respetar las capacidades de carga, que se ha transformado en un tema de sobrevivencia social y ambiental y como tal, debemos tener la capacidad de integrarlo como fundamento al modelo de desarrollo, respetando las comunidades, la naturaleza y no superar las capacidades de carga en la industria forestal, salmonicultura y en la minería. De seguir superándose y sin contar con planes estratégicos, terminaremos perdiendo la poca sustentabilidad que nos queda.

El concepto de capacidad de carga inicialmente se relacionó al campo de la ecología, que en la actualidad ha adquirido ribetes de importancia y es el gran dilema que debe solucionarse, transformando el estudio de las capacidades de carga en una herramienta de gran utilidad para el manejo de las actividades productivas, al evaluar en forma realista y no utópica, los impactos en el medio social y ambiental; entendiendo que muchas veces, menos es más.

La capacidad de carga se estudia para calcular hasta dónde se debe llegar con los porcentajes de producción, en relación con el territorio intervenido y con las comunidades que lo habitan, bajo una base de sustentación realista, conjugando costos, comercialización, lucro, porcentajes, protección ambiental y social y construir modelos con metodologías flexibles, que permitan producir integralmente bajo parámetros sustentables.

La evaluación de las capacidades de carga hace comprender los valores que deben definirse al intervenir productivamente los territorios, tomando en cuenta los posibles conflictos, problemas y riesgos que afectan la explotación antes que sucedan, para mejorar los estándares de producción y crear condiciones que permitan una producción armónica, con estrategias que aseguren la conservación, ante los diferentes escenarios, definiendo la sustentabilidad productiva de los recursos naturales.

Al producirse sin calcular la capacidad de carga, se generan desechos tóxicos, por el aumento de la población, la colonización de nuevos territorios productivos, la llegada de sistemas de producción mal evaluados y mal procesados, con variables que actúan en contra del medio ambiente, que con el pasar del tiempo han estado coartando la capacidad de obtener un futuro sustentable para las comunidades regionales y lo que es peor, sin tener la capacidad de producir dentro de los límites de las capacidades reales de carga.

Cuando se trata de recursos no renovables, nunca está de más contar con un estudio acabado de la capacidad de carga de los formatos de producción, que expongan el rendimiento máximo que se puede obtener sin poner en peligro el futuro del recurso y del medio en donde se esta operando. No podemos seguir buscando modelos de desarrollo fundamentándose en la sobreexplotación y sin contar con estudios serios y profesionales, que ayuden a comprender las capacidades de carga de las actividades productivas antes de ponerlas en ejecución. Tener cálculos en esta materia tan estratégica para el futuro del país, permitiría desarrollar actividades sustentables y con proyección de futuro. El resto es codicia.

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores. Somos una  comunidad de expresión ciudadana que estimula el diálogo sobre la base del respeto. Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Juan Pedro

17 de Febrero

Que ridiculez. Millones de kilómetros cuadrados y solo 17 millones de habitantes, y dices que Chile no puede producir más!! Que torpe comentario