#Medio Ambiente

Agua: La necesidad del diálogo político ciudadano

6 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Hay una tremenda posibilidad de quela Coordinadora del Agua, las organizaciones ciudadanas y la comisión parlamentaria realmente puedan trabajar en conjunto, pero también de hacerse presente en las regiones con el objeto de que esta coordinación entre el sector político y la ciudadanía pueda hacer avanzar una agenda real que permita responder a los desafíos que presenta la política pública en el tema hídric

Los Días 23 y 24 de noviembre pasados se realizó en Santiago el IV Encuentro por el Agua, convocado por la Coordinadora por la Defensa del Agua y la Vida. Con el lema “Recuperando el Agua para una Gestión Pública y Comunitaria”, el evento convocó a organizaciones ciudadanas, campesinas, ambientales e indígenas de todo el país.

En ella se compartieron experiencias y demandas en torno a los conflictos por el agua en distintas zonas de Chile, desde los procesos que realizan organizaciones locales, sociales, académicas y políticas y que permitan avanzar hacia una gestión pública y comunitaria de este bien común. Pero además fue un acercamiento para determinar los cambios legales necesarios para modificar la institucionalidad hídrica vigente, para así responder a las necesidades reales y locales.

Uno de los mayores logros estuvo dado por la incorporación al debate de la gestión del agua a miembros del parlamento, específicamente de diputadas pertenecientes a la recién creada Comisión de Agua, Sequía y Desertificación que, entre otras cosas, acordó sesionar al menos 3 veces en el año 2013 en regiones, para conocer de primera fuente el problema hídrico de diferentes zonas.

El origen de esto se remonta a recientes años. El aumento e intensificación de conflictos por el agua de comunidades indígenas, campesinos, y agroexportadoras contra la explotación minera que en la zona norte; la confrontación entre comunidades locales con la agroindustria, las sanitarias y las hidroeléctricas en la zona central; y el enfrentamiento de agricultores, emprendimientos turísticos, pescadores y comunidades indígenas con empresas hidroeléctricas en la zona sur, han generado organización ciudadana, coordinaciones regionales y una articulación nacional por la defensa del agua.

Todo ello dio origen a la Coordinadora de Defensa del Aguay la Vida constituida por organizaciones sociales, indígenas, sindicales, de iglesia, agricultores, consumidores, sindicatos y comunidades afectadas por sobreexplotación, escasez, o contaminación del agua.

Esta articulación ha dado un  nuevo impulso político a la Agenda de demandas por el agua en Chile, que enfrenta actualmente un tercer año de sequía y un grave proceso de desertificación que afecta a casi 70% del territorio nacional. Factores que impactan significativamente a las comunidades y economías locales, a la generación eléctrica y a las actividades productivas, especialmente en la zona centro y norte del país.

Esta difícil coyuntura ha evidenciado que los problemas históricos de acceso, conservación y gestión del agua se han agravado estructuralmente, y que el Estado no ha tenido la capacidad para prevenir impactos y ha sufrido limitaciones legales para corregir situaciones de acaparamiento, usurpación, degradación ambiental y desabastecimiento.

El Código de 1981 define el agua como “un bien nacional de uso público”, y al mismo tiempo como “un bien económico”, consumando su privatización a través de la concesión de derechos de agua en forma gratuita y a perpetuidad.

 

En este contexto, los conflictos de acceso al agua en Chile, muestran muy claramente como el modelo de asignación y gestión de las aguas, centrado en criterios de oferta y demanda, pone  a los recursos hídricos bajo una fuerte presión de mercado, especialmente en las zonas donde estos son más escasos y excluye a la mayoría de la población del acceso a este bien público.

Para revertir esta situación y favorecer las necesidades de la población por sobre los intereses y usos competitivos de las empresas, se requiere una reforma sustantiva en la legislación sobre el agua y una reorientación de las políticas públicas vigentes, en base a la definición constitucional del agua como un bien colectivo, fundamental para la vida de las personas y dé la naturaleza y por tanto, inalienable y no mercantilizable.

Desde el primer gobierno de transición a la democracia en 1990, numerosas propuestas de reformas constitucionales y del Código de Aguas ya expresaban la importancia y urgencia que se manifestaba hace 20 años de solucionar los problemas del Código.

Estas propuestas motivaron el envío de una primera reforma al Código de Aguas por el gobierno de Patricio Aylwin, la cual luego de13 años de tramitación, fue aprobada en el año 2005, pero fue francamente insuficiente.

Desde esa época hasta hoy, parlamentarios de todas las tendencias han presentado 9 proyectos de reforma a la Constitución en materia de aguas y más de una docena de reformas al Código de Aguas, de todos los bloques políticos, entre los años 2008y 2012, así como un “Proyecto de Ley de Protección de Glaciares” presentado en 2006.

Sin embargo, la naturaleza estructural del problema y la intensificación de los conflictos motivó durante el presente año la articulación de diversos parlamentarios en  una “Bancada Transversal del Agua”, la cual realizó un diagnostico sobre la regulación, sobre la acción del gobierno en esta área y sobre las decenas de iniciativas de reformas legales sobre la gestión de los recursos hídricos.

Este hecho constituye una nueva oportunidad política para acelerar las reformas legales sobre la gestión del Agua en Chile, y para responder a las crecientes demandas ciudadanas sobre el derecho humano al agua, la protección de los recursos hídricos y la recuperación de este patrimonio natural estratégico para todos los chilenos.

Así las cosas, hay una tremenda posibilidad de quela Coordinadora del Agua, las organizaciones ciudadanas y la comisión parlamentaria realmente puedan trabajar en conjunto, pero también de hacerse presente en las regiones con el objeto de que esta coordinación entre el sector político y la ciudadanía pueda hacer avanzar una agenda real que permita responder a los desafíos que presenta la política pública en el tema hídrico.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Hereward Ledger

12 de diciembre

Espero que la comisión tenga éxito. Parte de ello reside en que los parlamentarios se hagan cargo DE VERDAD de las demandas de la ciudadanía. Ojalá sea una instancia de avance y no de retroceso. Es muy importante dado el escenario de sequía y cambio climático que estamos viviendo.

Carmen Hermosilla

12 de diciembre

Qué validez tiene esto si en un año mas hay elecciones de diputados y senadores? cómo saber si no borran con el codo lo que escriben con la mano, como se dice?

12 de diciembre

Estas instancias no van a resultar si no hay movilización ciudadana como en Freirina. Hay que salir a las calles como se ha hecho con Hidroaysen y Castilla. Que el gobierno y la clase política entiendan que no pueden seguir lucrando con el agua.

Francisca Elinor Montoya

12 de diciembre

No hay agua ni para remedio, vean este reportaje: http://www.mega.cl/programas/mucho-gusto/misterios/impacto-por-sequia-en-zonas-rurales-html

qué van a hacer unos diputados que nadie les cree nada? hay que tomarse el congreso!!

Thomas Ledger

12 de diciembre

El código de Aguas fue modificado en el 2005. Introdujo el concepto de caudal ecológico, pero es un chiste porque no hay nada que preservar. Hay que declarar el agua como derecho humano y establecer prioridades de uso y se acabó. Están perjudicando la agricultura y favoreciendo las mineras, es el colmo!

13 de diciembre

chachara, bla-bla-bla, palabras vacuas, en Lampa, en mi casa a 15 minutos de La Moneda donde la senora Sara acostumbra asistir a los copteles, y en pleno siglo XXI, no cuento ni con agua potable ni alcantarillado, ENTONCES ? DE QUE MIERDA ESTAMOS HABLANDO?.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La Agenda 2030, si no involucra al poder económico, representado por las Grandes Empresas y Grandes Inversionistas, tiene poco que hacer convirtiéndola en una declaración de buenas intenciones, pero sin ...
+VER MÁS
#Chile 2030

Agenda 2030: falta un actor importante

Se requiere un Consejo Nacional de Inteligencia que esté por encima de las figuras enclenques y populistas de políticos que no se atreven a hacer cambios porque no son capaces de pronosticar los resultado ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Educación, vacaciones y lluvia

Las luchas anteriores por la filiación, el divorcio y la píldora fueron apenas el comienzo de nuevas luchas. El aborto en 3 causales, el matrimonio igualitario y la identidad de género son las banderas d ...
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

La militancia joven y los cambios que vienen

El fenómeno de la migración ha ido en aumento en la última década y es consecuencia propia de la realidad de Sudamérica, de sus procesos políticos, su desarrollo económico y de la globalización. Ant ...
+VER MÁS
#Sociedad

Inmigración en Chile: la Norma vigente y su enfoque de seguridad nacional

Popular

El tema de fondo es cómo no se desperdicia la oportunidad histórica de conquistar una sentida demanda del magisterio, por más que hoy se desdibuje por la conducción actual del Colegio.
+VER MÁS
#Educación

La desmunicipalización y la postura errática del Colegio de Profesores

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

Así que, mis queridos contertulios, si realmente están interesados en opinar de política, participen e involúcrense, porque si ya resulta difícil conseguir que los chilenos vayan a votar por algún pol ...
+VER MÁS
#Política

El joven Giorgio Jackson

Debemos replantear la participación del Estado, replantear el modelo de Licitaciones y prestaciones de servicios públicos por parte de las empresas privadas. Que no se confundan los Liberales, no estoy ne ...
+VER MÁS
#Política

La funcion Pública no es concesionable ni licitable