#Justicia

Sistema penitenciario chileno: Una tarea permanente

5 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La crisis penitenciaria que se ha evidenciado en los trágicos acontecimientos de ayer, obliga a una profunda introspección de lo que estamos haciendo como sociedad en Chile. 

Es cierto, se hizo un gran esfuerzo antes, pero insuficiente. Se hizo en función que el número de reclusos en ese momento era aproximadamente 35.000. A comienzos de mi mandato, se diseñó y puso en funcionamiento un plan que pudiera dar cuenta de 15.000 reclusos, prácticamente la mitad. Cárceles con nuevos estándares, considerando celdas individuales por persona con su respectivo baño. Y así se hizo.

Sin embargo, a contar de 2005, con la implementación en la Región Metropolitana de la Reforma Procesal Penal, se produjo un rápido incremento en el número de personas en situación de cárcel. Hoy nos encontramos con más de 53.000 personas privadas de libertad a lo largo del país, a los que hay que agregar 4.000 adicionales recluidas a la espera de una sentencia definitiva. En total, 57.000 personas. Esa es la razón por la cual en las cárceles nuevas, hay 2 o 3 reclusos en un mismo espacio. Por ello es lógico lo que ha dicho el Presidente Piñera de comprar literas para los reclusos.
 
Las cárceles de Arica, Valparaíso y Punta Arenas se hicieron con recursos fiscales. Iquique, La Serena y Rancagua fueron parte del primer grupo de cárceles concesionadas, que fue seguido por las cárceles del grupo tres (Valdivia, Santiago I y Puerto Montt), todas las cuales están terminadas y en funcionamiento. Las que aún no están funcionando son las cárceles de Antofagasta y Concepción, que eran parte del grupo dos. No obstante, se encuentran ya en etapa final de construcción luego de un largo proceso judicial. 
 
Agrego otras cárceles, como la de Cauquenes que me tocó inaugurar, que no fueron parte de estos grupos porque eran de menor tamaño. 
 
Todo esto que menciono puede ser revisado en el Programa de Infraestructura de Concesiones Penitenciarias, publicado por el Ministerio de Obras Públicas el 15 de octubre recién pasado, es decir por la actual administración. Se describen los objetivos del Programa y los atributos de lo que se quiere hacer de aquí al futuro. Bajo mi gobierno fueron programados 352.000 metros cuadrados, con capacidad para más de 12.000 personas. Del gobierno anterior quedó listo para licitar Talca con capacidad para 3.000 reclusos y Santiago II, que ahora se quiere llevar a 5.000 reclusos.
 
Lo acontecido en la Cárcel de San Miguel, no puede ocurrir en las nuevos recintos penitenciarios, en las que las puertas se abren automáticamente. Están hechas de otra forma. No pueden morir 81 reclusos porque las piezas están separadas entre sí y tienen los mejores estándares de construcción. Además, como en Santiago I, están segregados según nivel de peligrosidad. Están los reos de alta peligrosidad y los que requieren máxima seguridad. A raíz de las condiciones de hacinamiento, se coloca a este tipo de presos compartiendo las celdas y los baños. Mientras, los primerizos están segregados, en 6 módulos que tienen hasta 3 primerizos por celda, manteniéndose la segregación también en los patios para evitar se mezclen. No podría pasar, como ocurrió ayer, que en un mismo espacio hubiera personas cumpliendo penas por delitos de alta gravedad con otros por violaciones, por ejemplo, a la Ley de Propiedad Intelectual.
 
La Cárcel de San Miguel, como se intentó durante mi gobierno, debiera haberse cerrado hace mucho tiempo. 
 
Más que encarar al Presidente, lo que jamás haría porque me parece de mala educación, me parece importante destacar lo que se ha hecho, la diferencia que existe entre el sistema de ayer y el de hoy. Lo que se ha construido no tiene nada que ver con el pasado. Este es el gran cambio que se ha producido y por eso levanté mi voz, porque me pareció necesario decir que no es cierto que no se haya hecho nada y cualquier persona objetiva lo puede constatar.
—————-
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

09 de diciembre

Presidente: solo una pregunta, la respuesta que el Estado chileno otorga en materia de delincuencia y criminalidad solo puede ser construir más cárceles?

10 de diciembre

Gracias por esa pregunta, porque me permite decir mi pensamiento sobre la totalidad del problema. Primero, en materia de delincuencia es la prevención, qué futuro le damos a nuestros jóvenes, qué espacio tienen para practicar deporte, su música, para soñar, por eso entonces hubo tantos programas que se hicieron a nivel comunal, para que a través de ellos, hubiera una forma distinta de prevención.

Lo segundo, cuando falla la prevención, que implica un conjunto de elementos muy importantes en la vida del joven, y se cae en el delito. Lo importante ahí es la forma en que podemos reinsertar en la vida normal al que delinquió. Para ello, los que cometen un delito y son condenados por primera vez, tienen que estar separados, segregados de aquellos que son reos con varias recaídas. Un tercio más o menos de la población penal son primerizos. Otro tercio lo componen aquellos reincidentes una y otra vez, casi, respecto de ellos, no hay esperanza, y al medio, bueno, los que todavía pueden, a lo mejor, tener un camino distinto. De manera que cuando estamos pensando en construir más cárceles, lo que se debe pensar es cómo segregar de una manera clara al primerizo del resto. Ahí debemos poner el mayor esfuerzo para reinsertarlo nuevamente.

Es esencial del ser humano la segunda o la tercera oportunidad, y a ratos se nos olvida. Pero para eso la cárceles deben ser diseñadas de tal manera que permitan esta segregación, porque si no condenar a alguien, aunque sea como a ese muchacho que murió por vender discos piratas en la calle, va a estar siempre camino a la cárcel, camino a la universidad del delito, y eso es lo que hay que impedir.

Gracias por tu pregunta

11 de diciembre

Presidente, en base a la pregunta de Raúl. Los métodos preventivos, educativos y de rehabilitación cuanto tiempo estima usted que tardarían en entregar los primeros frutos y que forma habría de evaluar su eficiencia?

Ya que es sabido que esas son las soluciones definitivas que se requieren, pero a largo plazo. Y si existiera un cambio en la ley procesal penal, ya no sería posible medirlo con la misma vara.

11 de diciembre

Hace 100 años, Luis Emilio Recabarren ya lo advertía, en su discruso crítico a las celebraciones del Centenario de Chile:

“El régimen carcelario es de lo peor que puede haber en este país. Yo creo no exagerar si afirmo que cada prisión es la escuela práctica y profesional más perfecta para el aprendizaje del crimen y el vicio. Todos se perfeccionan en las prisiones, sin que haya quien pretenda evitarlo”.

22 de marzo

Estimado Sr. Lagos no puedo creer que sea usted la persona escribe y responde respecto del problema de las carceles, creame porque yo lo viví, usted fue presidente de Chile (si es realmete usted), escribir de este problema como si estubiera en un limbo es verdaderamente increible, no logro entender como usted que participó de la concertación desde su creación no haya enfrentado el problema de más de 50.000 chilenos.
Debe por lo menos tener una auto crítica a su gestión y finalmente a la evaluación de esta y por favor no se quede en la retorica simplista de la esducaión y terceras oportunidades, lamentablemente el tipo de modelo de economía que usted defendio durante su gobierno ayuda a que tengamos tanta desigualdad. Enfrente la realidad uno de los responsable de esto es usted. Espero poder cometar su último documento ya que al parecer no permiten más de 33 comentario, espero que con la misma valentía de su dedo acusador usted reconosca sus errores y falta de auto crítica que hace falta, recuerde que la historia decanta la vida presente.
Saluda con todo respeto y admiración por parte de su historia.

Reynaldo Silva

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Con la escasa información y poca congruencia que aún se tiene de los programas de los candidato(a) s a la presidencia y de cara a los resultados a obtener a marzo del 2022 así: ¿No sería lo mismo el ca ...
+VER MÁS
#Política

¡Atención electores de Chile!

Esto no se trata de quién gana y quién pierde, se trata de devolver la vida al boxeo, en general como historiador escribo columnas sobre la época dorada del boxeo entre 1930-1960 cuando el boxeo llevaba ...
+VER MÁS
#Deporte

La vuelta del público al boxeo

Entonces les enseñamos a los niños que si quieren ganar un partido deben dar directo al hueso para dejar deshabilitado al contrincante. Ese directo al hueso se refleja en las famosas planchas, (cuando ent ...
+VER MÁS
#Internacional

En el fútbol, como en la vida misma

Los embarazos en niñas y adolescentes menores de 14 años no son producto de una violación aislada, sino por lo general se producen por abuso sexual reiterado. Su enorme incidencia ya no permite continuar ...
+VER MÁS
#Internacional

Ese cuerpo no te pertenece

Popular

Lamentablemente, la Mecánica Cuántica en vez de llegar a la cultura popular por sus logros científicos y tecnológicos, lo hizo con versiones extravagantes, engañosas y en algunos casos hasta ridículas ...
+VER MÁS
#Ciencia

El erróneo uso del término Cuántico por las pseudociencias

Sí a su equipo le faltó coraje, valentía, decisión, arrojo, valor, ánimo, esfuerzo o ímpetu, no se complique, dígalo con algunas de esas palabras, no con los anodinos "faltó huevos" o &quo ...
+VER MÁS
#Sociedad

Eufemismos... ¡Cuánto mal hacen!

Sólo nos quedará ver que pasa en la segunda vuelta, con los mismos actores que conocemos desde la vuelta de la democracia, que aunque las reglas han cambiado y nuevos actores han entrado, siguen siendo lo ...
+VER MÁS
#Política

Segunda Vuelta: La antesala de una crónica anunciada

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena