#Justicia

Daño colateral a la inocencia

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Pareciera que es insuficiente la mera búsqueda de justicia o la creación de organismos que los protejan si no van acompañadas de la regulación de procesos y protocolos que hagan prevalecer siempre el interés superior de los niños.

La absolución de Enrique Orellana, ejecutivo del Banco Central, acusado de abusar de sus tres hijas luego de una condena inicial de 60 años, deja esparcidas, como esquirlas, interrogantes de distinto tipo.

A nivel individual, el desaliento emerge ante los embates mediáticos y emocionales experimentados por las niñas.

A nivel institucional, surgen inquietudes con relación al accionar de los tribunales de justicia. A nivel grupal, el caso pone de manifiesto la  indefensión a la que está sometida nuestra infancia. Aparece con más urgencia que nunca la necesidad de impulsar la llamada Ley de Protección Integral de la Infancia que busca que todas las instituciones involucradas en la protección de los derechos del niño y adolescente tengan en consideración el interés superior de éstos. La iniciativa fue ingresada como proyecto de ley en diciembre del año 2012 por los senadores, Alvear, Escalona, Walker y Letelier, de la Comisión de Familia encontrándose en estado de tramitación en la Cámara Alta

Si se coloca el ojo crítico en los tribunales de justicia, parece evidente que hay un daño difícil de ignorar, relacionado con los procesos que se llevaron a cabo durante los juicios. Se han alzado voces cuestionando la idoneidad de las pruebas periciales que posibilitaron la credibilidad del testimonio de las niñas. Dicho cuestionamiento apunta a dos aspectos claves. En primer lugar, hace tambalear un procedimiento que está estandarizado y fuertemente reconocido a nivel internacional. Hay tal preocupación por  su seriedad que, en nuestro país, la Fiscalía Nacional en el año 2008 publicó, como documento de trabajo interinstitucional, la llamada “Evaluación pericial psicológica de credibilidad del testimonio”. Dicho instrumento rige para las pericias que apunten a ese objetivo y fue producto de una mesa de trabajo de las distintas instituciones involucradas en la temática (SML, CAVAS, LABOCAR, LACRIM, SENAME). En dicha instancia se logró, a través de juicios de expertos tales como psicólogos, psiquiatras y abogados, reforzar la confiabilidad del “Análisis de validez del testimonio” el que, a su vez, tiene por objetivo validar el relato  en cuanto a su estructura y contenido. Este es un medio de prueba más que utilizan los peritos psicólogos, que bajo ninguna circunstancia  establece si la situación ha ocurrido en la realidad, sino que apoya la labor de los jueces.

En segundo lugar, y todavía más grave, es poner en duda la veracidad de las acusaciones de abuso sexual exponiendo cifras del número de casos en los cuales los imputados son declarados no culpables. Puede resultar tendencioso considerando que la interpretación de la estadística depende de cómo ésta se exhibe. Resulta, además, injusto para los niños que han sufrido o están sufriendo la condición de abuso sexual quienes deben luchar constantemente con la incredulidad del mundo adulto que tiende a protegerse por cuanto es más fácil  creer que un niño miente o fantasea a que un adulto incurra en un delito de tal gravedad. Sin embargo, el que un niño esté siendo víctima de abuso sexual amerita que el caso de Orellana no sea considerado  como aporte  para la causa de desestimar los relatos de abuso sexual. No hay que olvidar que la mayoría de las agresiones sexuales son dentro del círculo familiar o cercano de la víctima, por lo tanto, la primera barrera que deben atravesar los niños es la de ser escuchados por su familia, con toda la carga emocional que la revelación tiene en su propio círculo. Añádase a ello el sometimiento a todos los procedimientos de los tribunales de justicia que buscan esclarecer los hechos.  Si además eso se realiza en una atmósfera inclinada a suposiciones de invención por parte de los niños, lo único que se logra es enviar mensajes de desaliento para este tipo de denuncias.

Es de esperar que este impactante caso constituya un punto de inflexión en materia de conciencia pública ante el flagelo del abuso sexual infantil. Cada día se hacen más mediáticas las causas que involucran a menores tales como la del jardín infantil Hijitus o la sobreexposición a la que fue sometida Belén, la niña embarazada como consecuencia de la violación por parte de su padrastro. Pareciera que es insuficiente  la mera búsqueda de justicia o la creación de organismos que los protejan  si no van acompañadas de la regulación de procesos y protocolos que hagan prevalecer siempre el interés superior de los niños.


Imagen

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
María Fernanda Guerra

07 de octubre

Muy interesante la columna, llama a reflexionar nuevamernte en donde esta el foco de atención en materia de abuso, pero sobretodo, el tema de la credibilidad, donde claramente son los niños los que se ven perjudicados.

Nicole Díaz

07 de octubre

Buena columna, sobretodo en un caso tan mediático como este, en donde hubo una mirada más adulto céntrica de la versión de las menores, y donde los protagonistas fueron los adultos, dejando de lado a quienes merecían protección y cuidado, las tres menores. Que lástima que en Chile no se haya hecho una ley de protección al menor con más solidez, que evite este tipo de sucesos ya que acá se dejó en libertad a una persona, pero donde esta el sujeto entonces que agredió a las menores, que están haciendo los tribunales y encargados de estos temas para reparar el daño a estas menores?, ya que al parecer donde Orellana salió en libertad el caso se cerró, y ahora ¿ qué sucede con las niñas?

paula perez

18 de octubre

leyó la sentencia? a las niñas nunca las abusaron, no hay culpable porque nunca hubo delito

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

<em>Aquellos que piensan que no tienen tiempo para el ejercicio, tarde o temprano tendrán tiempo para la enfermedad.-Edward Stanley.</em>
+VER MÁS
#Salud

Las fibras que tu organismo necesita

Mientras en la franja televisiva expresaban: “Si crees que la política se tiene que seguir haciendo en la cocina a espalda de todos. No entiendes nada”.  Hoy la frase desborda al FA y no  existe una ...
+VER MÁS
#Política

El desborde que amenaza al Frente Amplio

La propuesta de un mecanismo de justicia transicional es la genuina alternativa a la propuesta de "Paz para la Araucanía" que recoge el Plan Araucanía del gobierno, la cual reitera las propuest ...
+VER MÁS
#Política

Justicia transicional sin mano dura en Araucanía: la solución política

"Es claro que un candidato a las primarias presidenciales pudiera en segunda instancia, solicitar una prioridad con razones y argumentos válidos sobre un territorio."
+VER MÁS
#Política

Frente Amplio: una crisis, una prueba

Popular

El tema de fondo es cómo no se desperdicia la oportunidad histórica de conquistar una sentida demanda del magisterio, por más que hoy se desdibuje por la conducción actual del Colegio.
+VER MÁS
#Educación

La desmunicipalización y la postura errática del Colegio de Profesores

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

Porque no hay que olvidar que nuestro enemigo es el capitalismo y no sólo hay que cambiar la forma en que producimos y distribuimos los alimentos, sino que también todos los productos que consumimos a dia ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un año de vegetarianismo, un año de aprendizaje

Así que, mis queridos contertulios, si realmente están interesados en opinar de política, participen e involúcrense, porque si ya resulta difícil conseguir que los chilenos vayan a votar por algún pol ...
+VER MÁS
#Política

El joven Giorgio Jackson