#Justicia

A 40 años del golpe: No es cosa del pasado

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Es fundamental mantener la memoria histórica: si no aprendemos del pasado, corremos el riesgo de repetirlo. Es necesario contar con políticas claras de creación y mantención de sitios de memoria, de educación en derechos humanos, de difusión completa de nuestra historia reciente. Necesitamos hacernos cargo de las heridas que dejaron y siguen dejando las violaciones a los derechos humanos.

Hablar de que se cumplen 40 años del golpe de Estado y de lo que eso significa, hablar de impunidad, no siempre es fácil. No es extraño encontrarse con personas que miran con hastío, y acusan rápidamente de estar quedándose en el pasado. ¿Hasta cuándo nos van a seguir hablando de esto? ¿No ha pasado ya suficiente tiempo, no es mejor preocuparnos de los problemas de hoy?, se preguntan muchas personas en la calle, y posiblemente también usted, mientras lee estas líneas.
Es cierto que las gravísimas violaciones de derechos humanos cometidas en Chile entre 1973 y 1990 sucedieron hace ya mucho tiempo y que si bien no es posible decir que en los gobiernos democráticos no se han cometido violaciones de derechos humanos, al menos no han sucedido con la sistematicidad y masividad de entonces. No obstante, un pasado así de doloroso no puede dejarse atrás sin más. No puede y no debe. El pasado, inevitablemente es parte del presente y determina nuestro futuro como sociedad. La manera en que esa determinación se produzca dependerá absolutamente de la manera en que actuemos, de las decisiones que tomemos.

El pasado se puede trasladar de una manera positiva, si aprendemos de él. Si el Estado se compromete con la defensa de los derechos humanos y adopta todas las medidas necesarias para impedir que algo así vuelva a suceder. Tres son los elementos fundamentales para lograrlo: verdad, justicia y reparación para todas las víctimas y sus familiares. Como parte de las medidas de reparación, el Estado debe asegurar la memoria histórica y el respeto a los derechos humanos en el futuro, dando garantías de no repetición.

Pero el pasado también se puede trasladar de manera dolorosa y negativa si lo anterior no se hace. Lamentablemente, hoy en Chile podemos dar varios ejemplos. Quizá lo más obvio es la ausencia de verdad, justicia y reparación para todas las víctimas y sus familiares. La falta de mecanismos permanentes de calificación de casos de violaciones a los derechos humanos, la vigencia del decreto ley de amnistía, la aplicación de la “media prescripción”, el hecho de que la mayor parte de los condenados por crímenes de la dictadura no cumplirán ni un solo día de cárcel. Una situación frustrante para las víctimas y sus familiares, hasta el día de hoy, pero también para todos quienes componemos esta sociedad y nos indignamos al ver que no hay justicia.

Pero también podemos citar ejemplos más actuales, mas “del presente”. Debiera preocuparnos como sociedad que estemos acostumbrándonos a las imágenes y denuncias de violencia policial después de cada manifestación. Estos actos de violencia están quedando también impunes. La frustración es aún más fuerte al ver que estos casos, cuando son llevados ante la justicia, son vistos por la justicia militar y por tanto en su mayoría quedan sin sanción. Así, la impunidad de ayer se perpetúa hoy y la herida se mantiene abierta. Puede que esta violencia sea menos sistemática y menos masiva, pero se transforma en un riesgo desde el momento en que parece estar enviando una señal persistente: si un Carabinero hace uso excesivo de la fuerza en contra de un manifestante, no importa tanto, o importa mucho menos que cuando la violencia se da en el sentido contrario.

Por ello, debemos mirar el futuro sin perder de vista el pasado. Por eso terminamos con un último ejemplo con mirada a futuro. Es fundamental mantener la memoria histórica: si no aprendemos del pasado, corremos el riesgo de repetirlo. Es necesario contar con políticas claras de creación y mantención de sitios de memoria, de educación en derechos humanos, de difusión completa de nuestra historia reciente. Necesitamos hacernos cargo de las heridas que dejaron y siguen dejando las violaciones a los derechos humanos.

Todo esto no es “cosa del pasado”: urge tomar medidas hoy, para asegurar que en el futuro vivamos en una cultura de promoción y respeto a los derechos humanos de todas las personas. Sólo así podremos decir “nunca más” con verdadera fuerza y convicción de que es una promesa que se va a cumplir.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Marcelo

31 de mayo

Comparto el interés por la memoria histórica, no así su carácter casi religioso que se le otorga respecto al 11 de septiembre. Algunas personas suelen utilizar este concepto para “expropiar” el mundo de lo recordable de nuestra sociedad, dejando de lado otras violaciones a los DDHH que se han registrado en el itinerario histórico de Chile, y haciendo de 1973 el Big Bang de nuestra vida como país, como si antes de esa fecha no hubiese existido nada. El golpe de Estado, desde un punto de vista histórico, fue secuela directa de décadas de propuestas de crecimiento frustradas.
Recordemos, aprendamos, pero no abusemos de la memoria. Nuestros antepasados no lo merecen.

31 de mayo

Estimada Ana:

Interesante columna la que nos presentas, en especial tu reflexión sobre la importancia de la memoria histórica y los DDHH.
Vivimos hoy en una época donde todos quieren hacer valer sus derechos humanos, pero se olvidan de sus deberes humanos. Prometer derechos sin deberes que los contrapongan y balancen es una visión sesgada del compromiso del individuo para con la sociedad.
Cuando pensamos en “deberes”, inmediatamente se nos viene a la mente imposición, autoritarismo y coerción. Nada más alejado de la realidad: estoy a la espera que se promulgue una Carta Fundamental de los Deberes Humanos, que incluya en su decálogo el deber de respetar al otro, y el deber de no tornarse un consumidor acrítico que sólo reclama y no propone.

Saludos

jose-luis-silva

19 de junio

Señora comete un error al creer que puede prevenir que vuelvan a ocurrir cosas horrorosas al relatarlas y denunciar a sus autores en lugar de conocer las causas.

Después de la primera guerra hubo una marea literaria, artística y fílmica con obras supuestamente “antibelicas” (como “sin novedad en el frente”) que relataban los horrores de la guerra con las armas químicas mientras se humillaba, perseguia y gravaba económicamente a los alemanes, convencidos con la misma soberbia suya de que asi jamás podría volver a ocurrir algo tan horroroso en el mundo. ¡¡ Ni se imagina como se equivoca Ud. señora !!

Deje esa soberbia al lado y parta al revéz: pregúntese con humildad que ocurrió en Chile para que esas personas se conviertieran en animales. Solo así podrá prevenir que ocurra de nuevo.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

“La persona mayor tiene derecho a un sistema integral de cuidados que provea la protección y promoción de la salud, cobertura de servicios sociales, seguridad alimentaria y nutricional, agua, vestuario ...
+VER MÁS
#Sociedad

Adulto Mayor a focalizar sus necesidades, por una vejez digna

Así las cosas, el DOM de Santiago tendrá que aplicar el artículo 53º de la Ley Nº 19.880 para invalidar el mencionado permiso y en tal sentido le enviaremos esta columna por WhatsApp a Felipe Alessandr ...
+VER MÁS
#Municipales

Municipalidad de Santiago beneficia con ardides a cierta empresa

Este proyecto ha sido muy fructífero en temas de salud pública y porque se ha creado un vínculo de confianza, donde las personas en situación de calle nos avisan cada vez que tienen algún problema con ...
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

Biblioteca y centro comunitario Bellavista: Huella animal

Mientras los españoles se reían de ella, dijo: "La afrenta que se recibe por la patria en vez de humillar engrandece"
+VER MÁS
#Cultura

María Olivares y Venancio Coñuepan: Libertadores populares olvidados

Popular

Lean el Informe Valech: en este país, personas fueron violadas por perros, les metieron ratas y arañas en sus genitales, les extirparon a las mujeres hijos de sus vientres metiéndoles los brazos a travé ...
+VER MÁS
#Justicia

Reserva de identidad de la Comisión Valech

Un gran aspecto que los cursos deben superar es que estos no solo se basen en la opinión de expertos. La opinión o los consensos forman la base de la pirámide de la calidad de la evidencia, en otras pala ...
+VER MÁS
#Salud

Reflexiones en torno a los cursos ofrecidos a los cirujanos dentistas

Fue tal el impacto de lo que se hizo en la comunidad que, en el 2013, se realizó un acto en el que se instaló una placa en memoria de Littré Quiroga y Víctor Jara; el homenaje contó con la presencia de ...
+VER MÁS
#Cultura

Población y memoria

Y en cierto sentido eso podría hinchar el pecho de Bachelet de satisfacción por el deber cumplido; sin embargo, el grave error es no haber explicado en qué consistían medidas como la despenalización de ...
+VER MÁS
#Política

Rabia evangélica: otro triunfo de la derecha