#Internacional

Venezuela: No se puede callar

6 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

No se puede callar. Hay hechos, hitos que hacen la historia, frente a los que no cabe callar o no tener opinión. Ciertamente las futuras generaciones nos van a preguntar qué hicimos o del lado de quiénes estuvimos.


Yo les creo a ellos, no a Maduro, no a la canciller, no al Partido Comunista chileno (con todo el cariño y respeto que le tengo), no a Alejandro Navarro.

Tengo familiares y grandes amigos venezolanos, unos que siguen allá y otros que están aquí y en otros países expatriados, lejos de su hermosa tierra, lejos del joropo, de sus familias, del béisbol, de los tequeños y las chalacas. No la están pasando bien, y no es que sean oligarcas o agentes del imperio. No son dueños de medios de producción, no son acaparadores, ni menos mercenarios. Son gente normal, trabajadores, estudiantes, dueñas de casa, algunos incluso en su momento -muy entendiblemente- apoyaron al chavismo.

Me han contado de las colas para conseguir alimentos, de los cortes de luz y agua, de los motociclistas armados, de las inteminables cadenas nacionales, de las argucias legales del gobierno, de la corrupción en todos los estamentos de la sociedad, del narcotráfico, de la pobreza, de la degradación ética y moral.

Yo les creo a ellos, no a Maduro, no a la canciller, no al Partido Comunista chileno (con todo el cariño y respeto que le tengo), no a Alejandro Navarro.

Cuando no tienes harina para las arepas, cuando no tienes medicamentos para tu hijo o para tu abuela, cuando te siguen tipos al trabajo y se quedan en la puerta de tu oficina porque eres opositor, cuando no puedes salir ni a la esquina por miedo a que te baleen o te violen, a eso no le puedes llamar democracia, menos cuando ya ni siquiera hay Parlamento, menos cuando la autocensura se ha transformado en una angustiante forma de vida.

Ciertamente la figura de Hugo Chávez fue un necesario viento de aire fresco que llegó a limpiar la podredumbre del puntofijismo, aquel sistema bipartidista en el que Acción Democrática y COPEI se repartían el poder sin escuchar mínimamente a la gente y esparciendo la corrupción y el amiguismo por doquier. Es un hecho que en 1998 Venezuela requería de importantes reformas de fondo para reparar décadas de gobiernos oligárquicos que detentaron el poder en beneficio de una minoría. Era necesario cambiar las cosas para dejar atrás el Caracazo y las profundas heridas que dejó en el alma venezolana.

En el comienzo Chávez hizo mucho de eso, llegó a sacar la basura y democratizó varios aspectos de la institucionalidad del país; amplió la red de protección social, se preocupó de los más pobres y discriminados, y distribuyó la enorme riqueza de la nación. Pero poco a poco el gobierno se fue corrompiendo, la sed de poder fue consumiendo a más y más funcionarios y altos cargos, hasta llegar al mismo Chávez, quien sin embargo jamás llegó en vida a los extremos que está alcanzando hoy su sucesor.

Hoy lo que queda del chavismo, más allá de una trillada y cliché retórica izquierdista, es el nepotismo, la corrupción, la narcopolítica, el tráfico de influencias, la tozudez, el autoritarismo. Hoy lo que hay es una falta de libertades que no se veía desde los tiempos del último dictador venezolano, el nefasto Marcos Pérez Jiménez.

Un fascista también puede vestirse de rojo, citar a Allende y despotricar contra el Imperio, y eso no le hace un auténtico revolucionario de nada. Respeto la opinión del chileno que sigue defendiendo al gobierno venezolano, pero le pido que vaya dos días a Caracas, o a Maracaibo, o a Valencia, a vivir como hijo de vecino y ahí me cuenta.

TAGS: #CrisisVenezuela #Latinoamérica #Venezuela

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
El caso creo que toca muy de cerca a la memoria chilena, cuando se hacían colas y había desabastecimiento.

31 de marzo

¿Cómo llegó a eso Venezuela?. Presumo que por querer imponer una visión del dominio del mercado y lo que se puede hacer y no se puede hacer en él. Pero, debe haber más. Cuesta entender como una persona que llega a ser Presidente, no sea capaz de darse cuenta que el problema no son los otros, sino que es él. No puedo imaginar otra cosa que me lo explique, que no sea retraso mental. Ah, sí…. La Biblia menciona otras causas. Personas sin afecto natural, dice, y aunque añade otras cosas, esto lo puedo interpretar como “sin amor por sus hermanos de nación”. ¿Cómo reza ese verso y dónde está?… Otra palabra que creo que usaba era implacable(s).

Este es: “sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno,

4 traidores, impetuosos, infatuados,….. que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella…”

Osea vendría siendo como retraso cognitivo, en el fondo. O como si el hombre se hubiera ido al lado oscuro de la fuerza, aquel, en este caso, que niega el derecho de las personas a vivir en un país ordenado, por una gestión eficiente de su gobernante, y no como en este caso; la actitud de un dictador.. con retraso… En quien se ve que aflora una falta de sentido común bastante elevada.

Nada mejor para estos casos que el Presidente actúe como ciudadano. Como él está un poco obeso y bien le haría reducir peso, por amor a Venezuela debiera colocarse a la fila donde se consigue comida, si quisiera almorzar…

01 de abril

Bueno llegaron a eso porque ellos ellos eligieron el camino “progresista”, hicieron su asamblea constituyente que reemplazò le congreso que ahora cierran, etc… ellos compraron el populismo de la lucha de clases, ellos se fueron encerrando solos, antes era calificado con un indice de felicidad de su gente como ¡¡¡ uno de los mas felices del mundo!!! ahora afiebrado por el odio y la misera está a punto de lo peòr. Venezuela es un país riquisimo en recursos naturales que pudo desarrollarse fácilmente y optaron por esto, el odio extremo, ese que en algun momento pasa la cuenta en vidas humanas. Comparandolo con Chile, nose si se parece mas a la reedición de la UP o a nuestro brillante futuro progresista.

hfsdhfkjsdf

03 de abril

El futuro progresista
así como cualquier otra cosa que espante a unos pocos, aunque entusiasme a otros, debiera regirse por máximas o ciertos axiomas.

Si existiera otra democracia en el futuro, me gustaría que fuera una basada en las ideas y en la razón,
producto del debate se entiende. Si se ejecutara el consenso de buenas ideas y aceptables y compartidas estrategias, siquiera, seguro que nos acercaríamos a un camino que a todos nos pudiera parecer mejor.

En la descripción anterior, el axioma es .. ninguna postura puede estar por encima de la razón, a menos que muestre por qué debería estarlo. Teoremas y corolarios a ese axioma debieran dar cuenta de un uso racional del debate a la hora de concluir, con el objeto de no aplicar medidas que la prevención indique que no se implementen.

Todo eso es un freno a lo progresista. Una aplicación no de mi preferencia sería que en cuanto a lo sexual se refiere, las personas homo debieran poder contar con el Estado al hacer su vida, pero, a la vez recibir una ayuda adecuada a su condición biológica, psicológica y espiritual, eso, si la razón dictara que están enfermas y necesitan ayuda.

Otra aplicación puede ser la implementación de medidas como el Fondo Monetario Civil, si se creyera que podría destruir el orden financiero nacional y que eso sería un caos, sin embargo, .. también habría otras cosas que decir al respecto que hablen de sólo un orden distinto…

01 de abril

Se esta complicando mucho Venezuela. Espero que Maduro desista de su actitud intolerante o esto va a terminar de la peór forma.

Emilio Gallardo

06 de abril

Es lamentable lo que sucede en Venezuela, pais maravilloso, con gente maravillosa. Pero los chilenos no debemos escupir al cielo, veo cierta similitud en los comienzo de la caida de la “democracia venezolana”, en los 80-90 los congresista y el aparato de los partido Copei y Adeco que se repartieron el poder en forma de alternancia, comenzaron hacer absorbido por los empresarios (La Patronal), comprando parlametarios que hacian leyes para los empresarios, luego se fue corrompiendo toda la sociedad sin poder parar, cuando al final de los 90 llega un carismatico populista, la gente no lo pensó dos veces y lo eligió y sabemos el resto de la historia, que nada dura para siempre.. Hoy los hijos de esos politicos que corrompieron la sociedad están de vuelta, son las nuevas generaciones de esos politicos. ¿Habran aprendido la lección o querrán el poder para seguir haciendo lo mismo?. Esa es la pregunta.

Pablo Correa

07 de abril

Por tu aspecto y tu forma de redactar imagino que rondas los 30 años, lo que significa que -si eres chileno- ni remotamente viviste lo que fue la dictadura de Pinochet ni menos el poco tiempo que gobernó el presidente Allende. Yo sí. Por lo mismo, ni te puedes imaginar la enorme similitud que veo entre los procesos chileno y venezolano, especialmente en la parte que va metida la mano norteamericana y su enorme cantidad de dólares con las que “democráticamente” financia a cualquiera que desee desestabilizar a un gobierno que escape a sus intereses. Imagino también que sabrás -y si no lo puedes googlear- que a pesar de que la derecha y la democracia cristiana (los mismos que se oponen al Chavismo) hacían escándalos, huelgas, paros, denuncias y se quejaban de la escasez de todo tipo de productos en el Chile de principios de los 70, ellos mismos eran los dueños de los negocios y comercios que “curiosamente” amanecieron abarrotados de mercaderías después del golpe militar (lo que demostró que la supuesta escasez de la que culpaban al gobierno, no era tal sino inventada). Para cerrar el tema, me parece que si el pueblo venezolano se siente a disgusto con su gobierno, que decidan ellos si lo sacan por la vía democrática o se rebelan. La primera tiene todos mis respetos. La segunda no. En el intertanto y ya que escribes en un medio chileno, preocúpate de los graves problemas que el neoliberalismo implantado por Pinochet y sus ladrones-asesinos, nos dejó en Chile.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La propuesta de un mecanismo de justicia transicional es la genuina alternativa a la propuesta de "Paz para la Araucanía" que recoge el Plan Araucanía del gobierno, la cual reitera las propuest ...
+VER MÁS
#Política

Justicia transicional sin mano dura en Araucanía: la solución política

"Es claro que un candidato a las primarias presidenciales pudiera en segunda instancia, solicitar una prioridad con razones y argumentos válidos sobre un territorio."
+VER MÁS
#Política

Frente Amplio: una crisis, una prueba

La poca o nula conciliación entre un Chile del pasado más bárbaro de su historia, coronado en su Constitución con un TC politizado y una propuesta de modernidad democrática, representado en las reforma ...
+VER MÁS
#Política

Constitucionalidad: un desencuentro lleno de futuro

Con este raciocinio, el atropello en Barcelona sería no solo responsabilidad del grupo terrorista islámico que se lo adjudicó, sino que también de “muchos lados”. Entre esos muchos lados podríamos ...
+VER MÁS
#Internacional

Trump y el atentado en Barcelona

Popular

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

El tema de fondo es cómo no se desperdicia la oportunidad histórica de conquistar una sentida demanda del magisterio, por más que hoy se desdibuje por la conducción actual del Colegio.
+VER MÁS
#Educación

La desmunicipalización y la postura errática del Colegio de Profesores

La broma de Piñera daña, estigmatiza y, lo que es peor aún, podría afectar la vida de un niño, niña o adolescente que está en espera de una familia que lo acoja. ¿Quién podría sonreír al drama qu ...
+VER MÁS
#Política

Los chistes de Piñera

Porque no hay que olvidar que nuestro enemigo es el capitalismo y no sólo hay que cambiar la forma en que producimos y distribuimos los alimentos, sino que también todos los productos que consumimos a dia ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un año de vegetarianismo, un año de aprendizaje