#Internacional

Mar con soberanía: apuesta de Bolivia que la Historia se encargó de legitimar

6 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Durante el siglo pasado varios gobiernos estuvieron dispuestos a negociar una salida soberana al mar para Bolivia, entre las cuales la más decidora fue la que firmaron Pinochet y Banzer en 1977 en la localidad de Charaña, concluiremos que el país altiplánico tiene ganado de sobra el derecho a persistir en ella.

Para abordar las aspiraciones bolivianas  de alcanzar una salida soberana al Pacífico, es necesario revisar algunos aspectos históricos que la legitiman y que a la vez ponen de relieve que la solución es un tema que Chile debe asumir como nación comprometida con el desarrollo regional.

Ello con una continuidad de criterio que no deforme su sentido histórico yque se mantenga en el tiempo mientras duren las conversaciones, pero siempre bajo el supuesto de que cualquier forma de sesión de territorio debe ser por el norte de Arica y con compensaciones del mismo género. Y por cierto, perseverando en consensuarlo con el Perú, de acuerdo al Tratado de 1929, verdadero nudo gordiano del conflicto. También se debe comprender la urgencia estratégica que significa su solución, toda vez que Chile no podrá vivir tranquilo mientras no se extinga el rencor perpetuo del Perú, vivo aún en períodos de bonanza comercial compartida con su vencedor de hace más de cien años. Un recordatorio de cómo Chile debe cultivar el diálogo,  cuidar las formas y proteger la identidad de país respetuoso de la buena convivencia; cuestión que pasa hoy por una crisis de manejo político. Lo demuestra el escenario en que nos ha puesto y piensa seguir poniéndonos nuestra vecindad, especialmente Bolivia, que al tenor de los últimos acontecimientos, sorpresivamente ha sido notificada por el canciller Moreno de que ya no habrá salida al mar con soberanía.

Desde luego, hay que recordar que en 1895, doce años después de terminada la guerra del Pacífico, Chile le prometió a Bolivia mediante  un tratado que finalmente no fue ratificado por las partes,  cederle una franja  soberana en el límite con Perú, pero en el entendido de que todo dependería del resultado del plebiscito que fijaría el destino de Tacna y Arica, evento que nunca se realizó y que fue reemplazado por el Tratado de Lima de 1929.  Y aún más, en el caso de no obtener los territorios de Tacna y Arica, Chile se comprometía  a ceder a Bolivia la caleta de Vítor hasta la quebrada de Camarones.

Así que, para aquellos que se preguntan por qué Bolivia insiste en una salida soberana al mar,  bueno es traer a la memoria este detalle, y agregar que por el sólo hecho de acceder a conversar el tema, Chile indirectamente le reconocía  validez a sus pretensiones. Si a esto agregamos que durante el siglo pasado varios gobiernos estuvieron dispuestos a negociar una salida soberana al mar para Bolivia, entre las cuales la más decidora fue la que firmaron Pinochet y Banzer en 1977 en la localidad de Charaña, concluiremos que el país altiplánico tiene ganado de sobra el derecho a persistir en ella. Recordemos de paso que aquel intento  puso en evidencia el veto peruano  que desembocó en un movimiento de tropas peruanas y en el fracaso de las negociaciones. Pero el veto de Perú es otro tema:  una especie de hipocresía de procedimientos  consagrada en el Tratado de límites de 1929 y que exige su venia cuando se trate de ceder a Bolivia territorios que le pertenecieron a Perú antes de la guerra.

De todo esto se desprende que el tema marítimo no está resuelto y que el peso de la solución pende sobre la cabeza de nuestros gobernantes hasta nuestros días. No es trivial recordar que después de la guerra, Chile se hacía cargo de 125 mil Km2 de territorio y 480 km de costa pertenecientes a Bolivia con la certidumbre de haberlos  conquistado legítimamente, pero con algún peso de conciencia americanista que estaría expresada en  cierta generosidad latente en el espíritu de los vencedores, pero  que  no se consagró en la realidad, conforme las veleidades políticas de la época. En cualquier caso, con este episodio quedó sellada la primera oferta de salida soberana al mar para el país altiplánico, y no acotada  sólo a conversaciones de tránsito, como pretende  hoy  la actual cancillería.

Se sabe que el resultado de la corte de La Haya respecto a la delimitación marítima con Perú puede  hacer aún más compleja la cuestión para Bolivia, sin embargo eso no obsta a que el tema sea tratado con ponderación y responsabilidad. Por eso resulta  preocupante el desdén con que el gobierno chileno ha tratado el caso boliviano, abandonando todo atisbo de solidaridad y cayendo en el roce estéril que propuso Evo Morales.  Para mayor abundamiento,  luego de la intervención  de éste en la Cumbre empresarial CELAC-UE,  haciendo exigencias fuera de protocolo, el gobierno del Presidente Piñera no encontró nada mejor que lavarse las manos en el caso de los tres soldados bolivianos detenidos en territorio chileno ydejarlos en manos de la justicia ordinaria, teniendo la opción de resolver el  problema por la vía de sus atribuciones exclusivas, s decir, enviarlos de vuelta a su país con una nota de protesta, y punto.  En este caso, no es ocioso preguntarse  ¿Chile habría actuado de la misma manera  si los soldados  hubiesen sido peruanos? ¿Acaso el gobierno no habría tratado el asunto con menos arrebatos  y con mayor prudencia considerando lo sintereses en juego entre Perú y Chile?

Esto dio pie a Morales para acusar revanchismo en el proceder del Presidente, lo que se sumó a réplicas muy poco afortunadas de algunos funcionarios de gobierno, demostrativos  de una cierta precariedad política, como fue el caso del ministro Chadwick que apareció burlándose de las carencias de Bolivia en su Día del Mar. Esto no hizo más que crispar las relaciones y generar una verdadera bola de nieve creciendo sin medida.  Bolivia amenaza con llevar el caso a La Haya y Chile se niega volver a hablar de salida al mar con soberanía. Por boca del canciller Moreno nos enteramos que aquello ya no será  posible debido al cuantioso volumen del comercio entre Perú y Chile, lo que haría inasequible cambiar la frontera con Perú por la de Bolivia en un eventual traspaso de territorio; un dato nuevo que sin duda,  dejará perplejos a los involucrados, con riesgo cierto de endurecer  el actual estado de cosas, y conducirnos a la mayor crisis de credibilidad en la región, y quizá si a definiciones de otra índole, lo que obligaría a los chilenos a cerrar filas en torno a los sagrados intereses de la Nación, pero al mismo tiempo, los haría víctimas de un despropósito histórico, esto es, defender con su vida lo que otros no supieron conducir como estadistas.

En el mismo tenor,  no es concebible que todo gesto de reivindicación marítima por parte de Bolivia, sea considerado siempre un gesto con fines de política interna, desconociendo su sentimiento práctico de alcanzar un espacio de desarrollo, puesto que el océano Pacífico se está convirtiendo hoy en un centro de gravedad estratégico de carácter mundial al que Bolivia cree tener derecho. Porque todo apunta hoy a los intercambios comerciales, culturales y tecnológicos con los países del Asia Pacífico. Y Bolivia como nación, quiere sentarse en la mesa de los afortunados  ¿Podemos entonces ignorar a Bolivia y su pueblo, sea quien sea su gobernante de turno?

 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

02 de abril

Voy a explicarle el problema desde un punto de vista muy cruel.

Si Chile fuera “solidario” con Bolivia, de la forma como ud y otras personas pretenden, seriamos el pais mas idiota del mundo.

Piense: no hay pais en el mundo, en los 5000 y mas años de historia humana, que haya hecho algo como lo que ud y otras personas plantean que se haga con Bolivia por las razones que ud expone, y menos por sentir remordimientos por haber ganado una guerra. Y si no lo han hecho ningun pais, ni reino, ni pueblo en el mundo en 5000 años, no es porque los seres humanos seamos malvados, es porque no se puede hacer.

Todos, incluso Bolivia y mas veces que Chile, todos han invadido algun territorio que no les pertenecia legalmente. LEGALMENTE, no legitimamente. La legitimidad es relativa. Todos los paises, y los antes reinos, y los antes pueblos. Todos han invadido territorio, desde los tiempos de Adan y Eva. Y ninguno se arrepiente, y todos piensan que su guerra fue justa. Imagine ahora que Chile, por una imbecilidad como “cultivar el diálogo, cuidar las formas y proteger la identidad de país respetuoso de la buena convivencia” cediera ante Bolivia y dijera “Si, fuimos malvados, les devuelvo Antofagasta”. ¿Ha pensado que eso significaria que habria que ceder ante Peru? ¿Y que luego Argentina tendria que ceder ante nosotros por lo de la Patagonia? ¿Y luego que? ¿No tendria que ceder Brasil ante Bolivia y luego Bolivia ante Paraguay por lo de la guerra del Caucho? ¿Y despues Peru ante Ecuador, Ecuador ante Colombia, Colombia a Venezuela….?

Ud dira que eso no pasaria. Pues ud se equivoca. Bolivia tiene mucha cola que le pisen en materia de invasiones a vecinos. No ha sido victima, ha sido victimario muchas veces. ¿Cree que los otros paises, que alguna vez fueron afectados por Bolivia, no van a querer cobrarle, como Paraguay o Peru? Lo haran, y seria una reaccion en cadena. Y ojo, que Bolivia tiene tambien otros vecinos que la han despojado de lo que Bolivia cree suyo. ¿Cree que Brasil no esta preocupado por lo que hace Chile con Bolivia? Porque si logra con Chile, Bolivia luego ira a por el. Asi actuan los paises, todos.

Por eso, porque asi de cruel es la vida de los paises, es que nadie, en 5000 años, ha hecho actos de solidaridad con los vencidos. Porque hoy eres el vencido, mañana eres el vencedor, porque hoy te llevas bien, mañana invades… Todos los paises han sido invadidos alguna vez, todos han invadido alguna vez, y todos estan interconectados por invasiones y alianzas.

El factor “Peru” no es un factor menor en este asunto. Creo que ud no entiende realmente la dimension del asunto. Bolivia traiciono a Peru. Asi lo vieron los peruanos en 1881, en 1895, en 1904 y en 1929, y la gran mayoria de la poblacion lo sigue viendo asi en el 2013. Peru fue el pais que cargo con toda la responsabilidad militar del conflicto. Las principales campañas fueron en su territorio, tuvo la carga de la guerra, ¿y que hizo Bolivia? Abandono a su aliado en la batalla de Tacna. ¿Y sabe que es lo mas imperdonable? Que estuvieron a punto de ganar, porque los soldados chilenos se habian quedado sin municiones. Luego de que los bolivianos huyeran, Peru perdio la guerra, Lima fue invadida, estuvo bajo regimen militar chileno… ¿Cree que Peru iba a permitir que Bolivia saliera libre de polvo y paja de una guerra que, le recuerdo, fue Bolivia el causante?

Ud llama al veto peruano en el Tratado de 1929 “una especie de hipocresía de procedimientos”. No. Chile tenia dos paises a los que habia vencido, y un tercero (Argentina) de no fiar. ¿Que tenia que hacer Chile en esas circunstancias? Pensar. ¿Quien convenia mas, Bolivia o Peru? En 1895, tal vez era Bolivia. Pero ud no toma en cuenta ciertas cosas:

– ¿por que no se ratifico el tratado de 1895? Porque ojo, EL CONGRESO DE BOLIVIA NO QUISO APROBAR EL TRATADO DE 1895.

Ud habla de lo que Chile prometio algo en 1895… ¿por que Chile, el de 2013, tendria que cumplir una promesa en un tratado que la misma Bolivia, que el mismisimo Congreso de representantes bolivianos de 1895 rechazo? Bolivia no queria el tratado de 1895. Asi que ¿por que Chile tiene que sentir algun grado minusculo de compromiso? ¿Ud cumpliria una promesa a alguien que no quiere que la cumpla?

– ud solo se fija en el tratado, como lo hace Bolivia cada vez que le conviene. ¿Sabia como se conoce al tratado de 1895? Barros Borgoño-Gutiérrez. Luis Barros Borgoño lo firmo junto con el ministro plenipotenciario boliviano Heriberto Gutiérrez. Bien, pero como Bolivia no lo aprobo, el sucesor de Barros Borgoño, Juan Gonzalo Matta, firmo con su par boliviano Emeterio Cano, un protocolo, por el cual se fijaba un plazo de dos años para la entrega del puerto por parte de Chile a Bolivia, estableciéndose además que quedaría sin efecto la cesión definitiva del litoral de Bolivia a favor de Chile, en caso de no cumplimiento del compromiso. Bien, ¿sabia que eso tambien lo rechazo Bolivia?

Entonces el sucesor de Matta, Adolfo Guerrero, en 1896, firmo un nuevo protocolo que establecía que, si Chile no pudiera traspasar a Bolivia el puerto de Arica, le traspasaría Vítor u otra caleta análoga, que tuviera condiciones para un puerto comercial. ¿Y sabia que Bolivia tambien lo rechazo?

¿Y sabe por que?

Por dos motivos:

1.- Bolivia queria que los Tratados de Paz y de Transferencia de Territorios fueran un todo indivisible; que la cesión del litoral boliviano quedaría sin efecto si Chile no entregaba a Bolivia, dentro del término de dos años un puerto; y que éste debería satisfacer las “necesidades presentes y futuras del comercio e industrias bolivianas”. Chile entonces decidio dejar de negociar, porque así no se negocia. ¿Que habria pasado si aceptara algo asi y luego ups, el puerto xxx no cumplia las necesidades bolivianas? Que Chile incumpliria el tratado, eso lo haria nulo y habria vuelto todo a empezar. ¿Olvida acaso todo el lio que fue el siglo XIX en materia de tratados entre Chile y Bolivia?

2.- Porque Chile, en el protocolo de 1896 introdujo el compromiso que la falta de aprobación de algunos de los Acuerdos, anulaba la totalidad de todos. Emeterio Cano no envió al Congreso para su consideración el Protocolo de 28 de mayo de 1895 relativo a los créditos. Y no se cumplio con el requisito.

¿Por que cree que Chile perdio la paciencia y decidio dejar nulo el tratado de 1895 y mantener la tregua? Porque Bolivia es un pais demasiado complicado para negociar.

No fue, como se cree, mala fe de Chile que no se aprobara el tratado de 1895, fue culpa absoluta y total de Bolivia, fueron los politicos bolivianos. Y eso muchos historiadores bolivianos lo han reconocido.

– ¿Sabia que Bolivia ya estaba otra vez conspirando contra Chile con Argentina? Porque uno de los puntos de conflicto en 1895 era la Puna de Atacama ¿tengo que recordarle el problema que represento para Chile por ese jueguito que tenian Bolivia y Argentina? Bolivia firmo con Argentina, en mayo de 1889, un Tratado mediante el cual, Bolivia cedía sus derechos de la Puna de Atacama a la Argentina, a cambio del reconocimiento argentino, a los derechos soberanos de Bolivia sobre Tarija. Este Tratado se mantuvo en secreto hasta 1893. Ojo, Argentina estaba violando su neutralidad, firmada por tratado, con este acuerdo con Bolivia.

– en 1899 Bolivia invadiria Paraguay y desencadenaria una guerra que afectaria a Peru.

Peru y Chile no actuaron bien uno con otro en la guerra. Ni antes ni despues. Pero mucho del tratado de 1929, que perjudicaria a Bolivia, fue porque así Peru lo quiso, para sus propias reivindicaciones. Y eso fue porque Bolivia no actuo bien con ninguno de los dos paises. Su mediterraneidad es su culpa, por sus acciones. Por eso Chile como Perú rechazaron la propuesta de el Secretario de Estado Frank B. de una solución tripartita del problema, en el laudo de 1925 supervisado por Estados Unidos, que es el preambulo del 29.

En cuanto a los de los soldados bolivianos… ¿Sabe quien fue Willy Gareca? Un coronel boliviano, Comandante de Frontera del Ejército Boliviano, que en octubre de 2010 invadio Salta, en Argentina, con 50 soldados a su mando, en la zona de Aguas Blancas, y robo maquinaria y mercadería en una finca salteña. ¿Cree acaso que Argentina se corto un poquito por “solidaridad” con Bolivia? No. A juicio llevo a Gareca y a los demas bolivianos. ¿Por que? Porque no era la primera vez.

No mire a Chile como el pais malvado que le debe algo a Bolivia. Eso es ser muy inocente en cuanto a las relaciones de los paises. Bolivia no merece solidaridad de Chile, porque es un Estado que tiene que ser capaz de resolver sus problemas sin estar llorando por guerras perdidas hace 130 años. Si no es asi, si por haber perdido la Guerra del Pacifico es Bolivia como es, confirma lo que todo el mundo dice: es un Estado fallido. Y si Chile le tiende la mano, quedaria como un pais imbecil que ayuda a una Bolivia llena de idiotas incapaces de salir adelante. Asi lo verian el resto de paises, asi lo verian nuestros aliados y socios comerciales. Asi lo verian los aliados y socios comerciales de Bolivia.

Bolivia no ha tenido con Chile ningun gesto de solidaridad que se corresponda con el que ud quiere que Chile tenga con Bolivia. Nunca, nunca de los nunca. Chile no puede actuar distinto, no en nombre de algo que no existe en el mundo de realpolitik que es el que vivimos: etica, moral, solidaridad. No puede hacerlo, no debe hacerlo.

02 de abril

Parece que es usted la que no ha entendido. En primer lugar no creo que el sentimiento de la soberbia guerrera deba prevalecer sobre la solidaridad, menos en los tiempos que corren. Pero en fin, sólo debo recordarle que mi reflexión parte de la idea central de que no hay ninguna posibilidad de entregar una salida al mar a Bolivia sin una compensación territorial que satisfaga plenamente a Chile. De modo que el planteamiento no es como usted parece haber entendido: regalarle a Bolivia un pedazo de mar porque somos buenas personas. Lamentablemente usted, en vez de luces para abordar un problema, ha traído una especie de oscuridad sobre lo central, que es aceptar que Bolivia, pertinaz, ha logrado legitimar su aspiración a obtener una salida al mar con soberanía ¿Entiende eso? No significa que Bolivia tenga derechos legítimos sobre el mar. Significa que los porfiados hechos le están dando largas a su aspiración y que puede continuar intentándolo. Eso. En cuanto a aquello de la reacción en cadena de peticionarios de territorio después de cualquier cesión a Bolivia, no puede ser más absurda. Pero no se preocupe, las señales que se cruzan en la complejidad de la actual globalización, aconsejan la aplicación práctica de modelos que a veces son difíciles de comprender. En este caso la cuestión pasa, se lo reitero a usted, por un eventual canje de territorios entre Chile y Bolivia. Nadie le regalará nada a nadie.
Tampoco el artículo suscribe que Chile es un país malvado y que está en deuda con Bolivia. Lo mínimo es ser más rigurosos y leer con detenimiento para entender el sentido de lo que se dice. En cuanto al cariz de sus observaciones, leyéndola no puedo menos que preguntarme ¿Cómo cultivar el diálogo con alguien que sostiene que Bolivia es un país lleno de idiotas incapaces de salir adelante? Son afirmaciones de una histeria racista que impresiona. Ahora, su lata exposición histórica, de la que me apresuro a felicitarla, no alcanza a desacreditar el análisis que usted ha tenido a bien desmenuzar con tanto empeño. La evidencia de que usted no entendió el fondo del articulo lo demuestra su ligereza en mezclar actos delictivos como el que menciona de un coronel boliviano, contra intereses argentinos ¿Qué tiene que ver el gesto de unos asaltantes con la idea de que los ofendidos no se hayan “cortado” por solidaridad con Bolivia? Pasmoso. Sabe usted lo que es la solidaridad en estos tiempos ¿No? Pues se lo digo: No es regalar, es compartir las posibilidades del desarrollo. Asumir desafíos entre los Estados para el crecimiento de sus hijos, sin soberbia y sin que nadie quede debajo de la mesa por su piel o por su subdesarrollo. Solidaridad es abrir puertas que estuvieron cerradas para acrecer las oportunidades. Con espíritu práctico y sin desprecio, con el convencimiento de que todo es posible. Eso le hará bien a nuestra América y a nosotros mismos. Gestos como el suyo nos pueden conducir sin remedio a la perdición y al fracaso. Eso es la solidaridad señora Castro. Su implementación práctica nos hará más libres y mejores. No lo olvide.

Patricio Bustos

23 de julio

Marcela, acabo de leer su comentario en “elquintopoder” sobre las razones históricas por la cuáles Bolivia no tiene soberanía en el Pacífico, y quiero felicitarla por el amplio y acabado conocimiento que ud. tiene de éste importante tema que muchos chilenos ignoran desgraciadamente ;por tal motivo, le sugiero que siga haciendo patria, y siga comentando en los medios sobre el particular.
Una cosa importante sucede en el presente, que impide siquiera considerar la aspiración boliviana: Bolivia quiere que Chile le REGALE esa soberanía, algo simplemente ridículo e imposible de complacer y conociendo históricamente la condición antropológica del pueblo boliviano, díscolo e irreverente de sus compromisos que acuerda y firma, yo, en lo personal, soy partidario de no concederles ni siquiera un enclave sin soberanía, porque luego los tendríamos en nuestra costa, como una ” cabeza de playa” , pugnando y exigiendo un espació soberano, provocándo un problema internacional de verdad insoluble y muy grave.
Nuevamente mis felicitaciones por su excelente comentario

Jaime Salin Bertelsen

07 de abril

Interesantes exposiciones en los comentarios, casi mejores que el artículo mismo. Pero ambos se saltan lo presente y futuro…
Si la salida a Bolivia se da por o cercano a Antofagasta, más o menos en línea con la frontera de Bolivia, ¿qué pasa con Chile? Lo dividimos en dos, recordemos que Bolivia sólo quiere mar con soberanía territorial, aire, mar y tierra soberanas bolivianas. Aplicando las normas de territorialidad marítima, desde la línea de playa son 12 millas marinas de soberanía, y 200 de exclusividad económica, completamente bolivianas. Si Bolivia quiere nos cede el paso para mantener unido a Chile con su extremo norte, si Bolivia “quiere”, por tierra y por aire; por mar perdemos las zonas de pesca y tránsito marítimo. De ahí, que nos queda, perder el extremo norte en algún litigio con Perú, o por la vía violenta. Perdemos por todos lados, soberanía, economía, cultura, etc. Es lo que se llama política-estratégica, no solamente apunta a “salvar” a Bolivia del subdesarrollo, cosa que no necesito Suiza y otros países (http://es.wikipedia.org/wiki/Estado_sin_litoral) para salir adelante, si no, que también se preveen las posibles consecuencias económicas, diplomáticas y sociales en contra de Chile.

07 de abril

Jaime, es impensable que sea por Antofagasta. La frontera de Bolivia con Chile se demarca por el norte de Arica y se extiende hasta Antofagasta a la altura de San Pedro de Atacama. Lo que ha explicitado Bolivia como aspiración es obtener un corredor de no más de 10 kilómetros de costa, que para nosotros debe ser al norte de Arica. Ahora, el resultado del litigio en La Haya invocado por Perú contra Chile puede traer como consecuencia, en caso de que Chile pierda, que se reduzcan los espacios disponibles para las esperanzas bolivianas. Pero eso es un asunto que escapa al tema en discusión. En cuanto a su comparación con Suiza me parece una comparación tan manida como equivocada. Suiza pertenece al conjunto de las naciones europeas que como continente constituye la cuna de la civilización occidental. Desde muy temprano produjo y exportó inteligencia, ideas políticas, sociales y religiosas que fueron capaces de transformar la Historia; en cambio Bolivia pertenece a un área geográfica caracterizada por casi 200 años de subdesarrollo y explotación extranjera, sin réditos culturales ni económicos. No hay por donde perderse. Para complementar el punto de vista de esta entrada lo invito a visitar http://elquintopoder.cl/internacional/explorando-una-salida-soberana-al-mar-para-bolivia/

Patricio Bustos

23 de julio

El autor del comentario ha caído en las redes emocionales tendidas por los bolivianos, sin analizar en profundidad el problema.
La aspiración marítima boliviana es imposible de cumplir por muy diversas razones, siendo las principales las del siguiente carácter : geopolíticas, geoeconómicas, humanas, sociales y antropológicas.
Nadie en Chile aprobaría, por ejemplo, dejar a los pescadores de Arica como vecinos muy cercanos de los pescadores bolivianos, porque las violaciones a la soberanía chilena serían el pan nuestro de cada día, con los consiguientes conflictos con los connacionales, pero lo más importante es saber que Bolivia pretende que Chile le regale esa soberanía; Bolivia no está dispuesta a un canje territorial, y aunque lo estuviese, las razones en contra de avecindar a los bolivianos en el Pacífico son extremadamente fuertes como para acceder a ello, y ningún chileno que hoy habita esa zona está dispuesto a transformarse en boliviano.
Por último, para abreviar mi comentario que podría ser muy extenso,Chile no tiene nada pendiente con Bolivia, y nada le debemos, el tratado de 1904 zanjó toda diferencia y fijó la frontera entre ambos países.
Las guerras son las guerras, y los tratados firmados son inamovibles, en caso contrario, las contiendas no terminaría nunca y los países no cerraría jamás los conflictos, generando una inestabilidad crónica a nivel mundial, algo enteramente absurdo.
Sr.Ríos, le sugiero profundice en el tema.
Atte.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Con la escasa información y poca congruencia que aún se tiene de los programas de los candidato(a) s a la presidencia y de cara a los resultados a obtener a marzo del 2022 así: ¿No sería lo mismo el ca ...
+VER MÁS
#Política

¡Atención electores de Chile!

Esto no se trata de quién gana y quién pierde, se trata de devolver la vida al boxeo, en general como historiador escribo columnas sobre la época dorada del boxeo entre 1930-1960 cuando el boxeo llevaba ...
+VER MÁS
#Deporte

La vuelta del público al boxeo

Entonces les enseñamos a los niños que si quieren ganar un partido deben dar directo al hueso para dejar deshabilitado al contrincante. Ese directo al hueso se refleja en las famosas planchas, (cuando ent ...
+VER MÁS
#Internacional

En el fútbol, como en la vida misma

Los embarazos en niñas y adolescentes menores de 14 años no son producto de una violación aislada, sino por lo general se producen por abuso sexual reiterado. Su enorme incidencia ya no permite continuar ...
+VER MÁS
#Internacional

Ese cuerpo no te pertenece

Popular

Lamentablemente, la Mecánica Cuántica en vez de llegar a la cultura popular por sus logros científicos y tecnológicos, lo hizo con versiones extravagantes, engañosas y en algunos casos hasta ridículas ...
+VER MÁS
#Ciencia

El erróneo uso del término Cuántico por las pseudociencias

Sí a su equipo le faltó coraje, valentía, decisión, arrojo, valor, ánimo, esfuerzo o ímpetu, no se complique, dígalo con algunas de esas palabras, no con los anodinos "faltó huevos" o &quo ...
+VER MÁS
#Sociedad

Eufemismos... ¡Cuánto mal hacen!

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena

Sólo nos quedará ver que pasa en la segunda vuelta, con los mismos actores que conocemos desde la vuelta de la democracia, que aunque las reglas han cambiado y nuevos actores han entrado, siguen siendo lo ...
+VER MÁS
#Política

Segunda Vuelta: La antesala de una crónica anunciada