#Internacional

La muerte no cayó del cielo

18 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

El presidente Barack Obama, en su reciente visita a Hiroshima, afirmó que “la muerte cayó del cielo”, en alusión al bombardeo nuclear sufrido por sus habitantes. Esta afirmación me provocó, en un primer momento, desconcierto, para rápidamente pasar al enojo. ¿Por qué?


Barack Obama no asume los errores de aquellos que le antecedieron y de los cuales hoy es heredero. Obama se desentiende de la responsabilidad moral que, sin duda, le cabe. Un camino correcto y sanador, ante los errores cometidos, es asumir lo andado y buscar un norte nuevo y noble al cual dirigirse.

Tengamos muy claro que el bombardeo a Hiroshima y Nagasaki fue una decisión tomada en Washington y no en el cielo. No me cabe la menor duda que si le hubiesen preguntado a Dios, esas bombas nunca habrían detonado.

Pero, por qué el presidente de Estados Unidos hace esta afirmación. Sólo para no pedir perdón al pueblo japonés y a la humanidad toda; solo para abstraerse ante lo sucedido elevándolo a una dimensión etérea…”cayó del cielo”. No. Lo que hace el presidente es lo que practican todos aquellos que buscan desentenderse de la responsabilidad que tiene sobre sus actos o sobre los actos heredados en la condición de su cargo o responsabilidad.

Por supuesto que el presidente Obama no ordenó el bombardeo nuclear sobre Hiroshima y Nagasaki. Tampoco ordenó la intervención de la CIA en Chile en la década de los sesenta y setenta, pero lo que claramente no hace Barack Obama es asumir los errores de aquellos que le antecedieron y de los cuales hoy es heredero. Obama se desentiende de la responsabilidad moral que, sin duda, le cabe.

Hoy, en Chile, pasa algo similar. Muchos de los que tienen responsabilidades en cargos públicos, institucionales o empresariales -y donde tantas bombas han estallado- miran al cielo. Pero, al igual que en Hiroshima y Nagasaki, la destrucción y el horror no viene de allí, sino del actuar humano y consiente de aquellos que no busca vivir parámetros éticos, validos y permanentes, sino la resolución rápida de los conflictos.

Un camino correcto y sanador, ante los errores cometidos, es asumir lo andado y buscar un norte nuevo y noble al cual dirigirse.

 

TAGS: Barack Obama Memoria Perdón

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Wladimir Luengo

31 de mayo

A veces, muchas veces, debemos responder como responsables institucionales de hechos que otros hicieron. Cuando tenemos la maravillosa oportunidad de pedir perdón no debemos dejarla pasar. Son ocasiones únicas, solo los verdaderos hombres de paz son capaces de construirla en estas decisiones históricas.

31 de mayo

“solo los verdaderos hombres de paz son capaces de construirla en estas decisiones históricas.”, muy cierto Wladimir, solo los verdaderos hombres, agregaría yo, son capaces de trabajar por la paz y pedir perdón cuando la historia, y los hombres en ella, lo exigen.

01 de junio

Estimado Pbro. Doc. Hoy leí su publicación en donde señala de la responsabilidad de CIA en tiempos duros de nuestra historia y de la responsabilidad heredada de los cargos públicos, por lo cual le preguntó ¿la iglesia a quien Ud enviste a diario en su cuello no hace lo mismo con la responsabilidad de aquellos Sacerdotes quienes COMUlGABAN a diario con el General Pinochet, no caben en la misma tela de juicio aquellos PADRES quienes solo velan por intereses capitalistas de los partidos “pro-vida” pero que están dispuestos a sacrificas económicamente a sus fieles con la Salud, Educación, Igualdad (disminuir la brecha)? ¿No cree Ud. Pbro. Doc. Que la iglesia carece de humildad y es incapaz de pedir perdón por sus faltas?

01 de junio

Si, Carlos Aguayo, es cierto lo que dice, le pido si que omita eso de “presbítero doctor” porque esta de más y me “suena” a ironía.
Es verdad que durante la dictadura militar hubo sacerdotes y católicos “muy piadosos” que apoyaron al General Pinochet e hicieron “oídos sordos” y “vista gorda” ante lo que pasaba, pero no es menos cierto -y aquí está lo valioso- que la Iglesia chilena como institución se la jugo por los perseguidos, solo un botón de muestra: la Vicaría de la Solidaridad.
No porque haya habido católicos cómplices de la dictadura, hoy, yo u otro creyente, no podamos opinar sobre situaciones extremas que han golpeado a la humanidad, como lo fue, por ejemplo, el bombardeo nuclear a Japón.
Gracias por tu opinión .

01 de junio

Distinguido presbítero algunos pueden dudar si el mismo Dios protagonista de una Biblia que relata destrucción de ciudades enteras como Sodoma y Gomorra entre otras tantas atrocidades hubiese negado el actuar de quienes en este acto quizá demuestran que fueron hechos “a su imagen y semejanza”. Cada cual tiene sus creencias.

A veces la disculpa agrava la falta. Pedir perdón ante hechos tan consumados por tanto tiempo en ocasiones puede sonar casi como una ironía. Imagine una organización religiosa que permanentemente cubría haciéndose cómplice de gran parte de sus miembros que cometían abusos sexuales a niños hasta el ultimo momento y que pide perdón cuando prácticamente están en los tribunales esperando sentencia. ¿Será tan creible su arrepentimiento en esa instancia?

Por ultimo: ¿Cuantos chilenos quieren pedir perdón por actos de guerra a Bolivia o Perú? ¿Debería nuestra mandataria hacerlo? ¿Cree que hacerlo implicaría algo positivo?

Mas importante que pedir perdón es tomar una conducta que impida que se cometan las faltas.

Saludos

01 de junio

José Luis, he leído con atención su comentario y me alegro que haya querido compartir sus ideas con esta comunidad que dialoga.
La intención de mi columna, fundamentalmente, no es esperar que Obama u otros pidan perdón por las faltas cometidas o “heredadas”, sino un reconocer la responsabilidad de aquello que se hace. Es en este sentido es que me causa molestia “cargar la culpa al cielo”.
Usted, también, se refiere a la Iglesia Católica a propósito del perdón. Le invito a que revise las actuaciones que al respecto han tenido Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco. No conozco otra institución que haya tenido más gestos penitenciales que la Iglesia Católica.
Saludos.

03 de junio

Le agradesco presbítero. Tengo la sensación que la iglesia le da tanta importancia al gesto de pedir perdón por las faltas, que le resta importancia a rectificar la conducta después que se cometieron. El tema de reubicar una y otra vez en escuelas con niños a abusadores de jóvenes durante años en vez de rectificar la conducta es mucho mas grave que pedir o no pedir perdón todo ese tiempo.

Resumo mi postura: Primero Obama muestra que EU hace todo para que algo asi no vuelva a pasar, eso es mucho mas importante que pedir perdón y segundo: Que la primera piedra la tire el que está libre de pecado.

Saludos

Luis Solis

01 de junio

Sin duda que la muerte “cayo del cielo”, pero nació antes en un corazón desquiciado de poder. “Esta triste memoria nos llama sobre todo a orar y a comprometernos por la paz, para difundir en el mundo una ética de fraternidad y un clima de serena convivencia entre los pueblos. De toda la tierra se eleve una única voz: ¡no a la guerra y a la violencia y si al diálogo y a la paz!”
Parafraseando al Papa y entendiendo que la paz es un compromiso que nace en el corazón del hombre y se expresa en una fraternidad concreta con el mismo hombre, un compromiso real, que va mas allá de las palabras y que no nos deja indiferente ante el horror y el dolor. Justamente lo que usted señala “No desentendernos de la responsabilidad de los actos”.

02 de junio

Don Luis, yo agregaría a sus palabras que la paz nace, además, de un compromiso concreto con las justicia.

Claudio Esteban

01 de junio

Pbro. Hernán Enríquez para mi es algo difícil de creer o algo casi imposible que pase que un persona en un cargo público tenga la valentía de Reconocer errores de sus antecesores o de el mismo, en en nuestro país existen muchos ejemplos, desde mi humilde opinión cuando una persona de cargo público llega a reconocer un error no lo hace con verdadera convicción asumiendo conscientemente lo ocurrido sino por bajar los ánimos exacerbado de la ciudadanía y salvarse de la situación. Lamentablemente no es algo propio de las política sino de una sociedad individualista que afecta a la política y religión por igual es cierto que los líderes de la Iglesia lo han tratado de hacer pero falta que los eslabones inferiores sigan el pensamiento de este. Saludos cordiales!

03 de junio

Claudio, pero porque alguien que tiene autoridad no puede reconocer los errores cometidos. La historia nos muestra que este acto noble se ha dado. Pienso que hay que tener más confianza, a pesar de las adversidades que hoy ves.

MARÍA CEA ARIAS

02 de junio

“Lo que hace el presidente es lo que practican todos aquellos que buscan desentenderse de la responsabilidad que tiene sobre sus actos o sobre los actos heredados en la condición de su cargo o responsabilidad”, rescato sus palabras Prof. Hernán y a la vez señalo lo acertado que me parece su comentario. Personalmente debo reconocer que nunca había pensado en la posibilidad de que los actos de generaciones pasadas nos heredaran responsabilidades presentes; no obstante, debo manifestar que lo considero en cierta manera injusto. En otras palabras, no concibo la idea de que se nos culpe por actos que nosotros no hicimos, ya sea porque no estuvimos en el momento en que se llevó acabo o porque no expresamos libre y voluntariamente la intención de hacerlo. Sin embargo, rescato el valor implícito que conlleva el PERDONAR, debido a que como hombres y mujeres, esta acción nos humaniza. Somos siempre opción y posibilidad, como usted ha señalado en clases, por lo cual esta acción nos dignifica y configura como seres humanos propiamente tal.
Si bien el ejemplo del Presidente Barack Obama nos ayuda a reflexionar acerca de la responsabilidad que asumen o descuidan nuestras autoridades, a mi parecer, éste apunta a un hecho mucho más profundo: el mal en sí, no está en el arma nuclear, si no en, como usted señala claramente, el ACTUAR HUMANO. A través de éste, proyectamos cierta imagen al mundo que nos rodea, y en consecuencia, reflejamos la moral de la sociedad en que vivimos.

Lisset Erices

02 de junio

A leer su discurso, más bien lo que intenta es concientizar del daño hecho durante la guerra y sobre todo por el ataque nuclear, llama a recordar lo crudo que fue y de manera casi literal relata y describe lo ocurrido durante ese día, y finalmente hace una clara mención a la responsabilidad humana y lo peligrosa que esta puede ser al tener los medios para destruirse.
“En una mañana clara y sin nubes, la muerte cayó del cielo y el mundo cambió”. Había amanecido la era nuclear, y se había demostrado que “la humanidad tiene los medios para autodestruirse”.
Concuerdo al menos, que a pesar del homenaje rendido a los miles de fallecidos debió como presidente pedir perdón como Estado, sin embargo, es complejo políticamente que lo hiciera por una cuestión histórica, hay que situarse en el contexto de la segunda guerra mundial. El perdón por los hechos ocurridos en guerras acarrea responsabilidad políticas complejas, y los Estados muchas veces se desligan de culpas. Si bien, no comparto la actitud de no pedir perdón por los errores del pasado más aún cuando estos ataques marcaron un antes y un después en cuanto al temor que infundió una amenaza nuclear, destaco la responsabilidad a futuro de ambas naciones a contribuir en un desarme nuclear, pero todos sabemos lo difícil que puede ser esto, por razones políticas o el “miedo” por ejemplo a Corea del Norte (país que tiene armas nucleares), país que tiene una política indiferente hacia el resto.

02 de junio

sin dadas la columna nos refleja una realidad que se hace presente en el hombre de la cultura actual: tratar de enviar la responsabilidad de las acciones que se heredan. Es lamentable lo que vemos en la televisión y otros medios, en cómo los gobiernos en vez de solucionar los conflictos de la sociedad invierten tiempo y recursos en publicar “esto bueno no hizo el gobierno anterior”, “esto que está mal no lo hicimos nosotros”. Es ahí donde el país pierde continuidad en su desarrollo y se vuelve vulnerable, y donde precisamente, como dice el padre Hernan, intervienen poderes externos que esconden la mano después de un tiempo y miran el cielo diciendo aquí no ha pasado nada. Como no dedicar algunas palabras al comentario irónico sobre la iglesia que se hace, me parece que se cae en la misma actitud de Obama (con menos información claro), argumentando que la Iglesia, que si ha pedido perdón en varias oportunidades por hechos de su historia, no puede reaccionar frente a desfachateces políticas. Esos comentarios me parece que carece de valor argumentativo para el tiempo de hoy. Muy bien padre con su reflexión.

02 de junio

Disculpe padre pero recién el papa Francisco pidió perdón a nombre de la iglesia y llamó “Crimenes Graves” a los abusos sexuales cometido por curas. Antes el papa Benedicto pidió perdón por la “omisión” de la iglesia en estos abusos. Y esto ocurre después de décadas de denuncias de hechos comprobados en los que la autoridad de la iglesia simplemente reubicaba a los denunciados en otra zona para que vuelvan a hacerse cargo de niños y repetir esto una y otra vez. Quizá cada vez pedía perdón como usted dice, pero repito: lo importante no es pedir perdón, lo importante es adoptar una conducta para no cometer delitos.

Algun diá estaremos al igual que Barrabás, al lado de la muerte y los creyentes además estarán al lado de la vida eterna. Frente a ese último tribunal, esperando la inevitable sentencia que nos tocará a cada uno, no veo mucho mérito arrepentirse pidiendo perdón en ese momento, ni el haber pedido perdón mil veces antes si no rectificamos la conducta cuando pudimos hacerlo.

Lo importante no es pedir perdón, lo importante es rectificar la conducta.

Saludos

Fernanda Lizama Domminguez

02 de junio

Concuerdo con lo que expresa, usar ese tipo de expresiones en forma de evitar lo que en realidad sucedió es un acto muy poco realista y sin duda una manera muy baja para evitar polémica en torno a lo que de verdad ocurrió en Hiroshima.
Lamentablemente la gente y mayoritariamente los políticos (no expreso mi opinión como todos ellos) evaden una realidad creyendo que así podrán “esconder” o “evadir” algo qie siempre estará latente en la sociedad, puesto que al creer que el ser humano no entiende completamente de estas cosas termina siendo completamente diferente. Es una pena tener que leer o escuchar este tipo de reacciones en este tiempo donde se supone que la vida es algo preciado y que incluso ironizar o reirse de esto es una falta grave porque como personas no podemos pedir o querer o de alguna manera hablar o demostrar que esta bien la muerte de un ser humano, ni hablar si son personas que no eran más que ciudadanos como en Hiroshima.

Patricio Morales Fariña

02 de junio

Lo de Hiroshima no fue un error: En un error no hay dolo, y fueron muertes inútiles, debido a que los japoneses estaban dispuestos a luchar hasta las últimas consecuencias. Lo único que los obligó a capitular fue el avance soviético en China y Manchuria, ya que no querían convertirse en otra República Socialista.

Romina Paredes San Martín

03 de junio

El presidente Obama con esa frase que emitió en su visita a Hiroshima “la muerte cayó del cielo” solo la usó para sensibilizar a las personas, haciéndose participe del dolor que esa nación tiene por aquel episodio tan negro de nuestra historia como humanidad, pero ¿No era mejor pedir disculpa a nombre de todos sus antepasados y por las futuras generaciones y así comenzar a enmendar todo el daño que se provocó hace unas décadas atrás?, puesto que esa deuda de una sola palabra como es “perdón” haría que muchas heridas guardadas en la memoria de millones de personas comiencen a sanar y también ayudaría a que la relación que tienen con la nación de los Estados Unidos comience a tomar un rumbo positivo, aunque el daño causado fue indescriptible y más aún porque esa bombas fueron detonadas a partir de la venganza y de la rabia, debemos como sociedad aprender de esos errores y comenzar a enmendarlos a partir del análisis y de las consecuencias de actos tan impulsivos, violentos y desalmados pueden llegar a provocar y así actuar razonablemente a través del dialogo y de las disputas en juicios y no tomando armas y vidas de personas para obtener una victoria.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Existen pocos consulados chilenos en el mundo no obstante que la población mundial crece con rapidez y también el número creciente de compatriotas que parten al extranjero, especialmente estudiantes. En ...
+VER MÁS
#Política

Elecciones y chilenos del exterior

Me gustaría ser idealista y pensar que tengo un sesgo facho, pero sinceramente creo que la ciudadanía está adiestrada para aplaudir a los idealistas y votar por los más preparados.
+VER MÁS
#Política

Del 19 de noviembre al 17 de diciembre

Cuando se conozca el próximo dictamen de la Contraloría, la Inmobiliaria El Golf SpA podrá solicitar un nuevo permiso de edificación, adscribiéndose ahora a la legalidad vigente y tan pronto el nuevo p ...
+VER MÁS
#Ciudad

El Mostrador y un proyecto inmobiliario trucho

Volvamos a que en las casas suene Queen, The Beatles, AC/DC, Jhony Cash, y ni hablar de los Chilenos, todos los Parra, Víctor Jara, Los Prisioneros, Chinoy, Alex (solo por nombrar algunos) y cuantos más n ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Música mainstream y la rebeldía perdida

Popular

Es bueno cuestionarlo aunque sea en tono sarcástico como lo hago en este texto. Y es urgente hacerlo en días en que el lugar común intenta disfrazar una movida comercial empresarial de algo que necesita ...
+VER MÁS
#Política

Visita del Papa: el nuevo triunfo empresarial

Con la escasa información y poca congruencia que aún se tiene de los programas de los candidato(a) s a la presidencia y de cara a los resultados a obtener a marzo del 2022 así: ¿No sería lo mismo el ca ...
+VER MÁS
#Política

¡Atención electores de Chile!

La fauna que no tenemos en abundancia en la naturaleza, sí la tenemos en la televisión, y a diferencia de la primera, a esta la cuidamos, veneramos... Y seguimos.
+VER MÁS
#Sociedad

Fauna televisiva chilensis

Los embarazos en niñas y adolescentes menores de 14 años no son producto de una violación aislada, sino por lo general se producen por abuso sexual reiterado. Su enorme incidencia ya no permite continuar ...
+VER MÁS
#Internacional

Ese cuerpo no te pertenece