#Internacional

La difícil situación política de Haití

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

En las condiciones actuales de disminución de la cooperación bilateral, producto de los conflictos en otros lugares del planeta y de la situación política en Haití, es difícil que la comunidad internacional pueda cumplir sus compromisos. El plan trienal 2014 – 2016 del gobierno de Haití requiere 6 mil millones de dólares, de los cuales hay financiamiento solo por 1.500 millones.

Antecedentes históricos.

Los informes del Secretario General de Naciones Unidas al Consejo de Seguridad, acerca de la situación de Haití durante la ultima Presidencia de Rene Preval son positivos, tomando en cuenta la superación de la crisis del 2004 y la estabilidad política y el desarrollo institucional logrados. El traspaso del poder del Presidente Preval a otro Presidente electo democráticamente fue un hito importante bien valorado.

El terremoto del 2010 y la reconstrucción.

El mandato de la Minustah a su instalación en el 2004, era de asegurar la estabilidad política, detener la violencia y reforzar el estado de derecho. La elección de Rene Preval en el 2005, su permanencia en el cargo durante todo su mandato y la realización de elecciones presidenciales el año 2010, pese a las circunstancias, fueron hitos importantes en el fortalecimiento institucional y democrático de Haiti.

El terremoto de enero de 2010, tuvo como consecuencia la interrupción del proceso de estabilización política iniciado durante la administración del Presidente Preval, creando un contexto negativo sin precedentes a nivel internacional. Se estima en 300.000 las personas fallecidas, alrededor de 350.000 heridos, 1,5 millones de haitianos sin casa, la destrucción de edificios del Poder Ejecutivo incluido el Palacio de Gobierno, Parlamento, Poder judicial, la casi totalidad de los Ministerios, 105.000 casas destruidas, 1.300 establecimientos educacionales derrumbados o inutilizados, así como 50 hospitales y consultorios. Las perdidas estimadas en el documento oficial del Gobierno Haitiano (PDNA), tanto del sector publico como privado, fueron de 7.8 billones de dólares, y el monto necesario estimado para la reconstrucción fue de 12.191 billones de US para un periodo de tres años, descompuestos en 1.477 millones a septiembre de 2010; 3.086 millones a septiembre 2011; y de 7,627 millones de dólares para el tercer año posterior al terremoto. Desde el punto de vista de la administración del Estado, es necesario tomar en cuenta la desaparición de aproximadamente un tercio de los 60.000 funcionarios públicos y la perdida de los archivos de las instituciones publicas.

Esta catástrofe, sin precedentes a nivel mundial, tomo por sorpresa a la comunidad internacional, generando un movimiento en todo el mundo de solidaridad humanitaria con Haití. El plan de reconstrucción de Haití aprobado por la comunidad internacional en abril de 2010, comenzó a aplicarse en mayo – junio de ese año. En octubre de 2010, el huracán Thomas provoco daños de consideración y comenzó, además, la epidemia de cólera que produjo 1.600 muertos y decenas de miles infectados solo durante ese mes.

Adicionalmente, la incomprensible presión por realizar elecciones en noviembre del mismo año del terremoto, junto con el inicio de la campaña electoral el 15 de octubre, alteró el esfuerzo humanitario y de reconstrucción que era la prioridad absoluta, para posteriormente retomar el camino de desarrollo institucional iniciado durante el mandato del Presidente Preval. En dichas elecciones, se presentaron 19 candidatos presidenciales, 850 candidatos para diputados (100 curules) y 95 candidatos para 11 escaños del senado. La realización de elecciones durante el 2010, fue consecuencia de una evaluación positiva en cuanto a las condiciones para efectuarlas, realizada por expertos internacionales a solicitud del Presidente Preval. Era evidente que el país no podía recuperarse en pocos meses de la tragedia del terremoto por lo que, aparentemente, se impuso una visión tecnócrata en donde la ecuación elecciones = democracia = estabilidad política fue el esquema a aplicar de acuerdo al “formulario”.

Como era de esperar en ese contexto, hubo un resultado de la primera vuelta presidencial entregado por el gobierno de Haití, que fue cuestionado por la comunidad internacional y, después de una revisión de los resultados por organismos internacionales, el candidato Martelly paso a segunda vuelta y, finalmente, gano las elecciones.

El tiempo durante el cual se dilató el esfuerzo de reconstrucción se puede establecer entre octubre de 2010 (inicio de campaña electoral) y mayo 2011, con la asunción del mando del Presidente Martelly; posteriormente, tardo un año en designar al actual Primer Ministro, entre mayo de 2011 y mayo de 2012, incluido el breve periodo del Primer Ministro Gary Conille, con apenas casi cuatro meses de ejercicio del cargo. Es decir, han sido 18 meses de inestabilidad política, fundamentales en un período critico para el esfuerzo humanitario y de reconstrucción.

El período presidencial actual

La administración del Presidente Martelly comenzó marcada por el slogan del cambio, bastante común en todas las campañas políticas, y acompañada por la llegada al poder de personas con poca experiencia en la administración del Estado y de las reglas del juego político del sistema parlamentario. La falta de diálogo político y de búsqueda de acuerdos nacionales para enfrentar los tres grandes desafíos de Haití, lo humanitario, la reconstrucción y el desarrollo, significó crear el clima de inestabilidad política que existe hoy y que neutraliza las buenas acciones que el Primer Ministro trata de lograr, para atraer inversión extranjera y crear empleo.

Hay responsabilidad de las autoridades haitianas, que duda cabe, pero también de la comunidad internacional. Naciones Unidas opera bajo una estructura militar y vertical de un cuerpo de paz, que impone una agenda de trabajo a sus diferentes agencias, limitando su capacidad de actuar. Haití no tiene conflictos armados, no hay guerra civil; hay delincuencia, pero menor que en América Central y otros países; no hay guerrilla como en Colombia, entonces ¿Como justificar la presencia de miles de soldados?

De acuerdo al ultimo informe del Secretario General de Naciones Unidas, al consejo de seguridad al 31 de julio de 2013, habían 6.198 militares, de los cuales hay 863 de Sri Lanka, 363 de Nepal, 252 de Jordania, 169 de Indonesia, cuya capacidad de interactuar con la población Haitiana es nula por razones de idioma. Naciones unidas tiene mucho que aportar a Haití pero en un esquema diferente. Por otro lado, los países donantes y las organizaciones internacionales funcionan con agendas propias, lo que significó que la organización creada para la reconstrucción (CIRH), dirigida por el Presidente Clinton y el ex Primer Ministro Jean Max Bellerive, no recibiera los recursos financieros comprometidos por los donantes en marzo de 2010.

El apoyo prometido por la comunidad internacional para la reconstrucción, en marzo de 2010, fue de alrededor de 9 mil millones de dólares, de los cuales 5 mil millones aproximadamente, estaban prometidos para los tres primeros años. Ese monto no fue respetado, y el apoyo se otorgó bajo la figura de la eliminación de deuda externa y de la cooperación bilateral, siendo solamente alrededor de 300 millones los que fueron aprobados por el mecanismo de la Comisión Internacional para la Reconstrucción (CIRH).

En las condiciones actuales de disminución de la cooperación bilateral, producto de los conflictos en otros lugares del planeta y de la situación política en Haití, es difícil que la comunidad internacional pueda cumplir sus compromisos. El plan trienal 2014 – 2016 del gobierno de Haití requiere 6 mil millones de dólares, de los cuales hay financiamiento solo por 1.500 millones. Adicionalmente, el presupuesto nacional de 3.300 millones de dólares, es financiado en un 50 a 60% por la comunidad internacional. Los proyectos de las ONG y el aporte de la diáspora, de alrededor de 2 a 3 mil millones de dólares, permiten calmar parcialmente las necesidades humanitarias y sociales.

La comunidad internacional debe reflexionar autocríticamente acerca de su labor en Haití y establecer una nueva forma de colaboración en donde los Haitianos puedan asumir efectivamente los destinos de su país.

La crisis política actual.

El Presidente Martelly, ignorando la importancia del diálogo, de los acuerdos políticos y queriendo imponer su voluntad al parlamento, perdió un año del mandato. Presentó dos candidatos a Primer Ministro al parlamento que fueron rechazados y, el tercero, Gary Conille, fue elegido producto de la presión internacional, durando solo tres meses y medio. El cuarto candidato, Laurent Lamothe, después de intensas negociaciones y presiones, asumió en mayo 2012. La publicación e implementación de las reformas constitucionales que incluían el reforzamiento del Poder Judicial con la instalación del Consejo Superior del poder judicial y la creación del Consejo Electoral permanente, paso previo para realizar elecciones senatoriales y de alcaldes, fue una moneda de cambio para su aprobación.

La postergación de las elecciones de un tercio del senado y de los alcaldes, al no constituir el Consejo Electoral Permanente, y posteriormente el no envío de la ley electoral al parlamento, para que una vez aprobada se diera inicio al proceso electoral, significó que un tercio del senado cesara en sus funciones y el ejecutivo pudiese designar a los alcaldes de acuerdo a su voluntad.

La falta de diálogo y de acuerdos políticos llevo a la oposición a endurecer su accionar y a instalar en la opinión publica nacional la percepción de un Presidente autoritario y antidemocrático.

La reacción pública del Presidente Mujica, de Uruguay, anunciando que si no se hacen elecciones o no se inicia el proceso electoral en 90 días, ese país retiraría las tropas de la Minustah, es la expresión del malestar de la comunidad internacional que ya es compartido por otros países y organismos internacionales.

El Presidente Martelly, producto de esta situación, convocó a sesión extraordinaria al parlamento el pasado 22 de noviembre, para aprobar la ley electoral, que tendrá necesariamente que contemplar un acuerdo para prolongar el mandato del segundo tercio del senado, que vence en los primeros días de enero de 2014. En caso contrario, el senado quedará reducido a un tercio y desaparecerá, en la práctica, el poder legislativo.

Esta ley electoral ya fue aprobada en el parlamento, lo que abre una ventana de oportunidad para lograr acuerdos políticos y una agenda política que permita al gobierno concentrar sus esfuerzos en la reconstrucción y el desarrollo económico y enfrentar el 2014 y 2015, que serán años electorales con una fuerte polarización política social, y pueden ser un obstáculo para los esfuerzos del Primer Ministro Lamothe de atraer inversiones y creación de empleo.

La crisis actual es política y su solución va a depender, en gran medida, de la actitud que tome la comunidad internacional para acordar y respetar un calendario electoral y de reforzamiento institucional con el gobierno Haitiano. Las presiones políticas no siempre son eficaces, salvo la que pueda ejercer USA, debido a que el flujo del dinero de la cooperación internacional, las ONG y la diáspora le permite a las autoridades mantenerse a flote. El punto de quiebre se podría dar si el cumplimiento de una agenda política basada en el diálogo, que permita un acuerdo nacional y un calendario electoral, es la condición base para el apoyo financiero. Los próximos meses son decisivos.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

11 de febrero

Excelente artículo

Javi

22 de noviembre

Declaro que este artículo es ……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………… una mierda

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Quizás si la primigenia conjunción de mestizos solariegos españoles y pueblo mapuches, allá en el siglo XVII en el espacio físico y cultural del Biobío Maulino, represente una de las primeras expresio ...
+VER MÁS
#Política

La sociedad comunitaria de derechos comunes. Utopía para el presente

En la actualidad, con las nuevas técnicas de administración, publicidad y manejo de datos, que crecen exponencialmente, en cuatro años se puede hacer tanto daño, (o tanto bien, según sea el propósito) ...
+VER MÁS
#Política

Lo que el Frente Amplio no ve, y otros tampoco

La falta de votantes es un efecto más de la despolitización neoliberal que se impuso durante 17 años y que sin duda transformó a la sociedad chilena. Y ante esa situación hemos escondido la cabeza. Los ...
+VER MÁS
#Política

Aprendiendo de una vez por todas a ser ciudadanos

Pasamos muchas situaciones difíciles como toda urgencia pública. Pero no volví a sentir que alguien se moría frente a mí, sin poder hacer nada porque a otros les importan más las fotos y los titulares.
+VER MÁS
#Política

Diciembre 2013: Hospital inaugurado sin recursos. Gracias por nada

Popular

Los candidatos y sus equipos tienen la responsabilidad de enunciar Programas que permitan pasar a un escalón o piso superior de desarrollo nacional, como lo está haciendo China, Corea, Singapur
+VER MÁS
#Política

¿Votar por personas, consigna, imágenes o Programas de Gobierno?

Una acción clara para hacer realidad esto, es la creación de una Empresa Nacional del Litio, que quizás no va a ser competitiva al comienzo de su ciclo de vida, pero puede volverse competitiva con el tie ...
+VER MÁS
#Energía

Litio, la última oportunidad

Piñera tuvo la falta de ética de designar como director de Gendarmería de Chile a Iván Andrusco, quien fuera miembro de los aparatos represivos de la dictadura en un organismo conocido como la Dicomcar ...
+VER MÁS
#Política

La lista de la desvergüenza de Piñera: Derechos Humanos y Codelco

La eclosión de este nuevo candidato metamorfoseado producto final de su desesperación por llegar al poder, más que ser admirable o asombroso, lo ha transformado en el hazmerreír induciendo en él compo ...
+VER MÁS
#Política

Piñera metamorfoseado por Kafka