#Internacional

La ilegalidad de la intervención en Siria

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Los argumentos que se han dado en el debate de intervención en Siria, así como se dieron en Kosovo y Libia, han llevado a que la comunidad internacional siga el respeto de la soberanía nacional y entregue la decisión de una solución armada al Consejo de Seguridad o la Asamblea General (ICISS y Cumbre Internacional). Por lo que, el no respeto de la ley y la falta de exploración de opciones por parte de un grupo de Estados, puede tener un objetivo que va más allá de la simple “intervención humanitaria”.

Señala el Derecho Internacional Público que los estados deben abstenerse de recurrir a amenaza o al uso de fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de cualquier Estado (Carta de las Naciones Unidas Artículo 2 número 4). Dicha prohibición tiene dos excepciones: a. cuando el Consejo de Seguridad de la ONU permite una intervención armada, basado en la seguridad colectiva (Capítulo VII de la Carta de UN); o b. La Autodefensa (Artículo 51). En el primer caso y por el ejercicio del derecho a veto, no se ha llegado a acuerdo; el segundo no aplica al caso de Siria. Es por ello que resulta importante observar si una intervención humanitaria sería legal en estas circunstancias.

Luego de la catástrofe producida ante la resolución del Consejo de Seguridad en el caso de Ruanda, en que se decidió retirar a las tropas y continuar el monitoreo de dicho país, la comunidad internacional devino en un claro debate acerca de cuál es la línea que se debe traspasar para entender que existen violaciones al derecho internacional que ameritan una intervención humanitaria y en la decisión de cuál es la autoridad competente para aprobar esta intervención. En la práctica, estas preguntas resultaron en la intervención en Kosovo (1999), que promovió un debate que hizo que en 2001 se aprobara el ICISS y en 2005 se produjera la Cumbre Internacional que terminan por aprobar el Derecho a Proteger (R2P por sus siglas en inglés).

Mediante dichos acuerdos, se ratifica la competencia del Consejo de Seguridad, pero se deja la posibilidad de acudir a la Asamblea General cuando el Consejo no logra llegar a acuerdo. Para que exista una intervención humanitaria en el caso de Siria, el profesor Grieves señala que se deben cumplir tres condiciones: que exista evidencia convincente y aprobada por la comunidad internacional de la existencia de una catástrofe humanitaria; que quede claro que no existe otra opción que la intervención militar para salvar vidas inocentes; y que el uso de la fuerza sea proporcional al objetivo de dar una solución al conflicto humanitario.

El debate de estos últimos días en el caso de Siria, se ha basado en la debilidad del segundo argumento, pues existirían opciones que EE.UU. y el Reino Unido no han explorado aún, como la posibilidad de asistir a la Asamblea General para tener una aprobación “legal” de intervención humanitaria; o la opción de referir el caso a la Corte Penal Internacional, como se hiciere para contrarrestar la situación en Libia en 2011 (resoluciones 1970 y 1973).

Otra posibilidad para que la intervención sea legal, es cambiar la legislación internacional. Ello se produce –dentro de otras opciones- cambiando el derecho consuetudinario internacional, que requiere de práctica estatal y de opinio iuris (convicción de que se está actuando jurídicamente). Por lo que, una opción para cambiar la ley internacional, es simplemente vulnerar sus disposiciones, tal como se hizo con la intervención en Irak el 2003 en búsqueda de armas de destrucción masiva.

Los argumentos que se han dado en el debate de intervención en Siria, así como se dieron en Kosovo y Libia, han llevado a que la comunidad internacional siga el respeto de la soberanía nacional y entregue la decisión de una solución armada al Consejo de Seguridad o la Asamblea General (ICISS y Cumbre Internacional). Por lo que, el no respeto de la ley y la falta de exploración de opciones por parte de un grupo de estados, puede tener un objetivo que va más allá de la simple “intervención humanitaria”.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Cristián Silva

01 de septiembre

Muy interesante la columna y muy bien explicada.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Si en el primer gobierno de la Presidenta, tapó de termoeléctricas Chile, en el segundo se alzó con un sello ecológico, ¿Porque es la única con posibilidad de aprender del pasado?
+VER MÁS
#Política

Vergüenza ajena

Cabe destacar que el tema de los derechos humanos y los ex soldados conscriptos, es una deuda pendiente y una responsabilidad que el Estado de Chile ha evadido, con un sector de la sociedad de más 7.000 ex ...
+VER MÁS
#Justicia

Segundo gobierno de Presidenta Bachelet no reparará a ex soldados víctimas de abuso

No hago encuestas por teléfono a personas que quieren cortar pronto la llamada, no relleno cuadernillos con estadísticas ni leo los diarios para copiar lo que otros dicen.
+VER MÁS
#Política

Segunda vuelta: no es lugar para débiles

En el papel se ve esperanzador pero seremos nosotros: el quinto poder (la ciudadanía) quienes debemos velar porque este realice su trabajo y lo realice bien.
+VER MÁS
#Justicia

El defensor del niño

Popular

Lo que antes era una carrera ganada para el expresidente, hoy es la madre de todas batallas y el resultado ahora más que nunca es incierto.
+VER MÁS
#Política

La segunda vuelta, la madre de todas las batallas para la derecha

Los candidatos y sus equipos tienen la responsabilidad de enunciar Programas que permitan pasar a un escalón o piso superior de desarrollo nacional, como lo está haciendo China, Corea, Singapur
+VER MÁS
#Política

¿Votar por personas, consigna, imágenes o Programas de Gobierno?

Una acción clara para hacer realidad esto, es la creación de una Empresa Nacional del Litio, que quizás no va a ser competitiva al comienzo de su ciclo de vida, pero puede volverse competitiva con el tie ...
+VER MÁS
#Energía

Litio, la última oportunidad

Piñera tuvo la falta de ética de designar como director de Gendarmería de Chile a Iván Andrusco, quien fuera miembro de los aparatos represivos de la dictadura en un organismo conocido como la Dicomcar ...
+VER MÁS
#Política

La lista de la desvergüenza de Piñera: Derechos Humanos y Codelco