#Internacional

Henry G. Barnes: el rostro estadounidense del “No”

5 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Fue un hombre rudo, decidido. Muchas veces estuvo al borde de ser declarado persona non-grata. En días en que se recuerda lo que acaeció con el No con motivo de una película, surgen episodios como este, que hacen entender que, tras el triunfo del "No", hubo grandes esfuerzos de muchos y muchas, chilenos y chilenas, pero también de muchos que desde fuera tendieron su mano generosa para que la democracia volviera a Chile.

Mientras, en estos días, en Chile se habla de la campaña del “No” y el plebiscito, en Estados Unidos fallece Harry G. Barnes, quien llegó a Chile en noviembre de 1985 y permaneció como Embajador de Estados Unidos durante tres años, hasta noviembre de 1988. Es decir, un mes después del plebiscito que perdió Augusto Pinochet, el 5 de octubre de 1988.

Harry Barnes había sido antes embajador en Rumania y, durante cuatro años, embajador en la India, un cargo de mucha importancia en el servicio exterior de Estados Unidos.  Cuenta George Schulz en sus memorias que se convenció de que el restablecimiento de la democracia en América Latina era una obligación y hacia allá avanzaba el mundo.  Esa fue la razón por la cual le pidió a Barnes que viniera a Chile y viera de qué manera podía colaborar con los esfuerzos de la oposición para terminar con la dictadura de Pinochet.

Recuerdo perfectamente el llamado telefónico que me hizo Armando Jaramillo, en ese momento Presidente de la Alianza Democrática, para informarme que había llegado el nuevo embajador de Estados Unidos y que deseaba reunirse con la Alianza Democrática.  Jaramillo le preguntó entonces cuándo podríamos ir a verlo, a lo que Barnes le replicó: “no, usted no entiende, yo iré a verlos a ustedes en la oficina donde se reúnen.”  Era inédito que en el Chile de aquellos años hubiera una reunión con Barnes en las modestas oficinas donde nos reuníamos, en ese momento, en las de Armando Jaramillo.  Así comenzó una relación entre la oposición y el representante de los Estados Unidos.  Fueron muchos los acontecimientos en los cuales Barnes demostró claramente que estaba de parte de aquellos quienes exigían respeto por los derechos humanos.

Tras la protesta en la que Rodrigo Rojas y Carmen Gloria Quintana fueron brutalmente quemados, y luego de que Rodrigo falleciera, Barnes decidió acompañar a su madre, que tenía residencia en Estados Unidos, hasta el Cementerio General.  Allí supo el embajador Barnes, junto a su mujer que lo acompañaba,  lo que eran las bombas lacrimógenas y  cómo operaba la dictadura ante el dolor que despertó en la ciudadanía chilena la muerte de Rodrigo y que significó un funeral multitudinario, con una multitud dispersada por la  policía al llegar a la plazoleta del Cementerio General.

Barnes fue, también, el que le ordenó a un funcionario de la embajada visitarme al momento de mi detención, después del atentado a Pinochet.  Llegué al Cuartel de Investigaciones a las 2:30 de la madrugada y a las 9:00 un funcionario fue a visitarme para saber si estaba en buenas condiciones. Estos gestos de Barnes implicaron un cambio en las relaciones de la dictadura con Estados Unidos.  Fue también a él a quien informamos que se preparaban algunos procedimientos para impedir que el país conociera el resultado del plebiscito. Y fue Heraldo Muñoz –nuestro enlace con él – quien le comunicó los robos de buses  Mercedes Benz, similares a los que usaba Carabineros, en caso de que se quisiera hacer algo y aparentar la autoría de Carabineros. En conocimiento de estos hechos, Barnes inmediatamente se puso en contacto con el Departamento de Estado, quien a una hora inusitada en la noche de un día domingo citó al Embajador de Chile para decirle que el gobierno americano miraba con preocupación que no se respetara el resultado del plebiscito.

Fue un hombre rudo, decidido.  Muchas veces estuvo al borde de ser declarado persona non-grata. Sin embargo, cuando por estos días se recuerda lo que acaeció con el “No” con motivo de una película, surgen episodios como este, que hacen entender que tras el triunfo del No hubo grandes esfuerzos de muchos y muchas, chilenos y chilenas, pero también de muchos que desde fuera tendieron su mano generosa para que la democracia volviera a Chile.

Entre los que tendieron esa mano, Harry G.Barnes tiene un espacio importante entre los chilenos de aquellos días.

——–

Foto: Emol

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

20 de agosto

Su relato es una prueba más de que a EEUU ya no le servía la dictadura de Pinochet, necesitaban desplegar a sus anchas el modelo neoliberal, validado por un sistema político como fue la “democracia” concertacionista.

21 de agosto

Marcos, tu comentario es acertado al Imperio ya le incomodaba la dictadura de Pinochet, muchas violaciones a los DD.HH., el asesinato de Letelier y su secretaria estadounidense que fue un acto terrorista en pleno corazón de los EE.UU. y es más el peligro que se levantara una oposición armada liderada por el PC y FPMR tenía intranquilo a los yanquis y tenían que buscar la forma de sacarlo de encima (Pinochet).

21 de agosto

Seguramente en medio de todas aquellas relaciones también acordaron la entrega del cobre a las transnacionales…

¿Podrías contarme, Ricardo, cómo fue ese episodio de vuestra historia, ya que eso jamás fue parte de la historia del pueblo chileno, tal como lo fue la nacionalización del cobre, porque de ella todo el pueblo se enteró?…

Seguramente es algo que no harás, porque has sido parte de la mafia política y económica que gobierna el país desde hace algunas décadas, en esta dictadura de los partidos políticos, cuyos integrantes insisten en llamarle “democracia”…

Democracia, Ricardo, te cuento, tiene dos acepciones para la Real Academia Española y estas son:

1. Doctrina política favorable a la intervención del pueblo en el gobierno.

2. Predominio del pueblo en el gobierno político de un Estado.

Como te podrás dar cuenta, lo que significa el término democracia es algo que tu Gobierno, ni ningún Gobierno en el país ha practicado jamás, porque apenas le dejan a la gente la posibilidad de hacer una raya en un voto y, luego de ello, algunas personas inescrupulosas suelen decir: “el pueblo ha hablado”… ¿Por qué no dicen, más bien, el pueblo apenas ha rayado?…

Menudo tema con el que viniste a poner la cabeza en la guillotina, amigo… No me cabe la menor duda que nunca te aparecerás a responder los comentarios que se te hagan, ya que seguramente tienes mucho que ocultar al respecto, ya que de seguro no quisieras enfrentar a la ciudadanía respondiendo sus preguntas y contando quiénes fueron los involucrados en toda esa historia, para que nadie piense en juzgarlos ante los tribunales de justicia, por el mayor robo efectuado jamás en contra del Estado chileno…

Pero, no te preocupes… Todavía tienes múltiples instancias que puedes utilizar para seguir haciéndote el leso, como si el tema no fuera contigo, ni tampoco con la ex Concertación para la traición del pueblo, ni tampoco con toda la mafia política y económica de la actual dictadura de los partidos…

A veces creo que de cierto modo son comparable las muertes que ocultó por muchos años la dictadura militar, con la verdad respecto a la entrega del cobre a manos extranjeras… En ambos casos es algo que se ocultó y ha ocultado sistemáticamente a toda la ciudadanía, porque si no fuera así, en cadena nacional de información pública, la ex Concertación para la traición del pueblo debió haber anunciado que:

“Como somos unos traguillas de primera y sedientos de poder hasta el punto que no nos importa en absoluto el futuro de todos los hijos de la patria, especialmente el de los más postergados que se beneficiarían en el futuro con ello, regalaremos el cobre a las transnacionales para llegar a ser gobierno y como somos tan asegurados y redondos, el día que el pueblo chileno desee recuperar todas esas riquezas, deberá pagar aun todos los flujos futuros esperados de la explotación de nuestros ex propios recursos sobernos”…

¿No crees Ricardo que al menos por dignidad el pueblo chileno merece las debidas explicaciones del caso?…

11 de noviembre

Gracias por esos datos desconocido en sus detalles, recuerdo a Barnes como el embajador gringo que defendía a quienes queríamos democracia. Quienes vivimos en esa época valoramos la democracia, porque la peor de las democracias es mejor que la mejor de las dictaduras…..y hay varias por ahí …..

Chileno

05 de septiembre

Estoy de acuedo. Harry Barnes fue un gran artífice de la democracia en Chile, este fue un piedra en el bototo de Pinochet que no se atrevio a declararlo persona no grata. Chile tiene pendiente un agradecimiento por restaurar la democracia. No es que no les servia a los Norteamericanos, si no que dieron cuenta que este personaje de Pinochet hacia lo queria. Militares y civiles teniamos miedos de este delicuente que tenia el aparataje del estado para matar, torturar y violar los derechos humanos. Gracia Embajador

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

Debemos replantear la participación del Estado, replantear el modelo de Licitaciones y prestaciones de servicios públicos por parte de las empresas privadas. Que no se confundan los Liberales, no estoy ne ...
+VER MÁS
#Política

La funcion Pública no es concesionable ni licitable

+VER MÁS
#Salud

AUGE: To be or not to be

Quizás para los senadores la golpiza a un perro no es equivalente a tener encerrado a un león en una jaula de 2x2 y atentar contra su naturaleza. O será que el tema no fue lo suficientemente mediático p ...
+VER MÁS
#Política

Animales de primera y segunda categoría

Popular

El desafío no es sólo “dejar contentos” a los actuales usuarios de la institucionalidad,  sino estar a la altura de las necesidades de un país, haciendo convivir las necesidades artísticas, cientí ...
+VER MÁS
#Política

Ministerio de las culturas, las artes y el patrimonio: nuevas oportunidades

La broma de Piñera daña, estigmatiza y, lo que es peor aún, podría afectar la vida de un niño, niña o adolescente que está en espera de una familia que lo acoja. ¿Quién podría sonreír al drama qu ...
+VER MÁS
#Política

Los chistes de Piñera

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

Porque no hay que olvidar que nuestro enemigo es el capitalismo y no sólo hay que cambiar la forma en que producimos y distribuimos los alimentos, sino que también todos los productos que consumimos a dia ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un año de vegetarianismo, un año de aprendizaje